verdadero-amor

Quédate con quien puedas hablar del sabor del café y de como se inventó la ley de gravedad, con quien puedas hablar del complejo de una flor y de la sencillez del amor; quédate con quien te sientas a gusto en tu piel.
—  M. Sierra Villanueva.