vaso de leche

Pillamiento...

///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

- ¿¡Casi pillo el día de hoy eh!? - dijo Willy con una sonrisa - La sentí cerca

Samuel no respondió, estaba sentado en la barra de la cocina tomando un vaso de leche.

- ¿Qué pasa Vegetta? 

- Nada Willy, no pasa nada - Samuel tomó un sorbo del vaso y giró la vista 

- ¿Sigues molesto? No te enojes conmigo - Samuel ni siquiera lo miró - Por favor Vegetta… 

Willy tomó uno de los bancos y se sentó frente a él, lo miraba suplicante. 

- Willy, no quiero hablar del tema por favor, yo paso de ello macho 

Había muchas actitudes que Willy podía ignorar de Samuel, menos que no le dirigiera la palabra… 

- ¡Ay! ¡ay! ¡ay! ¡Vegetta que me muero! ¡Por favor ayúdame! - Fingió mientras se tocaba el pecho y se echaba hacia atrás 

Samuel conocía a Willy, siempre que se molestaba con él, trataba de hacerle uno de sus juegos para hacerlo reír, está vez no lo iba a conseguir… 

- ¡Vegetta! ¡Me quedan 15 segundos! ¡Por favor dame algo! ¡Ay! - le miró fijamente 

¿Cómo negarse? Willy era lo más tierno que conocía cuando se lo proponía, miró sus suplicantes ojos marrón, su alborotado cabello oscuro y su puchero de dolor fingido… Ese chico podía demasiado con él, como decirle que no a la persona de la que se había enamorado perdidamente años atrás… 

- ¡No tengo nada Willy! ¡Lo he usado todo!… ¡Toma mi mano! - dijo mientras extendía su brazo por encima de la barra de granito que los separaba 

Willy tomó la mano de Samuel y entrelazó sus dedos, encajaban tan bien… 

- ¡Ay! ¡ay!… ¡Uff! ¡Ya se me pasó! Un poco más y no la cuento 

Se miraron y rieron por lo que acababan de hacer, Willy miró a Samuel y sin soltarlo, alzó su brazo para besarle la mano.

- Tu compañía es lo único que puede hacerme sentir mejor… Por favor no te enfades conmigo - Le dijo con ternura mientras sus ojos marrones se posaban en él 

- Es que es tonto… - Fue lo único que Samuel pudo decir

///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Algo corto, ni siquiera tiene contexto (a no ser…) 

Me lo imaginé y me pareció muy tierno escribirlo :) 

El novio de mi tío

Tengo 25 años soy delgado y mega lampiño y no porque me quite el pelo si no porque así soy y mido 1,68.

Tengo un tío que vive con su pareja hace añales, desde que estaba pequeño según me acuerdo.

Mi tío es delgado como yo y a lo que veo también lampiño, es un poco más grande que yo digamos un 1,74 y es un poco amanerado comparado a su esposo.

A su esposo le llamamos Toño el si es algo más alto bueno más que nosotros 2 medirá unos 1,85 y es más grueso que nosotros, espaldon, barbudo y peludo a lo que se ve.

Son demasiado geniales, me hacen reír mucho, los dos toman pero solo Toño fuma, mi familia les ama y he comenzado a salir de antro con ellos, me cuidan de los canijos que ya le saben al teje y maneje de esto pues soy medio menso y nuevo en todo lo del antro y así. Me encanta salir con ellos, siempre salen con bolitas de amigos y amigas pero siempre a antros gays.

En la actualidad me aleje un poco pues me hice un novio el cual ya no tengo y me cambie de casa ahora más lejos de su casa y mucho más lejos de los antros, pues vivo ya saliendo de la ciudad.

Tenía mucho sin verlos y entre la depre y entre que ya vivo lejos decidí marcarle a mi tío un fin para ver qué plan tenían si vendrían el fin a visitar a la abuela y me dijo que si, de echo hasta me invitó a salir al día siguiente que era sábado y me dijo que me quedara en su casa pues al día siguiente vendrían conmigo a visitar a la abuela.

Me emocione y al siguiente día partí temprano a su casa.

Yo llegue listo para el antro, ellos aún andaban arreglándose y fui a cenar a unos taquillos por su casa.

Al estar en el antro fue una noche mega divertida, tragos, fume, baile y de más aunque yo no fumo ni tomo. Al terminar la velada nos dirigimos a casa.

Ya estando en mi acostado en el cuarto de visitas que también es la oficina escuché gemidos pero de ahí no pasó, obvio me calente y me la jale, me dormí era tanto mi relajación y sueño que me dormí con mis mecos en mi pelvis.

Al amanecer me despertó un ruido en el cuarto he iba saliendo el esposo de mi tío con su lap en la mano, llevaba un short y estaba sin playera. Solo lo vi de espaldas pero al reaccionar me di cuenta de como dormí y que si hubiera corrido con suerte no me vio de más pues me baje los calzones para jalármela anoche pero como me quede dormido de buenas a primas por el orgasmo y el Cancio y pues se me olvidó subirlos.

Total de ahí no pasó y nos dirigimos a mi casa después de desayunar.

Toda esa semana me la jale pensando en si me vio Toño desnudó o no pero bueno eso nunca lo sabría, pero si que le dediqué varias.

Al llegar el fin les quise volver a salir pero me quede sin dinero por la escuela, por lo cual tuve que esperar una semana más.

Se llego por fin el viernes, les llame por teléfono y me le dije que qué plan….

Total el sábado ya están listo en su casa por la tarde noche.

Esa noche fue buena, ligue con dos pero de ahí no pasó, llegamos a casa de mis tíos, andaban algo pedos, fui por un vaso de leche y escuché que gemía creo mi tío.

Tome un cigarro de su esposo y abrí la puerta que da al jardín y salí en calzones a tomar el fresco y fumar un cigarro, el segundo de mi vida por lo cual más bien le hacía a la mamada.

Me gusto y fui por otro cigarro, aunque me sentía mareado, al entrar a la casa veo que está Toño tomando leche de la nevera sin playera, le tomaba directo del cartón, voltio hacia a mí y se asusto…

- no mames avisa que estás ahí

-perdón solo venía por un cigarro

-chale perdón por el no mames… y pues bueno vamos te acompaño pero… si ya me viste el culo pues solo me tapo…

No me había percatado que ni traía calzones pues al verlo de espaldas no alcanzaba a verlo como dijo el por qué estorbaba la barra,pero me habia quedado en silencio al verle su torso ancho y peludo.

Salió de la barra cubriéndose con una mano y tomó un cogin de la sala para cubrirse, yo tomé los cigarros y fuimos al jardín.

Estuvimos platicando un rato más después de que se terminó el cogarro, después le dije que iría por una playera y el me dijo que por calzones, y un trago de tequila. En lo que me iba parando se paró detrás de mí dejando el cogin del sillón en la silla, me nalgueo y mi instinto fue regresar con una palmada a su huevos a lo cual me dijo…

- eso podría doler jejeje , mejor con amor…

Fue cuando reaccioné que tenía enfrente mi todo un señor bien hecho… espalda ancha, pechos ricos y peludos a lo igual que la panza, un poco chelera pero rico sin llegar si quiera a medio llenito, su pelvis parecía acolchonada por su pene ya que se notaba que no se rebajaba el pelo , pene comenzando a despertar pues no tenia circuncision pero conforme se paraba se pelaba sola, y unas piernas riquísimas así no por último menos importante, unos mega huevotes pero grandes colgantes y jugosos…

Todo esto lo mire de rápido y lo miraba nervioso a los ojos, pues nunca lo había visto a él así de sexual, sabía que me gustaba más no lo miraba así pues respetaba. Trague saliva y nos acercamos el uno al otro.

Fundimos nuestros labios y manos y comenzamos un largo beso pero muy atascado mojado, temblaba de nervios, la adrenalina de que mi tío estaba arriba era fuertísima, me le colgaba del cuello pero a la vez obvio le tocaba y jalaba su verga y le daba algunas caricias a sus ricos huevos y su peluda panza pecho y esponjada pelvis. El por su parte solo acaraiciaba mi culo. El estar ahí besándolo era mega rico, su barba en mis labios raspaba como macho que se veía y eso me derretía más.

solo teníamos la luz de la barra de la cocina me voltio y me llevo por delante hacia el estudio y lo dejo abierto no sin antes tomar otro cigarro, yo creo que para estar en un cuarto lejos de las escaleras y la puerta abierta para escuchar ruidos de mi tío. Yo no preguntaba nada, estaba nervioso pero demasiado caliente, mi adrenalina seguía a tope.

