voto-de-la-mujer

Estoy siendo testigo de un evento único, un evento maravilloso que no pasará a formar parte de las páginas de la historia, pero que para mí supera a la caída del muro de Berlín, a la fecha en la que se legalizó el voto de la mujer, a la fecha en la que terminó la Primera Guerra mundial… El nacimiento de Elliot Parker supera todo para mí
—  Aidan Parker