laestrella.com.pa
El nuevo Barça de Valverde va tomando cuerpo a partir de la victoria
El prácticamente intocable 4-3-3 se ha convertido en un 4-4-2 asimétrico, sin extremo izquierdo y con Messi en el extremo más ofensivo del rombo