traspasar

Había llegado realmente tarde aquel día a casa. Comstock interrumpió aquella tarde en su laboratorio, lo que le llevó a una larga discusión. Como explicarle a alguien como freír un huevo si no sabe que es una sartén.

Lo primero que hizo al traspasar el umbral fue comenzar a deshacerse de las horquillas que sostenían sus largos y cobrizos cabellos en aquel gran moño, dejando los mechones caer y sujetando cada una de esas pequeñas piezas entre sus finos labios.

—Deberías haber estado. -murmuró con dificultad al encontrar a su hermano. Seguramente con él allí la discusión hubiera sido mucho mas corta de lo que resultó.

Supo que no hacía falta explicarle su retraso aquel día, pues estaba segura que con un cruce de miradas su hermano entendería lo cansada que se encontraba y lo poco que le apetecía entablar conversación al respecto.

En mi soledad, suelo caer en la nada. Debo empujar mi pie hacia atrás furtivamente para no traspasar el filo del mundo y caer hacia la nada. A veces tengo que golpearme con fuerza la cabeza con una pared dura para llamarme de vuelta a mi propio cuerpo"
—  Las Olas, Virginia Woolf.  

Me había acostado con otro ¿Y qué? Las palabras biensonantes, los mimos, los domingos y los esfuerzos por dejar de ser un muro y dejarme traspasar se los había regalado a él. Si bien había dejado entrar en mi cuerpo a un desconocido una noche, él había entrado miles. Si bien ese desconocido había entrado en nuestra casa, él había entrado en mi corazón.

Y de repente me sentí infravalorada, estúpida y pequeña. Me había tenido bailando para él un centenar de días, había sido la reina de su cama más de un millón de noches…

—  Irene X
El sueño es otra forma de vida. No podría traspasar, sin estremecerme, esas
puertas de nácar o marfil que nos separan de ese mundo invisible. Desde los primeros
instantes en que el sueño nos domina, realmente es la sombra de la muerte quien se
apodera de nosotros, un velado ensueño arrebata nuestro pensamiento y ya no podemos
determinar el instante preciso donde el yo, bajo otra forma, continúa la obra de la
existencia en un difuso subterráneo que poco a poco dispersa sus tinieblas, para
desencadenar en la penumbra de la noche a las pálidas, rígidas e inmóviles figuras que
habitan en la morada de los limbos.
—  G. Nerval 
¡Hola! ¿Cómo están? ¿Ya comieron hoy? ¿Qué tal su ánimo? ¿Cómo se sienten? ¿Han sonreído en este día? ¿Necesitan un abrazo? Créanme, si yo pudiera traspasar la pantalla cada vez que ustedes necesiten un abrazo, lo haría. Pero como no se puede, les mando un abrazo virtual. También, aprovecho para decirles que de donde quiera que sean, o estén, tengan la edad que tengan, y diferentes tipos de gustos, yo estaré aquí, para cuando necesiten a alguien. Espero tengan una maravillosa vida. ¡Nos leemos pronto!

Ps. 🎀

Resulta que las palabras no llegan en el momento adecuado, llegan cuando probablemente nuestras acciones ya no tienen reversa . Sin embargo cuando llegan pueden escribirse, textearse y hasta ser quemadas en la memoria; pero aparecen para desatorar los nudos en la garganta liberando a cualquier sentimiento que se encuentre atado a los recuerdos, arriban para cambiar y traspasar los límites. Así las odiemos por no encaminarsen en el momento adecuado: Irónicamente arriban cuando son necesarias.
—  Maktub, Daniela Arboleda
Lo supimos hacer todo al revés. Lo comprendí cuando me di cuenta de que estabas lejos. Los recuerdos de cuando me querías acuden a mí a medianoche, cuando mi realidad se torna vulnerable. De querernos sólo se nos daba bien el decirlo, supongo. Porque, aunque parezca increíble, a muchos se nos hace fácil eso de resignarnos y dar media vuelta. Nos mirábamos, frente a frente, como queriendo acortar la distancia, y al final nosotros terminamos siendo el impedimento. Yo era incapaz de mirar a otra parte en la que no me encontrara con tu sonrisa. Querernos era una guerra que nunca tuvo un tratado de paz; queríamos traspasar nuestros límites, conquistarnos, poseernos a la fuerza . Qué tonto se vuelve uno cuando se enamora. A veces ese miedo de perder a alguien termina por alejarlo de nuestra vida. He pensado que tropezamos en el intento de ocultar ese miedo de perdernos, porque cuando queremos lo hacemos de todas las formas posibles, incluso equivocándonos, sintiendo que el miedo, de alguna manera, nos impulsa. En las noches, cuando me acuerdo de ti, abro las ventanas y me pregunto si ya te has encontrado a alguien a quien querer mejor. Si quizá las heridas te han pedido ya un abrazo menos doloroso. Pero debo decir que por mi parte echo de menos esa guerra interminable. Porque tengo enlazado al cuello un “quiero que vuelvas” constante.