Se sentó en la silla principal y prendió su cigarro le dijo que me incara y clarísimo sabía que seguía…

Tome con mis manos su enorme verga qué fácil y sin exagerar llenaba mis dos puños de mano, comencé por olerla y vdd olía ya a culo de mi tío pues lo había cogido más no olía feo, la vdd ni me importo, yo para hacerla de emoción y no verme inexperto comencé por lamer su pelvis peluda y huevotes y le soplaba logerito, su verga la tome con una mano y la pase por toda mi cara, ojos cachetes labios y me detuve para olerla justo pegado en mis fosas nasales, el solo fumaba y me veía ( a pesar de la poca luz alcanzábamos a ver ) al estar oliendo le salió una lagrima a la verga y la embarre en mis nariz labios y párpados y comencé a chupar…

Mi boca era agua y mas por la manera brutal en la que pre eyacula. Le pegue como becerro muriendo de hambre, de un rato me cargo y me recostó sobre el escritorio boca acabajo, pidió que me subiera por completo, quedándote mi culo casi en el pecho, sentí que Olio mi culo y de pronto sentí como metía su lengua y lamía mi cola…. pffff era riquísimo, estaba mega erecto y chorreaba mil. Se me salían los quegidos pero recordaba que mi tio estaba arriba y me callaba.

Después de un rato de una buena lamida de culo me pidió que me volteara y el tomaba a la vez otro cigarro. Me fascinaba verlo fumar, se me hacía demasiado varonil, cuando me besaba me excitaba de más pues sabía a cigarro y alcohol.. todo un hombre cabron.

Se escupió la mano se acarició la verga y me la dejo ir poco a poco… me dolió muy poco la vdd distinto a otras veces pero yo creo que fue porque si hubo una mega previa calentada, me valió madre que me cogiera sin condon, no pasó mucho cuando me cogia durísimo ( ahora si que mes quejidos saludan sobrando al ruido de su pelvis y huevos en mi cola )

Tiramos varias cosas por la rica cogia, libros, hojas, plumas.. me temblaban las piernas y ya no podía más y me vine sin necesidad de jalármela y al estarme viniendo, me tomo por la espalda y me cargo para cogerme en el aire ( claro yo ya todo flojo de lo extasiado) cuando me estampa contra el librero y sentía la fuerza y mi cuerpo golpeando el mueble así como el ruido, hizo que se me parara de nuevo por completo, enterró los dedos en mi cuerpo y comenzó a venirse ..

La valió madres y descargaba todo en mi, su chorro fue demasiado lo sentía en la manera de incharse al expulsar mecos dentro de mi cola y en la forma de aferrarse a mi, yo le tomé la cabeza y la recargue en mi pecho…

Me llevo al escritorio y al estarme bajando se le salió la verga, ni cuenta me había dado pero estábamos empapados en sudor.

En cuando me dejo en escritorio me volvió abrir de piernas y me la metió y gemía bajito pero rico y ahí la dejo un rato.

Después de eso se fue por su una bebida y se sentó en la silla principal y yo fui al baño a limpiarme, al regresar me sentó en sus piernas y seguimos platicando. Yo me sentía soñado pues era como el señor de mi sueños ya cumplido y bien cogido, después de como 20 minutos me seguía sentado en él pero me acomode sentado frente a él y lo besé de nuevo súper atascado y mojado, y le preguntó..:

- y ahora que pasará ?

-pues tendrás que seguir viniendo y mucho más seguido que no ?

Pero mi conciencia ya me estaba re mordiendo por mi tío pero me dio otro beso me levanto un poco y me la volvió a meter… esta vez lento pero duro, era demasiada la adrenalina, me decía cosas como …

- puta que rico estás ..

-estás mega calientito…

-te gusta ?…

Ahí ya sentía más dolor después de gran cogida previa a esta segunda, pero no me importaba yo le seguía dando sentones, le acariciaba el pecho y nos besábamos… esta vez fue como hacer del amor. Después de un rato nos recostamos en la alfombra y nos pusimos de lado… woow era demasiado ya, su verga gruesa, yo nomas sentía que deslizaba como si nada por los mecos que ya había y ahora el pre eyaculacion que volvía a salir, me jalaba el cabello pero no tan rudo, todo era más romantico, comenzó a tallar su barba en mi espalda y cuello y me prendí de más, comencé a gemir y me tapo la boca, y comenzó a darme duro hasta venirse..

Se paro al minuto y me dijo me voy a bañar y dormir para que no note tu tío que no estoy, yo seguía sentado en el la alfombra pero veía como seguía goteando su verga, me hinque y le dije espera un momento y le di unas cuentas chupadas.. me dio unas palmaditas en cachete y me beso y se fue,

Yo fui al baño ya con demasiado dolor de culo y me temblaban las piernas….

Claro que se volvió a repetir, y hasta delante de mi tío pero es otra historia…

Quieres saber qué pasó con esta y las demás historias pendientes????… cuéntanos si te gusto?

Te la jalaste con el relato de uno de nuestros seguidores?

Quieres más ?

Síguenos y comparte!! No olvides escribir como se e hizo para nosotros liberar las siguientes historias y continuaciones de historias pendientes…

Si quieres mandar tu relato hazlo y lo publicamos..

¿Qué es el amor? Parte 27/ fanfic wigetta

Llego la mañana, tanto Samuel como Guillermo habían dormido bien pero las risas de sus amigos hicieron que el mayor despertase, Guillermo estaba a escasos centímetros de él, se veía adorable mientras dormía, Samuel decidió no despertarlo, los minutos pasaron y el menor abrió poco a poco los ojos, una sonrisa se dibujó al ver a Samuel observándolo.

-¿cuánto tiempo llevas despierto?

-unos minutos solamente, los gritos de los demás me han despertado.

-no los he escuchado la verdad, ¿por qué no me despertaste?

-te veías tan mono, tan calmado, por un segundo creí haber despertado en Japón.

-eres un tonto-dijo Guillermo dándole un golpe juguetón al mayor-ibas tan bien, tan dulce pero la cagadte-una sonrisa se había dibujado en su rostro-anda vamos con los demás.

Guillermo y Samuel salieron de la habitación, los ruidos provenían del piso de abajo, encontraron a los demás riendo en la cocina.

-¡pero buenos días par de dormilones!-exclamó Rubén.

-¿cuánto lleváis despiertos? Mis padres están dormidos macho.

-como media hora-respondió luzuriaga.

-y tus padres han salido con karol al centro por el desayuno.

-¿como has dormido guille?-preguntó Alex preocupado, había visto a su amigo el día anterior y le dolía verlo llorar de tal forma.

-al principio me costó un poco pero después dormí como tronco, ¿y ustedes que tal?

-bastante bien quitando el hecho de que Rubén habla dormido.

-macho no es mi culpa, ¿tú crees que lo controlo?

-no os quejéis, frank ronca como un oso.

-yo te lo dije tío, tengo el tabique desviado, págame la operación de nariz tú si quieres.

-créeme que anoche lo estuve considerando seriamente.

-pues yo dormí muy bien la verdad-dijo Alex sonriendo.

-¡pues claro! Os juro que Alex solamente puso su cabeza en la almohada y se durmió profundamente.

-es un don, que te puedo decir.

Pasaron el resto de la mañana bromeando y quejándose sobre las manías al dormir de sus amigos, llegaron los padres de Guillermo con churros, pan dulce, chocolate caliente, y café.

-nosotros hemos desayunado allá pero que os aproveche chicos.

Se acabaron la comida, no había duda que la comida de pueblo; hecha a mano y con cuidado, era mil veces mejor que la de ciudad.

-guille tienes que traernos más seguido tío, esto es una delicia-dijo Miguel Ángel dándole una mordida a su churro.

-yo con gusto.

-siento que es como un trozo de cielo.

-y eso que no habéis probado los panqués que preparan en navidades.

-hala pues en Navidad nos venimos a tu pueblo.

