volteados

Te juro que estoy luchando porque esto dure, te juro que intento no enojarme, te juro que intento comprender todo de ti, te juro que lucho contra la distancia. Siempre me preocupo por ti, por saber si estás bien, por saber si te falta una sonrisa o si te falta algo de cariño. 
Hago lo posible por estar cuando me necesitas, por ser dulce, cursi y buscando ese balance entre ser sensual en el sentido que tu quieres o solo buscando balances entre los dos. No te mentiré si he volteado a ver a otros y ni si quiera pasa por mi mente hacer algo con ellos, sabes… no es por presumir ni nada de ello pero he tenido muchas oportunidades de andar con otros chicos y sabes que termino hablando de ti con ellos jajaja es muy probable que a ellos ni les importe. Me he negado a salir con alguien porque estoy contigo así aunque sea un qué haces y aunque digas que te aburres; siempre sigo ahí insistiendo e intentando que esto funcione; que cumplamos todas esas promesas que hicimos. No, no es por sacarte en cara absolutamente nada pero yo también hago sacrificios para ti, intento contestarte siempre los mensajes de la mejor manera posible y al instante, no importa si me tengo que levantar a las 4:00 te puedo contestar, intento hacer cosas, he hecho cosas por ti que no haría por nadie más 
Te amo pero ultimamente no se quienes somos, te convertiste en egoísta conmigo cuando perfectamente siempre hago lo que sea por lo nuestro. Eso es amar una persona lo suficiente como para esperarla y aguantarle todo; te escribo con lagrimas en los ojos porque me dueles, porque eres mi vida y sin ti no la tendría ya; pero mi vida si tu ya no te sientes comodo conmigo y sientes que esto ya no tienes futuro, adelante yo no soy tan desquiciada y prometo no molestar. Y si de verdad queremos seguir, por favor, necesito que tú también me dejes tener los límites y encontrar algo para los dos, porque ya no puedo con que solo seas tú y ya. Te amo, y de verdad no me gustaría estar sin ti. Te lo tenía que decir.

Chacmool

Los chacmooles, esas estatuas de un personaje recostado en decúbito supino, con las piernas recogidas y parte del torso levantado, el rostro volteado hacia un lado y las manos sosteniendo sobre el vientre un recipiente simulado, no representan a ninguna persona que se hubiese llamado Chacmool y ni siquiera son imagen de un jaguar (chacmool es uno de los nombres mayas del felino).

En 1875, un médico norteamericano llamado Augustus Le Plongeon, descubrió en Chichén Itzá, la primera estatua de este género y la bautizó arbitrariamente con el nombre de chacmool, inventado una leyenda para justificarse. La figura se hizo popular y su transportación a Mérida dio origen a fiestas y a telegramas en verso cruzados entre el Gobernador de entonces y sus transportadores desde Izamal. En Mérida duró poco tiempo y fue remitida al Museo Nacional de México, no obstante las protestas de algunas personas. Se encuentra hoy allí. En Mérida solo se exhibe en el Museo una mala reproducción en yeso de la estatua y un pobre cuadro al óleo que la representa. Desde entonces se han descubierto alrededor de una docena de estatuas semejantes en el mismo Chichén.

Lo más curioso del caso es que no pertenece a la cultura maya ni se sabe lo que representa. En Chichén Itzá aparece generalmente a la entrada de los templos de influencia tolteca. Han sido encontradas figuras semejantes en Michoacán, Tlaxcala y otros lugares del centro de México. En la costa oriental de Yucatán entre las bahías de Chetumal y del Espíritu Santo, hace unos años se descubrió una ciudad en ruinas en la que fue hallada una figura colosal del chacmool, precisamente a la entrada de un edificio. El sitio se llama Chacmool. Pero no solo en la República de México se han hallado; también en Centroamérica (Guatemala, Honduras, El Salvador y Costa Rica), de modo que su área de distribución es inmensa y su significado un misterio.

El nombre chacmool, es ahora un nombre técnico para designar esta clase de estatuas.

Gracias por existir
Gracias por hablarme y ser necio el día que te conocí
Gracias por ese primer beso
Gracias por esas sonrisas
Gracias por decirme que te gustaba
Gracias por preferirme
Gracias por el tiempo que hemos pasado
Gracias por entrelazar nuestras manos por primera vez
Gracias por ser el primer chico con el que estuve
Gracias por convertirte en el amor de mi vida
Gracias por las discusiones
Gracias por los celos que me has causado
Gracias por no dejarme
Gracias por soportar me en todos mis sentidos
Gracias por no ser como los demás
Gracias por cada caricia
Pero sobre todo gracias muchas gracias y felicidades por nunca rendirte he intentar mucho tiempo tener esto
Esto que somos hoy
Esto que a pesar de distancia
A pesar de tiempo
De caídas
De inseguridades tal vez por parte mías estamos untitos amor
A como dios siempre lo ha querido
Y espero y así sea te amo muchísimo pololo mucho mucho mucho
Tal vez la manera de amarnos es diferente a como dices pero me queda claro que es amor y de sierto punto nos amamos eternamente
Somos nuestros propios ∞
Ochos volteados
Somos lo que nunca imaginamos que llegaríamos a ser lo que de momento a momento podremos convertir en eternidad
Y todo gracias a tu esfuerzo y tu amor a nuestro amor ^^ por que si el dia de ayer no hubieras perdido y sufrido tanto a como lo huciste u.u’ no estuviéramos amándonos a tan intensidad
Te todo ^^ con todo mi ser
Con todo el alma y el corazon
Gracias por todo amor gracias ∞'∞
—  Gracias mi amor ♥∞

anonymous asked:

Déjame decirte que me he convertido en fans de tus escritos. Son tan buenos y entretenidos!!! De por si es difícil encontrar una pagina de reacts que los escriba así. Te felicito <3. Podría pedir un a/b/o con Seungri donde la omega es extragera y se encontraron en un festival de música estilo tomorrowland? Espero leer mas de ti :)

AFGHJSTN TE AMO PERSONA ANÓNIMA 💘💘💘 ¡Muchas gracias! Me hiciste feliz 🙈

¡Espero leer más mensajes tuyos también! Ojala te guste~

La multitud, la música y los colores eran impresionantes, era uno de los festivales más importantes y él ahora podía comprenderlo perfectamente al tener gente que saltaba, cantaba y bailaba a su alrededor volteados a un escenario que él no miraba, porque se encontraba en busca de algo que desconocía. No sabía si hacia delante era la dirección correcta, pero en ese instante nada de eso interesaba, solamente moverse, avanzar hacia alguna parte.

La había sentido, la había tocado por un segundo y la había escuchado decir un “Lo siento” antes de ser arrastrada por su grupo y dejarlo enganchado como nunca nadie, la había presenciado despertar su Alfa y hacerlo desear desesperadamente estar a su lado.

¿Acaso era a eso lo que llamaban almas destinadas?

Fuera lo que fuera, sabía que ella era la persona con la que tenía que estar, por lo que no dudo en ir a buscarla, pero al parecer se la habían llevado lejos a una gran velocidad. Tuvo que salir de la zona abarrotada de personas hasta llegar a uno de los costados donde los más tranquilos estaban, y en esa zona pudo sentir su aroma, encontrándolo más fuerte que antes. Girándose rápido y chocando de hombros con un chico, miró algo apurado para empezar a caminar siguiendo el rastro, llegando así al pasillo principal en donde estaban todos los puestos de bebidas, comida y médicos. En ese lugar lo sentía más, y solo basto dar unos pasos para dar con el gran grupo de chicos extranjeros que miraban a su amiga ser atendida por una medica que le colocaba una toalla fresca en el cuello entre algunas palabras. Desde su posición pudo notar como usaba una gargantilla, esta siendo ligeramente diferente a las normales, lo que le indico que era una Omega y que, según sus sospechas, ese fugaz encuentro con él había encendido algo en ella como también le pasó a él.

Sin poder contenerse más, se aproximo un poco al grupo sabiendo el riesgo de que sus amigos lo sacaran volando de allí si creían que solo quería aprovecharse.

—¡Hey!

Todos los ojos se fijaron en él y en la forma en que miraba a la muchacha, esta entreabriendo su boca y levantándose con la toalla cayendo al suelo. Trago en seco y miro a su grupo una vez antes de trotar hacia él parando a una cómoda, pero no demasiada, distancia.

Por primera vez, se miraron bien a los ojos y solo eso basto, la conexión entre ambos se estableció y sonrieron sintiendo una extraña sensación de familiaridad.

—Soy Seunghyun, pero me dicen Seungri —se presentó con la garganta algo seca.

—¿Te puedo decir Seunghyun? —pregunto con ilusión.

