traten

CARTA A MI FUTURA HIJA:

Ojala pudiera preguntarte qué nombre quieres usar el resto de tu vida. Si te gusta ponerte medias en las noches. Cuál palabra prefieres aprender primero.

Cuando ya puedas decirme todo eso, te voy a enseñar a que no construyas una casa grande para sentirte más pequeña. Que no seas una refugiada de guerra dentro de ti misma, con un miedo constante por no saber cuánto tamaño mereces ocupar.

A que no pidas una taza de sopa fría, cuando tu novio se devora el lugar entero, incluyéndote a ti.

A que nuestros cuerpos no son frutas, “figura manzana”, “figura pera”, “media naranja”. Eres entera, completa, intacta, ininterrumpida, de carne y huesos que sobresalen o se esconden como el sol que no tiene que decidir en qué lugar del cielo quedarse.

A que no resientas que tus fronteras no son suaves como chicle de fresa, como las niñas de las películas de amor. Son pedazos de caramelos rotos, que rompen dientes al masticar y cuestan más deshacer.

A que no tienes que ser chupón rosado, lazo rosado, Barbie rosada, cuaderno rosado, vestido rosado, Power Ranger rosado, aparatos rosados, cabello rosado, chequera rosada, tacones rosados, muebles rosados, ataúd rosado.  Pero que si lo eres, yo misma te teñiré el pelo.

Quiero que sepas que cuando un niño llamado Carlitos te empuje en tu salón de preescolar no quiere decir que le gustas.

Que cuando Juan te diga nombres en clases de literatura no quiere decir que trata de esconder  su atracción por ti.

Que cuando tu primer novio Gabriel te grite en frente de tus amigos no quiere decir que es apasionado y se preocupa por ti.

Que cuando Andrés te presione tan fuerte contra el volante del carro, que puedes sentir tus costillas saliendo de tu pecho, no quiere decir que te quiere.

Que cuando un adulto llamado Tomás te empuje en la sala de tu casa, no quiere decir que te ama.

Cuando tu corazón sea lo más pesado que llevas encima, no lo dejes convertirse en piedras dentro de tus bolsillos mientras caminas al agua. Cuando comparen tus ojos con el cielo, recuerda que eres una tormenta. Cuando traten de llenar tus vacíos con una boca de ron y promesas, asegúrale que no necesitas las promesas. Cuando te hagan un cumplido, no lo dudes, no te pongas roja.  Cuando te encierren en el cuarto, rompe la ventana. Cuando te toquen y no sientas nada, bésate las palmas y afirma que no eres tú el fantasma. Cuando el profesor se equivoque, corrígelo. Cuando te llamen en la calle, no sonrías, por nadie. Cuando te enamores de un artista, no lo dejes convertirte en su musa: tus pecas no son un cuadro de Jackson Pollock. Cuando tus amigas te digan “los hombres son así”,  tranca la puerta.

Y cuando estés sola en tu cama pensando en la curvatura de la espalda de aquel que pudo haber contado los lunares entre tus piernas pero no lo hizo, llora. Pero no por él. Llora por todas las veces que oíste “No llores, eso es de niñas” a tus hermanos, primos, vecinos, amigos. Llora por todo lo que ellos no lloraron. Llora hasta que inundes tus sabanas. Haz un océano. Ahógalos.

A pesar de todo, quiero que sepas que siempre vale la pena pasar noches despierta pensando en la memoria de un rostro hasta desgastarla. Que las semanas que pasaste con el olor de su piel como vestido no fueron un desperdicio. Que no te arrepientas de crear un idioma secreto con sus besos o de leer braille en su piel.  Que dejar en órbita algunas lunas  nombradas con partes de su cuerpo no es grave.  Que no importa cuánto tiempo pasaste tratando de limpiar los espejos de tus adentros, empañados por su respiración; esconde el vodka, cierra las ventanas, porque te voy a enseñar que el romance más importante es el de tu sangre como ríos, constantemente buscando salidas en tu cuerpo, para tejer nueva piel sobre tus heridas y poder mantenerte toda, completa, adentro.