¿Qué te parecería ser mi inspiración?
Sólo un par de horas
tal vez algunos días
inclusive semanas o meses
pero traspasar la línea
que nos hace ver a una persona
como un tributo a la rutina
para empezar a concebirte a ti
como la magia que emana
como el mana de la tierra
que se asoma en las constelaciones
de mis horizontes supuestos en la imaginación

¿Qué te parecería ser mi inspiración?
Es más que nada para transformar
aquel hábito del aburrimiento
y decirte a diario que eres fascinante
y hacer alusiones de química y espiritualidad
de poesía y quimeras
de tu frente a tus piernas
de tu aliento a cometa a tu causa más sincera
decirte uno que otro halago
de alto coeficiente con una broma
sutilmente pervertida
y de esa manera
dejar que el amor nos tome en la curva
y nos arroje fuera de este planeta

—  Las viejas cartas para Ana, Quetzal Noah
Acompáñame a volar en aviones de papel,
allá donde la luz se vuelve fuego
y nos quema hasta el pensamiento.
Vamos a flotar sobre las hojas que caen
y las mueve el viento frío;
surcando constelaciones de palabras
y creando susurros en el tiempo.
Contemplemos el eterno atardecer
que empieza en la pupila de tus ojos
y termina en las mías.
Rompamos la barrera del ahora,
que no nos de miedo traspasar los confines de la cordura
porque allí, cariño, es donde somos.
—  Declaración de Contradicciones
Amo: el brillo de sus ojos cuando hablamos o cuando me cuenta cualquier cosa que quiere que yo sepa, cómo mueve los labios cuando lee para sí misma tan concentrada, cómo me mira como si solo existiese yo, como si pudiese traspasar mi piel y mis huesos y llegar directamente al yo que hay aquí dentro, el yo que ni siquiera yo mismo soy capaz de ver.
—  Jennifer Niven
All the Bright Places

Amigues i amics de Tumblr, el proper dimarts dia 23 de desembre s’inaugurarà la meva primera mostra de fotografies. Amb certa temeritat, però amb molta il·lusió, m’he decidit a passar a paper un grapat de fotos que ja he compartit amb tots vosaltres i que pertanyen a la sèrie Les eines de l’amor.

Vull aprofitar per a tornar a expressar-vos a tots el meu sincer agraïment: la força per fer fotos i una gran part de la força per superar els mals moments que m’ha tocat viure, la m’heu proporcionada vosaltres amb el vostre suport, amb els vostres comentaris.

Aprofit, també, per agrair públicament l’ajuda i la implicació de Carlo Andrea Falvella, amic virtual, però ben real. Gràcies!!!!

                                                 *** *** *** 

Amigas y amigos de Tumblr, el próximo martes día 23 de diciembre se inaugurará mi primera exposición de fotografías. Con cierta temeridad, pero con muchísima ilusión, me he decidido a traspasar a papel algunas fotos que ya he tenido el placer de compartir con todos vosotros y que pertenecen a la serie Las herramientas del amor.

Quiero aprovechar la ocasión para reiteraros mi más sincero agradecimiento: la fuerza para tomar fotos y una gran parte de la fuerza para superar los malos momentos que he vivido, vosotros me la habéis proporcionado todos con vuestro apoyo, con vuestros comentarios.

Aprovecho, también, para agradecer públicamente la ayuda y la implicación de Carlo Andrea Falvella, amigo virtual, pero completamente real. ¡Gracias!

                                                 *** *** ***  

Friends of Tumblr, next Tuesday, the 23rd of December my first exhibition of photographs will be inaugurated. With certain recklessness, but with a lot of illusion, I have decided to put to paper some photos that already I have had the pleasure of sharing with all of you and that belong to the series The tools of the love .

I want to take advantage of to go back to express you to all my sincere gratitude: the force to take photos and a great part of the force to overcome the bad moments through that I have lived, you me it have provided your support, your comments.

Also, to be grateful publicly for the help and the implication of Carlo Andrea Falvella, virtual friend, but completely real friend. Thank you!

Poster: © Gabriel Salas

Por un momento creí que al otro lado no llegaría sola, mucho tiempo compartido y todo se va sin más, por una sola emoción sin mucho sentido… Todo al cajón de lo igual, de lo común, de lo ordinario, donde decias que yo nunca perteneceria -vaya mentira-
Dijiste que aunque pasara lo que pasara y también fue falso, que decepción, sólo te cegaste con la idea de la traición, cuando sólo era una oportunidad más de llegar lejos, de traspasar barreras, de romper emociones, de trascender… Pero no, la verdad sólo fingias comprenderme para mantenerte cerca, con el fin de un sentimiento, vaya desajuste… Pero esta bien, la verdad ibas llegando hasta que te devolviste, y seguiste a los demás, repitiendo el patrón, encasillando, tratando de darle orden como a todo en tu vida… Yo nunca tuve orden y creó que ahí estaba la gran diferencia, sólo quisite alocarte un segundo, eres persona y a las personas se las come el tiempo;
Pudiste ser más…
Adiós