Ya ni la soledad me aguanta
he buscado maneras de sentirme en compañía
pero el silencio de esta habitación me aturde,
no hay solución para quien no ve la luz
ni luz para el que no quiere ver,
demasiado frío me acompaña
pero ningún abrazo que me enseñe el calor.
—  R. Vela.