Creo que nadie merece el estar rogando por atención y cariño, nadie merece que lo quieran a medias, que solo parezca importante unas cuantas veces y que otras ni exista. Nadie merece que lo traten como si tan solo le estuvieran dando migajas de amor, nadie merece eso, joder. Todos deberíamos de merecer un amor de verdad, intenso, asombroso, sincero, completo, un amor real.

La sinfonía del alma.

Hoy veo en retrospectiva y me doy cuenta de lo mucho que me has cambiado desde que llegaste. Bastaron tan sólo unos días para comprender que algunas personas llegan a tu vida para desmoronarte la tristeza, para descoserte esas risas que pensabas que eran una herida si las sacabas a la luz del día, a descontrolarte los nervios, los sentimientos, las canciones. Y eres tú, eres tú quien me hace querer no morir y ser por siempre joven, y al mismo tiempo me haces querer envejecer a tu lado. Y veo cómo las horas se pasan como agua en mano siempre que estoy a tu lado. Antes de ti era una sombra en forma de nube que se paseaba por la vida tratando de contenerse la lluvia, pero que, un día, sin más pensar, apareciste como el arco iris al final de la tormenta, y me haces bailar a cada paso que voy. En cada tormenta en la que entro estás tú, que eres Sol, brillando, radiante, atravesando mi piel para llegar a colar tus rayos por mis grietas. Me amaste roto y por eso te amo con todos mis pedazos. No preguntaste el porqué de mis cicatrices, sino, más bien, también te desnudaste las tuyas y yo, que siempre le he temido al amor, las besé y las hice mías. Mías y de nadie más. ¡Y maldije las palabras que te las hicieron y bendecí la mano que las curó!

Me dices al oído que tienes miedo de perderme y te susurró al hombro que no hay mayor miedo que los principios, pero no temas, no lo hagas, no temas a ser feliz, no temas a ser feliz a alguien más.

Si supieras lo importante que son los besos que me das cuando nadie mira, cuando todo calla, incluso aquellas montañas que nos vieron darnos nuestro primer beso, fue un eclipse.

Dos pueden atraerse como el metal y el imán, pero luego estamos nosotros, que no importan las fuerzas que traten de separarnos, porque el universo nos unió para forjarnos a ser algo inmortal en alguno de sus rincones.

Quiéreme, M. Quiéreme, y no me sueltes jamás.

No dejes que pase frío, que me haga daño el invierno, que el viento traiga de nuevo aquella persona a la que maté y enterré en el pasado, no dejes que vuelva a ser lo que un día fui. Toma mi mano y haz de ella un universo aparte, distante, en donde podamos ser felices tú y yo.

Al final de la tormenta, uno encuentra a alguien con quien querer pasar todos los días, incluyendo los nublados y los soleados, los malos y los buenos, los grises y los de colores, a su lado.

Espera…

Tengo miedo, ahora soy yo quien tiene miedo de que me sueltes y me dejes ir como piedra en una corriente. Sé que soy duro de roer, pero también sabes que puedo llegar a quemar, tanto así como para encender una llama en el corazón más frío.

Te amo, M.

Sabes que llegaste a mi vida para salvarme del naufragio, mi mejor caída has sido tú, utilizas tu saliva para curar mis heridas.

Te prometo que tu corazón, que te lo han roto en mil pedazos antes, intentaré coser, al igual que tus alas, tus miradas tristes.

Arreglaré tus días, tu vida y tus noches.
—  “Carta a M.”, Benjamín Griss
Los signos del zodiaco y la depresión

Originally posted by itsconsumingme

Aries

No reconocen por lo general al fantasma de la depresión y lo niegan con todo el énfasis del mundo. Cuando se encuentran frente a cambios no deseados, problemas laborales o tensiones hogareñas se ponen aún más arrogantes y se rebelan contra el destino con una gran dosis de cólera con la gran ayuda de Marte, su planeta regente, el dios de la guerra. No le tienen miedo a la soledad y no se dejan ganar por las depresiones.

Clave: deportes al aire libre y muchas actividades físicas. Descargar su energía y la violencia pegándole a una bolsa o a un almohadón.

Tauro

Las crisis provienen de los altibajos en la seguridad, de la falta de estabilidad o cuando están en juego su dinero o patrimonio. El sentimiento de soledad, de desamparo, les hace buscar estabilidad en cuestiones económicas, compensan una cosa con otra, cuando hay problemas en el amor ponen sus energías en lo económico.