-luzu tio, faltan meses.

-no importa Samuel, yo quiero venir de nuevo.

Guillermo sonrío, le agradaba estar así con sus amigos.
La platica continuo, todos reían y gritaban excepto Guillermo, él se quedó mirando un punto fijo de la pared con un rostro inexpresivo, Alex y Samuel se percataron de esto pero decidieron no decir nada, seguro que muchas cosas pasaban por la cabeza de guille en estos momentos, pensaron ambos.
Y tenían razón, Guillermo no paraba de atormentarse con recuerdos de Alonso, ahora recordaba porque se habían ido de aquella casa, demasiadas cosas habían sucedido: innumerables besos en aquellas sillas, muchas comidas, abrazos, risas, incluso se habían besado en la encimera, tantos recuerdos tan solo en esa cocina, y muchos más en el resto de la casa, Guillermo no paraba de escuchar la risa de Alonso, y no sólo eso, lograba escuchar que le susurraba cuanto lo amaba, lo que más hacia pensar a Guillermo es que un día antes del accidente habían estado besándose en la misma silla donde estaba Samuel ahora, lo recordaba tan bien que incluso podía sentir las manos de Alonso en sus caderas.
Los demás no tardaron en darse cuenta y Frank en un gesto de preocupación intento hacer reaccionar al joven.

-Guille tío, ¿que sucede?

Fueron unos segundos los que pasaron antes de que Guillermo reaccionará, se percató de todas las miradas posadas en él y salió corriendo a su habitación.

-denle espacio-dijo Karol al entrar a la cocina-nos mudamos a Madrid porque no había momento en que guille estuviera en otro planeta y pensara en Alonso, había días que lloraba de repente y esta casa solo le hacía daño, necesitaba un cambio de aires.

La menor tomo un vaso de leche y subió a su habitación, nadie dijo nada por unos instantes, todos estaban procesando lo sucedido.

-creo que debemos esperar a que el baje de nuevo.

-si no baja en quince minutos yo subiré-dijo Samuel.

-¿no escuchaste a Karol?

-no quiero dejarlo solo, ustedes no lo vieron pero comenzó a llorar dormido, duro media hora llorando y lo intente tranquilizar, no tienen a la idea de cuánto se atormenta y no me agrada que lo pase solo.

Nadie dijo nada pero sabían que tenía razón.

Intentaron conversar un poco más bajo, la casa estaba en completo silencio hasta que un objeto estrellándose resonó en el piso de arriba, todos se miraron y Samuel subió corriendo hacia la habitación, se encontró con un chico que no reconoció, Guillermo estaba tirando las fotografías al suelo junto con adornos que había en la mesilla de noche.

-eh para guille para-exclamó Samuel mientras caminaba con cuidado hacia Guillermo, había cristales en el suelo y debía ser cuidadoso-tranquilízate cariño.

Guillermo dejo la lámpara de noche cuando miro a Samuel, estaba temblando y las lágrimas no paraban de rodar por sus mejillas.

-sal de aquí Samu, ahora vuelvo con los demás, quiero estar solo.

-pero yo no te voy a dejar solo mi niño-ahora Samuel estaba frente a frente con Guillermo-no quiero verte así amor.

Guillermo se echó a llorar a los brazos del mayor, se había hecho ligeros cortes en la mano pero poco le importaba.

-odio este lugar-comenzó a decir-hasta el más pequeño rincón me recuerda a él, no paro de escuchar su voz, siento como si estuviera aquí, como si en realidad no hubiera muerto y esta besándome pero cuando reaccionó no está y caigo en cuenta que es mi mente haciéndome una mala jugada, veo su rostro en todos lados, todo en esta puta casa me recuerda a él y no puedo seguir soportando esto Samuel, te prometo que ya no puedo.

Samuel se había quedando sin palabras, Guillermo le había soltado aquello de golpe, sabía lo duro que era para él pero no imaginaba que tanto.

-se que es horrible para ti, pero él siempre estará en tu corazón, y te cuidara desde el cielo, es bueno que no lo hayas olvidado, ¿sabes?

-¿por qué?-pregunto Guillermo con la voz temblorosa.

-él influyó tanto en tu vida que es bueno saber que continúa en tu corazón, debemos recordar el pasado pues gracias a ellos somos quienes somos ahora.

Guillermo continuo llorando, pasaron diez minutos hasta que dejó de aferrarse al cuerpo de Samuel.

-¿puedes ayudarme a recoger esto?

-claro amor.

Samuel se agachó para recoger los portarretratos y las fotografías; en cada una de ellas se veía un Guillermo alegre y en las fotografías que aparecía con Alonso se le veían con un brillo especial y se preguntó si así se miraría al estar a su lado.
Comenzó a recoger fragmentos de cristal y fue cuando notó gotas de sangre en estos, su preocupación apareció y su mirada recorrió a Guillermo hasta ver sus manos, tenia muchos cortes y estaba llenas de sangre.

-¡cariño por dios! Anda ahora terminamos de recoger esto pero tenemos que desinfectarte, ¿por qué no me lo habías dicho?

-te preocupaste demasiado por mi.

-jamás será demasiado, siempre estaré al pendiente de ti mi niño, anda dime dónde está el botiquín.

-en el baño del piso de abajo.

Samuel corrió hacia este, Alex lo detuvo antes de que subiera de nuevo, todos habían estado preocupados.

-creo que sufrió un ataque o algo, comenzó a romper cosas y se cortó las manos, ¿alguno de ustedes podría subir a terminar de recoger?

Alex asintió y Samuel fue en busca de Guillermo ya que este no estaba en la habitación, lo encontró en la habitación de invitados abrazando una almohada.

-cuando Alonso se quedaba a dormir en casa se venía aquí y durante la noche me escapaba de mi habitación para dormir juntos, esta era su almohada.

Samuel quería llorar, le mataba ver al menor así.

-anda dame la mano derecha, vamos a curarte esas heridas, ¿vale?

Guillermo asintió y le tendió la mano al mayor, por suerte no tenía cristales encajados en la mano, solo leves cortes. Samuel aplicó alcohol en un algodón y limpio las heridas, Guillermo no se inmutó si quiera, se limitaba a mirar a Samuel, cuando este término de desinfectar puso una venda para proteger los cortes y beso la palma de la mano del menor.

-ahora dame la otra mano cariño.

Guillermo así hizo, Samuel se preocupó al ver un gran trozo de cristal en la mano del menor, lo quito con delicadeza, esto si le dolió a Guillermo ya que comenzó a sollozar por el dolor, cuando Samuel lo quito completamente comenzó a desinfectar las heridas e hizo lo mismo que con la otra mano, poner una venda y besar la palma.

-¿mejor?

-si, muchas gracias Samu.

-no las des cariño, lo hago con todo gusto y porque me preocupo por ti.

Guillermo sonrío y depósito un cálido beso en los labios de Samuel.

-volvamos con los demás, estoy seguro que están preocupados.

Guillermo tomo la mano de Samuel y la sujetó con delicadeza, comenzaban a dolerle las heridas pero decidió no decir nada, no quería angustiarlos más.

-¿os parece si salimos a dar una vuelta?-sugirió Guillermo al entrar a la cocina.

Todos aceptaron, todos se cambiaron pues seguían con las pijamas, Samuel fue a la habitación de los padres de Guillermo para avisar que saldrían.

-¿es por guille cierto?

-sí, me dijo que recordaba mucho en esta casa, incluso rompió las fotografías de la pared, le cure unos cortes que se hizo.

-oh mi niño-sollozo la madre del menor-dos días después del fallecimiento de Alonso le dio un ataque igual solo que en ese caso rompió toda la vajilla de la casa, puedo saber si dejo de hacerlo cuando te vio-Samuel asintió-lo mismo hizo la primera vez pero fue con Karol, vio el rostro de ella y decidió parar para no asustarla, el psicólogo dijo que no quería involucrar a los que ama Samuel.

Samuel solo asintió, no tenía nada que decir, aún estaba procesando todo.

-pueden salir pero vuelvan a las tres, iremos a comer a la casa de la tía de guille y después volveremos a Madrid, ¿vale?

-vale, gracias.

Samuel se reunió con los demás que estaban en la acera esperándolo, caminaron por ahí, Guillermo no había soltado su mano en ningún momento.

