traspasar

Como conquistar a cada signo con una sola frase.

Hoy tenemos la formula para conquistar a cada signo del zodiaco con una sola frase, en función de si queremos conquistar a un hombre o a una mujer Allá vamos.

MUJER ARIES: Corramos juntos a descubrir el mundo, creemos uno nuevo cada día, prometo no desfallecer… ¿Vamos?

HOMBRE ARIES: Una vez más ganaste, ganaste lo que nunca gano nadie, ganaste mis ganas de seguirte donde vayas… Me rindo, llévame donde quieras…

MUJER TAURO: Conozco un mundo con olor a flores, a repostería recién hecha, a calor de hogar… Te guardo la llave.

HOMBRE TAURO: Un abrazo, todo lo que necesito es la seguridad de tus brazos, ese lugar donde sólo las cosas buenas pueden entrar.

MUJER GÉMINIS: Déjame escuchar tu voz una vez más, ¿qué digo? Quiero despertar cada día escuchando tu voz. Llámame…

HOMBRE GÉMINIS: Cuéntame otra vez cómo funciona el mundo, el mio funciona con tus palabras….nunca dejes de hablarme.

MUJER CÁNCER: Vuelve a desarmarme con esa mirada tuya, vuelve a hacerme creer que el amor todo lo puede, vuelve a mirarme…

HOMBRE CÁNCER: Te quiero, te quiero, te quiero…. y voy a decírtelo todos los días de tu vida.

MUJER LEO: ¿ Acabas de pasar por mi puerta? Me pareció ver una luz. La próxima vez llama…

HOMBRE LEO: Espero el momento en que marques tus garras en mi espalda como ya lo has hecho en mi alma.

MUJER VIRGO: Enséñame a ser la mitad de perfecto de lo que tú eres, construyamos poco a poco un mundo mejor…

HOMBRE VIRGO: Ámame despacio, como tú sabes, ámame seguro, cómo tú sabes , enséñame a amarte como tú te mereces…

MUJER LIBRA: ¿ Sería justo verme privado de tu belleza serena? ¿ Sería justo privarte de descubrir la que escondo yo?

HOMBRE LIBRA: El vino ya está en las copas, y la música me recuerda que sólo faltas tú para que mi mundo esté en perfecto equilibrio. El momento es ahora.

MUJER ESCORPIO: Cierro los ojos y lo único que veo es Esa mirada tuya….

HOMBRE ESCORPIO: Quiero traspasar la oscuridad contigo hasta llegar a ese punto donde luce la cegadora luz de tu alma

MUJER SAGITARIO: No hace falta que sigas corriendo, es tu risa la que abre el horizonte.

HOMBRE SAGITARIO: ¿ Por qué no me llevas tan lejos como seas capaz?

MUJER CAPRICORNIO: No voy a prometerte el Cielo, quiero darte la Tierra, fructífera, sólida, segura… la tierra prometida.

HOMBRE CAPRICORNIO: No se me ocurre un lugar más sólido que a tu lado, quiero formar parte de tu proyecto vital

MUJER ACUARIO: Quiero formar parte de cada una de tus locuras, el mundo es un lugar totalmente insulso sin ti

HOMBRE ACUARIO: ¿ Te imaginas Tú y Yo dentro de 50 años paseando por Marte? Yo sí

MUJER PISCIS: Anoche escuche un canto de sirena, eras tú verdad?

HOMBRE PISCIS: ¿ Sientes cómo mi alma está conectada a la tuya? ¿ Escuchas el látido rítmico de tu corazón? Está pronunciando mi nombre…

Ahora que ya sabes cómo llegar al corazón de cada persona, ¿ a qué esperas? Mándale un mensaje.

¡Suerte y a por ell@s!!!!

Un destino: amar

Acariciar las heridas

que por frágiles,

el cuerpo atesora.

 

Traspasar el grito

que ahoga el pensamiento

y aliviarlo en un susurro.

 

Acertar la mirada

justa

en unos ojos esperados.

 

Entibiar las horas

transcurridas

en silencio compartido.

 

Recordar el encuentro

de dos voces

que evocaban un destino.

 

Presentir el aroma

de una piel esperada

a la distancia.

