tu**

De qué sirve abrir el corazón si por más que entren en él, no hay nadie capaz de apreciar el desastre y salen huyendo con miedo, por no saber cómo arreglarlo, para poder amarlo.

Probablemente me ames, quien sabe, o a lo mejor solo quieres estar con alguien, la verdad no me gustaría saber la respuesta, por lo menos no por ahora, porque sé que si es la respuesta incorrecta va doler.

Chissà se un giorno
riuscirai ancora a ricordare
come cambiava di colpo il mio sguardo
quando guardavo te.
Avevo gli occhi intrisi
di quella voglia disperata
di chi voleva te sopra ogni cosa.
Nessuno ti guarderà mai più così.
In tanti altri modi magari sì,
ma mai più così.

— M. Bisotti

Por un adiós con sabor hasta luego,
porque las historias entre la Luna y el Sol,
siempre se encuentran de nuevo

Hasta con los ojos cerrados esos tres lunares podría yo encontrar, el de la rodilla, el de tu mejilla y el que sólo yo podía devorar…

Kerigma (Tres Lunares)