-¡Guillermo! ¿Eres tu chino?

Una voz ronca sonó detrás, un chico alto, de cabello oscuro y piel morena estaba detrás de ellos.

-¡Diego!

Guillermo soltó la mano de Samuel para darle un abrazo al joven, Diego era un viejo amigo de Guillermo, muchas veces era el mal tercio de Alonso y suyo, lo extraño cuando se mudó a Madrid y aveces seguían mensajeandose.

-hombre, mi madre me ha dicho que viniste al pueblo, ¿pensabas irte sin saludar?

-hombre no, mira te presento a unos amigos, ellos son Frank, Alex, Rubén, Mangel, luzu, y Samuel, si se que Samuel es muy apuesto y es mi pareja actualmente.

-no tienes idea cuánto me alegro de escuchar eso, eh tío cuida a este chinito que es alguien especial.

-claro que lo haré-dijo Samuel sonriente.

-iremos a dar una vuelta por ahí, ¿quieres acompañarnos?

Diego asintió, ninguno de lo demás se opuso, Guillermo no paro de hablar con el chico, llevaba un año sin verlo y lo había extrañado, incluso Samuel sintió una pizca de celos.
Recorrieron casi todo el pueblo caminando.

-creo que debo irme, un gusto increíble verte chino, te extrañe mucho.

-lo mismo digo Diego.

El chico se despidió de los amigos de Guillermo y se marchó, volvieron a casa como si nada.

-y tú deja de golpear a Diego con tu mente señor celos.

-¿yo celoso?

-pero que va, si tenias los nudillos blancos cuando me abrazaba.

-vale, quizá estaba un poco celoso, pero solo un poco.

-pero si solo te quiero a ti tonto-susurró Samuel al detenerse a la mitad de la acera-y nadie cambiara eso celosito.

Guillermo se puso de puntillas y beso a Samuel, no le importaba las burlas que harían sus amigos, o que la gente los viera, solo le importaba Samuel, su Samuel.

-vale, creo que voy a ponerme celoso más seguido.

-es que es tonto el pobre.


Volvieron a la casa, de ahí partieron con los familiares de Guillermo, todos se alegraron de verlo y de ver que había progresado a comparación de su situación hace un año, cuando comenzó a oscurecer los padres de Guillermo decidieron que era hora de volver a Madrid, fueron a la casa por las maletas y volvieron a Madrid, casi a las nueve llegaron a la ciudad, cada uno volvió a su casa excepto Samuel que quería estar un rato más con Guillermo.

-se hará más tarde y me da miedo que vuelvas a casa solo.

-anda no pasa nada guille, pero quiero estar contigo un rato más.

Guillermo se limitó a sonreír, habían estado charlando en su habitación y el sueño comenzaba a llenar su cuerpo.

-gracias por hacerme compañía en el pueblo, no sé qué hubiera hecho si no hubieses estado ahí.

-gracias por haberme invitado y dejarme estar en tu vida.

Guillermo tomo la mandíbula de Samuel y la acerco a él, antes de besarlo le susurró.

-te quiero tanto Samuel de Luque.

El beso comenzó, comenzaron despacio y suave pero comenzó a subir de tono, era la segunda vez que sucedía, Guillermo perdía el sentido común cuando juntaba sus labios con los de Samuel, como fue en la ocasión anterior y en esta, Samuel estaba apoyado en la cabecera y Guillermo se sentó encima suya, seguían besándose pero tocaron a la puerta haciendo que se separaran asustados.

-¡guille! Mamá dice que si tú o samu tenéis hambre.

-ahora bajamos Karol.

Guillermo suspiro, estaba sonrojado, no entendía que le pasaba y porque se ponía así cuando se besaba con Samuel.

-¿todo bien cariño?

-si, es solo que, no se, nunca llegue a con Alonso y me da un poco de vergüenza esto.

Samuel sonrío, le causaba ternura lo pudoroso que era su novio, él había llegado a más demasiado apresurado pero esperaría lo que fuese para llegar a más con Guillermo.

-¿bajamos a cenar?-Samuel asintió.

Se dirigieron a la cocina y se reunieron con la familia de Guillermo.

-¿algún día iremos a comer a tu casa cariño?-preguntó Guillermo.

Samuel casi se atraganta al escuchar aquello, había olvidado su casa, o a sus padres, y sobretodo había olvidado que ellos creían que Guillermo era solo un amigo….


¥
¥
¥

Estoy fan feliz de haber vuelto a escribir, me hacía falta la verdad, ¿que les ha parecido el capítulo? Espero les haya gustado tanto como a mí, feliz inicio de semana para todos

Third Day

Me siento bien, hoy cumplí mi meta de 500 calorías, hice 30min de ejercicio (no pude hacer más, había dormido una mierda y casi me desmayo). Mañana voy al gimnasio y estoy ansiosa por que llegue agosto, para retomar full e ir los 5 días de la semana.
Hoy comí:
-vaso de leche semi descremeda con café y endulzado con sucralosa.
-una manzana y media verde.
-cuatro mandarinas.
-ensalada de pepinos con limón natural, poca sal y sin aceite.
-café con sucralosa.
-té verde con sucralosa.
-yogurt light.
Espero poder superar de a poco cada semana, el próximo lunes comenzaré a subir fotos de mi progreso.

-Gracias Ana, L.

mi vida es una constante utopía y debo alcanzarla
debo ser mas libre
debo ser yo en todos los aspectos
debo ir y abrazarte si tengo ganas
no reprimir
debo tomar todos los vasos de leche aunque sea muy tarde
debo seguir escribiendo aunque nadie me lea
debo correr hasta que ya esté muy cansada
y luego respirar
quiero recorrer los rincones de ésta realidad
y dejarme derramar 
por entre los días
caer suavemente sobre el tiempo


Junto con otras dos chicas alquilé un apartamento. Durante el segundo curso de Terapia ocupacional. Una noche de verano en la que estaba sola, cuatro golpes secos sonaron a la puerta. creí que se trataba de algún amigo con el que salir a tomarme una copa, pero se trataba de una niña de alrededor de siete años. La niña, de hermosos rizos rubios y grandes ojos castaños me miró y me dijo que se había perdido. La dejé entrar, le preparé un vaso de leche y le dije que fuéramos a la policía. Verónica me rogó que no lo hiciera esa noche pues tenía mucho sueño y quería dormir. Accedí y le preparé la cama. Por la mañana temprano cuando iba a llevarla a la policía, entré en el cuarto y vi que Verónica no estaba. Un año después en idéntica situación, la niña volvió a aparecer. Parecía que no había crecido nada. De nuevo le preparé la cena y la dejé dormir pero al día siguiente Verónica volvió a desaparecer sin dejar rastro. Ese mismo día fui a la policía y di todos los datos de la chiquilla pero no se habían producido denuncias ni nadie había reclamado una desaparición. Tras dar muchas vueltas, llegué al Hospital de San Prudencio. Un hospicio para niños y niñas huérfanos. Allí la madre Sonsoles, me explicó que no tenían ninguna niña de esas características. Justo cuando me disponía a salir del lugar, otra monja llegó con un calendario de dos cursos atrás. Allí estaba la foto de Verónica, tal y como yo la había visto.... Sí ¡es ella! - grité. Las dos monjas se miraron extrañadas - Verónica murió hace dos años. Aquella noche, cuatro golpes secos sonaron en la puerta de mi apartamento. Observé por la mirilla de la puerta. Allí estaba de nuevo Verónica, con los brazos cruzados y cara de enfadada. - Has tardado mucho en abrirme, tengo hambre y sueño - Dijo Verónica. Aterrada preparé todo como lo había hecho habitualmente. Cuando acosté a Verónica no pude soportar el terror y entré despacio a su habitación. La niña estaba totalmente arropada. Retiré la sábana y bajo ella, como un suspiró pareció desvanecerse. Sobre la almohada, con letra infantil y varias faltas había una nota "Gracias por la leche y los dulces, ahora tengo que irme a llevar al infierno a las otras tres chicas que no me dejaron entrar a sus casas”.
First day

Quiero desahogarme, me siento como la mierda. Hace unos días tuve una sesión de fotos (tengo el absurdo pensamiento de que podría ser modelo alternativa) y en cada maldita toma lo que más destacaba era la grasa excesiva de mi abdomen, no saben cuanto me detesto. Hoy traté de comer ligero, bajo en calorías y lo menos posible, pero fui débil y me di un atracón. Cuando comencé con esto me sentía culpable hasta por un vaso de leche, cuanto desearía ser fuerte y volver a lo de antes, había bajado 7kg, había reducido tallas, no saben lo feliz que fui cuando me percaté de que mi ropa me quedaba suelta, de que mi cintura media 64cm, de que podía pasar 5 días en ayunas y hacer ejercicio diariamente. Me siento tan miserable. Me sentía tan bien cuando pasaba días sin comer, cuando sentía los huesos de mis caderas, cuando estaba de costado y la grasa no sobresalía.