—S-si —asintió de inmediato con sus ojos brillando en emoción—. ¿Como te llamo a ti?

Ella sonrió subiendo las manos al cuello y se deshizo del grueso collar que cuidaba de que ningún Alfa la mordiera sin su consentimiento, pasando a entregárselo a él al ahora ser innecesario.

—Tuya, mi Alfa.

Me causa un escalofrío el hecho de pensar que, al final de esta canción, terminaremos siendo dos desconocidos. Y que jamás nos volveremos a mirar como si mirásemos la única salida de Roma, o como si fuésemos la única respuesta a todas las preguntas. Algo hay de cierto aquí: las personas una vez que se conocen del todo, utilizan todas sus fuerzas en intentar desconocer el infierno del otro. A nadie le gusta quemarse, mucho menos en fuegos ajenos. Pero, por ironía, a todos nos gusta el placer de morir: fumar, beber, amar. Nos gusta la muerte lenta y dolorosa.
 
Después de tantas verdades envueltas en una broma, o de las tantas mentiras que escuchamos cuando la mirada del otro intentaba apagar las luces de su habitación y dormir todo un septiembre, hasta que la tranquilidad llegase a ese corazón que tan dañado estaba tras la devastación.
 
¿Pero, cariño, acaso nosotros no estábamos tan dañados después de todo? ¿Cuánto daño nos hizo septiembre? Las heridas eran evidentes, aunque las intentáramos maquillar con una sonrisa que nada sabía de ser feliz.
 
A día de hoy no he encontrado un concepto que nos defina como merecemos, y he llegado a la conclusión que a algunas historias el final les queda demasiado corto para la altura de las páginas anteriores. Y todas las líneas que subrayamos con ánimos de no olvidarlas jamás, porque eran lo más parecido a nosotros.
 
Dicen que para cada historia hay un final, aunque a veces no es digno.
 
Te quiero, y no es excusa. No me estoy excusando de mis errores, ni de mis tropiezos. Te quiero, y lo sientes. Aunque ahora seamos desconocidos que se piensan cuando están a solas. E intentan apartar la mirada cuando se topan accidentalmente por la calle. Pero que sonríen cuando en la radio suena su canción y que por las noches comparten lágrimas con almohadas diferentes.
 
Ojalá hubiésemos volteado a vernos en nuestra despedida. Ojalá una despedida sólo significase dejar ir, y no irse uno también. Y quedarse, después de todo, sin nada.
—  Benjamín Griss

Hola, hace exactamente 4 años y 3 meses me enamoré, me enamoré de una chica increíble, una chica que para mí era realmente genial, la conocí en un parque, me la presentó mi mejor amigo, estábamos haciendo ejercicio como solía hacerlo para ese entonces, y ella pasó cerca de nosotros, inmediatamente se saludaron y él me la presentó…

- ¡Hola!, ¿)Cómo estás(?
• ¡Hey!, bien, mira te presento a un amigo, David ella es María, María él es David, mi mejor amigo.
~ ¡Hey!, mucho gusto.
- Lo mismo digo.
*Ambos sonreímos y nos quedamos observándonos por unos momentos hasta que…*
• Creo que los dejaré solos un momento, tal vez se quieran conocer.
- ¡No!, Alejandro aguarda, no te vayas, yo ya debo irme, voy tarde.
• Esta bien, hasta luego María, que te vaya bien.
~ Hasta luego María, espero volverte a ver.
- Hasta luego Alejandro, hasta luego David, espero también volverte a ver.
*Ambos volvieron a sonreír*
Ella se volteó y se marchó, yo no dejé de observarla mientras se marchaba y de un momento a otro ella volteó su bello rostro con una sonrisa espectacular, y cuando se dio cuenta que cruzamos miradas siguió su camino rápidamente.

Pasaron un par de días y le escribí a mi amigo que si me podía dar su nombre en facebook, es como si hubiera estado esperando que lo pidiera y a los segundos me envió el link de su facebook, fui a su perfil e inmediatamente le envié la solicitud de amistad, al pasar unas 5 horas me llega una notificación “María… a aceptado tu solicitud de amistad”, sonreí y le envié un mensaje, ella era mayor que yo, tenía 17 y yo en ese entonces tenía 14, luego de hablar por 2 horas le dije:
~¡Hey!, ¿)Tienes novio(?
-Ahí por primera vez en toda la conversación tardó en responder-
Y respondió:
- No, no tengo novio, acabo de terminar con él.
~ Oh, lo siento, disculpa si te incomodó la pregunta.
- No, está bien, y ¿)tú tienes novia(?
~ No, hace un mes terminamos.

Seguimos hablando como si no le hubiera preguntado nada un par de horas más hasta que ella se tuvo que desconectar, veo la hora y vaya, eran la 1:35 AM, debía madrugar para ir a clases.

Pasaron días y nos seguíamos escribiendo, hablábamos todos los días, yo al principio si quería andar con ella, y no se me quitaban las ganas, pero no hablábamos de ello, pasaron 3 semanas y yo me conseguí una novia, Vanesa, y yo le conté a María, creo que no le importó, entonces seguimos hablando y hablando, a la siguiente semana ella me dice que también consiguió novio, no me importó en lo absoluto, pasaron 2 semanas más y platicabamos más, sobre muchos temas distintos, de su familia, de la mía, incluso llegamos a hablar de sexo, ya habían pasado 2 meses de habernos conocido y hablabamos de todo, siempre salía un tema de conversación, nos íbamos hablando poco a poco con más cariño, me comenzaba a gustar, pasó una semana y ella terminó con el novio, inmediatamente le dije que si quería nos viéramos y hablábamos de ello, tardó un poco en responder y me dijo que si podía ir a su casa, yo le dije que mejor nos viéramos en otro lugar pero ella insistió, y fui a su casa, estaba nervioso y entusiasmado, no la veía desde que mi mejor amigo nos presentó, en fin, fui a su casa, llegué en una hora por el tráfico, su casa era grande, era muy bonita, toco el timbre y sale su madre:

° Hola, ¿)necesitas algo(?
~ Hola, mucho gusto soy David, un amigo de María, ¿)ella se encuentra(?
° Claro, ya la llamo.
-Pasaron varios minutos y nadie salía entonces volví a tocar el timbre y salió María-
~ ¡Hola!
- Hola David, pasa, sigue adelante, ven conmigo.

Subimos a su habitación y comenzó a contarme sobre su ex novio, de lo que había sucedido y cuando vi que su sonrisa se rompió la abracé inmediatamente, no aguantó mas y se soltó a llorar mientras me abrazaba fuerte y seguía contándo sobre el ex novio, me contó que el muy idiota la había golpeado, ahí me soltó y me mostró su pierna, le dejó un morado muy grande, la golpeó porque otro un chico le hizo un gesto, al llegar a la casa de él, él la tomó fuerte del brazo y comenzó a gritarle, allí le tiró al mueble y le golpeó la pierna, recibí en ese momento a lo que ella me terminó de contar todo, una llamada de mi novia, había pasado una hora y media en su casa y mi novia me llamó diciendo que debía verme, no la había visto hace 4 días, María se dio cuenta que ella me había llamado y me dice:

- Ve con tu novia, yo estaré bien, gracias por haber venido hasta acá, me hiciste sentir mejor.
-Me abrazó y sonrió-
~ Bien María, no hay de qué, te escribo luego, me gustó estar contigo, cualquier cosa me avisas.
- Vamos, te acompaño a la puerta.
-Nos despedimos e inmediatamente fui a ver a mi novia-

A las 5 horas llego a mi casa, tuve una linda tarde con mi novia, al llegar a mi casa, fui a mi habitación y recordé al ex novio de María, y me enojé demasiado, recordé que yo lo había conocido, y fui a su casa, allí lo golpeé, me golpeó también pero yo lo tiré al suelo y lo golpeé de nuevo, no quería parar de golpearle hasta que llegó su padre, su padre es todo un caballero, preguntó el por qué de la pelea, le conté todo y al despedirme del señor, me disculpé por lo que había hecho, el padre me dijo:

× Está bien muchacho, yo lo acabaré para que aprenda a respetar.
-No pude evitar reírme-
~ Jajajaja, muy bien señor Carrillo, creo que ya aprendió, pero si desea enseñarle un poco más hagale jajaja, hasta luego.

