verme bien

Le hable con la verdad a quien solo me mentía. Fuí amiga de mi enemigo. Perdone a quien no me perdono. Escuche a quien nunca me escucho. Le creí a un hipocrita. Quise a quien me odiaba. Comprendi a quien no merecía ser comprendido. Y le explique a quien no queria explicaciones. Le demostre a quien nunca quiso hechos. Le tuve confianza a quien me decepciono. Abraze a un amigo falso. Le sonreí a quien no debí sonreir y no quise lastimar a quien me lastimo. Defendí a quien me critico. Acepte a quien nunca me acepto. Le di la razon a quien se equivoco. Levante a quien me dejo abajo. Ayude a quien queria verme perder. Hice sentir bien a quien me hizo sufrir. Le hable a quien no quería palabras y le escribi a quien no quería leerme.
Esa era yo

Esa era yo, no siempre con el mejor peinado o el cabello mas bonito, iba imaginando que bonito seria tener lo que deseas. Esa era yo, no siempre con la mejor ropa pero intentaba verme bien, e iba pensando como seria que te desearan tener una vez mas. Esa era yo, no tenia el mejor cuerpo, pero iba pensando si lo volverías a contemplar con delicadeza. Esa era yo, no siempre llevaba el mejor maquillaje, solo quería verme bonita para ti. Esa era yo, no siempre era la fuerte, pero intentaba que nadie lo notara. Esa era yo, no siempre la mejor de todas, porque solo quería destacar para ti.

“Los errores de mi vida”
Le hable con la verdad a quien solo me mentía. Fuí amiga de mi enemigo. Perdone a quien no me perdono. Escuche a quien nunca me escucho. Le creí a un hipocrita. Quise a quien me odiaba. Comprendi a quien no merecía ser comprendido. Y le explique a quien no queria explicaciones. Le demostre a quien nunca quiso hechos. Le tuve confianza a quien me decepciono. Abraze a un amigo falso. Le sonreí a quien no debí sonreir y no quise lastimar a quien me lastimo. Defendí a quien me critico. Acepte a quien nunca me acepto. Le di la razon a quien se equivoco. Levante a quien me dejo abajo. Ayude a quien queria verme perder. Hice sentir bien a quien me hizo sufrir. Le hable a quien no quería palabras y le escribi a quien no quería leerme.
—  Y es por eso que soy la peor. @fallen_angel_abril
Diabolik lovers Lost Eden votaciones (Sakamakis) ~traducción~

1.Shu: Tiene algún significado hacer esto?
Sólo para decirte, lo que tú pienses no tiene nada que ver conmigo.
Solamente deberías darme tú sangre cuando me apetezca.
…Te gusta de esa manera, no es así?


3.Subaru: Ahh? A quien le importa el resultado.
No te intereses por algo tan tonto como eso.
…Yo sólo necesito que tú estés a mi lado.
Mierda… no me lo hagas decir de nuevo!
No lo volveré a decir una segunda vez!


4.Ayato: Haberme elegido significa que no te quejarás cuando chupe tu sangre cuanto yo quiera, no es así?
Hehe, no me detendré esta vez.
Vamos, date prisa y ven aquí!
Ore-sama dejará marcas de mordidas en tu cuerpo.
Recuerda que no te soltaré hasta que no esté satisfecho.


6.Kanato: Sabía que tú me elegirías.
Porque no tenías más elección que esa.
Si llegaras a elegir a alguien más que a mí…
De alguna manera me dio hambre mientras lo pensaba.
Ve a buscar algunos dulces y ven enseguida a verme. Esta bien?


7.Raito: Bitch-chan, tú reaaalmente si que me amas.
Eso es algo raro si lo miras de este lado, sabes?
Nfu, esta bien que sea sólo yo?
Ese tipo de cosas estúpidas… las amo.


