Busted: Conservatives Shows Photo Of Texas Walmart, Pretend It's Scary Bernie Sanders-Style Venezuela

Busted: Conservatives Shows Photo Of Texas Walmart, Pretend It’s Scary Bernie Sanders-Style Venezuela

Now that Bernie Sanders has officially stepped into the presidential race, for Republicans, the red scare is back. The hit pieces have already begun. In a column syndicated for the National Review, right wing fearmonger Michelle Malkin tried to show us the dystopian socialist world of Venezuela. The only problem? It was Austin, Texas. I am old enough to remember the Cold War – no, not when school…

View On WordPress

youtube

Opositor venezolano se pone una camiseta de la selección española en un mitin pensando que era la de Venezuela.

España es la nueva Venezuela.

Enviado por PabloBifanas.

youtube

Drawing a Line in Venezuela

Rayma Suprani, one of the few female cartoonists in Venezuela, speaks about the role that humor plays in resisting tyranny, and how cartoons are the thermometers by which we measure freedom.She believes that critical drawings are crucialto testing the strengths of a democracy. Suprani worked at El Universal, one of Venezuela’s largest newspapers, for 19 years before she was fired last year after publishing a cartoon that mocked the legacy of Hugo Chávez and the state of the Venezuelan health care system. She remains defiant, and reminds us that freedom of expression should have no limits. Humor is the key to ending repression, Suprani says, and stresses that we should teach our children to wield pens, not guns.

“Blaming the Government for the shortage [of first necessity products] is very similar to blaming women who have been raped. Victim blaming.” This is a comic strip that has been published in a Venezuelan Government digital newspaper, Ciudad CCS.

In Venezuela, it’s very hard to find first necessity products like powder milk, sugar, flour, toilet paper, soap, quality deodorant and shampoo, and the list goes on and on. When those are to be found, people have to get in a line in the middle of the sun, lines that can go on for blocks, to get one or two units of said product.

It does not end here: to make the lines shorter, the government made a rule so people can only buy regulated products one day of the week. On Mondays, people with IDs that end on 0 or 1 can get these products. On Tuesdays, the ones with 2 or 3, and so on.

This is caused by an inflation that surpasses 50%. The government throws excuses all over: according to them, this is caused by an economical war leaded by the opposition, who “hoards” the first necessity products to cause panic on the people.

This comic strip is so insulting and dehumanizing because it tries to compare an intimate and terrible situation with a political mistake so people can sympathize with it. I find it preposterous that respected journalists with any sense of ethics and professionalism would allow the release of said comic. No matter your political stance, the only thing needed to know this is wrong is common sense and humanity.

Don’t be cynical, people. Know what you did wrong and try to fix it. The people are here to help. Don’t go throwing your finger around and making statements that could be triggers for people who have been in this terrible situation.

Humanity is the last thing we can lose.

El Portero del Prostíbulo

No había en el pueblo peor trabajo que ser portero del prostíbulo. 

¿Pero qué otra cosa podría hacer aquel hombre? 

El hecho es que nunca había aprendido como leer ni escribir, no tenía ninguna otra actividad u ocupación.
Un día, entró como gerente del burdel un joven lleno de ideas, creativo y emprendedor, que decidió modernizar el lugar.

Hizo cambios y llamó a los empleados para dar las nuevas instrucciones.
Al portero le dijo:
-A partir de hoy, usted, además de estar en la entrada, va a preparar un informe semanal donde registrará la cantidad de personas que entran y sus comentarios y quejas sobre los servicios.
–Yo adoraría hacer eso, señor, balbuceó. - Pero no sé leer ni escribir.
- ¡Ah! ¡Cuanto lo siento! Pero si es así, ya no puede seguir trabajando aquí.
- Pero sr, no puede despedirme, he trabajado en esto mi vida entera, no sé hacer otra cosa.
- Mire, lo entiendo, pero no puedo hacer nada por usted. Le daremos una buena indemnización y espero que encuentre algo que hacer. Lo siento y que tenga suerte.
Dicho esto, se dio la vuelta y se fue. El portero se sentía como si el mundo se le derrumbara. ¿Qué hacer?
Recordó que en el prostíbulo, cuando se rompía alguna silla o una mesa, él las arreglaba, con esmero y cariño.
Pensó que esto podría ser una buena ocupación para conseguir un trabajo.

Pero sólo contaba con algunos clavos oxidados y una pinza mal cuidada.
Usaría el dinero de la indemnización para comprar una caja completa de herramientas.
En el pueblo no había casa de herramientas, debería viajar dos días en mula para ir al pueblo más cercano para comprar. Y así lo hizo.

A su regreso, un vecino llamó a su puerta:
- Vengo a preguntar si tiene un martillo para prestarme.
- Sí, acabo de comprarlo, pero lo necesito para trabajar, ya que…
- Bueno, pero yo se lo devolveré mañana muy temprano.
- Si es así, está bien.