Luego de ello, me marché feliz de allí, y al llegar a casa me escribió María, que por qué había hecho eso, que el ex novio le platicó lo que sucedió, yo le dije que eso me tenía muy enojado, y ella dijo que estaba bien, que gracias y se despidió.
Pasaron varios días, yo le platicaba de todo y ella a mí, me presentó a dos de sus sobrinas, vaya, que hermosas niñas jaja, me encantaba platicar con ella cuando estaba con las niñas, pasó una semana y nos fuimos tomando más cariño, días anteriores yo había terminado con Vanesa, pero la verdad no me importó mucho, por lo mismo no le había contado a María, hasta que ella preguntó que qué había sucedido con ella, le conté lo que sucedió, y le dije que no importaba, le dije que para vernos y aceptó, dijo que quería ir al parque donde nos conocimos, allí nos vimos y nos abrazamos, caminamos por el parque conversando hasta que ella se cansó de caminar, nos sentamos en la grama y seguimos platicando, nos acercamos un poco más y ella voltea a ver a su lado derecho, yo estaba a su lado izquierdo, y seguíamos hablando, un minuto después yo le digo:

~ ¡Hey, mira esto!.
-A lo que voltea nuevamente a mirarme le doy un beso, y ella aleja su cara de mí-
- …
~ Lo siento, disculpame si te incomodó.
- No, disculpame a mí, es solo que no sé si quiero algo ahora.
~ Esta bien, no hay problema, yo entiendo.

Inmediatamente le pregunté sobre sus sobrinas para cambiar el tema y olvidar el beso, nos quedamos allí conversando al menos media hora más y luego hubo un largo silencio, nos quedamos mirando alrededor, sin decir ni una palabra, luego nos miramos y sonreímos, ella me dijo que debía marcharse, nos levantamos y fuimos saliendo del parque, yo la acompaño a tomar el auto bus y nos despedimos, nos abrazamos y a lo que me doy vuelta para ir a mi casa me llega un mensaje de ella.

- Gracias por esta hermosa tarde, la pasé muy bien, espero verte pronto, me gustó el beso, disculpa por haber volteado la cara.

Al leer el mensaje no respondí, sonreí todo el camino a mi casa, al llegar le respondí.

~ Holaaaaa, gracias a ti también, la pasé muy bien también jaja, espero así sea y no importa, luego podemos arreglar eso.

Hablamos hasta la madrugada y me despedí porque debía madrugar.
Pasó al rededor de una semana y ella me invitó a comer helado, sin dudarlo acepté, pero le dije que yo elegía la heladería y pagaba, ella aceptó, la llevé a la mejor heladería que conocía, pedimos los helados y nos sentamos a platicar, al rato voy al baño y cuando regreso ella ya había pagado la cuenta jajaja, nadie había hecho eso por mí, me sentí bien, pero no me gustó, como a muchos hombres, no me gusta salir con una chica y que ella pague la cuenta, no me gusta para nada y se lo dije, ella no le prestó atención a ello y se puso a bromear, bromas tontas pero me gustaban, reíamos mucho, terminamos el helado y salimos de la heladería a caminar, conversábamos, reímos, nos divertimos, pasaron 4 horas de risas, era genial estar con alguien así, muy agradable, la acompañé a la parada y me despedí con un beso y un abrazo, al llegar a casa, le conté que de allí me encontré con una amiga y nos besamos también, yo le había agarrado cariño a María pero no el suficiente para dejar de contarle de mis relaciones y demás, allí ella cambió, se colocó celosa, la coloqué celosa, pero fue sin intención, no le presté mucha atención y ella se despidió, nos depedimos y en ese momento todo cambió, ya me trataba con un poco menos de cariño, no me hablaba igual, me contaba de sus amigos y eso y que se besó con un chico, no le di importancia, y le conté de mi amiga de nuevo, que tuvimos relaciones, y ella se puso algo más seria, se despidió, me despedí y pasó una semana, y ya no hablábamos mucho, sentía que algo me hacía falta, sentía un vacío, yo a veces soy muy anti-parabólico no suelo prestarle mucha importancia a nada, pasó otra semana, seguía igual, sin hablar mucho con ella no hablábamos a veces algunos días, extrañaba contarle todo, yo siempre le contaba lo que me sucedía, le contaba de mis relaciones, yo a nadie le contaba de mis relaciones, y con ella podía hablar de ello siempre, pero conforme fuimos hablando así de poco, le pedí que nos volviéramos a ver, ella dijo que no, que el chico con el que anteriormente se había besado, estaban saliendo, ahí si le tomé importancia y me puse celoso, le dije que estaba bien, que no importaba, cuando en realidad debí decirle que si me importaba y mucho, pasaron 4 meses desde que la conocí y me gustaba, me gustaba mucho, cuando volví a escribirle le pregunté sobre el chico y me dijo que ya no estaba saliendo con nadie, ya no tenía nada con nadie, le iba a decir que nos viéramos pero pensé que sería muy pronto, recién había dejado de salir con él y yo había dejado de salir con mi amiga, decidí esperar para decirle que nos viéramos, pasó una semana y la quería ver, no aguantaba más, le escribí, y le dije que si nos podíamos ver y me invitó a almorzar a su casa, que iban a tener un almuerzo familiar, pero que quería que yo fuera porque no quería estar sola allí, no quería quedar aburrida porque no suele hablar mucho con su familia, solo con sus sobrinas, fui a su casa y me presentó a su familia, su familia me parecía genial, hablé con ellos, reí con ellos, incluso le ayudé a cocinar, ella sonreía cuando me veía, estuvo el almuerzo y bien, todo muy bien, buena comida, buena conversación con todos, casi no conversaba con ella ninguno de la reunión, y al terminar de almorzar, hablé con su familia junto a ella una hora más, ya tenía dos horas y media conversando con su familia, me alejé un poco de su familia y le dije a María:

~ Hey, ¿)sucede algo(?, casi no hablas.
- No nada jaja, yo soy así, con mi familia no hablo mucho.
~ Oh, esta bien, vamos a la otra habitación y conversamos nosotros, ya hablé mucho con tu familia jajaja, ven.
- Vamos pues jajaja.
~ Bien, ya estamos solos, ahora si espero que hables un poco al menos jaja.
- Si, contigo puedo ser yo misma.
~ Jajaja, ¿)Cómo así(?
- Es que a ti te puedo contar lo que quiera.
~ Claro, hey, yo me siento igual, te puedo contar lo que quiera, eso me gusta.
- Si, lo que quieras. 
-Sonreímos, yo miraba sus labios, ella miraba los míos, y lo tomé como una señal, me fui acercando lentamente y la tomé de su cabeza y la besé, la besé como tanto quería y ella me tomó la mano, allí en ese momento, escuchamos a una de sus primas-

+ María, mira esto.
-Paramos el beso y vimos a su prima, nos vio besándonos, nos reímos de ello y la prima se sonrojó un poco por haber llegado así y vernos-
+ Disculpa si interrumpi algo jajaja, María mira esto.
- ¿)Para esto páramos(?
~ Jajaja, no hay problema María, podemos continuar.
-Fui a besarle nuevamente y llegaron sus tíos a despedirse, nos separamos un poco y nos colocamos de pié para despedirnos, me despedí de su familia y los acompañamos a la puerta, su madre debía salir y quedamos solos en la casa-
~ Jajajaja, ¿)no pasa nada si tu familia nos ve besándonos verdad(?
- No jajaja tranquilo, tú les agradaste se notó, no te preocupes, si no les hubieras agradado si me hubieran llamado a parte para comentarme algo.
~ Esta bien jaja, me alegro de haberles agradado,digo yo que es importante, a propósito, ¿)en qué estábamos antes de que nos interrumpiera tu prima(?
- Sigueme y te digo.
-Me guió a su habitación y se acostó en su cama, me dijo:-
-Ven, acuestate aquí a mi lado.
-Sin pensarlo dos veces fui a su lado-
~ Bien, continuemos.
-Nos besamos sin para durante al menos 5 minutos, y ella comenzó a levantar mi camisa y tocaba mi abdomen, de repente para de de besarme y mirándome fijamente a los ojos mientras tocaba mi abdomen se me acercó como para besarme pero en realidad fue a besarme el cuello, me fui emocionando un poco, y luego me levantó más la camisa y me pidió quitarmela, me la quité y la besé, me coloqué frente a ella y llevé mi mano derecha detrás de su espalda, metí mi mano debajo de su bella blusa color beige y le fui acariciando la espalda, ella subió a mí y se quitó la blusa, y yo me le acerqué a besarle, mi mano izquierda en su cintura y mi mano derecha en su espalda subiendo lentamente a desabrochar su sostén, le quité el sostén y cambiamos posiciones, ella abajo, yo arriba, no parábamos de besarnos, acariciaba sus senos, le besé el cuello y luego mordí su oreja, regresé a su boca y ella mordió mi labio, comenzamos a juguetear un poco más y fui bajando lentamente besando sus pechos, besando su abdomen hasta llegar a su pantalón, lo desabroché y bajé el cierre, justo en ese momento en que iba a quitarle el pantalón suena el timbre, rápidamente nos vestimos y secamos el sudor, la besé un poco más y volvió a sonar el timbre, bajamos y eran sus padres, por suerte olvidaron las llaves o seguramente hubieran entrado a la habitación y nos hubieran encontrado en el acto, allí me despedí, seguía excitado, pero sus padres eran algo estrictos, tenían la regla de no cerrar la habitación con llave por lo tanto no podíamos continuar, me despedí de sus padres y ella me acompañó a la puerta, nos quedamos unos minutos allí y luego la besé un par de minutos antes de irme y ella me dice-
- Espero se repita pronto y esta vez no hayan interrupciones.
~ Yo también lo espero María, y será mejor.