8.Reiji: Si tienes tiempo para esta clases de cosas estúpidas, entonces por qué no te dedicas ser más refinada?
…Dejaré de decir las cosas que pienso.
Saber de tu corazón el cual me ama… no es algo tan malo.

No re-subir la traducción por favor~

Hola, me llamo María José. Yo como muchos de nosotros, también me da miedo mostrar mi cuerpo. Yo también me tengo asco, me odio, odio cada centímetro de mi cuerpo. Siempre he sido gorda, pero creo que ahora es cuando más me afecta; de cierta manera jamás escuchaba las criticas, pero la sociedad cada vez se hace más exigente, por lo tanto, uno también consigo mismo. Yo me siento incomoda con mi pasa llena de grasa, mis piernas toscas y con manchas, mis brazos que tienen piel colgando, mi nariz, mis cachetes, mis ojos, mi boca, mi cara llena de marcas, creo que todo de mi es lo que odio, mi risa, mi voz. (Sí, también llegué a cortarme en los lugares que odio, mi estomago es uno de esos, que por tal motivo, por eso odio más).

Mi fobia más grande es verme al espejo, jamás me gusta hacerlo, y cuando lo hago no tardo mucho, porque me siento mal con lo que veo… Me suelo hacer estereotipos de gente perfecta para después compararme, obviamente jamás los alcanzo, creo que también por eso tengo este pensamiento, Pero que les digo… hoy quizá pueda amarme, sentir que la sociedad no es una mierda, sentirme bien y verme en el espejo con una sonrisa. Gracias por hacer que por un momento desaparezcan mis temores, gracias. Y espero que si tu también tienes miedos, los enfrentes, no te dejes caer, porque no estas solo. Te quiero, sí, a ti que leíste esto. ¡FELIZ DÍA, HERMOSO/A!

La carta que nunca te di.

Creo que al fin es momento de decirte todo lo que no pude decir antes,el tiempo pasó y quizá no sanó como dicen que lo hace pero si me ayudó a pensar en todo más de una vez. Quizá esté siendo inoportuna, no sé si estés leyendo ésto desde tu oficina o en casa junto a ella, pero sé que lo leerás, por que lo has hecho antes.

Verás,me cuesta un poco aceptar que ha pasado un año ya desde la última vez que nos vimos,he cambiado mucho a como era en ese entonces y sé que es gracias a ti. Siempre pensaste que terminar me dejó vacía al pensar que no encontraría a nadie como tú. Y quizá sea un poco cierto, pero no completamente.

Presumíamos que nuestro amor era distinto a cualquier otro.No habían celos,ni peleas,ataduras o malos ratos. Éramos libres, tan sólo sujetos a nosotros mismos. Siempre hemos sido así, por eso nos adaptamos tan perfectamente.

Las últimas cartas que escribiste decían que había aprendido a amar independientemente de lo que la otra persona llegara a sentir y eso me iba a ayudar a encontrar el “indicado” en alguien más.Pero la verdad siempre fue otra. Yo nunca he buscado pedacitos de ti en distintos hombres para volver a enamorarme y llenar el vacío que dejaste, por que si es verdad que me dejaste incompleta, pero no en la manera en que lo piensas. 

Has sido el amor más grande que he tenido y no lo digo por el tiempo ni por la forma en que nos quisimos,ni siquiera por la atracción que sentíamos.Lo fuiste simplemente por que al llegar a ti me sentía perdida,sin rumbo,indefensa y algo frágil.Una palabra mal dicha podía quebrarme con facilidad y ya había perdido el interés en querer dejar de ser así. Y sin pedirlo ni buscarlo tú me hiciste cambiar. Sin medicinas ni terapias. Sólo con estar a mi lado.Eran las pequeñas cosas que hacías y me decías las que me hacían recuperar los cachitos de mí que había perdido tiempo atrás.Al probarme un vestido y ver como te volvías loco,al llegar de tu mano al café de siempre,despertar a tu lado con una sonrisa y pasear por el parque en la madrugada sin sentir miedo alguno.Eran esas cosas tan simples que me hacían confiar de nuevo en mí.Quería verme bien,volver a hacer cosas por mí y conseguir los sueños que siempre había querido lograr.

