ya lo ven

Más tarde te hablaré de cómo se supera a alguien que se lleva los sueños sin provocar ojeras y de lo difícil que es mirar al cielo cuando sientes que nada te retiene estando en la tierra. Más tarde, cuando se me acabe la poesía y en lugar de narrar sólo me quede revelar, me encontrarás con la boca entreabierta, con un libro en la mano y una foto clavada en mi pecho. Olvidar no me es imposible pero tampoco una alternativa. No si se trata de ti, que eres más herida que caricias y yo más cicatriz que persona. No es difícil imaginar un futuro contigo. Cuando la esperanza se acaba lo que queda es la obstinación. Y aunque lo primero es más teoría que práctica, lo segundo implica casi siempre una puesta en escena. La teoría se aprende por el camino. Y para entonces ya habré logrado que me quieras un poquito. No le digas a nadie que sigo esperándote cerca de la Plaza. Si algún día te cansas de huir, si algún día los rincones del planeta te sobran y no te queden lugares ya en los que refugiarte, ven a verme. Iremos a caminar, a comer, a ver alguna película o simplemente pasaremos horas platicando de todas las cosas que tenemos pendientes. Ese es el tiempo que prometí que te daría. El futuro que quiero a tu lado cuando me atreva a despertar a mi valor antes que a mis promesas. Después de tanta ausencia, si te miro, quizá las palabras logren llenar tanto vacío.
—  Heber Snc Nur
El viaje es de cumple ???

Tengo una teoría y es que willy dijo que tenia un viaje y que por eso adelantaba los vídeos
Ya ven que para la otra semana es el cumple samu
A alomejor es que se van los 2 para celebrar
Seria tan jdksnhdksidkqdbjxgdnis
Aparte también porque samuel como que ha adelantado algunos vídeos
No se que piensan ???

¿Por qué?

¿Por qué les tiene que importar tanto que Wigetta tengan pareja (exclusivamente mujeres)?

¿Por qué hacen de algo tan insignificante, que ni siquiera es de su incumbencia, algo de gran magnitud?

¿Por qué tanto drama con personas que ni conocen?

¿Por qué tienen que sacar prueba tras prueba de que x persona es pareja de Willy/Samuel o que entre ellos lo sean? ¿Por qué se obsesionan tanto por saber quién tiene la razón? ¿Qué ganan con eso?  ¿Qué tratan de demostrar?  ¿Que son mejores personas por creer o no creer en un ship? 

¿Por qué no pueden respetarse mutuamente?

¿Por qué no superan ya esta etapa tan enfermiza, ridícula y patética?

¿Por qué tienen que ser así?  ¿Por qué tienen que arruinar al fandom de esta manera?

¿Por qué no pueden dejar que las personas que queremos shippear Wigetta sanamente lo hagamos felizmente?

¿Por qué no en vez de obsesionarse con un estúpido ship o con las relaciones que ellos tengan, los apoyan en sus proyectos y videos en youtube? O si ya no los ven/no quieren seguir apoyándolos  ¿por qué no siguen con sus vidas y apoyan a otrxs que sean de sus gustos y dejan atrás su etapa en este fandom?

¿Por qué no pueden llevar la fiesta en paz de una maldita vez?

O sea, que alguien me explique, porque yo la verdad no lo entiendo. No le encuentro justificación alguna del porqué crean tanto drama por algo que ni siquiera debería importar. No lo entiendo….

Sus actitudes no son de aplaudir, en absoluto. Y así como están, creánme que dan demasiada pena. Ya ni siquiera siento empatía alguna por este fandom. De verdad que ustedes lo están arruinando todo.

     @myxcriminal   /  @heroicsoul


     ¿Qué si estaba feliz de estar ahí, haber sido comprado por una familia de vampiros tan prestigiosa como los Lawrence? No. Vendido como no más que un miserable pollo. Pero en su posición, lo cierto es que no tenía muchas opciones. Hasta donde su entendimiento llegaba, había sido comprado por el mayor de los herederos de la familia; un pelirrojo bastante alto y de cuerpo atlético, que pese a tener expresiones sutiles poseía un aura aterradora. Éste le explicó brevemente que no serviría a él sino a uno de sus hermanos menores; Elliot.
     Fue así que le llevó hasta la mansión, y brevemente se le dijo también en donde estaba cada habitación y las reglas más básicas. En el salón principal esperaba ahora a la llegada del ser al que serviría. Escuchó los pasos tras la enorme puerta del lugar, y tomó un largo suspiro armándose de determinación para no tratar de huir en la primera oportunidad que se le presentara. Dos fueron los que atravesaron esa puerta, y colocándose la mano sobre el pecho, se inclinó suavemente para presentarse. —Amo Elliot. Mi nombre es Alexander. Estaré sirviéndole de hoy en más…

