tu-y-yo

El olor a libros nuevos es excitante.
Pero el olor a libros viejos es orgásmico.
Cuídate mucho, ahora que me has enseñado a destrozar un corazón, puede que el karma me ayude a devolverte el favor.
Nunca dejes que el deseo sea más grande que el amor, porque entonces abras perdido la oportunidad de ser feliz, por estar satisfecho y luego volverás a tener hambre.