 

Amar, solo amar

y no esperar

en el destierro

nada más.

Distancia es una palabra que asesinamos con esta intensa amistad que lleva varios años, virtualidad un concepto del que nos reímos porque aunque nunca nos vimos personalmente lo nuestro se siente demasiado real.
No hay etiquetas. Sólo sentimientos capaces de traspasar cualquier pantalla. Reímos, lloramos, hablamos de todo. Contigo puedo ser yo misma en toda la extensión de la palabra. Ese es un privilegio que no se logra con muchas personas, pero ahí tan lejos pero tan cerca, estás tú para hacer que mi vida sea mejor.
Habrá quienes no podrán entenderlo, pero no me importa, tú y yo somos irremplazables el uno para el otro y no necesito nada más.
— 

Letras a la Carta - Alma de Colibrí

Especial San Valentin

 madelinnedr

Amo: el brillo de sus ojos cuando hablamos o cuando me cuenta cualquier cosa que quiere que yo sepa, cómo mueve los labios cuando lee para sí misma tan concentrada, cómo me mira como si solo existiese yo, como si pudiese traspasar mi piel y mis huesos y llegar directamente al yo que hay aquí dentro, el yo que ni siquiera yo mismo soy capaz de ver
—  Violet y Finch, Jennifer Niven.
Amo: el brillo de sus ojos cuando hablamos o cuando me cuenta cualquier cosa que quiere que yo sepa, cómo mueve los labios cuando lee para sí misma tan concentrada, cómo me mira como si sólo existiese yo, como si pudiese traspasar mi piel y mis huesos y llegar directamente al yo que hay aquí dentro, el yo que ni siquiera yo mismo soy capaz de ver.
Tantas personas por conocer y siempre nos matamos pensando en una sola, nos amanecemos pensando en una sola persona

Tantas personas por conocer y siempre nos matamos pensando en una sola, nos amanecemos pensando en una sola persona,
¿Por que sucede eso? ¿Por qué somos tan vulnerables la primera vez? ¿No nos pudieron dar clases de cómo prevenir cierto tipo de adicción?
Esa adicción de estar a tu lado siempre.
Nunca pude traspasar tú mundo gris, no me lo permitiste, hice de todo, puse todo mi esfuerzo pero fue en vano. Siempre quise saber que ocultaban esos grandes ojos café.
Tú manera de ser conmigo fue tan cruel, lo siento, aún no sabía amar, creo que no merecía aprender de esta manera, esta manera en la que te llevaste todas mis ilusiones, en la que ya no volveré amar de la misma manera, ya no volveré a amar con las mismas fuerzas que lo hice contigo.
Sabes que si me buscas iré hacia ti, sabes que si me llamas, correré hacia ti.
Soy tan vulnerable cuando estoy contigo, caigo en pedazos si te tengo en mi lado, será esto amor verdadero o simplemente me estás usando?.
Me encanta esta juventud, me encanta las cosas que podemos hacer, me encanta sentir el amor a esta edad, mi juventud tiene tanta locas historias. Soy adicto a lo que hace me daño, ¿Pero por qué? ¿Por qué la mayoría de jóvenes somos así? Soy adicto a los atardeceres en la playa, a tener el humo del cigarro en mis pulmones, el alcohol en mi sangre.
Soy adicto en tenerte cerca mío, en tenerme solamente conmigo, pero tú eres adicto a tener a más personas a tu lado. Se que no sentirás lo mismo que yo pero como lo vuelvo a decir, soy adicto a lo que me hace daño, eres tan tóxico y adictivo.
Siempre me he sentido solo por razones desconocidas que cualquiera no lo entendería, no siempre se me a hecho fácil confiar, confiar es darle a alguien el poder de destruirte y eso no es bueno. Pero tú cariño, tú puedes hacerme pedazos si deseas pero la cosa es que me tengas cerca a ti.
Se que me quieres, eso no lo dudo pero tú mente y tú alma no están preparadas para entender mi dolor. Gasto palabras y energía y hacerte ver mi realidad pero ¿Por qué si tú cariño es sincero no puedes comprender en los momentos en los que sufro?
Me alegraría tanto que cambies de opinión, me aliviaría tanto que fueras diferente y entiendas lo que siento por ti, que abrieras tú corazón y me abrazaras en ves de búrlate de mi. Pero cariño, se que no lo harás porque no eres consiente del daño que me haces.
Creo que yo también estoy equivocado en creer que podré cambiar tu forma de pensar y de ver las cosas, tú nunca vas a entenderme y eso no podré cambiarlo, me toca a mí comprenderte y simplemente dejar de explicar.
Déjame decirte que tu silencio se siente tan real, tus caricias se sienten tan real, todo lo tuyo se siente tan real pero con una frialdad que ni tú mismo sabes controlar, eso es lo que me hace adicto a ti, tú cruel y maldita forma de ser.
Tienes ese poder de ponerme triste en un segundo, de moverme todo el piso y caer en tus brazos cuando tú quieres. Te odio por eso.
Me encanta que seas tú, tan roto y fuerte a la vez, tú imperfección te hace tan perfecto por ser quien eres, me haces sentir especial siendo quién eres por más que quisiera no puedo arreglarte pero aquí me tienes queriéndote reparar.