Año 2017 y las personas siguen sin saber que todas las palabras que pongas textualmente en un Post, se convierten en “etiquetas invisibles” y van directamente al buscador de Tumblr. No es que se pongan testamentos/opiniones y se “Etiquete” la palabra Wigetta para llamar la atención, es que se va al buscador AUTOMÁTICAMENTE así no la coloques abajo, porque ASÍ funciona Tumblr.

Así que bienvenidos al maravilloso mundo de esta red de blogs.

En donde NO se necesitan etiquetas para que otras personas que NO te siguen, puedan leer tus publicaciones :’D

Me harta que se la pasen diciendo:

“DEJEN DE LLAMAR LA ATENCIÓN, NADIE QUIERE LEER SUS OPINIONES”.

A ver, sí hay gente que jamás colocó la maldita etiqueta e igual se fue a los post recientes porque simplemente puso el nombre del Ship.

Pues si ustedes no las quieren leer, adelante, es su vida y su tiempo (Es entendible que no quieran ver más polémica). Pero no esperen que los demás publiquen sólo lo que ustedes quieran, o no generalicen para decir que “NADIE” quiere leer eso.

Porque hay personas a las que sí que nos interesan leer esas cosas y encontrar algo de madurez aquí. 

Piensen antes de escribir por favor.

Originally posted by datgifarchive

youtube

Gracias a Fully!!!

youtube

mocasines saltarines con la piel de dos mastines

Fotografías ~Wigetta

Tag del escritor [Semana I]

-¿Willy? -Sólo escuchaba su respiración entrecortada, había llorado.- ¿Estas bien? -no hablaba, sólo se escuchaba su llanto.- Por favor para… Espera a que llegue a casa.

~Días antes.

~Willy POV.

Miraba mi celular distraído, es que soy un aguafiestas macho, que no puedo soltar el celular 5 minutos por revisarlo, me cago en…

-Vamos Wilfred, deja eso y gira la botella.

-¿Qué estamos jugando? -pregunte confuso, estábamos en el suelo, en una especie de círculo, con una botella en el centro. Pringao, ¿Que estaremos jugando.

-Verdad o reto tío, andas distraído eh compañero. -Hablo Vegetta, que se encontraba aún lado de mi sentado. A su lado Luzu, después Alexby y por último Frank, que habían venido a los ángeles a pasar unos días.

Tome la botella y con un movimiento de muñeca, la hice girar, daba muchas y muchas vueltas, hasta que finalmente se detuvo, frente a Luzu.

-¿Verdad o reto?

-verd… -No pude terminar cuando escuche un bufido de Alex.

-¿Otra vez verdad? Coño que ya nos conocemos lo suficiente como para hablar de verdades, haz un reto Willy.

-Vale, reto.

Luzu sonrió y miro a Alex, quien sonreía feliz. Vaya tontos son.

-Vaya, aquí habrá salseito. -sonrió Luzu y miro a Vegetta. No, eso no. -Bésalo.

-¿QUÉ? -Hablamos los dos al mismo tiempo.

-Si, bésalo. Pero aquí no, afuera. -abrí los ojos-más de lo que ya podía- y mire a Alex quién se descojonaba junto a Frank, que par de idiotas.

-Anda Willy, un reto es un reto.

Vegetta me saco de mis pensamientos y camino detrás de Luzu, admito que todos habíamos tomado algunas cervezas, y como a mi, después de salir a infinidad de fiestas con Rubius y Mangel, ya me había entrenado, por así decirlo, a no embriagarme tan rápido, pero no podía decir lo mismo de mis compañeros.

Salimos de la casa, las obscuras calles de los ángeles, un frío aire choco con mis mejillas, me cago en todo.

-¿Ven aquella farola? -ambos asentimos.- Vayan y debajo de ella y lo hacen.

-¡¿Estas…?!- otra vez interrumpido, pero esta vez, por el leve jalón de Vegetta. Tomó mi muñeca y me llevo hasta la dichosa farola. No pude evitar una mueca en mi rostro.