Necesito ayuda Ana, L.

Muy pronto mi computador va a petar

Nunca dejo que se hagan las actualiziaciones

Le cae comida muy seguido, una vez incluso un vaso de leche

Nunca la limpio

Hace años que no reviso el anti-virus

Tiene demasiados programas y aplicaciones que ya ni uso

Teclado no sirve

Nunca la apago

Círculos..

Pequeñas sonrisas la que tienen los niños de la calle, pero sinceras al dar las gracias por un pan en la mañana..

Recuerdos aquellos donde solo importaba jugar llenos de sonrisas todo el día, sin preocupaciones, sin problemas, solo con ganas de llegar a casa por un vaso de leche y una galleta..

Sonrisas las que causa el mar, con su calma y su hermosa arena, el sol que brilla en nuestra piel, olor a mar…

Magia en nuestros ojos cuando están llenos de amor, es una especie rara dicen muchos, pero nos hace volar más alto de lo que pensamos…✨✨

¡Estás a muy buen tiempo de poderle dar un twist a tu alimentación! Intenta probar estos jugos y licuados que recomiendan los expertos con múltiples beneficios para tu salud. Son fáciles de hacer y además hay para todo tipo de objetivo. Encuentra el más conveniente para ti.

 

JUGO  DETOX El jugo de manzana, zanahoria y apio ayuda al sistema inmunológico y agiliza la depuración de las toxinas del cuerpo. Tómalo todas las mañanas.

 

¿QUÉ NECESITAS?

-3 zanahorias

-2 manzanas

-2 ramas de apio

LICUADO ENERGIZANTE Esta bebida es ideal para tomarse después de hacer ejercicio.

¿QUÉ NECESITAS?

-1 plátano

-¼ de taza de avena

-1 vaso de leche

-1 cucharada de miel de abeja

–Pamela Madero, colaboradora de belleza 

¿POR QUÉ ENAMORARTE DE TAURO?

1. Porque dan unas ganas locas de abrazarle y estrujarle.

2. Porque es súper-leal y siempre está ahí para ti.

3. Porque Tauro no puede dejar de ser fiel a sí mismo. Suele repugnarle la falsedad.

4. Porque Tauro no hará que te sientas culpable por comerte todas esas galletas. Te recordará que te las mereces, qué caray. Y te traerá un vaso de leche para acompañarlas.

5. Porque Tauro, pese a las bromas que le hemos hecho, siempre te hace sentir bienvenido en su casa.

6. Porque te ayuda a poner tus pies sobre la tierra para que hagas de tus ideas de ensueño, realidades.

7. Porque a Tauro le encanta disfrutar de las mejores vistas, los mejores aromas, sonidos y sensaciones que la vida tiene para ofrecer. A su lado, mira tú qué cosas tan ricas te están esperando…

Originally posted by painfulblisss

Siempre las palabras correctas

“Quedan avisados, todo lo que me gustaría pedir es imposible de envolver, rodear con un gran lazo rojo y poner debajo de cualquier árbol. Porque lo que me gustaría pedir es que todos los relojes del mundo se pararan por un segundo y las pantallas se apagasen para poder mirarnos a los ojos, sonreírnos y decirnos todo lo que nos está estallando dentro, toda esa dinamita que no nos deja bailar con la vida y nos obliga a cronometrar lo tarde que llegamos al trabajo, lo que marcan las cuentas en el banco, cada atraco que no hemos planeado, la boca que nos hizo salir de una bancarrota de esperanzas, si pudiera, si pudiera haría sonar una gran orquesta que inundara con música todo el mundo, para enseñarles a los niños que existe la magia, para mostrarles a sus padres que deberían olvidarse de buscar el truco, que no hay truco, que a veces la vida nos atropella nos dispara nos deja arañando las aceras de las calles en busca de un resquicio de ilusión, pero que también es bonita que merece todo la pena, que por esos momentos por los que suena tu canción favorita en la radio o tu amigo te espera con una cerveza en el bar de siempre, esos momentos en los que la ves reírse como si le diera todo igual o ese maldito instante en el que él te mira y hace derrumbar tus muros, aquella noche en la que te pareció que podías conquistar el mundo, la mañana que juraste que nunca más volverías a beber, el peor error de tu vida, o esa vez en que te empeñaste en convertirte de una vez por todas en acierto, el vestido más bonito que has tenido, el partido en el garito de siempre, ver a tu pequeño guerrero convertirse en adulto o ver a tus abuelos celebrar su 70 aniversario brindando con un vaso de leche, todo, escúchame todo merece la pena, merece la pena romperse la falda para luchar contra un mundo que a veces es tan injusto, pero que no para de girar alrededor del sol para que no olvidemos lo bonito que es bailar alrededor de quien te da luz, calor, de quien te da vida. Sé que lo que pido es imposible de envolver pero se eso no hace que sea algo necesariamente imposible. Me van a perdonar por no poner nombre ni dirección del emisor, pero es que este año he encontrado demasiados  lugares hogar, y demasiadas personas refugio. Y con respecto a mí, sigo descubriendo lo que soy, pero sigo teniendo claro lo que quiero ser, feliz, y tú deberías serlo también porque un año más, una vez más, nos lo merecemos.”

Loreto Sesma

Felices Fiestas y Feliz Año Nuevo

El cumpleaños de Aries...

(+ Piscis por atrasado).

Piscis suspira mientras juega sus pies que cuelgan del marco de su ventana. El aire ha enfriado demasiado pero está demasiado sumergida en sus pensamientos como para siquiera notar que su melena está hecha un desastre y que el timbre de su casa lleva sonando más de diez minutos. Virgo, dos plantas abajo de Piscis no ha notado que la chica está hundida nuevamente en sus pensamientos y está por perder la cabeza de tanta impaciencia que ya se le ha acumulado.

 - Tal vez sería más fácil si le lanzaras una piedrita a la ventana, no crees? - Tauro llega masticando no sé qué cosa mientras señala a la ventana abierta de par en par que tienen sobre sus cabezas. Virgo estaría regañando a Tauro por hablar con la boca llena si no estuviera demasiado avergonzada por no haber notado que Piscis estaba a unos metros por encima de ella.

 - Eh, Piscis - grita aclarándose la garganta y la chica finalmente sale de sus pensamientos sonriendo con amabilidad cuando ve a sus dos amigos en la planta baja. Hace una seña indicando que baja enseguida y tarda apenas diez segundos en estar con ellos - estaba recordando… no festejamos tu cumpleaños, Piscis - dice Virgo mientras acomoda el cabello de Piscis como lo haría una madre - podríamos ir a tomar un café y un pastel… conozco una cafeter… - está diciendo Virgo emocionada cuando Tauro la interrumpe con un resoplido

- O podemos celebrarlo con Aries, su fiesta es hoy en la noche y va a ser grande. Según Leo, va a haber tanto alcohol que ni Dios padre se lo podrá terminar - dice ante la mirada irritada de Virgo y la mirada emocionada de Piscis.

Géminis sonríe palmeando la espalda de Cáncer haciendo rodar los ojos del cangrejo a sabiendas de lo que su amigo está insinuando. Ya es relativamente la milésima vez que repite sobre el “encuentro” que debía darse esta noche en el cumpleaños de Aries. -Oí que Escorpio tiene una sorpresita para Aries esta noche, creo que deberías reconsiderarlo y darte el lujo de acompañar a Piscis también- Cáncer suelta un resoplido metiendo sus manos en los bolsillos una vez dentro de la enorme casa donde la música fuerte llega a oírse a unas cuadras más allá. Ignora a Géminis decidiendo ir a saludar a Aries que ya se encuentra en un serio estado de ebriedad afirmada del brazo de Leo.