— 

4 años de felicidad.

Continuará…

Escribo esto en un momento de desesperación y soledad, ahogandome entre mis pensamientos y dudas. Se que nadie leera esto pero no importa, solo quería desahogarme. Hace unos meses me di cuenta de que me gusta mi mejor amigo, estoy enamorada de el como jamas imaginé que lo estaría. Nos conocemos desde hace un año y lo conozco bastante bien, conozco sus virtudes y sus defectos y estoy enamorada de cada uno de ellos. En las vacaciones de invierno empece a hablar todos los días con el hasta la madrugada. Nos llevamos tan bien, claro somos mejores amigos. El me gusta, pero esta enamorado de alguien mas, alguien que nunca lo ha volteado a ver, el me habla sobre ella y duele tener que aconsejarlo. Lo peor es que lo veo todos los días porque esta en la misma escuela que yo. Quiero decirle cuanto lo quiero, que cada noche me la he pasado pensando en el y como seria estar juntos, decirle que amo sus defectos, amo cada una de las cicatrices en sus brazos, amo que me haga reir, amo que me haga sentir bonita, amo que este conmigo, amo sus abrazos, su sonrisa, su cabello, lo amo. Pero nunca pasará nada entre nosotros porque solo el esta enamorado de alguien mas ¿Y yo? Yo solo soy su mejor amiga.

2

Ayer en Cuernavaca Morelos

Yesterday in Cuernavaca Morelos

Fue tan aterrador, una de las calles que esta de subida nos agarro de sorpresa casi caemos al suelo por el movimiento brusco del momento, casi lloro de la impresion pero cuando se trata de estas cosas hay que estar tranquilo sobretodo para ayudar, niños que llevaban poco tiempo que entraron a la escuela o guarderias, llorando, los padres corriendo a su rescate de sus pequeños, un monton de caos, se agrietaron varios edificios, vidrios caidos, el reloj del palacio de cortez estaba volteado y… marcando la hora del terremoto exacto. Mas gente alterada fuera de hospitales y algun que otro negocio con toda su mercancia tirada o rota, la torre latino surgui afectada y rota,  iglesias destruidas en su mayoria, gente de pocos recursos ahora sin casa. Recuerdo que hace tiempo cuando iba en la preparatoria me paso algo similar, pero no paso a mas, ver destruccion con mis propios ojos, gente llorando en las calles por no poderse comunicar con sus familias… algunos otros se sobreponian a que sus familiares fallecieron en lugares que obviamente estaban totalmente caidos. Al ver la CDMX como calleron varias torres… pense en mis amigos si estaban bien, en mis primas en todos, momentos de desesperacion… por suerte todos mis familirares y amigos, conocidos todos bien, gracias a dios o a quien quiera o la vida misma que te dice “no es tu momento”, ver la gente ayudando me da mucha felicidad ver tanta ayuda y compañerismo. Al ver Puebla asi… estaba llorando, tambien e ido hace tiempo, tambien amigos que viven ahi por suerte se comunicaron rapido… pero tambien hubo demasiado afectado, gente sin casas y sin nada… Solo espero que esta experiencia nos de a entender, no hay enemigos, no hay gente aprovechada, hay seres humanos ayudando sin importar el sexo ni la edad, solo por ayudar a alguin que tal vez no nos regrese el favor… pero la vida hay recompenzas por cada ayuda que das, espero todos esten bien y que mi Mexico se levante igual que hace 32 años.


It was so frightening, one of the streets that is rising we caught surprise we almost fall to the ground by the sudden movement of the moment, almost cry of the impression but when it comes to these things you have to be quiet above all to help, children who carried little time they entered the school or nurseries, crying, parents running to their rescue of their little ones, a lot of chaos, cracked several buildings, glasses collapsed, the clock of cortez palace was turned and … marking the time of the exact earthquake. More people out of hospitals and some other business with all their merchandise thrown or broken, the Latin tower surgui affected and broken, churches destroyed in their majority, people of few resources now without home. I remember that a long time ago when I was in high school something similar happened to me, but I did not spend more, see destruction with my own eyes, people crying in the streets for not being able to communicate with their families … some others overlap that their relatives they died in places that were obviously totally fallen. When seeing the CDMX as they were several towers … I thought to my friends if they were well, in my cousins ​​in all, moments of despair … luckily all my familirares and friends, known all well, thank god or who wants or the very life that tells you “it’s not your moment”, seeing people helping gives me much happiness to see so much help and fellowship. Seeing Puebla like this … I was crying, I was also gone a long time, also friends who live there luckily they communicated fast … but also there was too much affected, people without houses and without anything … I only hope that this experience to understand, there are no enemies, there are no people taken advantage of, there are human beings helping regardless of sex or age, just to help someone who may not return the favor … but life there are rewards for every help you I hope everyone is well and that my Mexico will rise the same as 32 years ago.

Amor no correspondido.

34-C, cabello lacio, 1:65, labios rosas. Esas eran las características de mi chica, bueno, en realidad no era mi chica, creo que ni si quiera sabía que existo. Pero yo si lo sabía, por eso siempre me la pasaba viendo sus fotografías en mi teléfono —un Samsung Galaxy Slll—, al anochecer, al amanecer, siempre observaba sus fotografías, y es que no era ninguna tortura ver ese rostro, ni ese cabello, mucho menos, ese… Ese par de 34-C, era casi un sueño observar tanta perfección en un solo lugar, aunque yo sólo era uno de lo 345 Likes que le daban en cada fotografía, así que a veces mejor, sólo me dedicaba a observarla por mi pantalla, a observarla a ella.

Mi nombre es Andres, tengo 17 años y al igual que ella estudio la preparatoria en el Bachilleres No. 8. Tengo muy buenas calificaciones en la escuela, de hecho, soy de los mejores, mis clases favoritas son Matemáticas y Química, he estado en el cuadro de honor un par de veces y jamas he tenido algún reporte de indisciplina. A pesar de todo, siempre he sido muy reservado, a decir verdad no tengo muchos amigos, de hecho, solamente tengo uno, el mismo desde la primaria su nombre es Ricardo. Ricardo y yo solemos hablar de nuestro futuro en receso, sentados muy a lo lejos de la «sociedad». El quiere ser abogado y yo quiero ser un Químico Biólogo o un Ingeniero en Robótica, queremos estudiar fuera del país, Ricardo quiere ir a Estados Unidos, yo por mi parte prefiero ir a Japón. Me gusta mucho el Anime, y en especial el genero Gore, obviamente, mis padres no saben nada al respecto ya que no lo permitirían, mi familia es muy reservada y correcta, pero en mi cuarto las reglas cambian, afortunadamente tengo puerta, una laptop, un celular y ambos con internet. 
Su nombre es Melisa, la chica perfecta, aunque su belleza no radica en su cerebro, reprobo un semestre por lo que tubo que repetir y para mi fortuna, quedo en mi salón, y desde luego todos y todas quieren estar cerca de ella. 5,000 amigos enFacebook, 10,000 preguntas en Ask.fm y 400 fotos, la mitad al revés y con filtros deInstagram, pero eso no le quita la belleza, que absolutamente es mejor en persona. 
Ya estamos en nuestro ultimo bimestre del semestre, y los exámenes finales se acercan, a Melisa parece no importarle mucho, la mayoría de los maestros son hombres y ella, sabe bien como convencerlos. Desafortunadamente la maestra de Química, la Señora Reyes no es hombre y no sedera por sus encantos. Yo tengo las mejores calificaciones en Química, se despejar con los ojos cerrados y me se la tabla periódica al derecho y al revés. En cambio Melisa es la peor, ella esta mas ocupada mandando WhatsApp’s desde su iPhone y contestando preguntas deAsk.fm, unas de las cuales yo he preguntado anónimamente, cosas cómo: «¿Qué buscas en un hombre física y emocionalmente?» Y al parecer yo no mido 1:80 ni tengo cabello largo y tampoco soy el alma de las fiestas. Así que creo que a mi no me busca. 
Era Viernes y la maestra había puesto un ultimátum a las personas que debieran tareas y no habían entregado ningún trabajo, personas entre las cuales estaba Melisa, así que recomendó a los 3 mejores promedios de la clase como tutores para ayudar, entre los cuales por supuesto, estaba yo.