Nos colocamos bajo ella, frente a frente, note como salía una pequeña nube de baho de su boca. Note como mis mejillas ardían.

-Sólo será un beso Willy, sólo eso ¿Okay?

-Ni estoy seguro de eso-susurre bajo.

Sentí como su mano acariciaba mi mejilla y después la pasaba por mi cuello, acercándome lento a su rostro. Iba a pasar, lo iba a besar.

“El amor puede doler, el amor puede doler a veces, pero es la única cosa que conozco”

Sentí sus labios sobre los míos, hacían una presión, luego un leve movimiento. Cerré los ojos y correspondí a su beso, apoyando mis manos en sus brazos, sentía que me iba a derretir en medio del beso, debía sentirme seguro en algo para no caerme.

Deje de sentir esa presión en los labios cuando se separo y sonrió. Sentí su cálido aliento chocar con mi nariz.

-¿Lo vez? No fue difícil.

-Muy bien chicos.- se escucho la voz de Luzu- La foto ha quedado chula.

-¿Qué? -abrí los ojos- No… No puedes… No era parte del reto.

-Pero ya lo hice, además se ven monos. Mira -me acerque a la cámara y la mire.

Salíamos de perfil, se notaban nuestras bocas unidas, nuestra piel iluminada por la luz de del farola.

-Me gusta, ha quedado cuqui. Un buen recuerdo. -sonrió Vegetta posando su mano en mi hombro. -Vayamos a casa, es noche.

Caminábamos en silencio por la calle, tenía mis manos escondidas en los bolsillos del pantalón, tenía frío, cada vez que suspiraba, salía ese humito como si estuviera fumando.

-Vaya fiesta se han montado tío, todo loco. -susurro bajo, mirándome.

-Si, un-un poco.

-¿Te ha gustado?

-¿El que?

-El beso.

-No.- susurre, obvio mentía, no le iba a decir que me había hecho sentir bien.

-oh….

-¿Te ha gustado a ti?

-Pues… Si. Me gustaría volver a hacerlo.

Vaya no me esperaba esa respuesta.

Sentí como me tomaba del brazo y en un movimiento me tenía contra la pared y su cuerpo, mirándome.

Se acerco a mi de nuevo y me volvió a besar, sabía a alcohol, más que en la primera vez. Joder que esta borracho. Lo separe de mi rápido, no podemos continuar con esto.

-¿Qué pasa? -protesto molesto.

-Estas borracho, no sabes lo que haces.

-Claro que lo se, te estoy besando.

-Es que eres tonto, anda, vamos a casa.

-Vamos pues. -suspiro y seguimos caminado.

-¿Sabes? Le pediré a Luzu que me imprima la foto, la quiero guardar. Esta muy bonita.

Negué y segundos caminado hasta llegar a casa.

-Willy- le mire sin detenerme- Tengo una mala sensación, me siento.. Sólo. ¿Puedes abrazarme?

Suspire y me negué.

-Ya casi llegamos a casa, espera un poco.

Asintió y caminamos lo que nos faltaba. Llegamos a casa, abrí la puerta y con mi ayuda entramos. Me cago en.. Esta muy borracho.

Lo tome del brazo y lo lleve a su habitación, lo senté en la cama y le saqué la camisa y los pantalones, se que siempre duerme en ropa interior, así que no creo que le moleste.

Lo ayude a acostarse y me acosté a su lado, pese a sus múltiples insistencias, quede frente a el, acostado de lado, mirándole.

-Willy..- susurro con en un chillido.

-¿Qué?

-Necesito un consejo.

-¿Sobre qué?

-¿Cómo conquisto a una persona?

-¿Enserio macho? ¿Pero que dices?

-Responde.

-Sólo se tu mismo.

-Pero soy terrible, tengo el alma herida, lo sabes.

-El amor puede sanar.

-Tal vez. -suspiro cerrando sus ojos unos minutos.

-¿A quién quieres enamorar?

-¿Prometes no burlarte de mi? -asenti- A Willy. Me gusta mucho.

¿Realmente lo dijo? ¿Realmente esta pasando esto.

-Pues dile, tal vez el sienta lo mismo.

-Lo haré. -susurro y se quedo dormido.

Le mire dormir, se veía tan relajado. Siempre estaba molesto cuando no podía editar un video, cuando le salían las cosas mal, me gustaba más cuando se relajaba y estaba feliz, bromista. Típico de el.

Cerré los ojos, vencido por el cansancio y me quede dormido a su lado.

