truth

They always say that you need to love yourself before you can expect another human being to love you. But how are we supposed to love ourselves when no one else does? How are we supposed to love ourselves when we are taught our entire lives that our feelings don’t matter? How are we supposed to love ourselves when we can’t take pride in our own achievements for fear of making others feel bad? How are we supposed to love ourselves when we’re stripped of our identity, constantly told to blend in? How am I supposed to love myself, if I don’t even know myself?
—  Excerpt from a book I’ll never write #58 // @zimmdoggie on Instagram

Me llamo Orgullo, soy un ladrón.
Te robo lo que Dios tiene para tu destino, porque lo que buscas conmigo es tu propio camino.
Te robo la alegría, porque te convenzo de que “te mereces mucho más que esto”.
Te robo tu conocimiento, porque te hago creer que ya lo sabes todo.
Te robo tu salud, porque estás demasiado lleno de mí como para poder perdonar.
Te robo la santidad, porque te impido admitir cuándo estás equivocado.
Te robo tu visión, porque prefieres verte en el espejo en lugar de mirar más allá.
Te robo la genuina amistad, porque si estás conmigo nadie va a conocer quién eres en verdad.
Te robo tu amor, porque el verdadero amor demanda sacrificio.
Te robo tu grandeza en el cielo, porque hago que te rehúses a lavar los pies de otros aquí en la Tierra.
Te robo la gloria de Dios, porque te convenzo de buscar la tuya propia.
Mi nombre es Orgullo, soy un ladrón. Te agrado, porque piensas que yo siempre busco lo mejor para ti. Falso. Estoy tratando de convertirte en un tonto. Dios tiene tantas cosas hermosas para ti, lo admito; pero no te preocupes… si te quedas conmigo, nunca lo sabrás.

(Escrito originalmente por: Beth Moore)