No sé si entiendas lo que trato de decir con ésto,pero espero lo hagas,por que finalmente después de un año que parecía no tener final puedo olvidar el enojo y la desilusión que me habían quedado al terminarlo todo y simplemente darte las gracias.Agradecer por todo lo que lograste en mi, tal vez sin darte cuenta, pero hiciste que me recuperara hasta sentirme completa de nuevo, no por haber llegado a mi vida, sino por que conseguiste que yo volviera a la mía y eso es algo que nunca voy a olvidar. Es por eso que no logro dejarte completamente, por que quizá el tiempo te haga olvidar los besos,los detalles y los momentos compartidos, pero la sensación de sentirte plena y con deseos de volver a sonreír cuando no tenías ninguna, de eso no se logra escapar tan fácil. 

Así que espero que después de todo entiendas la razón por la que me fue tan difícil aceptarlo todo, por que no  me dejaste vacía, me dejaste completa y te fuiste sin darte cuenta. Pero al final,lo único que me queda por decirte es, gracias.


-D Landgrave

Los signos en el colegio
  • <p> <b>Piscis:</b> Hola queridos compañeros!! Cómo amanecieron el día de hoy??<p/><b>Sagitario:</b> Piscis, estaba pudiendo dormir hasta que llegara el profesor<p/><b>Virgo:</b> Sabías que tenés que dormir ocho horas al día verdad? No jugar a la play hasta las cuatro de la mañana<p/><b>Tauro:</b> JAJAJAJ<p/><b>Aries:</b> VOLVÉ ACÁ HIJ* DE P*TA<p/><b>Tauro:</b> Se llama venganza, estamos a mano<p/><b>Cáncer:</b> Golpeense en otra parte, nos van a lastimar a nosotros por andar paveando<p/><b>Tauro:</b> Amor no te enojes :(<p/><b>Acuario:</b> Déjense de joder con sus escenas amorosas *vuelve la mirada al chat con su novia*<p/><b>Escorpio:</b> Chicos, necesito una opinión masculina, vestido rojo o bordó para la fiesta del sábado?<p/><b>Leo:</b> AH! Así que la opinión de tu novia no es suficiente?<p/><b>Escorpio:</b> No empieces con escenas de celos por favor, no seas ridícula, es para verme bien para vos :(<p/><b>Capricornio:</b> CHICOS! Dejen de hablar que ya llegué a dar la clase. *Todos se sientan y Capri se siente importante por ser el profesor malo*<p/><b>Géminis:</b> *levanta la mano*<p/><b>Capricornio:</b> Si, Géminis?<p/><b>Géminis:</b> Ya encontró la respuestas a las dudas que le tuve la clase pasada con respecto al tema? Esas que no supo contestarme *sintiéndose inteligente*<p/><b>Capricornio:</b> Se lo había dejado de tarea, señor.<p/><b>Libra:</b> Había tarea? *Justo llegaba tarde* disculpe la tardanza profesor, tuve que dormir mis ocho horas y además arreglarme para hoy.<p/><b>Virgo:</b> APRENDAN DE ESTA CHICA.<p/><b></b> *Todos lo miran pervertidos*<p/><b></b> *Libra no entiende nada*<p/><b>Capricornio:</b> Libra, ya pase y siéntense. Que no se repita.<p/></p>
Te extraño, y te quiero más que a nadie antes. Maldita sea, si no quieres verme, está bien, lo entiendo, pero no me invites a salir y después me canceles así nada más. Si tú no quieres responder a mis mensajes, joder, lo comprendo, pero si yo decido no responder más no vuelvas a enviarme un saludo. No soy yo la que hace que te quedes, si fuera por mí, con todo el dolor de mi corazón, te habrías ido hace mucho tiempo, pero eres tú quien vuelve y honestamente no sé porqué lo haces si cada vez que avanzamos un poco te encargas de fingir que nada ocurrió.
Porque soy una chica