#CuentameTusHistorias.

La noche de los feos (1) (cuento)

Ambos somos feos. Ni siquiera vulgarmente feos. Ella tiene un pómulo hundido. Desde los ocho años, cuando le hicieron la operación. Mi asquerosa marca junto a la boca viene de una quemadura feroz, ocurrida a comienzos de mi adolescencia.

Tampoco puede decirse que tengamos ojos tiernos, esa suerte de faros de justificación por los que a veces los horribles consiguen arrimarse a la belleza. No, de ningún modo. Tanto los de ella como los míos son ojos de resentimiento, que sólo reflejan la poca o ninguna resignación con que enfrentamos nuestro infortunio. Quizá eso nos haya unido. Tal vez unido no sea la palabra más apropiada. Me refiero al odio implacable que cada uno de nosotros siente por su propio rostro.

Nos conocimos a la entrada del cine, haciendo cola para ver en la pantalla a dos hermosos cualesquiera. Allí fue donde por primera vez nos examinamos sin simpatía pero con oscura solidaridad; allí fue donde registramos, ya desde la primera ojeada, nuestras respectivas soledades. En la cola todos estaban de a dos, pero además eran auténticas parejas: esposos, novios, amantes, abuelitos, vaya uno a saber. Todos -de la mano o del brazo- tenían a alguien. Sólo ella y yo teníamos las manos sueltas y crispadas.

Nos miramos las respectivas fealdades con detenimiento, con insolencia, sin curiosidad. Recorrí la hendidura de su pómulo con la garantía de desparpajo que me otorgaba mi mejilla encogida. Ella no se sonrojó. Me gustó que fuera dura, que devolviera mi inspección con una ojeada minuciosa a la zona lisa, brillante, sin barba, de mi vieja quemadura.

Por fin entramos. Nos sentamos en filas distintas, pero contiguas. Ella no podía mirarme, pero yo, aun en la penumbra, podía distinguir su nuca de pelos rubios, su oreja fresca bien formada. Era la oreja de su lado normal.

Durante una hora y cuarenta minutos admiramos las respectivas bellezas del rudo héroe y la suave heroína. Por lo menos yo he sido siempre capaz de admirar lo lindo. Mi animadversión la reservo para mi rostro y a veces para Dios. También para el rostro de otros feos, de otros espantajos. Quizá debería sentir piedad, pero no puedo. La verdad es que son algo así como espejos. A veces me pregunto qué suerte habría corrido el mito si Narciso hubiera tenido un pómulo hundido, o el ácido le hubiera quemado la mejilla, o le faltara media nariz, o tuviera una costura en la frente.

La esperé a la salida. Caminé unos metros junto a ella, y luego le hablé. Cuando se detuvo y me miró, tuve la impresión de que vacilaba. La invité a que charláramos un rato en un café o una confitería. De pronto aceptó.

