tre quiero

Me sentía como en el cielo cuando me besabas, así que ignoré todas esas veces que me hiciste pasar un infierno
Quizás nuestro amor es o fue demasiado perfecto que necesito que tengas algo mejor que esto que estas pasando, necesito que estés bien, y no me importa si estas con alguien más pero que te haga feliz, cada segundo, cada minuto que pase contigo, necesito que te haga la mujer mas Féliz del mundo que te haga pintar esa sonrisa tan perfecta que tienes, necesito que no pueda estar mal contigo ni por tres segundos quiero que aunque estén lejos el haga todo para hacerte sentir bien, que mi vida termine ahora, pero que te haga feliz, que te haga sentir todo lo que yo no pude.
Sin tu recuerdo.

Aunque los días, los meses y los años sigan pasando como hasta ahora, te voy a seguir queriendo. No como el amor que sentí por ti la primera vez que te vi, será tal vez menos, pero igual será amor. Porque si en casi tres años no te he podido sacar de mi corazón, no creo que en estos días de resignación te te logre olvidar.

No quiero que regreses, no quiero que me quieras. Quiero que seas feliz. Que llegue alguien que te quiera más de lo que yo lo hago esta noche de pena, más de lo que yo lo he hecho durante tres años.

Quiero vivir feliz sin tu recuerdo.

Semana pesada - Blog

Después de 5 días de dormir tarde y despertar temprano, siento que hoy solo quiero descansar. Tres exámenes seguidos en dos días, y otro el lunes. Tendré buenos resultados, ya que no tuve problema con ellos.
Ya vamos por la quinta semana de clases y este semestre pinta muy bien, mi maestro de electromagnetismo es muy bueno en su trabajo y realmente disfruto el curso. Aprendo mucho y aún cuando muy apenas me puedo mantener despierto para las dos últimas horas (el horario vespertino es mi enemigo natural) siento un ánimo tremendo de estudiar por mi cuenta este semestre.
Me es difícil acoplarme a esto de entrar a las 12:00 y salir a las 19:00. Más por la hora y media de camino. Si realmente quiero aprovechar el día debo despertar temprano y dormir tarde (para esto último no tengo problema, pero despertar es un infierno).
Fueron 5 días llenos de tareas, exámenes, desvelos (hoy dormí a las 5:00) pero muy productivos, diría yo. Me hacen pensar que si lo soporto y disfruto hacerlo, es porque elegí la carrera correcta.
También he comenzado a beber café, cosa que no hacía, una taza diaria muy cargada y me ayuda a mantenerme con vida (porque sin café no se es científico).
En fin, estoy feliz con cómo van las cosas a pesar de lo duro que es (transporte público lleno siempre, todo el día ocupado, pero feliz a fin de cuentas). Ahora entiendo mejor las cosas y con un rumbo más o menos seguro y algunas cosas que he aprendido disfruto más todo. Pues me decidí a sacar provecho de todo lo que pueda.

A cualquiera que lea esto, le agradezco, y le animo a aprovechar sus estudios, pues hay que ser consciente de la posición privilegiada en la que nos encontramos. Sirvamos a nuestra profesión, y utilicemos esta para servir. Seamos estudiantes, no solo alumnos, ya que solo de esta manera aprenderemos. Saludos y ánimo a todos en sus escuelas, relaciones y pasatiempos. Disfruten. (Lamento haber divagado tanto)

Los signos como peliculas romanticas

Tauro: El diario de una pasión.

Escorpio: 10 razones para odiarte.

Acuario: Orgullo y prejuicio.

Capricornio: La última canción.

Piscis: Lo mejor de mí.

Cáncer: Love, Rosie.

Leo: Post data: Te quiero.

Sagitario: Tres metros sobre el cielo.

Géminis: Las novias de mis amigos.

Libra: Perdona si te llamo amor.

Aries: Cartas a Julieta.

Desde que llegaste
No me quema el frio
Me hierve la sangre
Oigo mis latidos
Ser feliz es mi vicio
Contemplar la luna
Mi mejor oficio
No te prometo amor eterno porque no puedo.
Soy tripulante de una nube de aventurero.
Un cazador de mariposas cuando te veo.
Y resumido en tres palabras…
cuanto te quiero

Me pinté los labios para ir a comer fideos a tu casa

Se ve que el otro día en la góndola de lácteos del chino se equivocó y no tuvo mejor idea que abrazarme por la cintura y darme un beso en la frente. Y yo, bastante boluda, lo miré y se me escapó un te quiero. Tres horas mirando la tele con cara de pánico estuvo, y apenas le toqué el tema se paró de un salto y me dio un discurso para explicarme que todo bien conmigo pero que él le tiene miedo al compromiso y que no se vio venir que yo estaba para algo más.
“Soy una especie de Chandler Bing, me tendrías que haber dado alguna señal de que te estabas enganchando” me dijo.
A estos tipos les decís que los querés y de golpe ya sos Mónica Geller.
¿Una señal, pelotudo? Si le caí a la casa a comer fideos con los labios pintados. ¿Cuántas señales quería? Me puse el vestidito de girasoles y las plataformas negras, me peiné, y me pinté los labios.
Y sí, es verdad que me hice la desinteresada cuando me dijo que estaba linda y le dije que venía directo del laburo. Pero dale, trabajo en una fotocopiadora, imbécil, veinte veces le dije que me pasé todo el invierno yendo con el mismo buzo arriba de las tetas, y de golpe caigo con las plataformas caretas a comer unos fideos con tuco en el sillón. Si no se dio cuenta que estaba hasta las manos es porque es un pelotudo.
¿Y el día del risotto? Mil veces le dije que ceno cosas del quiosco todas las noches porque lo más gourmet que sé hacer es salchichas en el microondas. Pero juuuuuusto cuando viene él hago un risotto a los cuatro quesos con hongos.
“Nada, me sobraba justo una bandejita de champignones y estoy improvisando algo”, si me creyó es un pelotudo. Tres días mirando recetas en internet estuve. Tres días.
No digo que tenga que deducir todo. Tampoco me gustaría que sepa que cuando leo mi horóscopo veo el de él también, ni que me decepcioné un poco cuando me di cuenta que mi nombre favorito de nena no pegaba con su apellido ni que ya pensé otros tres que me gustan y van bien.
Pero que no me diga que no se dio cuenta de la cara de pelotuda que puse esa vez que se equivocó y me abrazó en la góndola de lácteos del chino y me dio un beso en la frente, porque yo sé muy bien que él se perdió un superclásico por salir a andar en bici conmigo y me llevó a dos asados con sus amigos. Así que hablando de señales, cuando le dije que lo quería lo lógico hubiese sido que me dijera que él también.
Pero nada. Miedo al compromiso.
Seguiré cenando cosas del quiosco. Curtite, Chandler Bing.