laestrella.com.pa
Ha muerto un gran panameño
Quedé muy impresionado por la honestidad, rectitud y espiritualidad de que era dueño el Dr. Raúl Orillac. Era muy corto de tamaño, pero muy grande de corazón y bondad.