La confitería estaba llena, pero en ese momento se desocupó una mesa. A medida que pasábamos entre la gente, quedaban a nuestras espaldas las señas, los gestos de asombro. Mis antenas están particularmente adiestradas para captar esa curiosidad enfermiza, ese inconsciente sadismo de los que tienen un rostro corriente, milagrosamente simétrico. Pero esta vez ni siquiera era necesaria mi adiestrada intuición, ya que mis oídos alcanzaban para registrar murmullos, tosecitas, falsas carrasperas. Un rostro horrible y aislado tiene evidentemente su interés; pero dos fealdades juntas constituyen en sí mismas un espectáculos mayor, poco menos que coordinado; algo que se debe mirar en compañía, junto a uno (o una) de esos bien parecidos con quienes merece compartirse el mundo.

Nos sentamos, pedimos dos helados, y ella tuvo coraje (eso también me gustó) para sacar del bolso su espejito y arreglarse el pelo. Su lindo pelo.

“¿Qué está pensando?”, pregunté.

Ella guardó el espejo y sonrió. El pozo de la mejilla cambió de forma.

“Un lugar común”, dijo. “Tal para cual”.

Hablamos largamente. A la hora y media hubo que pedir dos cafés para justificar la prolongada permanencia. De pronto me di cuenta de que tanto ella como yo estábamos hablando con una franqueza tan hiriente que amenazaba traspasar la sinceridad y convertirse en un casi equivalente de la hipocresía. Decidí tirarme a fondo.

“Usted se siente excluida del mundo, ¿verdad?”

“Sí”, dijo, todavía mirándome.

“Usted admira a los hermosos, a los normales. Usted quisiera tener un rostro tan equilibrado como esa muchachita que está a su derecha, a pesar de que usted es inteligente, y ella, a juzgar por su risa, irremisiblemente estúpida.”

“Sí.”

Por primera vez no pudo sostener mi mirada.

“Yo también quisiera eso. Pero hay una posibilidad, ¿sabe?, de que usted y yo lleguemos a algo.”

“¿Algo cómo qué?”

“Como querernos, caramba. O simplemente congeniar. Llámele como quiera, pero hay una posibilidad.”

Ella frunció el ceño. No quería concebir esperanzas.

“Prométame no tomarme como un chiflado.”

“Prometo.”

“La posibilidad es meternos en la noche. En la noche íntegra. En lo oscuro total. ¿Me entiende?”

“No.”

“¡Tiene que entenderme! Lo oscuro total. Donde usted no me vea, donde yo no la vea. Su cuerpo es lindo, ¿no lo sabía?”

Se sonrojó, y la hendidura de la mejilla se volvió súbitamente escarlata.

“Vivo solo, en un apartamento, y queda cerca.”

Levantó la cabeza y ahora sí me miró preguntándome, averiguando sobre mí, tratando desesperadamente de llegar a un diagnóstico.

“Vamos”, dijo.

¿Qué te parecería ser mi inspiración?
Sólo un par de horas
tal vez algunos días
inclusive semanas o meses
pero traspasar la línea
que nos hace ver a una persona
como un tributo a la rutina
para empezar a concebirte a ti
como la magia que emana
como el mana de la tierra
que se asoma en las constelaciones
de mis horizontes supuestos en la imaginación

¿Qué te parecería ser mi inspiración?
Es más que nada para transformar
aquel hábito del aburrimiento
y decirte a diario que eres fascinante
y hacer alusiones de química y espiritualidad
de poesía y quimeras
de tu frente a tus piernas
de tu aliento a cometa a tu causa más sincera
decirte uno que otro halago
de alto coeficiente con una broma
sutilmente pervertida
y de esa manera
dejar que el amor nos tome en la curva
y nos arroje fuera de este planeta

