trinchera

El Twitter de Cristobal Colón #TrincheraCreativa

No sé a dónde voy pero quiero que vengas conmigo. Todo de ti me hace bien, me alimenta, me construye, me alegra, me llena de paraíso el espíritu. Me agrada ver cómo los detalle toman forma cuando reflexiono en todo lo que me ha llevado a ti, los distintos motivos que nos cruzaron, ese espectáculo de sombras del que ahora me río, la angustia que ya no me devora. Ahora por la tarde y noche siento una extraña adicción al sonido de tus labios y quiero que se prolongue en mis oídos. Toda la cautela que sobrevive de mí ya perdió la fuerza, ahora no quiero llamarte ni mandarte mensajes, simplemente ir hasta donde te encuentras. Mi ánimo calca tu sonrisa, como un viento frío de febrero, un incesante torbellino de peces va salir de mí si me besas, voy a sacar arcoíris de los ojos y trincheras de mordiscos que no te darían paz. Te ansío, te como, te beso, te muerdo, te quiero, te necesito, te pongo en cuatro si quieres, ponte hermosa, te bebo, te broto, me brotas, me naces, te quiero hacer sudar. Estoy convencido de que quiero que vengas conmigo
—  Para Liz, El barrio de los besos, Quetzal Noah
2

Peru with the uniform used in the Ecuadorian–Peruvian War (1941).

(I have drawn this uniform 3 times before: to present Miguel for first time in Latin Hetalia community in 2009: [Link], for his profile in 2010 [Link] and for National Holidays in 2012 [Link], my style changed lol)

This is a commission for asklastfrontier~ ♥

22 de Julio.

Las palabras se habían creado para separarnos, según su filosofía de vida. Ella dudaba de la capacidad de los hombres para entenderse mediante el diálogo. Por eso, cuando nuestras palabras empezaban armar trincheras, ella lo solucionaba todo de una manera tan simple: cerraba mi boca con su boca, y no había palabra en el mundo que valiera…

Qué sabios y dulces eran tus silencios.
—  José A. Cedeño.
Quisiera algún día encontrar a alguien que me quiera por lo que soy, que no le provoque un esfuerzo emocional involucrarse conmigo, que me quiera con mis celos naturales pero no obsesivos, que cuando invente una nave para huir del mundo se suba conmigo, alguien con quien bailar en la sala, el parque o cuando llueve en las calles, que su trabajo no se apodere de su corazón y su deseo no le devore el alma, alguien que sepa ser libre pero también crear en el contrato mutuo de pareja, quién en la adversidad no le de miedo crecer, pero sobre todo alguien que pueda quererse porque un desgaste de energía y una trinchera de frustraciones estar con alguien que no sabe amarse
—  Quetzal Noah
Y sin embargo…
el amor existe.
Debemos creer
que la inmensa serpiente del odio
está dispuesta a cambiar de piel,
que Lucifer escampará sus filosas metrallas
y que todos somos de un mismo color y raza
porque a pesar de todo,
por todas partes
en todos los rincones del mundo
el amor brota de sus trincheras en Navidad.
—  Lina Zerón