yo moderno

I fight for freedom being a woman who can not be free. I am Mexican but I’m not stupid as many of them. To me nothing or especially men boss me around, nothing that I stay at home darning socks or washing dirty underwears. They say that Fashion involves you to shave, put makeup on, use modern dresses. Well, I leave my eyebrows and my mustache, I wash my face, I use my blouses! In a society frowned upon women who smoke, drink, or say bad words and especially those who sleep with anybody they wish too. Well, I drink and smoke, say shit and I sleep with who I want! Only those with the devil can be fucking Communists they say. I am, Ball of bastards! I am free to paint as I wish too and not as others tell me, starting with my chubby. I am free to get drunk with tequila when my ovaries feel like it. I am free to have sex with women and men. I am free to choose between eating mole or strudel. I am free to accept death at a young age.I am free to give me in the fucking mother.
-Frida Kahlo

Lucho por la libertad siendo una mujer que no puede ser libre. Soy mexicana pero no soy pendeja como muchas de ellas. A mi nada que me manden los hombres, nada de que me quede en mi casa remendando calcetines o lavando calzones cagados. Que la moda dice que te rasures, que te pongas maquillaje, que uses vestidos modernos. Pues yo me dejo mi cejas y mi bigote, me lavo la cara, uso mis huipiles! En sociedad es mal visto que las mujeres fumen, que tomen, que digan groseras y menos que se anden acostando con quien se les antoja. Pues yo tomo y fumo, digo chingaderas y me acuesto con quien quiero! Que solo las que tienen el diablo metido pueden ser comunistas. Yo lo soy, bola de cabrones! Soy libre para pintar como quiero y no como me dicen los demas, empezando por mi gordo. Soy libre para emborracharme con tequila cuando se me hinchan los ovarios. Soy libre para acostarme con mujeres y con hombres. Soy libre para escoger entre comer mole o strudel. Soy libre para aceptar morir siendo joven. Soy libre para darme en la madre a mi misma.
-Frida Kahlo

A mí nada que me manden los hombres, nada de que me quede en mi casa remendando calcetines o lavando calzones cagados. Que la moda dice que te rasures, que te pongas maquillaje, que uses vestidos modernos. ¡Pues yo me dejo mi cejas y mi bigote, me lavo la cara, uso mis huipiles! En sociedad es mal visto que las mujeres fumen, que tomen, que digan groserías y menos que se anden acostando con quien se les antoja. ¡Pues yo tomo y fumo, digo chingaderas y me acuesto con quien quiero! Que sólo las que tienen el diablo metido pueden ser comunistas. ¡Yo lo soy, bola de cabrones!  Soy libre para pintar como quiero y no como me dicen los demás, empezando por mi gordo. Soy libre para emborracharme con tequila cuando se me hinchan los ovarios. Soy libre para acostarme con mujeres y con hombres. Soy libre para escoger entre comer mole o strudel. Soy libre para aceptar morir siendo joven. Soy libre para darme en la madre a mí misma.
—  Frida Kahlo
Lucho por la libertad siendo una mujer que no puede ser libre. 
Soy mexicana pero no soy pendeja como muchas de ellas. A mí nada que me manden los hombres, nada de que me quede en mi casa remendando calcetines o lavando calzones cagados. Que la moda dice que te rasures, que te pongas maquillaje, que uses vestidos modernos. ¡Pues yo me dejo mi cejas y mi bigote, me lavo la cara, uso mis huipiles! En sociedad es mal visto que las mujeres fumen, que tomen, que digan groserías y menos que se anden acostando con quien se les antoja. ¡Pues yo tomo y fumo, digo chingaderas y me acuesto con quien quiero! Que sólo las que tienen el diablo metido pueden ser comunistas. ¡Yo lo soy, bola de cabrones!  Soy libre para pintar como quiero y no como me dicen los demás, empezando por mi gordo. Soy libre para emborracharme con tequila cuando se me hinchan los ovarios. Soy libre para acostarme con mujeres y con hombres. Soy libre para escoger entre comer mole o strudel. Soy libre para aceptar morir siendo joven. Soy libre para darme en la madre a mí misma.
—  Frida Kahlo
Nadie es el problema, el problema he sido yo; nací en tiempos modernos y no en los tiempos de mi alma, cuando se moría por el amor. Cuando se moría por el sol y era un amor eterno.
—  Edith Neri. 
DRABBLE WIGETTA: ESE ES MI HOMBRE

― Venga Willy, continuemos con potencia la mañana, vamos a comprar mi maquinilla de afeitar ― le dije a mi querido compañero de piso una vez que habíamos terminado de grabar.

― Ufff no sé, no me apetece salir…

― Tú decides, o vamos a comprar o nos vemos todas las películas de Indiana Jones.

― P-pero que yo soy muy moderno para esas películas… está bien, vamos a comprar.

Nos arreglamos y salimos de casa. Nos dirigimos a uno de los centros comerciales que quedaban algo lejanos de nuestro piso, pero era el único en el que había más variedad de productos. Recorrimos la mayoría de las secciones antes de encontrar la de productos de aseo, incluso pasamos por la de joyería.