A menudo llegan a la felicidad a través de los cambios.

Necesitan las crisis para crecer. Clave: dejar el valor económico de lado, buscar el valor en su interior. Puede distraerse decorando, como una buena terapia que además le gusta hacer.

Géminis

Su regente es Mercurio y por lo tanto les cuesta mucho crecer, pero en cambio se muestran alegres y superficiales como una manera elegante de superar las crisis, porque lucen el disfraz de eternos adolescentes, pero en ciertas ocasiones esa máscara se les escapa de las manos y es allí cuando sufren depresiones profundas. Necesitan estar acompañados. Clave: estudiar, leer mucho, tal vez retomar carreras abandonadas, pero por sobre todo hacer sociales y reunirse con gente que la divierta y la adore.

Cáncer

El signo del cangrejo cambia de humor constantemente, y así elude sus depresiones. Regidos por la Luna, su humor se mueve como el mar con las mareas y es posible que esos pozos hayan estado presentes desde edades tempranas (complejos infantiles no resueltos). Cáncer ama los cambios porque lo hacen renacer, pero estos tienen la complicación psicológica de “tapar duelo con duelo“. Ellos tienen una gran angustia central, que tapan con pequeñas angustias diarias.

Clave: la psicoterapia suele ayudarlos mucho siempre, y tal vez deberían dejar de pensar que son los seres más abandonados de! mundo.

Sensibles y hogareños, necesitan amor y cuidado.

Leo

Poseen la fuerza necesaria para superar los bajones ocasionados por problemas sentimentales. La arrogancia leonina no les permite mostrar las depresiones y se desaniman cuando sus fantasías no se concretan a causa de su orgullo.

Se imaginan una escena y deben convertirla en realidad. Gracias a su regente, el Sol, Leo es magnífico para ayudar a la gente que ha caído en depresiones. Clave: guardar con llave el orgullo en un cajón, tirar la llave y olvidarse de la perfección un rato. Apoyarse en los demás y pedir ayuda.

Escuchar a los que están en su misma situación tal vez les haga descubrir que también pueden ayudar.

Virgo

Los virginianos siempre tratan de ¡ buscar detalles, razones, fines y se empeñan en investigar lo que les sucede. Encontrar la razón de la crisis es fundamental para estos investigadores natos, Son especiales para somatizar los conflictos y los problemas y pasan al cuerpo lo que no pueden soportar en su cabeza, “se enferman para no enfermarse“, como una forma de cambiar el problema de lugar y modificar la crisis. Clave: hacer a diario trabajo como voluntaria en instituciones don de se sienta a gusto y sobre todo se sienta útil.

Libra

Las depresiones serias son a me nudo causadas por problemas de pareja, tensiones en el hogar, abandonos o cambios muy intensos y difíciles de elaborar, Quedan totalmente bloqueadas si no se sienten elogiadas, queridas o admiradas. Para ellos todo es blanco o negro, pero nunca gris. 

Buscan el equilibrio y ésa es su lucha constante.

Los librianos nunca olvidan las ofensas y eso puede provocarle autocrisis.

Clave: piensen que a cualquier edad se puede recuperar el tiempo perdido cuando se tienen veinte años en el alma.

Sean positivos y traten de sacar una sonrisa de algún lugar escondido.

Escorpio

Las más grandes crisis se originan en desilusiones y pérdidas y, sus caídas, en depresiones y significan momentos muy turbios. Su intensidad espiritual y psicológica es muy grande y tienen tendencia a vivir estas crisis con mucho dramatismo e intensidad. Ellos necesitan las crisis para renacer como el Ave Fénix, después de haber sufrido su propia historia de dolor y sufrimiento.

Clave: no juzguen a toda la gente con las mismas exigencias. Quítenle el dramatismo innecesario a las cosas y traten de sublimar más a menudo.

Usen la crisis para aprender y crecer.

Sagitario

Júpiter, el regente de este signo, hace que los ideales de perfección de estos nativos sean muy grandes.

Suelen evadirse, huir de la realidad y experimentan cambios hasta en su aspecto físico.

Desde lo más profundo de su psique desean superarse, pero ponen las culpas en el entorno fingiendo un egoísmo que en realidad no tienen.

