violencia

¿Cómo va a haber paz en un país donde los niños mueren de hambre, donde la gente agrede a otra por el simple hecho de que apoye a un equipo de fútbol diferente al suyo, donde la gente se muera esperando a que la ambulancia llegue, donde pides una cita con un especialista y te la dan para 2 o 3 meses después, donde la educación es mala y mediocre, donde el respeto a la autoridad y el respeto de la autoridad para con el pueblo es nulo, donde las normas de transito son violadas todo el tiempo, donde la violencia y la discriminación reinan, donde la muerte es el pan de cada día, donde cada año, los precios a pagar son cada vez más altos, donde si expresas tu opinión o te matan o te botan del trabajo o te tildan de revolucionario, como puede haber paz en un país donde lo más importante es que los futbolistas jueguen en sus equipos o lo que los famosos hagan con su vida?
Nos llaman exageradas, porque tenemos miedo. Miedo por tener el envoltorio que todos conocen como “débil” y que por eso nos lastimen. Tenemos miedo. Miedo de salir a la calle y no volver. Miedo de irnos sin despedirnos y después no tener la oportunidad de hacerlo. Tenemos miedo de caminar solas por las calles a oscuras porque en cualquier rincón podría haber un demente esperando. Tenemos miedo de perder a una amiga, a nuestra mamá, nuestra hija, nuestra tía, nuestra abuela, nuestra vecina, la novia de un amigo. A CUALQUIER MUJER BUENA DEL MUNDO TENEMOS MIEDO DE PERDER. El 35% de mujeres en el mundo ha sufrido violencia de género de cualquier tipo, ya sea sexual o en otros casos conlleva a la muerte. Me pregunto: ¿Hasta cuándo? ¿Porqué tenemos que tener miedo las buenas personas y no los violadores asesinos escondidos en la esquina?  Seguinos diciendo exageradas. NI UNA MENOS POR FAVOR.

Me duele el alma cada vez que pienso en vos, que ya no estas. En ella, que tampoco está. En la de ayer, en la de hace una semana y en la de hace un mes. Hoy vivo por ustedes, compañeras. Hoy vivo con miedo, con rabia, con odio; pero por ustedes y por nosotras. Por las mujeres, porque nos estan matando, y no puedo hacer mas nada que luchar y vivir hasta que me muera o mas probable; hasta que me maten.

3

Estos tres casos de femicidios, son tan solo unos pocos de los CIENTOS que hay y ocurren diariamente, producto de la violencia machista.

Intervención en la ciudad de La Plata x Inefable Arte