y el otro

Las personas que crecimos viendo morir el amor en nuestros hogares somos muy extrañas, por una lado no creemos en el amor, y por otro, cuando amamos, amamos para siempre por que sabemos el daño que causa amar de mentiritas…
Para tí,el o la que está sufriendo por una persona que ha cambiado.
Déjame decirte algo; ¡ya no te tortures más!
Esa persona ya no es tu persona.
Ha cambiado, así como cambian todas las cosas. Así como pasa con las manzanas,un día están radiantes en el árbol,y al otro día pueden estar tiradas en el suelo, podridas por fuera y por dentro.
Eso es lo que pasó con esa persona en la que estás pensando, quizás fue el tiempo, quizás fueron las circunstancias o quizás fueron personas de allí afuera, personas malas que han dañado a tu ser adorado.
Pero, ¿es justo que tu estés triste por esa persona y que ella esté riendo con más gente? ¿es justo que tu entregues todo tu corazón y amor y que ella lo rechace con tanta frialdad e indiferencia? Cariño,te está haciendo daño,y tu misma/o también te estás destruyendo por completo.
¿Acaso no has visto a esa gente a tu alrededor? Esa que daría todo por verte feliz, esa que te quiere verdaderamente y te lo ha demostrado,pero tu no lo has podido ver porque estás centrada en esa maldita persona que tanto mal le hace a tu alma.
Cuando una persona cambia, créeme que JAMÁS volverá a ser la misma, así que ya deja de insistir y busca otro rumbo,otra gente,otro amor,otra amiga.
Si no te quieren y no ponen nada para que una relación funcione, aléjate, y si no te buscan verás que tengo razón. Trata de ser feliz, siempre hay alguien que ama verte sonreír.

vivimos esperando que reaccione primero el otro y así es como nos quedamos con mil cosas por decir, por hacer, por sentir, por disfrutar…

Sólo existe un pecado, sólo uno. Y es el robo. Cualquier otro pecado es una variante del robo…Cuando matas a un hombre, le robas la vida, robas el marido a una esposa y el padre a unos hijos. Cuando mientes, le robas al otro el derecho a la verdad. Cuando engañas, robas el derecho a la equidad. ¿Comprendes?
—  Khaled Hosseini, Cometas en el cielo
Sé que no eres perfecta, pero sé que eres perfecta para mí. Sé que no soy perfecto, pero sé que soy perfecto para ti. Y eso amor mío es la verdadera perfección, porque aún siendo ambos imperfectos, somos completamente perfectos el uno para el otro.
—  jorgema || Perfección

anonymous asked:

Estoy aprendiendo a dibujar y quiero empezar por lo básico (que supongo que sería como dibujar cuerpos, no?) y recordé que tú subías algunas imagenes de doodles sin terminar, hay algún tag en especial así los puedo ver? (O si subiste alguna vez algún "tutorial" explicando como dibujar cuerpos tmb) Gracias <3

Uy bueno, tampoco te fíes mucho de mis cuerpos porque yo dibujo sin referencias, pero aquí tienes unos cuantos bocetos xD


Cada persona falla en cosas diferentes pero donde veo que más coinciden (he ayudado a bastantes amigos a dibujar ^^U) es a la hora de pequeños detalles como dónde colocar el ombligo o las clavículas, o dónde empieza la parte que se dobla del brazo y las articulaciones en general:

Lo mejor será siempre que mires fotos de modelos, dibujes gente en movimiento y “estudies” bien la anatomía humana (dónde van los músculos y huesos), luego resulta más fácil hacer cuerpos con sentido(?) ^^ 

Por otra parte, hacer una buena anatomía no precisamente quiere decir que tengas que dibujar un estilo realista, puedes adaptarlo al tuyo! :D

Y pensé en ese cuerpo tierno y violento. Me perseguirá hasta el final, pensé. Cuando abra la puerta voy a querer encontrar algún mensaje
de ella, y cuando me desplome para dormir en algún suelo o cama voy a escuchar y a contar los pasos en la escalera, uno por uno, o el crujido del ascensor, piso por piso, no por miedo a los milicos sino por las ganas locas de que ella esté viva y vuelva. La confundiré con otras. Le buscaré el nombre y la voz y la cara. Le sentiré el olor en la calle. Me voy a emborrachar y no me servirá de nada, pensé, y supe, como no sea con saliva o lágrimas de esa mujer.
—  Eduardo Galeano, La muchacha del tajo en el mentón