— Jaime Capetillo con Rafael Dominguez. Melisa Rodriguez con Andres Fernandez. Isis Rubio con…

Cuándo la señora Reyes dijo esas palabras no podía creerlo, de repente todo quedo en silencio dentro de mi cabeza, por fin, por primera vez ella había volteado a la esquina derecha hasta el fondo del salón, yo la veía todos los días, pero ella, hoy por fin me había visto y tenía que estudiar y trabajar todo el fin de semana conmigo. No sabia si brincar de la emoción o cagarme en los pantalones.
Después de no haber ensuciado mis pantalones, la maestra me sentó junto a Melisa, hasta podía oler su dulce aroma, una combinación de brillo labial, shampoo y paleta de la rosa. Aunque yo parecía un maldito ladrillo petrificado, a ella no le importo y de inmediato me saludo.

— Hola Andres, ¿así que tú vas ayudarme a no reprobar eh?


— Claro, jaja, ya vez, encarguémonos de ese Manganeso toxico, jajajajaja.


— Jaja…

Si, al parecer ella no entendió mi refinado chiste ñoño, pero que va, estaba hablando con ella. Seguí tratando de mantener una conversación con ella, y nos pusimos de acuerdo en dónde nos veríamos, al final la cita seria en su casa alas 4:00 p.m. Ella me dijo que iba a estar sola y que podría hasta las 8:00 p.m. ya que iría a una reunión con unos amigos. Yo salí de la escuela a mi casa aún si cagarme en los pantalones y me prepare para mi primera cita con Melisa y mi primera cita en todos estos 17 años. Busque una camisa de mi papá que al parecer me quedaba bien, limpie mis zapatos y busque trucos de: “¿cómo besar a una chica?” Pero enYahoo respuestas sólo decían estupideces, aún así acabe tomando unos condones del cajón de mis padres. Sí lo sé, lo más cercano a tener sexo era masturbarme frente a mi laptop viendo hentai, pero cualquier cosa podría pasar. 
Llegue puntual a las 4:00 p.m. a su casa, Melisa vivía en una casa grande, al parecer su familia tenia bastante dinero. Toque el timbre y salio ella… Esta vez sin uniforme, con un pantalón de mezclilla y una blusa de tirantes rosa… No podía creerlo, todos los días la veía, pero verla así por primera vez, no podría creerlo, afortunadamente los libros que cargaba cubrían mi indiscreta erección. Ella me invito a pasar, llegamos a la sala, ella tenia música a todo volumen, era Skrillex y esa música de licuadora que esta de moda. Ella me dijo que me sentara y bajo un poco el volumen de la música.

— ¿Y bien ANDRES? ¿Por dónde empezamos? -Dijo ella, en un tono muy marcado y sensual mi nombre-


— Bueno Melisa, empezaremos con el bloque uno y dos, tenemos que contestar esta guía y luego…


— Espera, una amiga esta llamando, ¿qué tal si tú empiezas con eso mientras yo hablo con ella? Es algo muy importante, ¿shi?


— Ah si, esta bien, no te preocupes.

Pasaron 34 minutos exactamente y yo había contestado ya casi por completo toda la guia de Melisa, no me importaba, lo que en realidad me importaba era el hecho de estar en el mismo lugar que ella. Era casi una fantasía, una fantasía erótica de esas que pasaban en mis series de hentai y gore favoritas. Estaba pensando en eso, y me hizo recordar la vez que casi desangro a Ricardo. Una vez, estaba leyendo un experimento científico que habían inventado en China, para crear una droga casera con ingredientes que podías encontrar en casa, el experimento consistía en crear una droga similar a el Rohypnol, una droga que te deja en estado de inconsciencia, dejando cómo un títere a quien la consumiera, una de las favoritas de los violadores. Así que un día decidí prepararla en casa y probar mis dotes de científico. Al parecer fue exitosa, ya que cuándo se la di a probar a Ricardo en un vaso de jugo el se desmayo y se descalabro con la esquina de mi peinador. Quedo inconsciente unos 4 minutos y estaba derramando algo de sangre por su cabeza, pero por alguna razón yo no hice nada, sólo me quede viéndolo, y fue así hasta que llegaron mis padres cuando yo también empecé a gritar. Ricardo nunca supo que lo drogue, y todos pensaron que fue un simple accidente. 
Melisa seguía hablando por teléfono en la cocina y yo seguía en la sala sentado, terminando lo que supuestamente, era su trabajo. Estando tan sólo mi mente se empezó a llenar de recuerdos muy extraños, recordaba esas escenas de Elfen Lieduno de mis animes favoritos en el cuál, una especie de humano mutante del sexo femenino tenia brazos fantasmas con la fuerza de despedazar a 10 personas a la vez, arrancándoles cada uno de sus miembros haciendo que expulsaran chorros de sangre cómo si fuera una fuente, o más bien una cascada interminable de sangre, recordaba esos hentai de mujeres de caricatura desnudas en dónde alguna extraña criatura con tentáculos penetraba sin piedad a esas chicas de ojos gigantes, mientras ellas gemían de dolor y placer. Mientras estaba recordando todo eso, en la acogedora sala de Melisa, apareció de nuevo esa indiscreta erección, pero esta vez acompañada de algo más, sentía una especie de sentido animal dentro de mi, una necesidad de desahogar toda esta sed. Recordaba los días y noches viendo las fotografías de Melisa en mi celular, haciendo zoom en su rostro… En sus senos. Y cómo nunca me había masturbado viendo ninguna de sus fotografías, no sabía el porque, sólo pensaba que estaba enamorado de ella y no sé… Estaba mal hacerlo. Pero esta vez estábamos solamente ella y yo, y yo podía verla hablando de espaldas desde la sala. 
No dure mucho pensándolo y de repente, estaba bajándome los pantalones, así que lo hice. Empecé a masturbarme en silencio mientras ella hablaba por teléfono, estaba exprimiendo cada centímetro de su celestial cuerpo, cada centímetro, pero no podía verlo todo, así que me fui acercando poco a poco, quería observar más de cerca ese delicioso trasero cuando de repente. Melisa volteo.

— ¡AHHH! ¡¿Pero qué vergas estás haciendo maldito pervertido?!

Yo no supe que hacer y sólo me quede con los pantalones en las rodillas, los ojos abiertos como un búho y el pene en mi mano.

— Melisa, tranquila, yo sólo…


— ¡Alejate de mi, estúpido imbécil, ya veras lo que te pasa cuándo lleguen mis padres!

Melisa se hecho a correr por las escaleras al piso de arriba, pero antes de llegar y mientras yo trataba de alcanzarla, ella resbalo desde el último escalón, callo por rodando por todas las escaleras acabando en el piso.

— ¡MELISA ESTÁS BIEN?, —Dije yo— ¡MELISA!

Pero Melisa no respondía, al parecer se había desnucado dejándola sola y tirada frente a mi, yo estaba paralizado sin saber qué hacer, me quede casi 10 minutos parado, viéndola en la misma posición pero note algo, la erección no se había ido, de hecho, seguía igual o más fuerte que antes. Entonces la vi allí, tan frágil, tan delicada, tan débil, con su cabello lacio, y sus 34-C, su hermosa piel… 
Me inque a dónde estaba Melisa, y estaba a punto de tocar sus senos pero un pensamiento de culpa me abordo así que retire la mano. Desafortunadamente mi erección era más fuerte que mi sentimiento de culpa así que lo hice. Toque su brazo y fui subiendo lentamente hasta su busto, su piel aún estaba cálida. Empecé a tocarla y en unos instantes la deje totalmente desnuda al igual que yo, la cargue y la puse en el sillón, y estaba yo ahí, cómo en aquellos capítulos de anime, la estaba penetrando salvajemente, me desgarre incluso el pene por lo que empecé a sangrar pero eso no me detuvo, al contrario. Así que ahí me tenían, un maldito debilucho de 17 años de 1:69 cogiendo con una muerta como el maldito Hugh Hefner. El frenesí se volvía más intenso, más hambriento así que fui a la cocina y encontré unas tijeras para cocina, y volví con mi dulce Melisa, corte todo su cabello, corte sus pestañas, sus cejas, sus párpados y la sangre carmesí cubría su hermoso rostro, la penetraba y mientras lo hacía empecé a cortar sus pezones, no sé qué me estaba pasando pero el olor de su sangre me excitaba, tome la malditas tijeras y las hundí en su estomago. Abrí por completo a la desgraciada, todos sus órganos estaban expuestos, así que ahora también le hacia el amor a sus intestinos, pero me quedaba sólo una duda, todo este tiempo que nunca me noto, que nunca me volteo a ver si quiera, todo este tiempo que estuve enamorado de ella y nunca lo supo, tenía que saber una cosa más, así que metí mi puño por sus costillas y justo cuando lo sentí, tire fuerte. Al parecer la perra si tenía corazón después de todo.

