No sabes cómo se ve el amor hasta que lo ves; y el mío se veía así:
El cabello largo, oscuro como la obsidiana y una mirada adictiva, perdida entre un par de andalucitas
—  Skaylar