Su pelea es por aprender el significado espiritual de las crisis. Clave: todo lo que los ayude a conocerse más cada día, cursos, terapia, libros, etc. Encuentren la solución que está dentro de sus cabezas y, sobre todo, en sus corazones.

Capricornio

Las capricornianas, de acuerdo con su regente Saturno, suelen madurar después de haber cumplido los cuarenta, etapa en la que empiezan a concretar sus ambiciones.

Ellas jamás dan rienda suelta a sus fantasías, son realistas y se contactan cada vez más con la realidad. Los cambios internos suelen ocasionarles grandes crisis y lo mejor que pueden hacer es analizar bien sus decisiones. Clave: disminuyan sus grandes ambiciones y tengan en cuenta los conflictos no resueltos de su pasado, los abandonos y su tendencia natural a la soledad. Denle espacio a lo repentino, aunque duela. Un poco de adrenalina nunca viene mal para sentirse vivos.

Acuario

Urano su regente, los hace imprevisibles, porque es el planeta de los cambios bruscos. Las crisis se producen por bloqueos que perturban el desenvolvimiento de la creatividad y la libertad que necesitan tanto como el aire. Después de las crisis crece la reflexión y el compromiso con sus ideas.

Clave: aproveche el tiempo de las depresiones para hacer algo útil, que los bajones dejen sus frutos. No pierdan el tiempo, no se dejen estar tiradas en un sillón mirando pasar la vida.

Piscis

Por su regente Neptuno, sus ideales suelen ser muy altos. Durante las crisis y abandonan y dejan fluir sus propias fantasías. Sufren depresiones profundas y la revisten de fantasías románticas que las elevan hasta las nubes.

El contacto con la realidad suele revocarle grandes desilusiones, pero es lo que deben sufrir para aprender a funcionar sin sufrimiento. clave: pónganse de acuerdo con a realidad, bajen a la tierra un minuto aunque sea. Ya tendrán tiempo de volar mas adelante, si no, tengan al lado alguien que los ate a una silla para que no vuelen demasiado.

-Luis.

No, no entiendes lo que pasa. Me he esforzado tanto por mejorar y ser una mejor persona, dejar todo lo malo atrás para que vengan a decirme que soy una maldita con problemas, y que no soy normal. Que tengo las puertas abiertas para largarme de su casa y no volver a poner un pie en ella. Que no sirvo para nada cuando todo lo que hago es ser mejor persona por ellos. ¿Crees que es justo que personas que te han visto nacer, aquellas que te alimentaron y prometieron amarte desde tu nacimiento, te traten de esta forma? No, no es justo.
Y cuando te canses de amores por un rato, vacíos y de sentimientos fugaces.
De que te valoren por tu cara bonita y no por tu grandísimo corazón.
Cuando notes que no te quieren ni te dan la importancia que te mereces.
Que tus manos no encajan con las suyas y sus brazos no te parecen un buen refugio.
Cuando te hartes de que te traten como un objeto cuando tú estás entregando todo de ti. Recuerda que yo estuve ahí, que te cuidé, mimé y amé como nadie pero tú no supiste valorarme.
—  Recovecos de mi alma

¿tus papás saben que sos así de increíble?
si cuando hablamos me tiro al piso a rodar
¿me vas a querer igual?
qué linda te queda la luz de la noche
atendeme una cosita
¿a vos qué te rompieron más?
¿el corazón o la razón?
con vos parece que todo va más suave
inclusive en este apocalipsis galopante
¿qué hacés cuando te quedás sin fuerzas?
¿sabés irte a tiempo de una fiesta?
¿cruzar aunque el semáforo diga lo contrario?
sé que no hay compromiso al cuidado
pero por ahora venimos bien
¿en cuántas fotos de desconocidos saliste sin querer?
¿cómo distinguís al amor de la migraña?
¿la angustia del hambre?
¿la tristeza del calor?
el día está justo para acostarme en el piso
a pensar un poco en todo esto
y por último te pregunto
¿a vos te da miedo que te traten bien?

Te quiero.
Así estés indecisa, y no sepas lo que quieres,
y aunque dudes de sí que me quieres.
Te quiero, cuando estas nublada,
porque yo amé tus gotas de lluvia,
antes de intentar enseñarte el sol.