-Dante Vasách

#Dante #Vasách #México 

En 1992, mientras se celebraban los cinco siglos de algo así como la salvación de las Américas, un sacerdote católico llegó a una comunidad metida en las hondonadas del sureste mexicano.
Antes de la misa, fue la confesión. En lengua tojolobal, los indios contaron sus pecados. Carlos Lenkersdorf hizo lo que pudo traduciendo las confesiones, una tras otra, aunque él bien sabía que es imposible traducir esos misterios:
–Dice que ha abandonado al maíz –tradujo Carlos–. Dice que muy triste está la milpa. Muchos días sin ir.
–Dice que ha maltratado al fuego. Ha aporreado la lumbre, porque no ardía bien.
–Dice que ha profanado el sendero, que lo anduvo macheteando sin razón.
–Dice que ha lastimado al buey.
–Dice que ha volteado un árbol y no le ha dicho por qué.
El sacerdote no supo qué hacer con esos pecados, que no figuran en el catálogo de Moisés.
—  “Bocas del tiempo” - Eduardo Galeano.
A Prueba

Capitulo 51

POV LAUREN

Habían pasado varios días desde que volví a encontrarme con mi familia y extrañamente también desde la última vez que había visto a Camila. Desde aquel día le pregunte si había algún problema en que yo pasara los días con mi familia, en casa de mis padres. Ella no se reusó. Dijo que era lo mas probable que creía que pasaría y, de no ser así, ella me lo hubiera sugerido. Así que ni siquiera desempaque mis cosas y las mude a la que alguna vez fue mi habitación en la casa de mis padres.

Había convivido mucho con mis hermanos y hasta algunos amigos los últimos días. Íbamos a toda clase de lugares en Miami pero siempre lo hacíamos juntos. Incluso algunas imágenes habían regresado a mi cabeza. Viejas historias, fotografías, algunos videos. Esa semana ellos se encargaron de mostrarme lo mas posible de la historia de mi vida. Todo era demasiado confuso aun, pero rodeada de tanta gente que me conoce, que me extraño y que me ama, cualquier cosa seria mas fácil.

—¿Entonces… este es tu novio? —Pregunto Tay mirando el fondo de mi celular.

—Si, es el. Mi novio Joel y ahora prometido.

—No parece de tu tipo Lauren.

—¿A no? ¿Por qué no Taylor?

—No lo se. Es que… no. Simplemente no.

—Vamos, debe de haber una razón.

—Es que bueno… tu nunca habías estado con un… con alguien como el.

—Pero aun no lo conoces Tay, no sabes como es el.

—No, en serio. No necesito conocerlo para saber eso Laur…

—Algún día lo conocerás —Dije abrazándola por el cuello —Y te darás cuenta de la maravillosa persona que es y entonces… ahora si podrás decirme si te sigue pareciendo nada de mi tipo —Bese su mejilla —¿Esta bien?

—No, no lo entiendes. —Ella se zafó de mis brazos y fue hasta la salida. Parecía incluso molesta.

—No Taylor… no entiendo muchas cosas.

—Pero hay cosas que son mas que obvias Lauren.

—Son tan obvias para ustedes pero tan indiferentes para mi. Pónganse en mi lugar, no soy una adivina. ¿Por qué no pueden simplemente ser sinceros conmigo?

—Porque son cosas que si te las decimos podrían arruinar todo, o podrían simplemente no cambiar nada. Si las recuperas en tu mente, si optas por regresar a ellas… será por tu propia cuenta Lauren. Nadie mas te orillaran.

—¡Con un demonio Taylor! He escuchado eso una y otra y otra vez. Estoy harta. —En serio lo estaba —¿Qué mas quieren? ¿Qué quieres de mi Taylor?

—Quiero a mi hermana de regreso —Salió de la habitación y cerró la puerta a su salida.

Era obvio. Ella solo me había dicho lo obvio. Todo el mundo parecía estar implorando a gritos a la vieja Lauren. Incluso Lauren en este momento imploraba recordar quien era antes. Sentada en la orilla de mi cama completamente sola después de aquella conversación, solo una persona era capaz de calmarme. Después de algo como eso el simple hecho de recordar su voz era un tranquilizante para mi. Tome mi teléfono y marque.

—¿Hola?

—Hola Camila.

—Oh… hola Lauren ¿Cómo estas?

—Bien, aunque algo aburrida. ¿Qué te parece si salimos esta noche? A cenar, a caminar… lo que sea.

—Yo bueno…

—Vamos. Hace días que no te veo.

—Me encantaría Laur… pero ya tengo planeas para hoy.

—Oh, entiendo. Bueno… ¿quizá mañana?

—Ahhh no lo se. Lo siento Lauren. Sal con tus padres, tus viejos amigos… yo te aviso si algo cambia ¿bueno?

—Claro —Dije entre suspiros

—*Camila, ¿vienes o no?* —Escuche otra voz a través del teléfono.

—Claro, voy. Bueno Laur, debo irme.

—¿Qué? Ah… claro.

—Cuídate. Hablamos después. Adiós. —Ella colgó.

Llevaba todos estos días sin venir a verme, sin llamarme si quiera. Todas las veces que habíamos hablado había sido porque yo había marcado su número y solo me decía lo necesario. Cada vez que hablaba con ella esperaba, hasta rezaba por que me dijera “hey vayamos a algún lado” “hey ¿Qué tal si vamos a cenar”, algo, cualquier cosa, pero ella solo parecía estar evitándome.

¿Estaría ocupada. Enojada? ¿Habré hecho algo mal? ¿Le habrá molestado que no me quedara con ella? No tenía idea a que se debía este comportamiento de su parte. Y por otro lado… ¿Quién estaba con ella? ¿ósea que ahora tenía tiempo para salir con cualquier otra persona pero no conmigo? ¿De que se trataba? No sabía que era lo que estaba sintiendo ahora, pero me molestaba. Me molestaba no poder verla, no hablar con ella como antes, que se viera con alguien mas y se haya olvidado de mi. ¿Qué acaso no lo intuía? Yo la extrañaba. La extrañaba demasiado y desearía que estuviera aquí justo ahora.

Me quede el resto de la tarde tirada en la cama. No tenía muchas ganas de salir, ni de conocer mas sobre nada. Solo había una persona de la cual quería saberlo todo y no era ninguna de las que me rodeaba justo ahora. Cansada de todo eso me quede dormida, y no desperté hasta la mañana siguiente.

Creí que me sentiría mejor, que todo habría pasado e incluso trate de mentalizarme para pensar que, un nuevo día, una nueva oportunidad de por fin hablar con ella. Pero la verdad es que me sentía igual o incluso peor que ayer. Todo mi mundo estaba volteado de cabeza, no sabía que pasaba conmigo, no tenía idea de que pensar. No quería seguir en mi casa, tampoco quería regresar a Nueva York, ni siquiera me interesaba pensar en Joel o en la boda.

No sabía que seguía, no tenía idea de que rumbo tomar pero si sabía que, mientras Camila estuviera en el yo seria feliz.

—Amor… ¿estas bien? —Mi madre había entrado a la habitación.

—Clara. Si, estoy bien.

—¿Segura? No lo parece.

—Pues… lo estoy.

—Soy tu madre. Se que algo pasa. No comiste nada ayer y ¿ya viste que hora es? Es casi medio día y tu no haz salido de este cuarto. Tus ojos están hinchados… Dímelo hija. —Pensé en alguna excusa, algo que me salvara de esa charla pero, esta mujer seguro era mi madre, con una simple mirada me convencía de lo que fuera. La mire por mucho tiempo a los ojos hasta que no pude mas y la abrace, la abrace incluso mas fuerte que el día en que la vi y comencé a llorar como una bebé entre sus brazos.

—Clara no se que hacer.

—Linda… ¿ que pasa?

—Clara… pasa que soy patética. Mírame, estoy aquí como una niña sin saber que hacer de su vida. Ya no entiendo nada, me siento peor que antes. —Ella solo me miraba sin comprender una palabra. Estaba tan o tal vez mas confundida que yo. —No se que hacer, no se a donde ir. Me encanta Nueva York, me gusta la “vida” que tenia ahí pero… me enamore. Me enamore de Miami, de mi familia, de mis viejos amigos de… Mamá, ¿recuerdas el día en que regrese, que te dije que en Nueva York me había enamorado? —Ella asintió con la cabeza —Ya… ya no estoy tan segura.

—Lauren hija pero…

—Lo se, lo se mamá pero… es que todo es tan raro. No se como explicarlo.

