eduardoferron.com
Botas
El viernes de la semana pasada, Botas regresó a casa de mamá muy malherida. Daba la impresión de que fuera atropellada. No les he hablado de Botas, porque no vive conmigo, pero es una amiga felina que vive con mi madre. Es una buena gata, aunque un poco arisca. Desde el sábado muy tempra