vida. colores

Pasé por una época donde mi mente solo estaba confusa y todo está realmente gris, donde todo literalmente es una real mugre y solo buscaba una luz que me salve de toda la oscuridad que había en mi vida; donde entre tanto desorden llegara alguien a ordenarme la vida, alguien que me ayudara a sobrevivir a mi cotidiano vivir… Simplemente, a alguien que no le importara mi pasado y que me ayudara a sanar las heridas y ver la vida de lindos colores. Y ahora, en este preciso momento, lo único que tengo claro es que te quiero. Porque que la luz que estaba buscando en medio de la oscuridad eras tú, porque entre el desorden eras tú el que me decía como ordenar mi vida, porque entre todo tu fuiste quien me ayudó a sobrevivir ante el sol de cada día y por sobre todo, fuiste tú quien me ayudó a armar el rompecabezas en mi vida, no te importaron mis heridas, mis miedos y mi oscuro pasado, solo te importaba que mi presente fuera lleno de colores con lapices que tu me diste para pintar mis días con tu dulce manera de ser. La tormenta fue tan fuerte que no me di cuenta que el rayito de sol estaba tan cerca mío (tu). No pude verte, solo veía oscuridad y una desesperación gigante y solo buscaba no perderme y salir pronto de ahí. Y ahora que salí, creo que perdí mi rayito de sol… Por dejar que todo lo malo me envolviera y no verle salida la tormenta, por cobarde y por no saber como empezar a querer mi rayito de sol.

Una leonai cualquiera el 15 de agosto del 2017.

Te quiero, solo a ti

Te quiero por que eres diferente, tu alegras mis dias, le das color a mi vida, y haces temblar mi corazon, te quiero por quererme, por ser como eres, por llegar a mi vida como un rayito de luz en pleno caos, te quiero, solo a ti, mi amor.

Conozco una persona que se merece lo mejor del mundo, y no sólo por ser lo más importante para mí, si no porque realmente se lo merece, mejor amiga, esto es para tí. Realmente no tengo palabras para agradecer tanto, eres de las pocas personas que me quieren por lo que soy. Y solamente puedo decirte una cosa: gracias. Gracias por todos los consejos que me has dado, y perdón por aquellos que no he seguido. Gracias por quererme así, la mayor parte del tiempo malhumorada y una que otra vez deprimida. Te agradezco por secar cada lágrima que ha caído de mis ojos, y por provocar algunas de felicidad. Gracias por siempre creer en mí, y nunca dejar que me quedara en el suelo, muchas veces caí, pero me levantaste de ese agujero en el que me encontraba. Compartimos muchas risas escandalosas la mayoría del tiempo, algunos gritos de emoción y otros de enojo, una que otra lágrima, ya sea de felicidad o de tristeza. Gracias por estar en mi vida, gracias por darle esa pizca de color que necesitaba, realmente llegaste para pintar mi mundo de colores. Y sé que llegará un chico que vea todo lo que yo veo en tí, que entienda el porque te muerdes los labios cuando estás ansiosa, o también lo mucho que te encanta bailar. Y espero que ese chico no te lastime, porque realmente le saldrá muy caro, y prometo recoger y unir cada pieza rota.

Valery Soza