Ayer iba para una fiesta con unos amigos, me vestí para la ocasión. Antes de salir de mi casa me sentía muy contenta porque me veía bastante bien, estaba muy satisfecha con mi apariencia, me sentía hermosa.    Pero entonces las cosas comenzaron a desmejorar en cuanto Salí de mi casa, lo primero que ocurrió fue que cuando iba a cruzar la calle un carro me encerró impidiendo que yo pudiera seguir mi camino, al principio pensé que era  solo una imprudencia del conductor pero entonces el conductor del carro comenzó a decirme cosas. No habían pasado ni dos minutos desde que había salido de casa y ya no me sentía tan bien. Luego un hombre me grito en la calle “Piernas” no se quería señalar con eso, tal vez indicarme que tenía piernas o que se me veían, de las dos cosas estaba bastante consiente sin necesidad del comentario de aquel hombre.  Para cuando llegue al lugar donde me había quedado de encontrar con mis amigos ya toda esa confianza que tenía por mi apariencia había desaparecido, es más, me sentía bastante mal conmigo misma por haber escogido verme bien. Espere a mis amigos en una calle aunque no peligrosa era bastante solitaria,  varios hombres se me acercaron para decirme cosas, desde los típicos silbidos, el “mami” (el cual me molesta mucho ya que yo no era la madre de ninguno de ellos)  hasta cosas realmente vulgares. Para ese punto yo ya no solo me sentía incomoda, también me sentía muy asustada. Sentía que algo malo me podía pasar en cualquier momento, y decidí irme de ahí y esperar a mis amigos en otro lugar. Mientras caminaba un carro comenzó a seguirme mientras el copiloto me gritaba cosas, yo ya no solo estaba asustada, asustada es una palabra muy insignificante para lo que sentía, porque la calle estaba completamente sola y si los hombres del carro hubieran querido subirme al carro lo hubieran podido hacer y nadie los hubiera visto. Yo en medio del pánico cruce la calle tirándomele a los carros que pasaban, ahí de nuevo me pitaron y me gritaron cosas, esa vez nada relacionado con mi apariencia si no por lo bruta que era, (cuando no eres “mami” eres “que vieja tan bruta”)  pero la verdad sentía que tenía más oportunidad con los carros que con los hombres que me gritaban cosas.  Cuando estaba en la otra calle un hombre se me acerco para preguntarme por una dirección, no puedo decir que el fuera grosero conmigo, pero yo estaba tan asustada cuando él se me acerco que inmediatamente puse una distancia entre los dos y no escuche bien su pregunta y no lo pude ayudar, Pero estaba muy asustada, y desconfiaba de todos los que se me acercaban. Puedo imaginar a aquel hombre hablando con sus amigos y diciéndoles lo grosera que fui yo, mientras que el me había pedido muy amablemente un favor.   Seguía esperando en la calle que era igual de solitaria que la anterior, y vi como un grupo de chicos se me acercaban, iba a salir corriendo de allí pero no era muy fácil para mi correr ya que tenía unos tacones bastante altos,  me iba a quitar mis tacones para poder salir corriendo descalza cuando mis amigos llegaron, molestos porque no estaba en el lugar que habíamos acordado.  Todo eso ocurrió en menos de diez minutos.