― Mira ese anillo ― le dije señalando uno que me pareció verdaderamente bonito, tenía cristales moradas rodeándolo.

― ¿Y para quién se supone que es? ― me replicó intentando abrir los ojos más que de costumbre.

― Pues para ti ― le dije. No me volvió a dirigir la mirada en un buen rato. Es más, no volvió a hablarme hasta que estaba escogiendo que maquinilla comprar.

― Oye Vegetta, ¿te acuerdas de que dijiste que cuando vinieses a Los Ángeles querías probar cosas nuevas y ser un aventurero de la vida? P-pues… ¿por qué no intentamos algo tú y yo?

― Ven aquí Willy ― le dije mientras tiraba de él para acercarlo a mí y abrazarle. ― No te imaginas cuanto tiempo llevaba esperando a que esto pasara.

― Ese es mi hombre.

………………………………………………………………………….

Me ha quedado muy cortito pero bueno, el video de hoy era genial y tenía tantas frases que *-*

Espero que os guste y buenas noches ♥♥♥

Fragmento de "Ideales" (Trabajo en progreso).

Introvertido, sarcástico y poético.

A Elías lo conocí por casualidad, accidente o fortuna, lo que prefieran. No creo que haya sido algo predestinado pero estoy segura de que fue algo afortunado. No era la persona que hubiera esperado conocer, definitivamente no era la persona que buscaba pero sí era la persona que necesitaba conocer. He visto que conocemos a un mundo y unos cuantos más en nuestras actividades cotidianas, la mayoría pasan desapercibidos y otras son intolerables por eso nos quedamos con un pequeño porcentaje en nuestras mentes y uno todavía menor en nuestras vidas. Lo conocí en una galería de arte, un lugar escondido perdido en la ciudad, que exhibe a artistas de poca monta con aires de consagrados revolucionarios incomprendidos, los héroes trágicos del arte moderno, idea que sólo existe en sus cabezas llenas de tragedias románticas artísticas. De vez en cuando podías encontrar algo verdaderamente valioso pero en general ser exhibido ahí era como ser exhibido en un deshuesadero. La galería estaba de moda, con aquello de los hipsters las modas eran de una calidad más dudosa que antes, sobretodo cuando se trataba de arte, los defensores de lo “no popular” habían hecho que la galería y sus tristes artistas figuraran como el lugar que se debía visitar si se quería hablar con conocimiento sobre el arte moderno. Yo fui por curiosidad, lo mencionaron en una de esas guías de cosas interesantes que hacer durante el fin de semana y un domingo, en el que no tenía nada mejor que hacer, decidí visitar la galería en vez de pasar otro día viendo series y películas hasta que Netflix me pregunte si sigo viva.

Me encontraba perdida frente a una pintura sin sentido, porque aunque la obra sea dedicada al caos una buena obra siempre tiene una idea clara detrás algo que le faltaba a la mayoría de las obras presentadas allí, me preguntaba qué me había llevado a elegir ese lugar cuando llegó el artista con un grupo de alternativos que empezaron a elogiar la estética y el ___ de la obra, cosas que yo no veía y comentarios que se sentían planeados para aparentar sabiduría y profundidad. Eso es lo malo de aquellos artistas, piensan que hacer cualquier cosa debe ser considerado arte por el simple hecho de que ellos se hacen llamar artistas y no porque su obra les otorgue el calificativo. Eran la apatía y la gula personificadas en forma de arte, artistas y séquito seudo-intelectual. Todos querían ser Banksy sin aportar nada al mundo.

Frente a esa pintura lo conocí. Era de los pocos, si no es que el único, con el valor de decir en voz alta, frente al artista, que era basura sin sentido. Lo curioso de él es que pareció tan sorprendido como todos de lo que dijo. Reconocí un instante de horror y vergüenza en su rostro, seguido por resignación y culminando en un intento de osadía para aparentar que lo había dicho de forma descarada y no como el accidente que en verdad fue. Antes de escucharlo pensaba que estaba mal por no encontrar la majestuosidad en lo exhibido, para mí todo estaba feo y no comprendía nada de lo que decían sobre sus obras. Su comentario combinado con su reacción me permitió relajarme unos instantes en ese ambiente tan pretensioso y falso. No aguanté mi risa tan bien como hubiera querido y el sonido que salió fue una lamentable mezcla entre reír, toser y ahogarse. Sentí que me sonrojé tanto como él cuando todas las miradas ofendidas se centraron en mí. Me vio y me sonrió con un gesto un poco infantil por lo sonrojado que estaba. Mientras el artista ofendido despotricaba y nos insultaba se acercó a mí, se presentó de forma nerviosa y me invitó a salir del lugar para buscar algo menos hostil. Después admitiría lo que sospechaba, que había sido un accidente y que normalmente no hacía cosas así, hasta estaba sorprendido por haberme hablado pero dos personas sonrojadas por una misma situación comparten un tipo de conexión, eso fue lo que me dijo y me gustó.

 Christian D. Guerrero García.