~Vegetta POV.

Desperté, trate de abrí los ojos pero no pude, la luz que entraba por la ventana ardía sobre mis ojos. Trate de levantarme pero sentí algo inusual en mi cintura, medio abrí un ojo y le vi, su brazo rodeandome. Me gire despacio y ahí estaba mi compañero de piso, dormido a mi lado. No era raro verle dormir en mi cama, ya había pasado muchas veces, cuando veíamos una película y el sueño nos vencía o cuando el tonto veía o jugaba algo de terror y pedí dormir conmigo, es que es tonto, esas cosas no dan miedo.
Pero ayer no paso ninguna de las dos, ¿Que hace aquí?

-¿Willy? -le agite leve del hombro, ganándome un quejido de su parte. -Anda pequeño, es hora de levantarse.

-¿Qué.. Que hora es? -susurro pesaroso. Tome mi móvil y mire.

-07:03 de la mañana.

-Me cago en todo Vegetta, déjame dormir.

-Esta bien, sólo una hora más-me senté en la cama y lo mire acurrucarse abrazando la almohada, aún con la ropa de ayer, pantalones y ese suéter de lana que le regalo Lana. Esto es medio raro pero bueno.

-Willy, deberías quitarte ese suéter, hace ya algo de calor. -me acerque a el, tocando su brazo para sacarle la manga y se levanto con los ojos abiertos, juraría que pego tremendo brinco cual conejo. ¿A este que le pasa?

-Este.. Yo… Ya mejor me voy a mi habitación… Iré a grabar. -dicho esto se fue saliendo de mi habitación, dejándome con una cara de fliparlo todo.

Me levanté por completo y arregle la cama, para luego ir a ponerme ropa para salir a correr.

[…]

Había regresado ya de correr, abrí la puerta exhausto. A Willy le encontré en la barra desayunado un plato de cereales, otra vez con esa abrigadora ropa. Y yo muriéndome de calor.

-¿No tienes calor? Por dios Willy, esta súper caliente el clima y tu con eso.

-Déjame, t-tengo frío.

Me acerque a el al notarlo nervioso, note como su frente estaba llena de gotitas de sudor. Esto es súper raro en el.

-Quítate eso Willy.

-No- hice un intento por tratar de quitárselo, pero se quitó saltando de la silla. -D-déjame, por favor.

-No hasta que no te quites eso.

Pronto las palabras de Luzu se hicieron presentes.

“¿No lo notas raro? Desde hace días usa ropa así, no quiere salir de su habitación en todo el día, y como tu dijiste, lo escuchas aveces sollozar”

-No me lo quitaré, tengo frío, déjame. -se libró de mi y se fue a su habitación.

Yo me fui a la mía a comenzar a grabar.

[…]

-¿Recuerdan algo de ayer? -hablo Luzu mientras editaba un video, en la llamada estábamos el, Frank, Willy y yo.

-No, nada- río Frank.

-Yo sólo el juego de la botella, y ya. -reí recordando un poco- Ah, y el beso. ¿Te gusto Willy?

-Ye te dije que no pringao. Ayer me preguntaste lo mismo.

-¿A si?

-Si, y dijiste muchas cosas.

-¿Qué dije? -reí.

-¿No lo recuerdas?

-No, por eso pregunto.

-Pues… Ya sabes… -suspiro- Tonterías típicas tuyas. Ya me voy chicos, adiós.- y se desconecto de la llamada.

-¿Qué le pasa? -pregunto Frank.

-No se, pero Luzu tiene razón, esta muy raro. -suspire y termine de editar el video, salí de mi habitación y fui a la suya en silencio, se escuchaban, de nuevo, sollozos, toque la puerta y los sollozos pararon, después de unos minutos el me abrió la puerta.

Tenía los ojos rojos y la cabeza un poco baja.

-¿Podemos hablar? -asintió y me dejo pasar a su habitación, fui directo a su cama y me senté, nervioso por lo que iba a decir, mirando sus cuadros que aún no se decide a colgarlos.

-¿Qué paso? -alce la mirada y el se sentó a mi lado.

-Es sobre ayer.. Yo… Chaval es difícil.

-Sólo dilo.

-Recuerdo lo que te dije ayer, recuerdo que te bese de nuevo, y luego te dije que me gustabas… -apreté los puños de lo rápido que estaba hablando. El permaneció en silencio y luego me miro.

-Ah… -fue todo lo que dijo.

