aprendeconcarmen.es
Liarse la manta a la cabeza
Nos liamos la manta a la cabeza y nos fuimos a Taiwán. En la vida algunas veces hay que tomar decisiones y emprender nuevos proyectos sin mirar atrás o sin pensar demasiado las posibles consecuencias que pueda traer nuestra decisión, porque si no, nunca haríamos nada nuevo. Para esas ocasiones