—¿Hay alguien mas? —Pensé unos instantes la respuesta. No podía seguir engañándome, no de esta manera. Necesitaba saber. Necesitaba comprender.

—Si. Bueno, eso creo. Es que no lo se, no lo entiendo. Yo… ¿y si te dijera que es…?

—¿Que es una persona maravillosa? ¿Qué ha sido quien mas de su atención te ha brindado? ¿Qué ha tenido la disposición de lo que sea por ti? Esto Lauren… esta conversación ya la habíamos tenido alguna vez, hace años. Hoy los roles se repiten.

—Pero mamá, ¿Cómo…?

—Dime quien.

—Es que yo…

—Solo dímelo hija. —Puedo jurar que lo dude, pero mi mente explotaría si no lo hiciera.

—Mamá, han sido semanas sin Joel y no siento que lo extraño. Semanas sin sus cariños, días enteros sin hablar con el. Sus mensajes ya no me llenan de alegría, escuchar su voz ya no hace que mi estómago se apriete… en cambio… en cambio si ella, han sido días, días interminables sin verla, sin hablar con ella. Siempre que la llamo ella termina la conversación, siempre que la invito a salir ella me evade y eso me esta matando. No, no se que siento… no se que pasa dentro de mi. Pero mi alma me suplica de rodillas por ella y no se que hacer, creo que… —Las lágrimas de mi mama ahora acompañaban las mías —creo que ya no quiero sacarme, no quiero hacerlo, no con Joel porque… porque a el lo tengo a kilómetros y no lo extraño, porque esto —Saque mi celular y le mostré mi fondo de pantalla con el —esto ya no parece llenarme. Y, en cambio a Camila… la tengo a unas cuadras y la siento tan lejos, la extraño. Extraño su risa, extraño su mirar y no se que signifique. —ella me dio la mano y se levantó de la cama para salir de mi habitación. No dijo nada, solo salió. —¿A dónde vas? —No hice nada. Solo me quede ahí, inmóvil. Completamente incapaz de hacer algún movimiento. No pasaron ni dos minutos cuando mi mamá regreso. Regreso de quien sabe donde con un porta retratos abrazado a su pecho. Se quedo en la entrada de la habitación y me miro.

—Algo así no podía perderse. —Yo no entendía nada. —No podías olvidarlo del todo, no podía pasar como si nada. —Camino hasta a mi y se sentó de nuevo a mi lado. Me miraba a los ojos y lentamente puso la fotografía en mi regazo. La vi y no podía creerlo. Éramos nosotras, Camila y yo. Besándonos en una especie de parque sonriendo en el beso. Estaba completamente en shock. Si había dejado atrás a alguien cuando paso todo esto, tal vez por esto y por Joel era que nadie me decía nada, ni la misma Camila. Por eso su reacción, por eso sus atenciones, por eso su enfermizo interés de hacerme recordarla. Ella fue mía, en algún momento de nuestras vidas lo fue. —No dejes que se pierda. —Yo seguía llorando. —Se que no la recuerdas… pero ahora lo sabes. —Yo solo seguía perdida en la fotografía. —Ve por ella Lauren.

—¿Qué?

—Que vayas por ella. Que vayas a su casa ahora y le digas lo que sientes. Que te explique todo, como es que fueron las cosas. Hija… —¿Me estaba pidiendo que fuera por ella? ¿esto era real? —…vuelve. Vuelve Lauren.

Yo seguía en shock, solo me quede viendo hacia la nada con la imagen de la foto en mi mente. Ahora tenia muchas mas preguntas que antes.

—Lauren… —Voltee a mirarla. —Ve por ella. Tienes que ir, no tienes idea de lo que ella sufrió solo… ve. ¡Ve hija! No te me quedes mirando. Deja de pelear con tu mente, ¡la amas! No la dejes. ¡corre!

Me saque las lágrimas del rostro, le di un beso a mi madre y Sali corriendo de la habitación. Antes de salir de la casa me puse una chaqueta y Sali corriendo. Corrí como nunca antes, nunca me había sentido tan viva como ahora, por la acera, la banqueta. Esquivando autos y personas. Nadie iba a detenerme ahora que lo había decidido.

—Voy por ti, Camila. —Repetía en mi mente una y otra vez.

**ASK** :) ¿COMO ESTAN? ¿BIEN? ME ALEGRO. YO NO SE, NO ESTOY BIEN PORQUE UN MILLON DE FOLLOWERS Y FEELS Y AY MAMÁAAA :( PD. SE ACERCA EL FINAL OMGGG

Ruta ERRORINK: ink está enfermo

HI! 0u0/, antes de que lean, quien este interesado en esto, debo decir que esto es mas como mi headcanon, así que, los personajes quizás son muy, no sé, muy ooc?… serán dos partes porque tengo flojera de seguir escribiendo -3-

~ ~ ~ ~

*en cierto lugar en cierto día en cierta hora*

-No dejare que destruyas este AU- grita ink sin ganas tambaleándose con un gran sonrojo en sus mejillas y la mirada cansada.

-no podrás detenerme!- lo reta error con suficiencia.

Ink lanza un ataque defectuoso de huesos que no cumplen su cometido y solo explotan como globos con agua sobre error.

… que pasa, ink? acaso estas enfermo? -

-n-no- tartamudea mareado - “solo siento el cuerpo débil y pesado, además de unos horribles escalofríos”- completa en su mente.

-ja! mala suerte - error lo captura con sus hilos cuando ve a ink con la guardia baja.

- suéltame, no te saldrás con la tuya! - empieza a forcejear pero comienza a toser y cada vez se siente más débil y con un intenso calor en todos sus huesos.

- sabes, solo empeoraras lo que sea que tengas - mira como el esqueleto más pequeño comienza a ponerse mas débil.

- mmh - levanta la mirada medio inconsciente.

- hey! en serio tan mal te sientes?, ink? ink?! no tiene sentido vencerte si no te esfuerzas! - nota como ink comienza a quedarse dormido y deja de forcejear.

Lo último que ink ve es a error acercarse a él para después sumergiese en una intensa oscuridad.

~ ~ ~

Ink abrió lentamente los ojos aunque no quería hacerlo, pero solo vio una blancura sin fin, tan blanco que incluso hacia doler la cabeza a cualquiera si miraba mucho tiempo un solo lugar, noto que estaba recargado en algo y al voltear solo vio más espacio en blanco, esto comenzaba a alarmarlo, no le gusta esa sensación de vacío y soledad, pero se sentía tan débil como para siquiera reaccionar, se incorporó y toco en donde antes estaba recargado.

- una pared? - murmuro aun con la mirada cansada.

- es una pared mágica, ya que aquí no hay paredes invoque una pared - dijo error arriba de él colgando con ayuda de sus hilos - todavía vas a dormir - dijo viendo como ink volvía a cerrar los ojos.

- … no puedo mantenerme despierto - dijo volviendo a recargarse contra su espalda.

- sabes, puedo matarte o destruir otros AUs así como estas – dijo error, aunque no se movió de su lugar.

Ink abrió sus ojos con cansancio y débilmente se paró con ayuda de su pincel, tambaleándose un poco y casi cayéndose, se sentía realmente mal, pero alzo su pincel en modo defensivo.

- no dejare… que lo hagas -

- tsk - chasqueo con su ecto-lengua(s), y sin esfuerzo volvió a capturarlo con sus hilos, pero en vez de golpearlo como haría antes, volvió a sentarlo en donde estaba.

- … te repito, no tiene sentido vencerte si estas… así-

- … - no dijo nada, no sabía que decir, así que solo se le quedo viendo - mal momento para enfermarse - susurro para si mismo.

- eh? -

- nada - cerró los ojos, se sentía raro que error le mostrara esa “amabilidad” pero aun así no pudo evitar sonreír.

Error se quedó viendo a su rival, que en estos momentos no parecía ser del todo su rival, tenerlo dormido profundamente, aunque parecía agitado, como si hubiera tenido una intensa pelea cuando su pelea no duro ni cinco minutos, y no hacer nada, es decir, ahí está ink, dormido, vulnerable, inconsciente, casi muerto, y él, él solo lo veía, y ya, jamás se imaginó eso, solo veía como respiraba lentamente con la boca entreabierta.

Pero si lo atacaba se sentiría tonto porque ink ni siquiera estaba despierto, y lo conseguiría de la forma fácil y eso le molestaba, el quería algo de pelea, sentirse en verdad victorioso.

Se bajó de donde estaba y se puso enfrente del esqueleto más pequeño inclinándose.

- de igual forma que tienes? - se preguntó, ink no se mostraría tan débil en su presencia, por lo que debía ser algo malo, además de que apenas y podía estar despierto.