—  Las viejas cartas para Ana, Quetzal Noah
Nuestro trabajo es amar las personas. Cuando duele, cuando es raro, cuando no está bien, cuando da pena.   Nuestro trabajo es estar juntos, y traspasar las barreras entre nosotros y poder encontrar apoyo siempre.
¡Yo lo que tengo, amigo, es un profundo
deseo de dormir!… ¿Sabes?: el sueño
es un estado de divinidad.
El que duerme es un dios… Yo lo que tengo,
amigo, es gran deseo de dormir.
El sueño es en la vida el solo mundo
nuestro, pues la vigilia nos sumerge
en la ilusión común, en el océano
de la llamada «Realidad». Despiertos
vemos todos lo mismo:
vemos la tierra, el agua, el aire, el fuego,
las criaturas efímeras… Dormidos
cada uno está en su mundo,
en su exclusivo mundo:
hermético, cerrado a ajenos ojos,
a ajenas almas; cada mente hila
su propio ensueño (o su verdad: ¡quién sabe!)
Ni el ser más adorado
puede entrar con nosotros por la puerta
de nuestro sueño. Ni la esposa misma
que comparte tu lecho
y te oye dialogar con los fantasmas
que surcan por tu espíritu
mientras duermes, podría,
aun cuando lo ansiara,
traspasar los umbrales de ese mundo,
de tu mundo mirífico de sombras.
¡Oh, bienaventurados los que duermen!
Para ellos se extingue cada noche,
con todo su dolor el universo
que diariamente crea nuestro espíritu.
Al apagar su luz se apaga el cosmos.
El castigo mayor es la vigilia:
el insomnio es destierro
del mejor paraíso…
Nadie, ni el más feliz, restar querría
horas al sueño para ser dichoso.
Ni la mujer amada
vale lo que un dormir manso y sereno
en los brazos de Aquel que nos sugiere
santas inspiraciones. ..
«El día es de los hombres; mas la noche,
de los dioses», decían los antiguos.
No turbes, pues, mi paz con tus discursos,
amigo: mucho sabes;
pero mi sueño sabe más… ¡Aléjate!
No quiero gloria ni heredad ninguna:
yo lo que tengo, amigo, es un profundo
deseo de dormir…
—  Amado Nervo, Dormir.

En el universo todo se estira, se polariza. Todo se dilata en el cielo o en el mundo. Esta expansión del silencio sobre el lugar que se enraíza, esta expansión del secreto sobre el cuerpo que se oculta, esta expansión y este acotamiento, este océano que se extiende y esta insularizacion que se concentra en la intimidad extrema creaban una profundidad que los dos compartíamos más aún porque no la compartíamos con nadie más.

[…] El silencio dejo de ser un «callarse». Se convirtió en una jerga de sensaciones y signos que conseguían traspasar la piel gracias a la complicidad.

[…] Todo lo que venía a los labios debía perecer. Al abrir la boca habríamos perdido el halito del alma. Incluso la conciencia tenía que desocuparse un poco de todo.
Lentamente, juntos, percibimos cosas que no tenían nombre.
Con más exactitud, cosas que no correspondían a nombres.
Todo lo que era ajeno al lenguaje, todo lo que era áspero, sin refinar, indivisible, tenaz, sólido, imperceptible nos abordaba, se acrecentaba. En el silencio, los olores eran mucho más numerosos. Se aglomeraban resplandores nunca vistos, colores nuevos.
Nuestros cuerpos se resistieron muy deprisa, con una sutileza y una rapidez que sin duda la mente de quienes viven hablando a todas horas nunca podrá imaginar.
Ser ajeno al lenguaje descubría algo. Dragaba algo. Aunque solo fuera la extrañeza de todo, como un nuevo sentido. Como un tacto mudo y conmovedor.
No entender nada de nada es un órgano maravilloso.


Extraído de “Vida Secreta” (1998)
Pascal Quignard

Amo: el brillo de sus ojos cuando hablamos o cuando me cuenta cualquier cosa que quiere que yo sepa, cómo mueve los labios cuando lee para sí misma tan concentrada, cómo me mira como si solo existiese yo, como si pudiese traspasar mi piel y mis huesos y llegar directamente al yo que hay aquí dentro, el yo que ni siquiera yo mismo soy capaz de ver.
—  Jennifer Niven, Violet y Finch.
Los signos como villanos de películas de terror
  • ARIES: Jason Voorhees 

Jason, con once años de edad, fue al campamento “Crystal Lake” supuestamente ubicado entre la zona de Massachusetts  y Nueva York, en USA , en el que también su madre trabajaba como cocinera. Era un niño abusado constantemente por otros niños de su edad, que se burlaban de sus incapacidades, lo herían física y mentalmente. Fue tal el abuso, que en el campamento, los compañeros de Jason lo persiguieron hasta el lago, donde cayó y como no sabía nadar, se ahogó. Los cuidadores del campamento no estaban atentos, ya que estaban tomando drogas y manteniendo relaciones sexuales. (por esta razón todas las veces que hay una escena sexual, Jason termina asesinando). Su madre cobró venganza asesinando a los cuidadores por negligencia. Al final de la primera parte, la madre es asesinada y Jason vuelve de entre los muertos para continuar la venganza. Pero supuestamente Jason nunca se ahogó en el lago, siempre ha vivido en el bosque y el fue testigo de la muerte de su ser más querido, su madre. Nunca conoció a su padre, llamado Elias Voorhees. 