-Willy… Me gustas…

No dije nada más y me acerque a el, acariciando su mejilla, me iba acercando cada vez más a el, hasta que sentí sus labios con los míos, comenzando a besarlo lento. No tardo en respóndeme el beso. Me pegue más a su cuerpo, acariciando su mejilla, su cuello, bajando por su hombro y por su brazo.
Hizo un mueca y se separo de mi cuando sintió mi tacto en esa parte. Aquí anda algo mal.

-Willy…

-Yo…

-Quítate la camiseta.- Señale la camiseta de manga larga que tenía puesta, que si no era el suéter era la camiseta.

-No.

Hice el ademan de quitársela, sosteniéndolo del brazo con algo de fuerza, mientras el se movía para que no se la quitara, pero finalmente lo hice.

Oh Dios mío Willy.

Su brazo estaba lleno de pequeñas líneas, unas rojas y otras rosas, como rasguños de gato, pero.. No tenemos gato.

-¡Guillermo! ¡¿Que hiciste?!

Note como de unas salía aún algo de sangre, como si las hubiera hecho hace unos minutos.

-Yo.. Yo… Creí que no te gustaba… Creí, que… Lo que habías dicho, era mentira… No lo.. Lo recodabas… -no puso más y rompió en llanto cubriendose la cara con las manos. Me acerque y abrace, pegándolo a mi cuerpo, con lágrimas en los ojos. ¿por qué Willy? ¿por qué hiciste esto?

~Willy POV

-Listo.

Soltó con cuidado mi brazo y lo mire, tenía una venda en el, desde la muñeca hasta mitad de brazo. Suspire.

-Lo siento.

-Deja ya de decirlo, sólo, no lo vuelvas a hacer, ¿Lo prometes?

Hice una mueca y desvíe la mirada hacia otro lado de la cocina, luego cerré los ojos. El negó con la cabeza y tomó mi cara entre sus manos.

-Mírame.- apreté un poco los ojos, para luego abrirlos, ahí estaba su hermosa mirada café que siempre me tenía loco. -Me muero si algo te llega a pasar, no me lo perdonaría.

-No fue tu culpa- solté muy bajo.

-No, pero me haces sentir como si lo fuera. -susurro y se acerco a mi, rozando sus labios con los míos.- Te quiero.

-¿Lo dices enserio o por que me has visto el brazo?

-Joer Willy, que eres perfecto para arruinar momentos, te quiero por que si, ya esta, no necesito explicarte.

Me reí un poco por su repentina acción y lo abrace fuerte.

-Yo también te quiero, prometo no volver a hacerlo.

~Unos meses después.

Tercera persona POV (? Wat ._.)

“¿Nos tomamos una foto? Jamás nos hemos tomado una, imagina el salseo que se armara cuando la vean”

Willy reía al mirar esa fotografía y como había sido la reacción de todos al ver esa foto. Luego miro la otra fotografía en su mano. El y su novio, besandose en aquella farola.

Novio, compañero, amigo, ya no sabía lo que eran.

Unos días eran cariñosos y amorosos, otros fríos como el hielo. Willy no quería pensar desconfiadamente de Samuel, pero sus celos le ganaban.

¿Dónde estaba? ¿Con quién estaba? ¿Por qué no regresaba? Vamos Samuel, coge el teléfono.

Willy sentía que las lágrimas regresaban a sus ojos cuando recordó por error esa charla que tenía en su habitación a saber dios con quien. No, no era que fuera un chismoso, sólo que las paredes eran lo suficientemente delgadas para escuchar.

“Ahí estaré puntual-silencio, la otra persona hablaba- Claro que si, ahí te veo… No, Willy no debe saberlo”

¿qué no debía saber? ¿Con quién se vería?

Ya no aguantaba más, miraba su celular, las fotos y lo más importante, su brazo, el cual apenas y se notaban las marcas de la última vez que lo había hecho. Sus ojos estaban rojos y sus mejillas mojadas. Estaba desesperado.
Si Samuel no le quería ¿Que hacía en este mundo?

Miro aún lado de las fotos las demás cosas que tenía en el piso, las navajas para afeitar. Tomó una y la miro. Hace mucho no usaba una, literal, Samuel le ayudaba a afeitarle la barba, tenía miedo de que su pequeño se hiciera algo. ¿Dónde estaba Samuel ahora?

