vibore

Ребят, нужна помощь ☺️
Проголосуйте за эту прекрасную девушку в конкурсе «Миссис Нижний Новгород», всего-то надо перейти по ссылке ⬇️⬇️ и выбрать ✅ ИРИНУ ИВАНОВУ ✅. Благодарю ☺️.

http://www.wday.ru/stil-zhizny/vibor-redakcii/konkurs-missis-nijniy-novgorod-vyiberi-luchshuyu-mamu-i-jenu/3/

Made with Instagram
PAULA BETANCUR REPITE EN EL ORIENTE

PAULA BETANCUR REPITE EN EL ORIENTE

External image

V. Oriente Femenina, Et.2: En El Carmen de Viboral continuó el mando de las locales

External image

Circuito en El Carmen. Jueves 19 de mayo de 2016, Lizeth Valencia la ganadora Juvenil II Vuelta Femenina al Oriente Antioqueño, mayo 18 al 21 del 2016

En la Vuelta Oriente Femenina se realizó su segunda etapa en el municipio de El Carmen de Viboral sobre un rápido circuito urbano, fue muy movido en…

View On WordPress

Made with WordPress
VUELTA FEMENINA CICLÍSTICA ORIENTE

VUELTA FEMENINA CICLÍSTICA ORIENTE

External image
Vuelta Femenina a Oriente: Estefania Herrera, Isabella Orozco y Paula Betancur primeras lideres (FOTOS-VIDEO)

External image
Paula Betancur, una de las lideres

Ha comenzado la segunda edición de la Vuelta Femenina a Oriente, que tuvo una etapa entre el Carmen de Viboral, Guatapé y El Peñol con 80 kilómetros de recorrido. Estefania Herrera…

View On WordPress

Made with WordPress
2 de enero de 2016. En Medellín no anocheció anoche.

2 de enero de 2016. En Medellín no anocheció anoche. Desde Bello hasta La Estrella se reporta y documenta el día sol que lleva más de veinticuatro horas. Habitantes de Caldas y habitantes del Carmen de Viboral pudieron dormir en la oscuridad “alumbrados por una luna tan potente que parecía solo para ellos”, como asegura Sandra Guzmán, vecina del oriente próximo. 

No parecía solo para ellos, fue naturalmente solo para ellos. El hecho fue tan inefable que foráneos, los periódicos y noticieros del mundo entero dejaron pasar por alto lo que sonaba como otra oportunidad para que estos  pueblerinos ventajistas se visibilizaran una vez más en lo internacional. Lo que les dejaba boquiabiertos y no veían nada raro, es que se hubieran puesto todos, sin excepción, de acuerdo para hablar la misma bobada. 

Y con el cansancio de haber fallado a la necesidad de contarle a pueblos extranjeros sobre su dicha o desgracia, después de haber suplicado por la noche y por la Luna en todas las religiones antiguas y en cuanto nuevo culto o empresa piramidal existiera en el momento, Medellinenses hacen lo que ante grandes situaciones saben hacer: no quedarse parados contemplando, echar pa lante. 

¡Pero no es precisamente calor, bochorno o un solazo insoportable todo el día! (y la noche): a las seis y media de la tarde atardece sin falta, el Sol se esconde pero siguen sus rayos tocando tangencialmente las crestas arboladas de las montañas y cayendo al valle. Parece que corre detrás de estas murallas protectoras buscando a la Luna. Sin más explicación amanece sin haber oscurecido, el Sol como aburrido, pero sin dejar su noble oficio, alumbra con luz tenue y acaricia suavemente con temor o cansancio las pieles de los vivientes y las fachadas de los edificios. 

Al día se le puede sacar provecho, es momento para sacar adelante un trabajo, una diligencia, en el día nos vemos las caras y sabemos quién realmente somos, es tiempo para pensar conscientemente, en el día conocemos nuevos lugares y nuevas personas. Pero es en la noche donde salimos con los que conocemos mejor, pues caminamos con sombras y hablamos a rostros distorsionados por grises, negros, anaranjados y de vez en cuando otra luz ajena de otro color.

Es la noche la de los pensamientos profundos sin mayor sentido que resolver la existencia. Es la que permite imaginar lo que hay en lo que no podemos ver. Es la que nos hace fuertes frente a inseguridades. Es la que nos hace perder la cotidianidad y la rutina pues recorremos los mismos espacios y los percibimos diferente, algunas veces más y otras menos guiados por la luz plateada de la Luna. Ella. Que ha inspirado cuentos y poemas como estrellas en el universo y que mueve largas y cortas fibras musculares para realizar movimientos involuntarios como teclear sin descansar, sin dubitar, sin planear esta narración. Y que a este pueblo no volvió más.

inefable
adjetivo
[cosa] Que no puede ser dicho, explicado o descrito con palabras, generalmente por tener cualidades excelsas o por ser muy sutil o difuso.