 -¿Vienen Tauro y Virgo con ustedes? Tenemos una broma para esos idiotas - Leo sonríe con maldad ignorando atrás los gritos de Acuario y Capricornio discutiendo como ya era normal.

 -Eh, mira quién viene ahí- Interrumpe Géminis al ver la silueta de Escorpio cargando un cigarrillo en sus labios más una sonrisa bastante traviesa dirigida para la pobre Aries que cambia su expresión al instante. 

- ¿La cumpleañera está ocupada?, me gustaría hablar con ella en privado…- Cáncer y Leo se miran entre sí y sumándose Géminis a ambos, deciden dejar a solas a ese par entre risitas reprimidas al adentrarse con el resto a la fiesta. Escorpio repasa sus ojos por cada una de las curvas de Aries tomándola por la cintura para llevarla a un balcón lejos del resto de los metiches. -Feliz cumpleaños, preciosa. No sabes cuanto estuve esperando este día….

Aries se eriza al sentir los labios de Escorpio sobre su mejilla muy cerca de sus labios sedientos de unos cuantos besos pero su mareo y alguna extraña timidez nada común en ella la están echando para atrás. Ha soñado hace ya un tiempo tener cierta intimidad con Escorpio y ahora que él mismo la esté seduciendo la tiene un tanto perpleja.

Capricornio camina con prisa nuevamente al interior de la fiesta y agradece mentalmente cuando encuentra sin siquiera buscar una botella intacta de vodka de mango a la que le da un trago enorme para quitarse el mal de boca que le ha dejado discutir con el imbécil de Acuario. Cierra las ojos sintiendo cómo el alcohol comienza a apoderarse de su cuerpo hasta que Libra se acerca con un aire despreocupado.

- No deberías tomar mucho en cuenta el asunto - sonríe amablemente el chico mientras toma un vaso y se sirve un poco del vodka dejando a Capricornio un poco avergonzada por sus modales tan trogloditas de un par de segundos atrás - escuché que está de nuevo enojado porque.. algo de unos cómics, qué sé yo… cosas raras - sonríe acompañado por una sonrisa callada de Capricornio.

- Al fin te encuentro, ¿en dónde has estado, Libra? - dice Leo irritada con ese tono de diva característico en ella que hace sonrojar a Libra - estaba esperando a que me dijeras cómo se me ve este vestido, pero desapareciste de repente y… ay por Dios, ¿comenzaste a beber sin mí? - dice indignada mientras lo mira con desaprobación - como sea, ¿me veo bien ahora? No es que quiera apañar cómo se ve Aries, por supuesto, pero tampoco quiero que su mejor amiga luzca terrible - dice mientras Libra la escucha con paciencia a diferencia de Capricornio que se va en la primer oportunidad que encuentra.

Cáncer decide tomar un poco de ese delicioso alcohol con frambuesa dedicándose a observar a su alrededor a varias parejas que ya estaban listas para irse a la cama. Suspira tomando un buen trago de alcohol hasta que una vocecita cercana llama su atención tensándolo a los pocos segundos. -Piscis- Habla con esfuerzos junto a una estúpida sonrisa pintada en su rosto. Ella se veía hermosa esta noche y no duda en recorrer su espectacular atuendo que acentuaba perfectamente su cuerpo. -Feliz… cumpleaños atrasado, yo… lamento no haber podido salir contigo la vez pasada- Rasca su nuca un tanto avergonzado y desvía la mirada  hacia las mesas.

Sagitario rueda los ojos escuchando las pláticas incoherentes de Acuario a su lado hablando sobre algunas conspiraciones que realmente a ella no le importaban en estos momentos. -Géminis, traéme un vaso- habla con cierta autoridad mientras Géminis simplemente se dedica a sonreír travieso jugando con su pequeña falda negra de tela. 

-¿Y por qué debería hacerlo, eh?, ¿qué has hecho tú por mí para darte favorcitos?- murmura acariciando su rodilla con las yemas de sus dedos sobresaltando a la pobre Sagitario que intenta ocultar su nerviosismo.

-Simplemente… no quiero pasar la fiesta con nadie que no seas tú- Escorpio recibe un tanto sorprendido a Aries entre sus brazos dejándose llevar por el ambiente y la música para bajar poco a poco sus manos a su espalda baja. 

-¿Quieres que te de tu regalo ya?, creo saber perfectamente lo que deseas esta noche- Los ojos de Escorpio intimidan al principio a la ebria Aries que con esfuerzos enreda sus brazos en su cuello acabando con toda distancia entre sí.

-Llévame a la cama, Escorpio- él sonríe satisfecho mordiendo su labio sin esperar un maldito segundo para sacarlos de allí en dirección a la cama.  

Tauro se levanta con una fuerte resaca mientras procura no despertar a Virgo porque sabe que le vendrá un regaño bastante severo si hace el más mínimo ruido ahora que ella debe estar agotada después de todo lo que hicieron juntos. Camina por la casa preguntándose en dónde se ha metido Piscis aunque la última vez que la vio estaba riendo como una niña con Cáncer ignorando que a su lado Sagitario se estaba comiendo a besos a Géminis. Resopla aliviado de ver a Leo y Libra finalmente dormidos después de tomar el papel de almas de la fiesta diciendo mil incoherencias y continua su camino a la cocina rogando para que haya un poco de pizza sobrante aunque lo único que hay ahí es Escorpio y su mirada inyectada de odio que Tauro intenta ignorar.  

Escorpio frota su rostro un tanto agotado tras esa noche salvaje junto a Aries y decide buscar alguna bebida en la cocina antes de morir de deshidratado. Gruñe al tropezar con Acuario en su camino tirado en el piso con una enorme botella de alcohol en sus manos. Se detiene en la puerta y su expresión cambia severamente al darse cuenta de quien está allí. 

-¿Y tú qué me ves?- dice  el toro recargándose contra la encimera. Escorpio alza una ceja apresurándose a abrir la nevera en busca de un buen vaso de leche pero la mirada penetrante y llena de odio de Tauro lo hace girar para gritarle un par de cosas en su cara. 

-¿Tienes algo que decirme?, vamos, saca la voz, ¿no es que eres tan aventado?- Amenaza a Tauro tomando en cuenta la rivalidad que ambos han mantenido hace años en la escuela. Tauro sonríe decidiendo no darle  el gusto mientras abre su lata de cerveza mordiendo un buen trozo de su pizza. Hasta que la melena despeinada de Aries se hace presente en medio de los dos despertándole cierta curiosidad.   

-Feliz cumpleaños, Aries- pronuncian ambos interrumpiéndose con una sonrisa sincera.


Galaxia&Duraznito

My Fake Fianceé - Capítulo 35

Con Nugget en su regazo y una caja con helado en su mano, Lauren esperó pacientemente a que su celular timbrara. Ella le dijo a Camila que le llamará cuando estuviera a punto de despegar pero la llamada nunca llegó pero ella de todas formas esperó. Su mamá estaba en esa cosa rara del yoga, ella casi iba a acompañarla pero no quería perderse la llamada de Camila. Ella vio su reloj y Camila debió de haberle hablado hace una hora. Ella no estaba preocupada, Camila estaba con su prima y eso le molestaba un poco a Lauren porque ella ha estado tantas veces sola con Camila que no entendía porque esta vez necesitaría de una niñera. Ella estaba tan ida que no se dio cuenta que Nugget estaba destruyendo la caja del helado. Nugget tenía su cabeza dentro de la caja y estaba lambiendo todo.

“Claro, puedes tener un poco” ella susurró acariciando a Nugget suspirando. “Prométeme que tú nunca te iras a Cuba” Lauren susurró y Nugget levantó su cabeza viendo a Lauren, Ella tenía helado en todas partes y Lauren se rio besando la nariz de Nugget. Se escuchó que tocaron la puerta y Lauren prácticamente aventó a Nugget y salió corriendo a abrir la puerta para encontrarse con Dianna. “Oh, eres tú” ella dijo haciendo que Dianna rodara los ojos.