Willy suspiro y tomó la Navaja con fuerza poniéndola en su muñeca, un corte horizontal como siempre, decidido, movió la navaja pero no de corto. Si quería acabar con esto, la mejor forma era en forma vertical, a través de todo el brazo, cortando varias venas.

Volvió a colocar la navaja y antes de hacer el corte, una canción proveniente de su móvil, sonó.

Samuel, quién había salido temprano, se encontraba ahora caminado de regreso a casa, llevaba varias cosas en las manos, bolsas en su mayoría. Caminaba feliz pensando en lo que tenía planeado hacer. Había hablado con Alex, le había preguntado sobre los gustos de Willy, y el al ser su mejor amigo, le ayudo con facilidad.

-Llega temprano Vegetta que en ese lugar necesitas ser puntual.

-Ahí estaré puntual.

-Y de ahí nos vemos para ir por el regalo, ¿Willy lo sabe?

- Claro que si, ahí te veo… No, Willy no debe saberlo-susurro más bajito- Es una sorpresa que le voy a pedir matrimonio.

Y así era, en una de esas bolsas, además de tener la cena que había comprado en un restaurante, llevaba una cajita donde estaba un pequeño anillo con pequeñas Esmeraldas.

“Es que es tonto, es tonto. ¿Para qué quieres esmeraldas en minecraft?

-Para negociar con aldeanos chaval, ¿para que más?-respondí divertido.

-Pues yo que se, para un anillo, eso.. Quedaría muy lindo.

-¿Te gustaría que te regalarán un anillo con esmeraldas?

-Puede ser compañero””

Samuel sonrió al imaginarse la reacción de su novio al ver ese anillo. Se imaginaba sus mejillas más rojas de lo normal, sus ojos abiertos y esa hermosa sonrisa. Ya quería verle.

Sonrió y al parar en una esquina a esperar que la luz cambiara para poder cruzar, sintió que su móvil vibro. Lo saco y noto que tenía 13 llamadas perdidas de Guillermo. ¿Le pasara algo? No dudo en marcar rápido su número. Comenzó a sonar, pero no lo cogió y sonó el buzón de voz.

El teléfono dejo de sonar, Guillermo, con más lágrimas en los ojos, decidido, tomó una gran bocanada de aire y deslizo la navaja por su blanca piel, sonrió como ese líquido caliente se deslizaba por su brazo, siguió haciendo el corte desde mitad del brazo hasta la muñeca, miro su mano y sonrió, si, estaba sonriendo, después de muchos meses sentía de nuevo la sangre salir e irse junto con sus problemas.

El móvil volvió a sonar. Photograph era la canción que tenía cuando le llamaba su novio. Miro el móvil aún lado de el, la foto de su novio sonriendo acostado en la cama con el dorso desnudo se miraba en la pantalla, recordó cuando tomó esa foto.

"Te amo Guillermo, nunca lo dudes”

Fueron las palabras que le dedicó su novio después de tomarse la foto.

Miro la foto e instantáneamente su brazo, la sangre no paraba de salir, ya se sentía mareos.

Con los dedos temblorosos y llenos de sangre contesto la llamada, poniendo el altavoz.

No dijo nada, solo quería que la voz de su novio se escuchará, sin darse cuenta estaba llorando, más asustado por su gran corte que por otra cosa.

-¿Willy? -Sólo escuchaba su respiración entrecortada, Samuel sabía que estaba llorando- ¿Estas bien? -no hablaba, sólo se escuchaba su llanto.- Por favor para… Espera a que llegue a casa.

Samuel término la llamada y corrió lo que quedaba hasta su departamento, sentía que todo el cuerpo le temblaba y una presión en el pecho le impedía respirar con tranquilidad, saco las llaves y con manos temblorosas abrió la puerta, entro rápido y dejo todo en el sofá, la casa estaba en silencio. Se estaba asustando, ¿donde estaba su pequeño?

Corrió a su habitación y no estaba, entro en esta y fue al baño, la escena que encontró simplemente lo dejo pálido.

Sangre en el piso, fotos de ellos dos regadas por el mismo, y en una esquina bajo la gran regadera, su novio sentado abrazando sus piernas, lleno de sangre.

-¡Guillermo! -Samuel corrió hacia el y lo movió un poco, Guille abrió los ojos y lo miro.

-Sa.. Samuel..- dijo débil, había perdido ya mucha sangre.

-Shhh.. No hables..- dijo mientras sacaba su celular y llamaba a una ambulancia. -Todo estará bien.

