cafenasa.com
CÓMO PREPARAR EL MEJOR CAFÉ CON TU CAFETERA ITALIANA
Te contamos cinco pequeños trucos para que consigas un café pleno de sabor y matices. La cafetera italiana también denomina ´╗┐Moka o “de rosca” es un clásico en muchos hogares y posiblemente el método más habitual de preparar café. El ruido tan característico en el momento que el café entra en ebullición esta grabado en nuestra memoria desde bien pequeños, y nos indica que el café está ya casi preparado, extendiéndose su aroma por toda la casa. ¿De que manera podemos obtener un café superior? 1. Introduce el agua pre-calentada en el depósito inferior Llena de agua la parte inferior de la cafetera, por debajo de la válvula de seguridad. Es recomendable que utilices agua calentada previamente, para evitar que el café molido aumente significativamente su temperatura antes de entrar en contacto con el agua. 2. Coloca el café en el filtro sin presionar. Es importante llenar el depósito completamente pero sin prensar el café, la presión que ejercerá el vapor, es suficiente para obtener un café intenso, con cuerpo y rico en matices. Cuando hayas acabado de llenar el filtro de café raséalo, con la ayuda de un cuchillo por ejemplo, para que quede más uniforme. El punto de molido del café es clave para obtener un buen resultado, lo ideal para este tipo de cafetera, es un grosor de molienda medio (tipo sal fina). 3. Pon la cafetera a fuego medio-alto y con la tapa levantada Enrosca la parte superior de la cafetera y ponla a fuego medio-alto, pero no a potencia máxima. Si tienes una vitrocerámica, ponlo al 7 u al 8 (de 9). Es importante hacerlo con la tapa levantada, para que el café suba lentamente, de esta manera el tiempo en contacto con el agua será mayor y potenciaremos su aroma y sabor. 4. Cuando comience a subir el café baja la potencia del fuego. Una vez que comienza a subir el café, baja el nivel del fuego y cierra la tapa de la cafetera, de manera que el café continúe saliendo poco a poco. En el momento que comience a salir el vapor apaga el fuego y espera a que termine de subir toda la bebida. 5. Remueve el café y sírvelo en tazas calientes. Antes de servir el café, remuévelo con una cucharilla para que el café obtenido en cada taza sea uniforme. También es recomendable que calientes las tazas antes de servirlo, para que resulte más agradable al tomarlo.
cafenasa.com