tracero

de nada menos que nada nacida

en la historia que no se cuenta

y que aun vive

de la nada

para nadie en la noche de un hotel

habitacion 7

mientras lavo tus pecados

y restregas mi cuerpo con tus mentiras

que no…


y lo que al borde de la estupidez 

estupidez que me yergue,

invisible

en el ojo del que habla

yo.


o una palabra.


vení de ningún lugar

en la noche 

de asientos traceros

de manos y labios

de lenguas y discursos

que hoy suenan a politicos corruptos

principios, fundamentos y fines

agua que se escurre entre dedos

como tu sexo

como el nombre 

del que no viene

pero siempre estuvo.


o la blancura de una mentira

garabateada en un espejo

empañado

de amor ciego

no correspondido

bastardo.