Te quiero con valentía,
y me tiro al abismo de tu amor,
porque sé, que antes de la caída
tú me pondrás alas.


Te quiero aunque te pongas mal de la nada,
y tocaré tus labios,
y acariciaré tus mejillas,
y te besaré,
y me volveré payaso si es necesario,
para verte sonreír.
Porque no existe algo más perfecto que ver sonreír a quien amas;
en mi caso: tú.


Te quiero tanto, que me enamoré de tu sonrisa
y ahora no quiero dejar de oírte reír.
Te quiero, aunque te quedes un largo rato mirando a la nada,
pensando en a saber qué,
o en a saber quién.

Te quiero borracha de tristezas,
y drogada de aventuras.
Te quiero así amanezcas con ganas de nada,
sólo de acurrucarte en mi pecho,
mientras te acaricio el pelo,
y te lleno con besitos toda la cara.
Te quiero, porque será mi beso el último que recibas antes de irte a dormir.


Te quiero aunque me digas que me odias,
porque me demuestras lo contrario
cada vez que cierras los ojos cuando te beso,
cada vez que agarras mi mano cuando tienes miedo,
cada vez que sonríes cuando sonrió,
cada vez que me abrazas cuando estoy por los suelos,
cada vez que me miras, como nunca antes nadie me había mirado.
Te quiero porque es lo único,
que podré ofrecerte.


Dejaré que te rompas de vez en cuando,
y que maldigas con esa boca con la cual un día me curaste.
No preguntaré nada
tan sólo te abrazaré como si de ello dependiera nuestras vidas.
Te haré saber que estoy para ti.
y espero que te sientas protegida.
Porque seré el escudo en un mundo donde todos traten de golpearte.

—  “Del verbo querer”(Parte 2) Steveen.
Boys and girls

Desde pequeña acostumbrada a que la traten como a un hombre.
Pues su cuerpo nunca ha sido acorde al canon de la Vogue
Hasta sus amigas la metían en un lío
“Tú no puedes jugar a fútbol, eso es de tíos” Ella era orgullosa, siempre andaba con una pelota y una foto de Ronaldo en la carpeta. Sabía que los chicos no soñaban con besarla, pero tenía la esperanza de que alguno la vería hermosa
“A veces pienso en renunciar a lo que quiero” Le dijo a su padre, él era el sol en días grises Le contestó: “Los que te humillan no te conocen, los que necesitan que sufras no son felices”.
No le quedó más remedio que aceptarse y dejar de avergonzarse de lo que dijeran unos Entrenaba pases y ejercicios con balón “Jodo, cómo juega el marimacho” dijo alguno
Y qué si no me gustan las muñecas la sociedad no entiende que somos personas, no marionetas.
Trataba de explicarse pero nadie iba a ponerse en su lugar
La gente te ignora y no respeta
Se hizo fuerte y la capitana de su equipo Conoció un chico que la quería como un loco
Sabía que muchos la valoraban por su aspecto y no les gustó
Pero es que ellos a ella, tampoco.

anonymous asked:

Hola podrías recomendarme sitios de survyes en México que sean confiables? Por favor necesito un poco de dinero.

Síi, mira este sitio funciona con los países de latinoamérica me he dado cuenta de que es bastante famoso, confiable y puedes ganar buen dinero llenando los surveys. Acá tenés que acumular puntos, eso mientras respondes las encuestas y después los podes cambiar por diversos premios entre ellos $$$ tú puedes elegir. Lo he estado usando, es bien fácil, cómodo. Sólo tienes que registrarte para empezar a disfrutar

Está este otro sitio que es para USA solamente, ese lo usan unos primos míos que viven allá para ganar dinerito extra y les viene bien, a cada rato veo que ya tienen cosas nuevas jaja. También es confiable, la encuesta que se centra principalmente en temas acerca de ver la televisión. Así que si te gusta ver la televisión, esto es para vos. El dinero en efectivo mínimo es de sólo $5 puede ser en dinero o una gift card de amazon así como, que es una buena ventaja. 

Traten de asociarlo con paypal para que sea más cómodo eso les recomiendo chicos.

Ojalá te sirva y próximamente nades en dinero como nosotros jaja.