tresckow

6

Ihr trugt die Schande nicht.

Ihr wehrtet euch.

Ihr gabt das große ewig wache Zeichen der Umkehr,

opfernd Euer heißes Leben für Freiheit, Recht, und Ehre. 

////

You did not bear the shame.

You resisted.

You bestowed the eternally vigilant symbol of change

by sacrificing your impassioned lives for freedom, justice and honor.

////

20.7.1944 - 20.7.2016

In honor of the members of the German Resistance who sacrificed their lives and more for the soul of their country and the convictions of their souls. 

10 personas que intentaron asesinar a Hitler y no lo lograron

Hitler es uno de los personajes más despreciables de la historia, a la vez que uno de los más interesantes para investigar. Su perfil psicológico, su personalidad, su ideología y estrategia política son algunos de los temas más estudiados por la historia universalcontemporánea.

La muerte de Hitler continúa siendo un misterio. Mientras que la versión oficial declara que se suicidó en 1945, otros sostienen que escapó hacia algún país de América Latina, presumiblemente Argentina. Lo cierto es que la muerte de Hitler podría haber sido unahistoria completamente diferente. En numerosas oportunidades intentaron asesinarlo, y aquí te contamos sobre diez hombres que estuvieron a punto de lograrlo.

1. Johann Georg Elser

Johann Georg Elser planeó un atentado que debía asesinar a Hitler el 8 de noviembre de 1939, cuando daría un discurso en el hall principal de la cervecería Bürgerbräukeller, en Múnich. Elser construyó una bomba de tiempo dentro de una columna cerca de donde Hitler estaría situado. Era el crimen perfecto, nadie sabría quién, cómo ni cuándo fue colocada la bomba. Lo que sucedió fue que Hitler terminó su discurso rápidamente, abandonó el lugar y para el momento en que explotó la bomba el objetivo estaba a cientos de kilómetros de distancia.

2. Heinrich Grunow

Grunow era un soldado de la SS que intentó asesinar a Hitler en un recinto cerca de Berchtesgaden, una ciudad alemana cerca de la frontera con Austria. Grunow disparó a Hitler con un rifle, pero falló todos sus disparos y para evitar las represalias inmediatamente se suicidó.

3. Maurice Bavaud

Bavaud era un estudiante de teología en Suiza que se hizo pasar por reportero en Múnich, Alemania. Su objetivo era disparar a Hitler durante un desfile. Cuando llegó el momento, un civil que asistió al desfile se puso en su camino y obstruyó su vista. Bavaud quedó expuesto con un arma en su mano, fue rápidamente capturado y posteriormente ejecutado.

4. Helmut Hirsh

Helmut Hirsh fue capturado mientras intentaba plantar una bomba para asesinar a Hitler. Hirsch había conspirado con Otto Strasser, que estaba exiliado en el extranjero desde 1930 por su oposición al fürer.

5. Josef Thomas

Aparentemente Thomas tenía algún tipo de enfermedad mental. Cuando la Gestapo lo capturó en 1937 inmediatamente confesó que había viajado de Elberfeld a Berlín con el único objetivo de asesinar a Aldolf Hitler y a Hermann Göring.

6. Henning von Tresckow

Henning von Tresckow era un alto grado de la Fuerza Aérea alemana. En uno de los vuelos del fürer, von Tresckow y un grupo de cómplices planearon la explosión de dos bombas disimuladas como botellas de vino que debían explotar en pleno vuelo. Lo que sucedió fue que las botellas se congelaron debido a una maniobra inesperada que tuvo que hacer el piloto para evitar turbulencias, y las bombas nunca explotaron.

7. Rudolf Christoph Freiherr von Gersdorff

Pocos días después del intento fallido de Tresckow, el coronel Gersdorff se puso un chaleco bomba para inmolarse a sí mismo y asesinar a Hitler. La bomba estaba programada para explotar en 10 minutos, justo el momento en que Gersdorff se encontraría con el fürer. El encuentro fue antes de los esperado, a los ocho minutos y el plan no resultó como estaba previsto. Luego de eso Gersdorff solo tuvo dos minutos para huir y desactivar la bomba.

