virgen-de-san-juan

Celebración de la Candelaria en el Callejón del Mercado Repúblico

Celebración de la Candelaria en el Callejón del Mercado Repúblico

External image

External image
San Luis Potosí.- Continuando una tradición de 27 años en el Callejón Ponciano Arriaga mejor conocido como el Callejón del Mercado República, se celebró el día de la Candelaria. Por Carlos Garrigos, fotos Armando Castro.- Marco Antonio Hernández conocido como el “Tyson"indicó que está actividad que se ha vuelto tradición cumple casi tres decadas de haberse instituido en ese barrio, en donde en un principio se buscó realizar un concurso de Graffiti  en la época en que Pizzuto Zamanillo fue Alcalde de SLP y donde se pintó por primera vez a La Virgen de San Juan de los Lagos. Por otra parte menciono que con el tiempo de autogestiva se han organizado para seguir manteniendo la identidad y tradiciones, encausandolos a un proyecto social sin violencia. Comentó que han logrado a rehabilitar a diferentes chavos para sacarlos de la criminalidad y muchos de ellos incluso han alcanzado un grado de licenciatura,el ejemplo varios de ellos que ahora son Chef y donaron para la fiesta los varias cazueladas que se regalan a la gente. En un evento en el que se contó con la presencia de la Policía Municipal de San Luis Potosí, así como elementos de la Policía Federal, concluyo la celebración con un saldo blanco. En el propio taller a lo largo del año se realizan talleres de carpintería, cocina, dibujo o manualidades para sacar a los jóvenes de la violencia, sin que se pierda la identidad y cultura del barrio por cerca de 7 años. Marco Antonio Hernández crítico la falta de compromiso por parte del Instituto Potosino de la Juventud de no trabajar por la juventud. Igualmente señaló a las autoridades culturales quienes tampoco reconocen la cultura potosina. Pidió que se abrieran más espacios para los jóvenes de los barrios y se les de las armas para detonar su potencial para recuperar el tejido social. Finalizo señalando que este evento busca promover la cultura y la no violencia. [gallery type="rectangular” ids=“38187,38188,38189,38190,38191,38192,38193,38194,38195,38196,38197,38198,38199,38200,38201,38202,38203,38204,38205,38206,38207,38208,38209,38210,38211,38212,38213”]         -

One night I heard strange noise on the roof. I was scared that it might be thieves. I peeped out the staircase window. To my surprise, and to my fear, it were extraterrestrials. They were taking my family’s clothes. I prayed to the Virgin so that the martians wouldn’t notice me or my sleeping baby and so that my husband would come back home. I thank the Virgin of San Juan because the extraterrestrials went away without doing any harm to us. But since we were left without clothes, I had to buy new ones — and that I very much like to do.

I had a huge problem. When I met a nice guy, it all went well until we went on a romantic date. When they tried to hug me or even grab my hand, I suddenly became electric and shocked them with electricity. After the shock every man ran away from me. I prayed to the Virgin because I didn’t want to be an old maid. She worked a miracle and made my charge less harmful, leaving me with a soft magnetic attraction. Now I have a boyfriend, and I thank the Virgin.