verdadera

Comenzare diciendo que te quiero y que te agradezco todo ese amor que me has entregado siempre y no me imagino cómo hubiera salido adelante sin ti. Eres prácticamente mi familia, quizás no nos unan lazos de sangre, ni vínculos legales, pero tengo la certeza de que este amor es para siempre. Tú mejor que nadie sabes de esos amores que yo creía que eran para siempre y que no lo son tanto. Pero, entre todos esos cambios, indudablemente hay una persona en mi vida que siempre está a mi lado. Y esa persona eres tú. Me siento muy feliz, protegido y realmente querido gracias a ti, eres capaz de levantarme el ánimo en mis peores momentos. Eres sin duda quien más sabe de mí y con quien más risas he compartido, también con la que más feliz he sido. No cabe duda, mis mejores momentos también son tuyos.

Ojalá nunca dudes de cuánto te quiero y espero que sepas que siempre estaré a tu lado. Mi intención es que tú seas feliz, aunque a veces la distancia nos separe, quiero que a pesar de todo sigas adelante y si en algún momento decaes yo estaré ahí para ti.

Te quiero para siempre amiga.

—  Ismael R.  (carta para una amiga)

Yo no me esperaba nada más de la vida. Pero ahora me doy cuenta que me sonríe a través de ti, de tu sonrisa, tu maravillosa sonrisa. Créeme siempre la llevo guardada en mis recuerdos. Juro que he intentado olvidarla, aunque creo que es imposible, pues la llevo todo el tiempo en mi mente, en cada cosa que recuerdo ahí está tu sonrisa, siempre presente. Puede que no sea la sonrisa más perfecta, pero para mí es la mejor y la única que tengo grabada. Tu sonrisa me ha dado felicidad, a veces hasta me ha hecho llorar, pero también me ha hecho reír hasta no poder más.

Escuchar tu sonrisa es el regalo más grande, también es la única que quiero, y la única que necesito para ser feliz o simplemente para sonreír.

—  Ismael R. (tu sonrisa) rose. 
Consejo

La amistad verdadera no tiene nada que ver con los años que tengas de conocer a una persona. Tiene que ver con quien está contigo en los momentos tristes, enlos domingos de flojera, en los días en los que ni tú mismo te soportas. Por eso es bueno tener a alguien que esté contigo para las noches de fiesta pero también para los momentos de cruda realidad —–> si tienes a alguien así, es amistad verdadera ❤

Día 11. He conocido tantas personas en mi vida que creía eternas y que ahora no están. Unas que se fueron de mala manera, otras que marcharon sin despedirse y otras que yo quise que se fueran.
—  Talía Villar - Pensamientos crepusculares