viva el rap chileno

Eramos la nada a segundos de serlo todo, hoy sigo en la nada y ésta herida no sana con yodo, porque es la cicatriz de quien amaba, raíz de un árbol sin hojas, una esperanza arrebatada. A veces pienso que la vida es injusta damos todo por aquella persona que luego el otro busca, la libertad de encontrar su camino, esto lo pensé ebrio y dije "son cosas del destino". Ahora no vengas a lamerme las heridas, ya es tarde, vete, me cargan las despedidas, partir de cero, volver al punto de partida, escribiste la canción más triste de mi vida.