  • TAURO: Drácula

Dracula es un vampiro que tiene muchos siglos de edad, un hechizero y noble de Transilvania que dice ser Szekely, una tribu hungara descendiente de Atila el Huno. Habita un castillo decadente en los Montes Carpatos cerca del pasaje de Borgo. A diferencia de todos los vampiros de la cultura del Este de Europa que son representados de una manera repulsiva, parecidos a un cadaver, Drácula tiene en su porte el encanto de la clase aristocrata que enmascara su maldad. Normalmente utiliza una mascara de cordialidad para con las demás personas, aunque desata su ira cuando alguien interfiere con sus planes y es capaz de formar lazos de amor; admite que son temporales solamente. A pesar de ser extranjero, su manejo del inglés es excelente.

  • GÉMINIS: Chucky

Su nombre real es Charles Lee Ray, herido de muerte y acorralado por la policía, decide traspasar su alma a la del juguete de moda: un Good Guy.
. Este es uno de los villanos más terroríficos y está en búsqueda del niño Andy en las películas de terror de la serie de Chuky, para tomar su cuerpo y no quedar encerrado en el muñeco para siempre.

  • CÁNCER: Leatherface

Es el villano principal de la película The Texas Chain Saw Massacre . Es un hombre robusto y alto, pero sus características principales son la máscara hecha de piel humana para ocultar una desfiguración y una   motosierra que utiliza como arma.. A diferencia de los asesinos de otras películas, Leatherface no es de naturaleza sádica o maligna; al padecer un retraso mental severo es fácilmente manipulado por sus hermanos para cometer los crímenes.

  • LEO: Pinhead

‘’Elliot Spencer’’ fue ‘’Capitán’’ del ejército  durante la Primera Guerra Mundial. Tras las atrocidades allí vividas, el mundo que le rodeaba dejó de tener interés para él, y se aventuró a buscar otras realidades, otros placeres, aunque tuviese que recurrir a sabidurías ocultistas prohibidas. Cayó en sus manos una antigua Caja-Puzzle, fabricada por el francés ‘’Phillip LeMarchand’’ en 1784, por encargo de un burgués ocultista que le cedería los planos con la configuración exacta para su funcionamiento, la “configuración del lamento”. La resolución de la Caja-Puzzle no dependía sólo de sus engranajes. El ingrediente más importante corría a cargo del interesado, y no era otra cosa que el deseo. Deseo de nuevos placeres, deseos auténticos, y Elliot los tenía. Sus trastornos mentales (consecuencias de la Guerra) y su aborrecimiento del mundo conocido le ayudaron a resolver el enigma de la Caja. Al hacerlo, se introdujo en un mundo paralelo al nuestro, donde dolor y placer eran indivisibles, y no había bien ni mal, sólo carne. Su alma se fundió con el espíritu de ‘’Xipe Totec’’, el ‘’Pontífice Oscuro del Dolor’’. Una eternidad saboreando los placeres de ese Infierno le condujo a ser líder de los llamados cenobitas, seres que se encargaban de conceder el “placer prohibido” a sus suplicantes. El propio Spencer, desnaturalizado ya de su faceta humana, fue conocido entre los humanos como ‘’Pinhead’’

  • VIRGO: Michael Myers

Michael es un ¨ser humano¨ con facultades sobrenaturales; carente de emociones, esencialmente maligno e indestructible, y que encierra en su interior un espíritu malvado equiparable al del mismísimo demonio, quien a pesar de contar con algunos traumas psicológicos originados en su infancia, y producto del maltrato y el desprecio de su padre, excede el límite comprensible de venganza y se deslinda de las meras explicaciones ordinarias comúnmente utilizadas para justificar su esencia perversa. Denota un accionar implacable y certero, y hace gala de una fuerza descomunal, comparable a la de un oso o un androide. 

