vicioso

A veces es difícil salir de ese círculo vicioso que no te lleva a ningún lado, salvo a hacerte daño a ti misma. Y cuando consigues salir de él, tratas de evitar por todos los medios todas aquellas cosas que pueden hacer que recaigas. Pero a veces se cruzan en tu camino pequeñas pruebas que tienes que aprender a superar sin volver a caer en aquello que te hacía daño.