“Me sentí mal por no haber venido anoche, pero mi mamá soltó una bomba realmente grande anoche y tenía que salir de ahí, no puedo creer que él llegó a la casa de mi abuela con lasaña” Dianna dijo haciendo que Lauren levantara una ceja.

“¿Quién exactamente llevó lasaña?” Lauren preguntó mientras Dianna se tiraba en el sillón.

“El nuevo novio estúpido de mi mamá el cual pensó que era una buena idea hacer una broma acerca de la mecedora de mi madre” Dianna dijo suspirando.

“¿Tu madre tiene un nuevo novio?” Lauren preguntó sentándose al lado de Dianna la cual sólo asintió.

“Y reamente no tengo el corazón para aceptarlo, él está intentando con todas sus fuerzas pero él está forzando a mi mamá para que viajen alrededor del mundo” ella dijo negando con la cabeza. “Y no lo apoyo porque él tiene que entender que mi mamá tiene una familia y solo porque él esté planeando abandonar a la suya mi mamá tiene que hacer lo mismo” ella dijo viendo a Lauren a los ojos. “Bueno suficiente para mí, te vez preocupada” ella dijo agarrando las manos de Lauren.

“¿Cuál es su nombre?” Lauren preguntó viendo al piso y después empezó a levantar la cabeza lentamente antes de ver por completo a Dianna, la cual estaba un poco fastidiada.

“Oh no, ya no hay que hablar de ese pobre hombre al que mi mamá le llama novio” Dianna susurró. “Babe, te ves pálida, ¿estás bien?” ella preguntó poniendo la mano sobre la mejilla de Lauren. Lauren solo tomó aire profundamente.

“¿Cómo se llama?” Lauren dijo y Dianna se encogió de hombros.

“Lo olvidé, era algo con una M pero él me dice que le diga papá lo que me hace querer tomar hasta morir, pero eso es punto y aparte” Dianna susurró y Lauren cerró los ojos.

“¿Es Michael? ¿Su nombre es Michael?” ella susurró y Dianna suspiró.

“No veo como esto es relevante, sólo hay que hablar de algo más” Dianna dijo besando la mejilla de Lauren y después sus labios unas cuantas veces.

“Okey, Camila regresará pronto y no podemos seguir haciendo esto” Lauren dijo alejándose lentamente “¿tu madre es abogada?” Lauren preguntó y Dianna la vio con gracia.

“Okey, ¿primero me arrojas esa bomba y después me preguntas acerca del trabajo de mi madre?” Dianna dijo sacudiendo su cabeza.

“Okey, olvida la primera cosa, ¿tu madre es abogada?” Lauren preguntó y Dianna asintió con la cabeza pero puso sus manos sobre su rostro.

“No sé cómo esto es relevante pero sí, mi madre es abogada” Diana dijo encogiéndose de hombros.

“Tu madre es la razón por la que mi familia se rompió y la razón por la que mi mamá tal vez tenga que ir a rehabilitación al final del mes” Lauren dijo levantándose y caminando hacia la puerta agarrando la perilla de ésta. “No puedo creer esto, estaba besando a la hija de la mujer que arruinó a mi familia” ella susurró negando con la cabeza.

“Hey, cualquier cosa que mi madre haga no es mi culpa, ¿okey? Realmente me gustas y hey tu padre es él que arruinó tu familia, no mi madre” Dianna la defendió negando con la cabeza. Lauren presionó su puño contra la perilla de la puerta y dejó escapar un sollozo.

“No puedo creer que él te dijo que lo llamaras papá, no puedo creer que está dejando a su propia familia para irse con otra y no puedo jodidamente creer que todo este tiempo estuve de su lado” ella dijo dándose la vuelta viendo a Dianna, la cual tenía una cara de preocupación.

“No estoy segura si deba abrazarte porque tal vez me golpearías” Dianna susurró y Lauren se rio levemente negando con la cabeza. “Entonces voy a abrazarte” ella susurró poniendo sus brazos alrededor de la cintura de Lauren. Después de que Lauren mojó el hombro de Dianna se separaron y se vieron a los ojos. Lauren no sabía porque lo hiso pero besó a Dianna, no fue necesitado ni nada como eso, pero Dianna gimió y puso su mano en la mejilla de Lauren. Ella se besaron lentamente hasta que Lauren se cayó en el sillón y Dianna estaba arriba de ella aun besándola cuando Lauren soltó un pequeño grito cuando sus lenguas se tocar y escuchó a Dianna gimiendo sobre sus labios haciendo que Lauren la alejará un poco.

“Esto está mal, no puedo hacer esto, estoy enamorada de alguien y ella está en camino, dios esto está mal” ella dijo agarrando la cintura de Dianna y se sentó a su lado.

“Tú me besaste y oh vamos, nos besamos todo el tiempo” ella dijo inclinándose de nuevo. Lauren se levantó y negó con la cabeza.

“Me encantaría ser tu amiga pero cuando nos estábamos besando, deseaba que fueras alguien más” Lauren susurró. La boca de Dianna se abrió y Lauren se sentó de nuevo a su lado. “Lamento que haya tenido que ser así pero solo me veo feliz cuando estoy con Camila. Pienso que ella es mi alma gemela y eso es algo enorme viniendo de mí” Lauren dijo levantándose y abriendo la puerta. Dianna se levantó del sillón y se paró acercándose a Lauren viéndola a los ojos y después levantó una ceja antes de darle una cachetada a Lauren, haciéndola soltar un pequeño gemido de dolor. Dianna salió del departamento sin decir una palabra. Lauren lentamente cerró la puerta sobando su mejilla. Ella supuso que si se merecía eso.

.

.

“El café de Nueva York es mucho mejor que el de Cuba” Lea dijo tomando café alegremente.

“Necesito tomar un taxi” Camila susurró tirando su maleta junto a la acera y silbó.

“¿A dónde vamos precisamente? Porque me he estado muriendo por probar la pizza de Domino’s de aquí” Lea dijo aventando su maleta para estar cerca de Camila.

“Al Este a la calle 106 en la tercera avenida” Camila dijo sonriendo “Después ordenaré pizza para ti” ella prometió silbando de nuevo cuando un taxi pasó frente a ella. “Dios, ya odio Nueva York” ella renegó y después un auto se detuvo frente  a ella.

“¿Necesitas un aventón panquecito?” ella escuchó una voz familiar haciéndola jadear.

“Oh, quien es esta belleza” Lea dijo agarrando su maleta y corriendo hacia el auto.

“Relájate tigre, ¿cómo supiste que estaba aquí Zayn?” ella preguntó viendo por la ventana del auto y Zayn le estaba sonriendo.

“Sólo entra, te llevaré a donde quieras a cambio de un beso en la mejilla y el número de esta hermosa mujer” Zayn dijo y Camila rodó los ojos.

“Lo siento chico bonito pero me gustan las vaginas” Lea dijo entrando al asiento trasero del auto.

“Quiero ir al departamento de Lauren” Camila dijo poniendo su maleta en el asiento trasero y después se subió al frente.

“Espero que le digas que la amas” Zayn dijo y empezó a manejar.

“No” Camila dijo abrochándose el cinturón. “No estoy lista para eso todavía” ella dijo viendo por la ventana y Zayn detuvo el auto haciendo que Lea tirara su café.

“Mierda” ella maldijo.

“Discúlpame, pero me temo que entonces no iremos” él dijo “no romperás el corazón de mi mejor amiga”

“Oh vamos, este no es tu asunto” ella dijo rodando los ojos.

“Cuando se trata de alguien a quien amo, se vuelve mi asunto, así que contrólate Cabello” Zayn dijo rodando los ojos.

“Me quemé la vagina” Lea renegó aun tomándose el resto de café que le quedaba. “Y realmente tengo que orinar”

“Podemos simplemente ir” Camila dijo y Zayn la volteó a ver. “Mierda, ¿cómo si quiera supiste que estaba aquí?”

“Siempre estoy por aquí, ya sabes buscando a una víctima potencial para tener sexo” él dijo viendo a su alrededor y después apuntando a una chica con un perro. “Si yo quisiera, podría ir a conseguir su número y podría estar dentro de sus pantalones en menos de 24 horas” él dijo sonriendo.

“Eso es desagradable” Lea dijo riéndose.