A la mañana siguiente, como había prometido, el vecino llamó a la puerta y dijo:
- Mire, yo todavía necesito el martillo. ¿Por qué no me lo vende?
- No, lo necesito para trabajar y además, la ferretería más cercana está a un viaje de dos días, en mula.
- Vamos a hacer un trato - dijo el vecino.
Le pagaré los días de ida y vuelta, más el precio del martillo, ya que está sin trabajo en este momento. ¿Qué piensa?
Realmente, esto le daría trabajo por dos días más. Acepto.
Volvió a montar su mula y viajó.

A su regreso, otro vecino lo esperaba en la puerta de su hogar.
- Hola, vecino. Usted vendió un martillo a nuestro amigo.
Necesito algunas herramientas, estoy dispuesto a pagarle sus días de viaje y una pequeña ganancia mas para que me las compre, porque yo no tengo tiempo para viajar para hacer las compras.
¿Qué piensa?

El ex portero abrió su caja de herramientas y su vecino eligió una pinza, un destornillador, un martillo y un cincel. Pagó y se fue. Y nuestro amigo guardó las palabras que escuchaba: “ No tengo tiempo para viajar a hacer las compras”.
Si esto es así, muchos requerirán de él para viajar y traer herramientas.
En el próximo viaje, arriesgó un poco más de dinero, trayendo más herramientas de las que había vendido.
De hecho, podría economizar un poco de tiempo en los viajes.
La noticia comenzó a esparcirse por el pueblo y muchos, queriendo economizar el viaje, hacían encomiendas.
Ahora, como vendedor de herramientas, una vez por semana viajaba y traía lo que necesitaban sus clientes

Con el tiempo, alquiló un galpón para almacenar las herramientas y unos meses más tarde, se compró una vitrina y un escaparate y transformó el galpón en la primera ferretería en el pueblo. Todos estaban contentos y compraban allí.
Ya no viajaba, los fabricantes le enviaban los pedidos. Él era un buen revendedor. Con el tiempo, la gente de los pueblos cercanos preferían comprar en la ferretería, que tener que gastar días en viajes.
Un día se acordó de un amigo suyo que era tornero y herrero y pensó que él podría fabricar las cabezas de los martillos.
Y entonces, por qué no, los destornilladores, los pinzas, los cortadores, etc. …

Y después estaban los clavos y los tornillos…
En pocos años, se convirtió, con su trabajo, en un fabricante de herramientas rico y próspero.
Un día decidió donar una escuela al pueblo.
En ella, además de la lectura y la escritura, los niños aprendían algún oficio.

En el día de la inauguración de la escuela, el alcalde le entregó las llaves de la ciudad, lo abrazó y le dijo:
- Es con gran orgullo y gratitud que le pedimos que nos conceda el honor de poner su firma en la primera página del libro de actas de esta nueva escuela.
- El honor sería mío, dijo el hombre. Sería una cosa que me daría mucho gusto, firmar ese libro, pero no sé leer ni escribir, soy analfabeta.
- ¿Usted? Dijo incrédulo el alcalde. ¿Construyó un imperio industrial sin saber leer ni escribir? ¡Esto es increíble! Y le preguntó:
- ¿Qué hubiera sido de usted si supiese leer y escribir?

- Eso lo puedo contestar, el hombre dijo con calma: - Si yo supiese leer y escribir… seguiría siendo el PORTERO DEL PROSTÍBULO.

Esta historia es verdadera, y se refiere a un gran industrial llamado … Valentín Tramontina , fundador de Industrias Tramontina, que hoy cuenta con 10 fábricas, 5.500 empleados, produce 24 millones de unidades varias al mes y exporta bajo su propia marca a más de 120 países - es la única empresa brasileña en esta condición. La ciudad que se menciona es Carlos Barbosa, y está en el interior de Rio Grande do Sul.

Por lo general, las oportunidades son vistas como adversidades.
Las adversidades pueden ser bendiciones.
Las crisis están llenas de oportunidades.
Si alguien le bloquea la puerta, no gaste energía en la confrontación, busque las ventanas.
Recuerde la sabiduría del agua: ” El agua nunca discute con sus obstáculos, sino que los rodea”.
Que su vida sea llena de victorias, no importa si son grandes o pequeñas, lo importante es celebrar cada una de ellas.

Si te gustó, regálanos tu “Me Gusta” en nuestro Facebook

Te ayudamos a conseguir el verdadero potencial de tu mente utilizando la neuróbica

Consigue el éxito, nunca te rindas.

2

Hi everyone, please take a moment to read this. My family is suffering every day in Venezuela and the situation grows worse every day. They have so few basic necessities, and the ones they do have are near impossible to come by. Crime goes unpunished far too often, and the only “crimes” people do get punished for are speaking out against a corrupt and incompetent government. I don’t know if there are any gofundme projects or anything to raise money to help, but at the very least spread the word about the injustice happening to my family and my beautiful country. #SOSVenezuela #FreeLeopoldoLopez #30MVamosTodos