trompazo

Ya había amado y había sido amada, conocía el sabor de los sueños y sabía qué se sentía el no tener los pies sobre la tierra. También había aprendido lo que era aterrizar dándose un doloroso trompazo.
—  Si pudieras verme ahora- Cecelia Ahern