“Lo dice la chica a la cual le huele la vagina a café en este momento” él atacó de vuelta. “¿Quién eres por cierto?” él preguntó viendo a Lea.

“Ella es mi prima, Lea, ahora conduce” Camila dijo golpeando su brazo. Él empezó a conducir de nuevo y Camila sonrió viendo hacia la ventana.

.

.

“No puedo creer que me dio una cachetada” ella susurró para sí misma mientras se veía en el espejo “ella es perfecta cacheteando porque mierda” ella empezó a lavarse los dientes por tercera vez. Ella fue a la cocina y se sirvió un vaso de leche. Quien se imaginaría que Dianna sería la hija de la mujer a la cual ella obviamente odiaba.

.

.

“Todavía quiero pizza de Domino’s” Lea dijo viendo por la ventana.

“Para una chica que es de un lugar en el que hablan Español, hablas demasiado” Zayn dijo haciendo que Lea le tirara dedo a Zayn, él cual solo se rio. Camila solo podía reírse y ver su teléfono ella tenía algunos mensaje de Lauren y se sintió mal por no avisarle cuando aterrizó, pero quería sorprenderla.

“No puedo creer que estoy en Nueva York y que estoy a punto de conocer a la mujer que le robó a mi pequeña prima el corazón” Lea dijo viendo por la ventana.

“Sólo cierra la boca por cinco minutos” Zayn dijo enfocándose en el camino. “Me estás dando dolor de cabeza” él susurro sonriendo.

“Realmente no me agrada este tipo” Lea susurró negando con la cabeza.

“Tuvimos un viaje gratis, no te quejes” Camila dijo sonriendo cuando la nieve empezó a caer.

.

.

Lauren se sentó en el sillón, los pies arriba de la mesa de café. Cigarro en su mano izquierda y una copa de vino en su izquierda. Ella se sentía tan clásica mientras veía a Ellen entrevistando a Portia, lo que la hacía sonreír. Tomó un poco de su copa de vino, antes de escuchar que tocaron la puerta. Bajó su copa y tiró el cigarro en el cenicero mientras caminaba hacia la puerta. Zayn estaba ahí parado con esa estúpida sonrisa en su rostro.

“¿Te acuerdas que te debía un regalo de Navidad?” él preguntó cruzando sus brazos.

“No nos regalamos cosas en Navidad por si lo olvidabas, porque eso nos recuerda a cuando estábamos juntos y eso es rar-“

“Okey cállate, te compré algo de todas formas porque soy Zayn y simplemente soy el mejor” él dijo y después se movió a un lado y ahí estaba ella. Ella estaba parada con una sonrisa tímida en su rostro. Lauren le sonrió a Zayn, el cual la empujó para poder meter dos maletas al departamento. “Tengo que ir a comprarle pizza de Domino’s a alguien, pero regresamos en una hora” él dijo jalando a Lea lejos de la pareja. Lauren y Camila tenían sus ojos pegados mutuamente y Lauren fue la primera en hablar.

“Camila” ella dijo jalando a Camila dentro del departamento. 

—–

Espero les guste. 

Willy: ¿Sigues despierto?

Vegetta: Si…Aún no consigo tener sueño.

Willy: ¿T-tienes insomnio? Puedo ir a por un vaso de lech…

Vegetta: No, no te muevas. No tengo insomnio ni nada por el estilo. Solo… No tengo ganas de dormir.

Willy: ¿Hay algo que te preocupa? ¿Te apetece hablar?

Vegetta: *Sonríe* Vale, hablemos

Willy: Y..¿De qué quieres hablar?

Vegetta: * Cierra los ojos* No sé…Me basta con hablar.

Willy: V-vale… A ver… ¿Qué opinas del brex…

Vegetta: Que no sea de política eh.

Willy: Uh… Entonces… ¿De qué podemos hablar?

Vegetta: ¿Crees en el alma gemela?

Willy: * Se sonroja* ¿Por qué quieres hablar de eso?

Vegetta: ¿Y tú por qué no quieres hablar de eso?

Willy: N-no sé… Sabes que me gusta creer en el destino. Pero sabes… ¿Cómo es posible que entre millares y millares de personas, solo una sea la ideal para ti?

Vegetta: Vete tú a saber… Pero eso no responde a mi pregunta. ¿Crees o no?

Willy: ¿La verdad? Si te lo confieso ni me crees.

Vegetta: Confío en cada una de las cosas que me dices ¿Cómo no te voy a creer?

Willy: B-bueno… La verdad es que, aunque parezca tonto, yo si creo que es posible que en esta vida exista alguien hecho especialmente para ti.

Vegetta: ¿Si?

Willy: Si. Ya sabes… Esa persona especial que te quiere. Que te hace sentir en casa, aunque no estés en ella. Esa que cuando tienes un día difícil, te hace enfadar aún más pero que al final lo resuelve todo con un beso. Una sencilla caricia que te hace olvidar que el mundo es redondo.

Vegetta: * Sonríe* ¿Que el mundo es redondo? ¿No será “ Que el mundo es una mierda”?

Willy: * Sonríe* Es lo mismo tiquismiquis.

Vegetta: Vale, vale, no se vaya a enfadar el niño. ¿Luego quién te daría el beso para calmarte? Nadie te soporta cuando te enojas.

Willy: Aparte tú…

Vegetta: Aparte yo…

Willy: * Carraspea incómodo* Tú tampoco me has respondido.

Vegetta: ¿A qué?

Willy: A mi pregunta: ¿Qué piensas sobre el Brexit?

Vegetta: ¿Qué pienso yo sobre que la Gran Bretaña se haya salido de la Unión Europea?

Willy: Exacto…

Vegetta: ¿Sabes qué pienso? Pienso que yo te tengo a ti. * Sonríe* Y con eso, Willy… Con eso tengo todo.

______________

No puedo evitar imaginar todo esto, lo siento :,C

Las sensaciones extremas, cuando se prolongan, acaban por no sentirse”. (William Shakespeare).

VEN CONMIGO 

TAURO

1. DIOSES ESTÁN TAN BUENOS, el sexo con un tauro siempre lleno de tantos juguetes tanta perversión tan sabroso esto!!! NUNCA TIENEN BASTANTE EN EL SEXO, inagotables cualquier momento y cualquier lugar.. cállate y gime por favor. Hacer el amor con un taurino es fantástico.

2. A la hora de hacer regalos son tan tiernos, créeme que si no lo compran lo hacen con sus propias manos.  Son detallistas, les encanta hacer regalos, no escatiman en gastos, porque lo que quieren es complacerles y hacerles felices.

3. SIENTEN UN AMOR TAN GRANDE Y SON TAN FIELES HERMOSOS LO ADORO (subjetividad) jajja.. ok..  es que no les cabe en el pecho.

4.  Porque a tauro le encanta disfrutar de las mejores vistas, los mejores aromas, sonidos y sensaciones que la vida tiene para ofrecer. A su lado, mira tú qué cosas tan ricas te están esperando…

5.  Porque tauro no hará que te sientas culpable por comerte todas esas galletas. Te recordará que te las mereces, qué caray. Y te traerá un vaso de leche para acompañarlas

6. TE HACEN SUSPIRAR SOLO CON VERLOS LLEGAR

POR QUE NO?

1.  NO se les ocurra engañarle, porque les arrancarán los ojos. Para ellos la infidelidad es un pecado mortal. Su parte visceral y primaria, sale de sus entrañas y les oirán decir todos las palabrotas, que nunca le habían oído decir. Recibirán insultos, puñetazos y patadas en las puertas y nunca, nunca, nunca… les perdonarán.

2. CELOS DE TUS OJOS CUANDO MIRAS A OTRA CHICA TENGO CELOS

3. Si los tomas como juego jamas te tomaran enserio no lo dudes.

Originally posted by thequeenbey

Querido diario: hoy sábado 10 de octubre le saque la primera risa nerviosa a mi novia (que yo sepa) y lo que me hizo sentir fue como…
Saltar de la tierra, pisar la Luna, darle dos vueltas a marte, tomar un vaso de leche con quick en Júpiter y comer panditas con vodka en los anillos de Saturno, fue… Espacial, porque cada que se causa algo tan bonito en la persona a quien amas es hermoso.
—  27/09, Bryan Aguilar.