Pase el resto de la noche aburrida, no solo por lo que había pasado si no por lo rápido que arruinó  mi buen estado de ánimo, estaba tan contenta   por cómo me veía, hacia mucho que no me miraba al espejo y me sentía bien. y me hicieron sentir mal y culpable por eso. Como si sintieran que me sentía feliz conmigo misma y dijeran “NO, no podemos permitir eso, no podemos permitir que caminen mujeres por ahí   sintiéndose felices con ellas mismas, tenemos que hacerlas sentir mal, que se sientan feas, inadecuadas, vulgares y caminen con la cabeza baja”

Medite mucho esa noche sobre lo que había pasado, y si había sido culpa mía o no. ¿Tal vez era mi culpa por estar en una calle así?  Bueno la calle no era peligrosa, era una calle bastante normal, era una calle solitaria eso sí. ¿La hora tal vez no era la más adecuada? Eran las siete de la noche, estaba oscuro pero no estaba tarde. ¿Mi ropa? Ese era uno de los motivos principales, pero aunque no era reveladora si era elegante. ¿Pero qué otra opción tenia? Vestirme como hombre para que no me molestaran, y me di cuenta de algo, si hubiera sido hombre esos diez minutos hubieran sido de lo más tranquilos,  y no hubiera tenido miedo. Y el motivo principal por el cual había ocurrido todo eso, era porque soy una chica.

No hables por mí, porque eres justo lo que estoy buscando, y sé perfectamente que estoy enamorada de ti. Si no quieres verme, está bien, pero no te atrevas a decir que no te quiero, porque no sabes nada.
—  Short Story About Him.
Mi Primer amor: Amor a distancia.

En mis 24 años de existencia confieso que he vivido mucho pero que aún hay muchas hojas en blancos que seguir escribiendo en esta vida.

Hoy quiero contar una historia de amor, mi primera historia de amor.

Yo siento que siempre tuve esa idea de no madurar, aún me siento una joven con muchas ganas y deseos de seguir experimentando lo que la vida me tenga preparado o lo que yo decida vivir.

No debes ni imaginarte que mi primer beso los di a los 20 años, y que a pesar de todo pronostico, jamás me sentí mal por eso. Yo soy de aquellas personas que no hacen lo que todos hacen en el momento en que todos los hacen. Me resistía a tomar alcohol, a tener sexo, a ir de fiesta. Sentía en mi corazon que aun no era la hora, y claro, muchas personas se alejaban de mi porque me encontraban rara, pero era porque yo si tenía identidad, no quería copiarle a nadie, quería decidir todas las cosas de mi vida y no hacerlas cuando alguien quería o me obligara hacerlo, para eso aún tengo a mi mama, que es peor que mi consciencia.

Cuando entré a estudiar a la universidad mi mundo cambió por completo. Conocí personas maravillosas, amigas con las cuales tenemos una conexión unica, de esas chicas que sin hablar ya sabes en lo que está pensando.

Yo iba descubriendome a mi misma como mujer  e iba indagando de a poco en cosas que nunca habia experimentado como la ingesta de alcohol y las fiestas universitarias. Descubrí que me gustaba bailar y que se me hacía muy divertido estos eventos sociales.

Me empecé  a mirar más en los espejos y a darme cuenta que no era esa chica fea que siempre creí. Mis amigas empezaron ayudarme a cambiar  a ser un poco mas femenina, es que siempre he sido una chica bastante ruda para vestirme, pero no era yo quien estaba debajo de esas ropas. Yo siempre desee verme bien, pero me escondía en poleras anchas negras y ropa holgada. Era bastante gorda, y me odiaba por eso. Llegó un dia en que decidí hacer algo por mi vida y empecé a bailar zumba, hacer abdominales, a comer menos pero no exagerando y les juro que mi cuerpo y mi rostro cambio radicalmente. Baje diez kilos pero mas que eso ilumine mi rostro, mi alma y mi espiritu. Ya no sentía odio por mi, estaba experimentando que los chicos me  dijeran piropos en la calle. Dios, nunca me había sentido tan bella y no te imaginas lo bien que se siente. Puedes verme en vivo y quizás no sea tan linda, pero yo si me sentía lnda, tanto que muchos hombres me decían que era demasiado hermosa. Sin embargo aún no besaba a nadie. Me ponía muy estupida con los chicos, por lo que me costaba mucho llegar a ellos. Fue ahí donde decidí experimentar las salas de chat online. Hablaba todos los días con muchos chicos y muchos tambíen querían otra cosa o me mostraban sus cosas. Entonces llego un día en el que conocí a un joven de 25 años que vivía en mexico. Yo soy chilena. Su apodo era el oportuno y su nombre real Bernardo. Jamás lo olvidare, jamás olvidaré esa noche en que nos topamos en la sala del chat, esa conversación tan profunda entre dos desconocidos con una inmensa distancia entre nosotros que marcó nuestra vida y nuestro futuro. Lo que sentimos esa noche fue indescriptible. No me acuerdo exactamente lo que paso pero esa noche nos enamoramos perdidamente el uno del otro.