8. Helmuth Stieff

Stieff intentó plantar una bomba cerca de Hitler, pero no resultó como esperaba y la bomba explotó fuera del alcance del fürer. La SS nunca identificó al culpable, pero Stieff fue ejecutado después por otro intento por asesinar a Hitler.

9. Axel von dem Bussche

Axel von dem Bussche fue designado para diseñar los nuevos uniformes para el frío invierno de 1943. Aprovechando la oportunidad intentó disimular una granada en un bolsillo de uno de los trajes de Hitler, esperando que los inspectores no lo notaran. El plan iba bien encaminado, hasta que los Aliados atacaron el tren que transportaba los nuevos uniformes.

10. Claus von Stauffenberg

Stauffenberg era un Coronel del ejército alemán que también fue reclutado por Henning von Tresckow para asesinar a Hitler. El plan era introducir una bomba bajo el escritorio donde Hitler presentaría una nueva estrategia de ataque. Nada resultó como era esperado y la bomba explotó lejos de donde se encontraba el fürer.

Luego de tantos intentos fallidos Henning von Tresckow se suicidó. Claus von Stauffenberg fue fusilado y sus últimas palabras fueron: ¡Es lebe unser heiliges Deutschland! Que significa: ¡Viva nuestra sagrada Alemania!

Henning von Tresckow  is the badass German Nazi general depicted in this photo who was hanged for attempting to murder Hitler in his resistance movement organized with other Nazi generals/soldiers. He stated just before his hanging on July 21, 1944:  “I was firmly convinced then and am now that we acted justly. I consider HItler not only the arch enemy of Germany but the arch enemy of the world. Not one of us can complain about his own death. Whoever entered our circle thereby put on the shirt of Nessus. The moral worth of a human being begins only then, when he is ready to lay down his own life for his convictions.”

May his noble soul rest in eternal paradise.

Major Gen. Henning Von Tresckow, co-conspirator in the failed “Valkyrie” plot to kill Hitler.

The whole world will vilify us now, but I am still totally convinced that we did the right thing. Hitler is the archenemy not only of Germany but of the world. When, in few hours’ time, I go before God to account for what I have done and left undone, I know I will be able to justify what I did in the struggle against Hitler. God promised Abraham that He would not destroy Sodom if just ten righteous men could be found in the city, and so I hope that for our sake God will not destroy Germany. No one among us can complain about his death, for whoever joined our ranks put on the shirt of Nessus. A man’s moral worth is established only at the point where he is ready to give up his life in defense of his convictions.”

Random poem

For Country

Yes, we watched the goose steppers
And cheered the Beer Hall Putsch
And, yes, we knew neighbors
Who were taken and butchered

But our country was falling
Democracy was a sham
And the Communists were calling

When he appeared
Hope filled the land
And Germany was feared
And our pride returned

But then the fuhrer
Revealed his true nature
And the animals took over

Goebbels, Himmler, Heydrich
Corrupted and damned
Desperately trying to find their niche
In the midst of Hell’s inner circle

And so we united, Oster taking the lead
While Canaris hid in the shadows
And in the Abhewr revolution did bred
While the SS purged the land
The left hand not knowing what the right was doing

And we went to England
Once in ’38 and were told to wait
And again in ’40 if only they had listened
And in ’43 we all hanged together

By a trick of Fate, Stauffenberg failed
And we bade farewell to Olbricht, Rommel, and Beck.
And Tresckow passed through the veil.

It was all for country, you must understand
We realized too late,
But we tried reclaim our land
And prove we were not all like them

It was all for country.
Can you understand?

The whole world will vilify us now, but I am still totally convinced that we did the right thing. Hitler is the archenemy not only of Germany but of the world. When, in few hours’ time, I go before God to account for what I have done and left undone, I know I will be able to justify what I did in the struggle against Hitler. God promised Abraham that He would not destroy Sodom if just ten righteous men could be found in the city, and so I hope that for our sake God will not destroy Germany. No one among us can complain about his death, for whoever joined our ranks put on the shirt of Nessus. A man’s moral worth is established only at the point where he is ready to give up his life in defense of his convictions.
—  Henning von Tresckow, July 21, 1944