Pero él no sabía cómo comprobar lo que tenía.

- … ah! ya recuerdo!, era fiebre, tienes fiebre? – le pregunto a un dormido ink que obviamente no respondió.

Error volvió a atrapar a ink con sus hilos y desaparecer la magia de la pared en donde estaba recargado para así poder acostarlo.

- buscare un termómetro – se sentó y abrió un portal metiendo sus hilos como si fuera una bolsa.

- mmh pues aquí no hay uno – dijo sacando sus hilos junto con una barra de chocolate y cerrando el portal.

Se paró y volvió a abrir otro portal hacia otra dimensión he introducirse en el.

Paso el tiempo he ink despertó de nuevo, no sabia distinguir si se sentía mejor o no pero su “estómago” o magia comenzaba a demandar algo que comer.

Volteo en busca de error pero no lo encontró.

- error! – lo llamo esperando a que respondiera – ERROR! – grito con más fuerza, pero no hubo respuesta.

Al contrario de la primera vez, esta vez se encontró más consiente, error no estaba ahí y odiaba eso, estaba solo en un lugar sin nada.

Quería salir de ahí o que al menos error apareciera, se enderezo y se paró aun mareado y casi inconsciente sosteniéndose con su pincel, solo consiente de una cosa, estaba solo.

- error! –seguía llamándolo pensando que quizás era solo una broma o cerciorándose de que estaba mal o en lo correcto.

Pero no hubo respuesta, solo un insoportable silencio, Error posiblemente se había ido y lo había abandonado ahí, era de esperarse eso, había sido un tonto por confiar en él, después de todo error lo quería matar.

Quizás era por culpa de la fiebre que tenia o el dolor de su alma o su pánico a la soledad la causa de su sensibilidad y que las lágrimas brotaran de sus ojos.

Alzo su pincel con la intención de aparecer un portal, pero apenas tenía las fuerza para mantenerse de pie.

- ink estas des… pero qué?! Ni se te ocurra! – error le quito el pince fácilmente de sus manos antes de que utilizara su magia.

-error? – se había volteado al momento en que le quitaron su pincel viendo a error cargando una bolsa.

- … si? – se sorprendió al ver el rostro lloroso de ink, pero ink se desplomo en el suelo de lo débil que estaba antes de siquiera dar un segundo paso, lo que hizo reaccionar al esqueleto más alto.

- oye tienes fiebre, debes acostarte – dijo casi regañándolo mientras ink se limpiaba las lágrimas, error desvió la vista mientras lo hacía.

- fiebre? –

- si, fiebre – se sentó a su lado y le dio la bolsa. – no encontré ningún termo y de alguna forma sabía que no debía dejarte mucho tiempo así que solo traje algo de comer –

- oh – dijo sacando un bollo y un jugo, le dio un mordisco al bollo y se sobresaltó al sentir la mano de error en su frente.

Error igual sintió una corriente eléctrica por su cuerpo, al sentir el tacto del esqueleto a su lado.

- pues estas hirviendo, no sé cómo calcular eso – dio su análisis error quitando su mano.

- que especifico - Ink rio un poco ante eso.

~ ~ ~ ~

hasta aquí le dejo por ahora :T

part 2

part 3

Vivo animado
y a la vez con angustia
animado porque tengo una
íntima felicidad
resultado de una esperanza
esperanza llena de sueños
de un día saber que eres mía
y podré salir a buscarte
para mirarte de frente
con las caricias llenas de incendios
con el mar de mis pensamientos
hecho un espacio infinito
donde tu alma se funda con la mía
vivo animado
y a la vez con angustia
con la angustia de que te equivoques
y un mal amor invoques
hasta ir perdiendo poco a poco
tu corazón frágil
me provoca cierta ira saber
que alguien podría corromper
tus emociones y llenar tus horas
de temor y preocupaciones
golpeo la pared
con los puños cerrados
lleno de enojo sólo de pensar
que alguien quiera jugar contigo
a todas horas estoy queriendote
rezando por lo mejor para ti
para serte sincero a veces creo
que yo soy lo mejor
¿Pero como te busco sin ser molesto?
¿Como te llamo sin perder el romance y el misterio?
¿Que ritual o danza se le hace a la luna para que me traiga tus besos?
Uno a veces se muere lento
y extraña todo aquello
que no ha sucedido
viviendo de una fantasía
un veloz y luminoso anhelo
con esa persona que ni siquiera
ha volteado a vernos.
—  El vuelo de un quetzal by Quetzal Noah
VIENDO EL VLOG DE WILLY ME DI CUENTA DE ALGO...¿Se dan cuenta la cantidad de salseo que nos podría brindar la cámara de 360 grados? osea igual uno grabando y por ahí se ve algo en plan un beso o por el estilo asdfghjklñ que igual se me pira la pinza pero imaginenselo VLOG de todos ellos así y nosotras como locas volteado la cámara para todos lados esperando ver algo

Bueno bye eso era todo :v gracias por leer mi estupidez v:

Atlanta. {Drabble Wigetta}

 Me encantaba visitar nuevos lugares y eventos, en especial con la compañía de mi compañero de piso, quien se encontraba dando brincos de la emoción.

-Buah que bonito todo tío!- grito en un tono agudo mientras tomaba una foto de la habitación.
-Ya ves, y tú que por momentos pensaste en no venir.- masculle entre dientes en un tonó burlón 
-Mira chaval no me provoques que si estoy aquí no es por el evento, ni tampoco por lo bonito de este lugar.- justo después de decir esas palabras juraría que sus mejillas se tonaron en color rojizo
-¿Eh? y tu de que vas, porque viniste entonces?.- reí ante la situación en serio Samuel estaba tratando de decirme que vino porque yo se lo pedí? 
-Venga Willy, déjate de bobeo mejor vamos a dormir que ya es tarde y mañana temprano quiero salir a recorrer la cuidad.- Bien el idiota no tenía pensado responderme lo obvio, punto para Willy! sonreí entre mis pensamientos y antes de reaccionar Samuel ya estaba en la cama; que por cierto pedimos solo una habitación para los dos ¿Porque? ni yo lo sabia. 
 Recogí un par de prendas para dormir y me vestí rápidamente, ni siquiera sabía porque me había puesto tan nervioso, tal vez era porque sentía la mirada inquieta de Samuel en mi o tal vez eran solo ilusiones mías.
 Me tumbe con cuidado a un lado de la gran cama matrimonial, el silencio reinaba en la habitación podía sentir la tensión en el aire, mi ritmo cardíaco se aceleraba a cada segundo y mis manos temblaban al oírlo respirar con tal tranquilidad, no sabía que estaba pasandome solo sentía el intenso deseo de querer rodear mis brazos por cintura. ¡Me cago en todo! grite lo más fuerte que pude, en mis pensamientos. Intente alejar esos raros pensamientos tumbandome de lado sobre mi brazo e ignorar su obvia presencia. 

-Sabes Willy- susurró rompiendo el silencio y toda la poca calma que tenía -no quise responderte antes porque, bueno.. -suspiro haciendo raros gestos con las manos, ni siquiera había volteado a verlo pero sabía perfectamente que gestos estaba haciendo, lo conocía demasiado- vine aquí solo porque tú me lo pediste, buff me siento tan idiota hablado aquí contigo y tú ahí dormido- cierto es que en ningún momento había contestado, estaba completamente inmovil, que pringao cree que estoy dormido. sonreí por inercia mientras este continuaba hablando- te quiero demasiado sabes, vine aquí porque no puede evitar ver tus pequeños ojos rasgados radiados de ilusión por venir y suplicandome que te acompañara, nunca puedo decirte que no maldito chino adorable! -escuche como reía bajo, es que es tonto buffe entre mis pensamientos.- 
-Porque no cierras la boca gran idiota y vienes aquí y me abrazas? Hace horas que estoy intentando dormir, pringao.- ni siquiera yo sabía de donde había sacado tal coraje para exigirle tal cosa, pero tenía la certeza de que lo había dejado completamente helado. 
 Este por su lado soltó una gran carcajada y se aproximo hacía mi rodeandome con sus grandes brazos por la cintura.
-Ay mi Willy.- susuro dulcemente cerca de mi oído y justo antes de quedarnos dormidos deposito un pequeño beso en mi nuca.

 Tal vez mañana fingiriamos que esto nunca paso, o tal vez se volvería a repetir, que espero que si, no lo sabía, de lo único que estaba seguro ahora es que teníamos un pequeño secreto que ocultar, uno más entre otro muchos. 

————————————
 Hola, bueno hacía ya dos siglos que no subía un drabble :v cambie un poco mi forma de narrar estoy intentado nuevas cosas, si leíste esto me gustaría que me digas si te gusto :v y nada gracias por leer. *Corazones gays*