El nunca habia tenido novia, y era por que lo discriminaban porque tenía un pequeño deficit mental que lo obligaba a tener otros tiempos con respecto a sus estudios y a muchas cosas. Pero no te imaginas lo talentoso  que era a la hora de dibujar.
Pasabamos los días hablando de todo, riendonos, llorando, extrañandonos. Yo nunca habia sentido esto por nadie y el fue al primero que amé. Si, lo amé, se que estabamos a miles de kilometros de distancia pero lo podía sentir conmigo., aquí a mi lado. Hablabamos por web cam, adoraba su acento y el se burlaba del mío, me mostraba videos de chilenos hablando y era culpable de todas mis sonrisas.

Pero todos los días nos ibamos enamorando mas y mas, de una forma que ya nos estaba haciendo mal, entendiendo que no podríamos estar juntos en mucho tiempo en persona debido a que ninguno de los dos podia tener recursos para viajar. Deseaba tanto sus besos, sus abrazos y no podía ni siquiera verlo en persona.

Hasta que llego el día que me dijo que una chica que vivía en su ciudad le estaba coqueteando. Ese día, me quise morir. Ella podía estar con él cuando quisiese, y yo, nunca ni siquiera habia tomado sus manos. Sentía que el necesitaba a alguien a su lado, para acariciar, para besar y yo, egoistamente, pidiendo fidelidad. Era una locura, esta relación era una locura, no podíamos seguir así, solo nos haciamos daño. Nunca una chica le había coqueteado en persona y él tenía que rechazarla porque me amaba a mi. Tomé la decisión de romper con  él. De dejarlo libre. Nos dolio a ambos, eramos los primeros amores de cada uno y a la vez la primera vez que se nos rompía el corazón. Eso sí que dolío, pero creo que ha sido una gran experiencia en mi vida. Conocí el amor en su  maximo nivel, ese amor que te apreta el corazón y te asfixia cuando no puedes expresarlo. Ese amor pasional del cual nada bueno sale. Y me prometí nunca mas sentirlo por nadie, cosa que tampoco creería que pasaría de nuevo. Y así fue. Solo queda ese recuerdo bonito que nos saco de la soledad en la cual ambos estabamos inmenso y nos hizo sentir vivos como nunca lo habiamos sentido.

Ahora él se caso y tiene una linda familia, y yo, yo tengo un compañero de vida, que hace que todos los días sean algo especial a su lado….

ÉL

Muchas personas toman la palabra “él” para referirse a una sola persona, normalmente a alguien especial y con gran significado, yo la tomo para referirme a muchos hombres de mi vida. No soy una persona que haya experimentado con muchos “él” en su vida y mucho menos me considero una experta en esa área. Pero tampoco voy a decir que he tenido uno solo, porque estoy bastante seguro de que eso sería una mentira, tanto para mi como para ustedes. Todos tenemos un “él”, más las mujeres claro, pero incluso los hombres, aunque puede llegar de diferente manera.

