wtbs*

10

A Niner by Stinner

This is John’s new mountain bike. It was made in Santa Barbara by Aaron Stinner.  I was luckily enough to see Stinner speak locally on his passion for bikes and am lucky to have friends like John with impeccable taste. Loaded with Deore XT, WTB wheelset and all the little things by Thompson, King, Time and Salsa, all I can say is, “I can’t believe it’s not butter.”

File it under 650b, 29" and getting rad.

youtube

Justin Bieber ARRESTED for DUI and Drag Racing! 

Here is what happened and my thoughts on what he needs to do now.

Please Re-Blog! 

Thanks guys!

JESUS TAKE THE WHEEL!! 

Una sudadera inflable para echarse la siesta en cualquier parte

Hacer un viaje transoceánico en avión y sentado en turista es un infierno. Y más todavía si es un vuelo nocturno: los asientos son tan estrechos y se reclinan tan poco que es casi imposible dormir. Y los que consiguen echar una cabezadita se despiertan con tremendas molestias, por haber colocado la cabeza en un escorzo imposible. Y eso a pesar de las almohadas cervicales que venden en muchos aeropuertos.

Este problema parece que tiene difícil solución: lo único que quieren las aerolíneas es que la gente pague por un billete más caro y que viajen en clase business. Pero unos genios han inventado un sistema para que se pueda dormir un poco mejor a bordo de un avión… o en cualquier parte.

Hablamos de la mágica sudadera hinchable, que permite acomodar la cabeza en cualquier lugar y sestear incluso en las situaciones más inverosímiles. Por ejemplo, de camino al trabajo en el metro. O en un tren de cercanias. O directamente, en el suelo de cualquier lugar.

El secreto de la sudadera hinchable está en una almohadilla que tiene la misma tecnología que un balón de playa: a través de un pitorro la podemos llenar de aire, y luego se cierra y se coloca dentro de la capucha de la prenda. Así se consigue llevar una almohada portátil, sin que nadie la vea, ni resulte aparatosa.

Esta obra de arte de la comodidad todavía no está a la venta. Se encuentra en proceso de financiación, y para ello sus creadores han abierto una página en Kickstarter donde por 49 dólares (unos 45 euros) cualquiera puede reservar una prenda, que le será enviada a partir de marzo. Justo a tiempo para viajar en Semana Santa.