yo

Necesito acurrucarme en ti
Todo el rato
Toda la noche
Todo el día
Y la tarde
En todas las estaciones
Y climas del año
Arriendo en tus brazos
Necesito acurrucarme en ti
En silencio
Y con tu palpitar
Y con tu respiración
Fundirme
Necesito acurrucarme en ti
Hoy
Mañana
Y siempre
Ven

28 de agosto de 2015

Llueve y pienso en vos. Me dá bronca pensar que soy un cliché, que les pasa a todos. La lluvia finita, molesta, que se te cuela por todos lados, esa es la que me hace pensar en vos. Porque te metiste por todos mis huecos y no te puedo sacar. No sé si quiero tampoco.
También el frío me hace pensar en vos. Porque no se me ocurre otra persona para calentarme los pies congelados los domingos de invierno. Porque no quiero a nadie más.
Llueve y pienso en vos porque te conocí mirando una ventana, como la que estoy mirando yo mientras escribo esto. Ese día estabas perdida mirando las gotitas que caían del cielo y después yo me perdí en vos.
Llueve y te extraño. Te extraño y llueve. Te necesito todos los días porque me hacés falta, porque con vos soy feliz.
Llueve y es como Pavlov, te quiero abrazar, quiero morirme en tus brazos.
Llueve y salgo a caminar porque una vez me dijeron que el agua todo lo borra y ando kilómetros y kilómetros y nada te limpia de mi sistema, pero lo cierto es que no me quiero olvidar de vos. Nada me parece más trágico.

Me da miedo irme.

Me da miedo el viaje.
Me da miedo lo que pase mientras no esté.
Me da miedo no saber qué hacer.
Me da miedo extrañar.
Me da miedo que no me extrañes.
Me da miedo quedarme allá lejos,

Y también me da miedo volver.