Mi primer “él” llegó cuando tenía once años, tal vez antes, pero si mis cuentas no me engañan fue a esa edad; fue el típico enamoramiento de escuela primaria, mi primer amor imposible, todavía lo recuerdo como si hubiera sido ayer. Éramos solo unos niños, sin preocupaciones, pero él me gustaba porque era tierno con todos y conmigo era genial, siempre fuimos muy buenos amigos y siempre me gustó. Jamás se lo comenté porque a él le gustaba esta chica que casualmente era una de mis amigas. Me gustó por seis años y debo decir que fue algo hermoso, incluso cuando todo lo importante que sucedía era en mi imaginación. Él fue mi primer amor imposible.

Después llego otro “él”. Era mi mejor amigo desde los siete años, nos conocimos en la escuela y nos llevamos bien muy rápido, hubo algo de química que no noté hasta que cumplí los quince años. Él fue mi primer beso. Sí, mi primer beso fue a los quince años con mi mejor amigo, un total cliché. Fue como se supone debía ser mi primer beso; gentil, suave y calido, y yo creía estar enamorada de él (ahora me doy cuenta que solo era cariño).
Eventualmente él fue mi primera vez. Fue quien me hizo sentir amada como mujer por primera vez, y me hizo sentir hermosa, incluso cuando ninguno de los dos sabía que hacer. Sin embargo él también se convirtió en un imbécil. Él fue mi primer corazón roto.  Desafortunadamente las cosas no salieron nada bien después de eso, pero ¿cómo es que puede terminar bien cuando te enteras que tu mejor amigo te usó por una apuesta?

 Luego llegó él, quien me hizo olvidar. Admito que jamás lo amé, creo que deje de amar en ese momento de mi vida. Me hizo olvidar aquellos besos que juraron amor fingido, me hizo olvidar qué se sentía ser usada, pero supe lo que se sentía usar a alguien.

 No mucho tiempo después llegó ÉL. El más importante de todos ellos. Él, quien me salvó la vida. Cuando yo estaba perdida entró a mi vida, jamás esperé que él llegara pero lo hizo, incluso a veces creo que de verdad algo o alguien lo puso en mi vida. Fue él quien me sacó de ese agujero cuando toque fondo, jamás pidió nada a cambio, solo verme bien y tal vez tenerme como mejor amiga.
También fue él, quien me enseño lo que era el amor; jamás nos besamos, jamás hubo una caricia y mucho menos probé sus labios, jamás fuimos novios, pero vaya que me enseñó a amar. Aprendí a amarme a mi misma, gracias a él. Supe lo que era el verdadero amor de un amigo, aunque también aprendí a amar a escondidas; a desear una caricia suya, aprendí a amar incondicionalmente, aprendí a ser mejor amiga de alguien a quien claramente y veía como el amor de mi vida.
Lamentablemente él es quien más me ha lastimado  y el 99.99% de la culpa es mía, lo sé. Porque fui yo quien tenía expectativa, no él.

Al mismo tiempo lo tenía a él, quien me hizo ver las cosas. Es uno de mis mejores amigos hoy en día y sé que sin él seguiría amando a alguien que nunca me iba a corresponder. Me sacó de un camino en donde el amor era solo un camino unilateral. Me apoyó todas las veces que lloré porque otro hombre no me amaba y aunque ellos dos son amigos jamás le dijo nada. Fue discreto y le agradezco demasiado.
Seis meses después llegó otro “él”, yo no sabía de su existencia hasta que un día lo vi dormido en la clase de ingles y me reí de él con una amiga, resulta que él se convirtió en uno de mis mejores amigos. Siendo honesta jamás creí que fuera a ser alguien tan importante en mi vida, pero ahora lo es. A diferencia de mis otros dos mejores amigos, él es demasiado directo y cruel y a veces puede llegar a lastimar con su sinceridad, pero es justo lo que necesito. Necesito que alguien me diga las cosas como son y  sin rodeos, él hace eso aunque duela, brutalmente honesto y eso fue lo que de alguna manera hizo que me importara.