  • LIBRA: Ghostface

GhostFace o Cara de Fantasma (en español), es el nombre de un carácter ficticio y el antagonista principal en la trilogía de Scream. Hubo cinco personas para asumir su capa (de Scream, Scream 2, y Scream 3). Un asesino en serie, él a menudo se disfraza como una variación de un fantasma, o la Segadora Severa (el nombre dado a su traje en la película es ’ la Muerte de Padre ’). Él también usa un dispositivo para disfrazar su voz. También lo conocen como el Asesino de Woodsboro, por la ciudad donde él comete sus asesinatos.
Ghostface a menudo llama a sus víctimas por teléfono, la burla o amenazas de ellos antes de apuñalarlos y forzar sus órganos interiores. Su nombre real era Father Death o Padre Muerte, pero Tatum Riley (Rose McGowan) antes de morir lo llamó GhostFace y así fue llamado el resto de los films.

  • ESCORPIO: Pennywise ‘‘eso’‘

Pennywise, a veces llamado Centavito, Bob Gray, y conocido por sus enemigos como Eso (It), es tal vez uno de los payasos más conocidos de la novela de terror. Para mayor prestigio, su creador fue nada menos que Stephen King.
Pennywise no tiene una forma estable. Suele aparecer bajo la forma de un payaso siniestro, calvo, de rostro blanco, pelo y nariz roja, tirantes amarillos con botones naranjas, y guantes blancos. A menudo lleva globos en las manos. Ya en su forma menos seductora, Pennywise revela unos colmillos puntiagudos que le impiden cerrar completamente la boca. En cierta forma, Pennywise es la máxima expresión de la Coulrofobia, esto es, el miedo irracional o fobia a los payasos.

  • SAGITARIO: Jigsaw

John Kramer es un ingeniero civil que se gana la vida trabajando en una clínica fundada por él y por su esposa Jill Tuck, mucho más joven que él; el lema de John para su clínica era “aprecia tu vida”. Su vida era feliz, pero la pérdida de su hijo por culpa de uno de los internos en la clínica le causa un terrible shok, ya que ese hijo (al que iban a llamar Gideon) suponía muchas cosas para él. Por si esto no fuera poco, un tiempo después del suceso, le diagnostican un tumor cerebral inoperable siendo esto el punto culminante de su depresión psicológica tras la muerte de su hijo. Su autoestima llega a estar tan baja por los hechos, que intenta quitarse la vida, fallando en su intento, lo que él interpreta como una señal. John comienza a apreciar la vida, e intenta que otras personas también lo hagan, para lo cual deberá ponerlas a prueba en situaciones límites, donde sólo puedan salvar sus vidas sacrificando algo preciado para ellas, tal como le ocurrió a él. 

  • CAPRICORNIO: Norman Bates

Sufrió abuso emocional (y sutilmente sugerido también, el abuso sexual) de parte de su madre, quien le inculcó que las mujeres y el sexo eran cosas del demonio. Los dos vivían solos en una dependencia emocional insana después de la muerte de su padre. Cuando era adolescente, su madre tuvo un amante; Joe Consedine, lo que hizo de Norman, sumamente celoso. Los asesinó a ambos con estricnina y conservó el cadáver de su madre. Desarrolló síndrome de personalidades múltiples, y asumió la personalidad de su madre, reprimiendo su muerte como una forma de escapar de la culpa de haberla matado. 

  • ACUARIO: Freddy Krueger

Freddy es un psicopata desfigurado que ataca a sus victimas en los sueños utilizando un guante que tiene afiladas navajas y acaba por matarlos en el mundo real. Su apariencia fisica ha sido constante a lo largo de todas las peliculas mostrandolo siempre con un sueter de rayas rojas y verdes, un sombrero fedora café, su guante filoso, pantalones cafes y botas de jornalero. Su piel esta quemada debido a que fue quemado vivo por los padres de Springwood, y no tiene cabello; su sangre, sin razon aparente, es oscura de un color verde aceitoso. Una de sus caracteristicas mas relevantes es el aspecto cómico de su personalidad que manifiesta mediante frases sarcasticas y disfraces chiflados.

