arantxarufo.com
9 pruebas de que los escritores criminales también tienen su corazoncito
Los escritores criminales podemos ser muy sangrientos, pero el corazoncito se nos ve con las mascotas. ¿Quién podría resistirse?