vijhe

No te quedes a mi lado
no me tiendas las manos
déjame ir sola
por los caminos sinuosos
y mirar
los momentos cambiantes
sola, precisamente sola.

Déjame sopesar
la eficacia de mi alma
y el poder de la voluntad
para discernir entre ignorancia
y verdad
para observar los diversos
matices de luz y sombra.

Déjame que me conozca a mí misma
no te quedes a mi lado
debo seguir sola.

—  “Soledad”, Surekha Vijh