  • PISCIS: Samara Morgan

Samara Morgan vino al mundo de una madre soltera, identificada como Evelyn (hace poco se conoció que su apellido es Osorio), en el Refugio para mujeres Saint Mary Magdalen en Washington. Evelyn supo desde un principio que Samara no era una bebé ordinaria, pues ella nunca dormía, y lloraba terriblemente si estaba cerca del agua. Evelyn trato de ahogar a Samara en una piscina decorativa del refugio, pero las mujeres del refugio la detuvieron. Luego, Evelyn clamaba que Samara le había dicho telepáticamente que lo hiciera. Luego de eso, los administradores del centro pusieron a Samara en adopción, y Evelyn fue enviada a un hospital psiquiátrico. Samara fue adoptada por unos criadores de caballos Richard y Anna Morgan de Moesko Island, quienes habían tratado de tener un hijo por su cuenta pero no fue posible. Pronto, Anna comenzó a volverse loca, perturbada por horribles visiones las cuales de alguna manera las provocaba Samara. Luego de esto, Samara fue llevada a un hospital psiquiátrico, donde los estudios médicos demostraron que la niña poseía una desconocida habilidad psíquica conocida como Termografía, permitiéndole a ella psíquicamente “Quemar” imágenes de su mente hacia superficies o a las mentes de otros. Ella nunca dormía y era completamente insensible al dolor. Samara al parecer no sabia como controlar su habilidad. Eventualmente, ella fue liberada del hospital por la petición de Richard y posteriormente fue forzada a vivir en el establo con la esperanza de que la distancia pudiera ayudar a Anna. Las visiones continuaron, sin embargo, muchos de los Caballos que Anna y Richard cuidaban en su establo se fueron muriendo uno por uno gracias a Samara que los odiaba y con su habilidad los volvia locos para asesinarlos. 

Duraznito-.

Feliz San Valentín [Fontcest]

Como el fontcest clásico fue el que ganó la encuesta, aquí tienen su dosis para este día.

De paso me saco de encima a la petición que incluía a un Papyrus embarazado. Dos almas de un tiro.


Sans salió bostezando y estirándose de su cuarto. Esa sí que había sido una buena siesta, pensó para sí, justo antes de sentirse resbalar y estar en camino de darse de cara contra el suelo. Evitó el impacto elevándose a sí mismo con magia, a centímetros de lo que eran un montón de pétalos de distintas flores y algunas hojas. Se colocó de pie de nuevo y vio que todo formaba un camino que baja las escaleras hasta dar con la cocina, por donde le llegaba el leve aroma de algo que no supo identificar cocinándose.

Keep reading

2

“No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombilla.”


Este era Thomas Alva Edison respondiendo a un periodista que le recordó que había cosechado casi mil intentos fallidos antes de dar con el filamento de tungsteno. Esta frase inspiró el título del presente proyecto.

El trabajo consiste en la representación de un conjunto de anécdotas y situaciones que tienen lugar durante la mítica Guerra de Troya, las cuales se recrean a través de una serie de tiras cómicas totalmente independientes unas de otras, es decir; sin seguir una línea cronológica y argumental.

Cómo NO invadir Troya es una obra destinada al entretenimiento a través del humor, el cual no se limita exclusivamente al guión principal de cada una de las escenas, sino que se expande por todas las láminas, llenando cada ilustración de pequeños gags, guiños y disparates protagonizados por los componentes de dos ejércitos: griegos y troyanos.

A pesar de tratarse de una colección de situaciones independientes, las escenas giran en torno a una trama principal: Los constantes intentos del ejército aqueo (griego) por traspasar las gruesas murallas troyanas y tomar la ciudad.

Según el poema homérico, la contienda duró unos 10 años. Una década de insistencia griega para cruzar las murallas.

Una década de descubrir múltiples maneras de cómo NO invadir Troya.

“Debemos aprender a traspasar las apariencias. Veras, cuando miras el cielo, no buscas las nubes, sino las estrellas.”

-haspher