-No… No me siento.. B-bien… Qui-quiero dormir… -noto como sus párpados se hacían pesados y le costaba mantenerlos abiertos.

-Resiste pequeño, ya vienen. -cuando contestaron a su llamada, pidió la ambulancia y regreso a donde estaba su novio. -Willy resiste, no.. No te duermas… -lo abrazo fuerte sintiendo como sus ojos ardían por las ganas de querer llorar. -¿Por qué Willy? -susurro besando su cien repetidas veces.

-Miraba… Nu-nuestras.. Fo-tos..- susurro bajito, débil.

-Déjame ver tu brazo. -Guillermo estiro con una mueca de dolor su brazo haciendo que Samuel se llevara una mano a la boca asombrado. -No… No no no… -lo volvió a envolver en sus brazos fuertemente, sintiendo que las lágrimas salían por sus ojos.

-¿Don-de.. Es..tuviste?

-Fui a comprar cosas -susurro tratando de que su voz no sonara tan débil. -Hoy cumplimos 6 meses de novios ¿Sabes? -río bajito- Te compre tu comida favorita, y un peluche de tortuga que flipas chaval de lo bonico que esta. -no pudo evitar soltar un sollozo en medio de sus palabras- Te compre..- llevo sus manos a su pantalón y saco aquella cajita verde. La abrió y Guillermo sonrió, sus siempre rojas mejillas estaban pálidas, blancas como la nieve, resiste.

-¿Un… Anillo?

-Si, yo… Te iba a pedir… Matrimonio…- Ya no podía hablar, el sentimiento de tristeza se apoderaba de el- Quiero que te cases conmigo, tengamos unos hijos hermosos… Envejezcamos juntos.. Willy, Guillermo, resiste…

-Yo.. Ta-también me quiero ca-casar contigo… -sonrió y tomó el anillo colocándoselo en su dedo con poca fuerza, para después mirar a Samuel…- Bésame… Por.. Por favor.

Samuel se acerco rápido y le dio un beso tierno pero a la vez desesperado, no, este no podía ser un adiós, no, no podía morir.

Sintió como los labios de su novio dejaban de moverse, al igual que todo su cuerpo, Samuel se separo rápido, mirándolo con los ojos cerrados y esa expresión sin vida en su rostro.

-Willy- susurro bajito, en tono suplicante esperando que su novio respondiera.- Vamos Willy, abre tus ojitos..- no obtuvo respuesta del contrario. -Cariño, abre tus ojos.. -sollozo, mirando como su compañero seguía inmóvil.

La puerta se abrió, unos paramédicos entraron retirando a Samuel de aún lado de Guillermo mientras este era cargado por los paramédicos llevándolo a la ambulancia. Samuel estaba en shock. No. Simplemente esto no estaba pasando.

Samuel miro el piso con lágrimas en los ojos, tomando las fotos que estaban en el suelo.

Fotos de ellos, la primera que se había tomado y la más reciente, el beso en la farola.

¿Por qué Guillermo? ¿Por qué fuiste tan inseguro? ¿Por qué hiciste esto?

Samuel guardo las fotos y se fue directo al hospital, quería saber que pasaba con su novio.

Paredes blancas y ese enfermo olor a hospital llego de golpe a las fosas nasales de Samuel al entrar en ese lugar.

Camino por los pasillos hasta encontrar al doctor que atendía a su novio.

-¿Cómo esta Guillermo? -dijo Samuel con poca ilusión en su tono de voz.

-¿Guillermo Díaz? -Samuel asintió -Perdió mucha sangre y a causa de eso sufrió un desmayo, ya le estamos haciendo transfusiones de sangre, estará bien en unas horas. -El doctor le dedicó una cálida sonrisa a Samuel al ver como su rostro pasaba de miedo total a un alivio al oír esas palabras, estaba vivo.

Entro en la habitación y lo vio, dormido en aquella cama con el catéter en el brazo conectado a la vena y una bolsa de sangre. Sus ojitos chinos cerrados, si cabello castaño alborotado y esas mejillas gordas ahora un poco más coloridas que antes.

Estaba por despertar, eso le había dicho la enfermera. Así que ahí estaría el, junto a la cama, en una silla esperando el momento.

Guillermo sintió un ardor en los ojos cuando intentó abrirlos, estaba mareado, mucho. Le dolía la cabeza y los ojos. Parpadeo varias veces hasta que pudo enfocar la vista en lo que estaba, mejor dicho, en quién estaba a su lado mirándole. Samuel.

