laestrella.com.pa
Un hombre. Un apellido. Un culto.
Ya consolidado el golpe militar, el general Omar Torrijos se había convertido en el centro de todos los sucesos que ocurrían en Panamá