También existe este chico, él, quien solo conocí y amé por una noche; el que conocí en una fiesta de una amiga, el que conocí en ese bar en Chile, el que conocí en la boda de mi prima y el que conocí en la librería el verano pasado, ninguno fue el amor de mi vida, pero vaya que saben como hacer que una noche sea inolvidable.
Luego está él, quién me ha confundido por seis meses. Es ese hombre del que sé que me tengo que cuidar pero al mismo tiempo su carecer, su plática, su actitud y confianza te incitan a jamás dejarlo ir. Es de quien se supone que me cuidan mis padres. Es a quien he besado demasiadas veces, es quien solo iba a ser para una sola noche y jamás ha pasado nada. Es de quien temo enamorarme y creo que ya lo hice.

Y aquí es cuando mucho hombres entiendan lo que dije al inicio.

Está él, quien nació siendo mi hermano y se convirtió en un modelo a seguir. Es él quien a pesar de las peleas diarias y los insultos crueles siempre esta para mi ahí, siempre ayudándome y tratando que no cometa los mismos errores que él. Quien cada cumpleaños desde que tengo memoria me da un abrazo y me dice que soy la mejor hermana del mundo. Es él a quien considero como mi padre, siempre ha cuidado de mi madre y de mi y siempre está ahí cuando lo necesitamos.
Él, quien me dejó cuando tenía cuatro años.
Ha estado presente mi vida, pero jamás ha actuado como padre. Es ese hombre que se supone debe amar a un hijo incondicionalmente pero es más inestable que nada. Quisiera odiarlo, pero no puedo. Le agradezco, porque sé que si él no se hubiera ido sería totalmente infeliz.

 Al final está él, a quien espero conocer. No tengo ni idea de cómo son sus ojos, o su color de piel, jamás he escuchado su voz. No sé en qué momento de mi vida lo voy a conocer ni donde, lo único que espero es encontrarlo en el momento adecuado. Espero que las cosas salgan bien y espero que él me ame tanto como yo sé que lo voy a amar. También espero que quiera tener una familia, una grande, porque de verdad amo a los niños.

Todos tenemos aun “él” en nuestra vida, ya sea mejor amigo, primer amor, primer beso, hermano, padre incluso ese con quien solo te acostaste, no importa en realidad cual de todos ellos sea, todos son importantes, incluso cuando intentamos negarlo.


Gracias a leslydab por mandarme su palabra.
Por favor comenten que creen de el texto lo amaría mucho :D
Pueden leer más en http://frasesdelibro.tumblr.com/palabras-de-dana

Sigan mandando sus palabras.

El texto fue escrito por Dana S. Torres (yo) Por favor no lo copien y digan que es suyo, y si lo copian en algun lado, haganlo citando por favor. Los escritores y lectores nos ayudamos entre nosotros :D

Me acaban de pasar esta imágen por whatsapp, y lo cierto es que se me hinchan los ovarios cuando veo cosas como esta.

Estoy harta de los cientos de comentarios como “esas no saben lo que significa la palabra libro” o “los defectos de fábrica con los mejores”.

Empezamos a vivir en un mundo en el que parece que no se puede ser guapa y culta al mismo tiempo. En el que por norma se tiene que escoger entre un pintalabios o un libro.

Una vez leí que el maquillaje no te hace machista y superficial, la imperiosa necesidad de condicionar tu vida a estar perfectamente maquillada en todo momento sí lo es.

Estoy hasta el coño de que las campañas ahora intenten imponer un nuevo canon de belleza, cuando lo que tendríamos que hacer es destruirlos todos de golpe.

No tengo que sentirme mal si me apetece ir maquillada, si quiero ponerme un escote, o simplemente si quiero verme bien. Y tampoco tengo que renunciar a nada de esto para ser “lista” o “inteligente” o “culta”, porque ya me encargaré yo de demostrarlo, en todo caso, llevando o no la cara lavada.

@tulgaritas