-Hola.- susurro Guillermo en un tono ¿triste? ¿Culpable?

-Hola futuro esposo-Samuel río al ver como sus mejillas tomaban un poquito de color al sonrojarse. Aún llevaba ese anillo en su dedo.

-Lo siento- sintio como su voz se quebraba al hablarle.

-No digas nada, no lo hagas, no me importa lo que hiciste, estas aquí, vivo, conmigo. -Samuel acaricio su mejilla y continuo- Te amo, jamás lo olvides. Nunca te dejare, no te voy a engañar ni cambiar por nadie, me gusta tal y como eres, entiéndelo. ¿Acaso quieres que me tatué tu nombre en la frente para demostrarte mi amor?

-Mejor en el culo- Samuel soltó una gran carcajada al escuchar semejante tontería.

-Es que es tonto.

-Pero soy tu tonto.

-por siempre y para siempre.

Dijo mientras jugaba con el anillo con sus dedos, y besaba la mejilla de su novio.

—————————- Y con este escrito raro damos iniciado este tag, esta medio extraño el tag, pero bueno, que lo voy a hacer! Ya saben, dejen sus notitas y sus RB y nos vemos z4
Poco a Poco

Poco a poco mis labios olvidan el sabor de tus labios, y mis manos ya no necesitan tocarte.

poco a poco mis ojos ya ven sin los tuyos, y mi mejor pasatiempo ya no es pensarte.

Poco a poco soy mas mio y menos tuyo, y mi mayor temor ya no es olvidarte.

Poco a poco la vida me devuelve todo lo que te entregue, pero en los brazos de otra amante.

Poco a poco entenderás que todo esto que escribo es mentira, sin necesidad de mirarme.

Pues sabes bien que nunca incumplo una promesa, y prometí no dejar de amarte.

Autor: Yo Poescribo

Ustedes no comprenden que tienen la vida hecha y la mía está deshecha. No puedo seguirles el paso, no puedo fingir que es un juego como lo creíamos hace unos años. Agarrar un avión y escapar un fin de semana no arregla nada; podría, pero no debería; debería, pero no estoy preparado para lidiar con las repercusiones de hacerlo. Anoche soñé con ella, ese es el grado de mi inestabilidad emocional. Soñé que me enseñaba lo que ha hecho sin mí, la vida que ha llevado y las personas que han estado. Soñé que me quería herir con las personas. Ya no figura en mi vida ni en mis pesadillas. No la soñé a ella, mi subconsciente la está usando para decirme algo, ¿qué?
¿Ya lo ven? Estamos en lugares diferentes. No teman, ya los alcanzaré.
—  Retazos de vacío, Ave Literaria.
Fotografía #2 - Fotografías

“No hablo solo por mí, cuando digo que parecían destinados, esa química tan pura que surgió entre ellos, era sorprendente. Desde la llegada de Guillermo las cosas cambiaron, Samuel no era el mismo, y eso parecía que él no lo notaba. Para nosotros fue siendo obvio de a poco, al inicio pensamos en que era la ruptura, luego se convirtió en algo habitual, hasta que lo cambio a fondo. Tal vez, Guillermo era eso que Samuel necesitaba, un amigo de esa importancia era algo que él no había experimentado, y quiero creer que es la cura a sus heridas.

 

Dentro de las cosas que me agradaban de Guillermo, estaba su alegría, era un chico a quien podías hacer reír por cualquier cosa, eso lo contagió a todos, en mi opinión, él llegó en el momento indicado. Sin él, quizá luego de la ruptura de Samuel y Rubén nos habríamos distanciado más tiempo, por qué parecía complicado, pero ayudo.

 

A pesar de que algunos de los chicos ya ven su futuro como pareja, yo creo que su amistad perdurará incluso más, sentimientos de amor pueden nacer de parte de uno o ambos, sin embargo, sé que estarán durante mucho tiempo uno al lado del otro. Las circunstancias bajo las que se conocieron y se involucraron, dicen mucho de ellos, la forma en que se consuelan con solo la mirada, es algo que solo consigues cuando el vínculo con esa persona es fuerte.

 

¿Por qué elegí esta fotografía?

 

Ese fin de semana fue importante, fue un caos eso sí, pero esos días trajeron muchas cosas a la luz, cosas que me permiten creer firmemente en las palabras ya dichas.

 

-Luzu.