tomar la mano

Ellos se cogieron de las manos. Me pregunté cómo era eso, tomar la mano de alguien. Apuesto que puedes encontrar todos los misterios del universo en la mano de alguien.
—  Aristoteles y Dante descubren los secretos del universo

Esta forma de tomar la mano simboliza una unión basada en el cariño, pero no en la pasión. Revela además que quien coloca la palma de la mano hacia arriba es quien tiene una personalidad más fuerte, el que tiene iniciativas y el que es más resolutivo a la hora de tomar decisiones.

Entrelazar los dedos es un signo de pasión y representa una fuerte conexión de la pareja. Pero es importante que ambas manos lo hagan con firmeza, ya que no es un buen síntoma que una de ellas se sujete sin fuerza.

Esta forma de ir de la mano es un signo de que ambos priorizan su independencia. Son parejas que saben respetar el espacio del otro. También puede indicar que la pareja está viviendo un momento delicado en el que uno de los dos está necesitando retomar sus amistades.

El refuerzo de la unión con la otra mano significa que la conexión de la pareja está en su punto máximo. Pero no siempre es algo positivo, también puede dar lugar a un excesivo sentimiento de posesión sobre la otra persona.

Esta forma suele utilizarse en eventos sociales. Pero, fuera de ellos, quien toma del brazo a su pareja busca protección o se encuentra en un momento de la vida en el que necesita sentir seguridad en la relación.

Esto puede indicar que en la pareja ambos se encuentran en distintos momentos vitales. Es probable que, quien tira de la mano, intente que la otra persona tome decisiones más rápido de lo está acostumbrada.También puede ser una señal de que uno de los dos se está dejando llevar por la rutina en la relación.

Esta forma puede ser una señal de que uno de los dos no se siente comprometido en la relación, aunque también puede indicar timidez o deseo de preservar la intimidad. Pero no hay que tomar decisiones precipitadas y evaluar otros signos para valorar si esto realmente significa una alerta en la relación.

No lo sé, no sé como empezar una carta
Ni siquiera se si la vayas a leer ¿Sabes? Y no quiero que la leas, me avergüenza que me veas (o me leas) de esta forma pero en lo más profundo de mi ser quiero que la leas y me veas como en verdad soy, una chica bastante cursi y débil.

Hemos pasado por muchas cosas malas y hay que decir que la mayoría han sido por mi culpa, por mi inseguridad, por mi miedo a que me conozcas a como soy en verdad y te alejes, a que me rompieras el corazón… pero esto último lo hice yo y de paso me lo hice a mi misma.

Sé que esto puede sonar un cliché muy barato pero yo que culpa que ese cliché pegue con nosotros, pero nunca había sentido nada parecido a con otras personas que lo que siento por vos, amor.

Esas ganas de tomar tu mano, las ganas de besarte o simplemente las ganas de estar contigo sin hacer nada pero sintiendo de todo.

Lamento todo lo que te hice pasar, se que eres bastante inseguro y que por lo que te hice pasar aún lo eras más, no tengo una excusa para esto, solo quiero decirte que lo siento.

. Sé que ha veces puedo a llegar a ser una persona muy insoportable, con mis grandes cambios de humor, mis bullying’s sin sentido o mi risa molesta pero es que contigo me sentía tan cómoda, era como si sintiera una paz contigo que con nadie mas ¡Y eso era alucinante! ¿Sabes? Porque cuando empecé a hablar contigo nunca me imagine tener alguna conexión, eras otra persona más en mi vida pero ahora, eres la persona más importante en esta.

Recuerdo la forma en la que te saque la información de que te gustaba, fue bastante gracioso pero aun así tuviste las agallas de decírmelo cuando yo ya lo sabía y tu también sabias que yo sabía.

Sé que al principio tuvimos problemas por mi mudanza, tú no querías que yo me fuera, querías irte conmigo pero yo te trate como un idealista iluso pensando que lo nuestro no iba a funcionar

Y no funcionó

Por mi culpa

No lo sé

A veces pienso que no pasamos por todo lo que pasamos para quedarnos así, sin estar juntos

Nos merecemos estarlo ¿Sabes? Después de la tormenta viene la calma y tu eras mi calma, aún lo eres.

Pero ya no estas y siento que es lo mejor

Tal vez el huracán que hay en estos momentos lleva tu nombre, pero en algún momento se calmará y estará el recuerdo de todos los daños que hay, las heridas y el dolor palpitante de los recuerdos pero esperaré con ansias a que vuelva de nuevo él huracán, a ver si la próxima vez saldrá el arco iris después de la tormenta.

No lo sé, sólo quiero decirte que te amo y que siempre habrá una formula entre los dos.

Te atreves a decir la verdad? -Wigetta.

Narra Frank. /Cap 1

Recuerdo las ocasiones cuando iba a ver a mi amigo a los Ángeles, vaya, la época en la que era feliz.

Sus risas tontas, la forma en la que nadie lo reconocía y podía besar a su pareja, supongo que  fue un error el que regresaran a España, pero ya no era decisión de ellos.

Después, mucho tiempo de su rompimiento decidieron darse una segunda oportunidad, vaya que éso fue extraño y satisfactorio, ellos eran jodidamente feliz y éso bastaba.

Pero…

Pero…

(El tipo movía su pluma, la intriga  del psicólogo fue tal que bajaría su agenda y preguntaría con la curiosidad a tope)

-Entonces que, Frank?

Seguí hablando, debía ayudar a ambos.

-Samuel golpeo a Willy, no podía contener la rabia de Samuel. Y Willy no se defendía, él fue quién le decía a Samuel que siguiera…

Debía decir toda la verdad, fue Willy quien arruinó la relación pese a que todos se fueron con Samuel y no pensaron en meterlo preso, sin embargo ésta vez no defenderé a Willy.

Ésta vez opté por invertir todos los recursos que están a mi disposición para ayudarlo a salir de ésta situación.

-Entonces usted es testigo que fue el señor William quién provocó la pelea?

-Sí. Quisiera que Willy pudiese hablar y él mismo responda.

Samuel esta ahora en un centro de enfermos mentales, pues pese a ser un agresor, ahora su salud mental se esfumo. Él está en trance y Willy tiene la cara con tanta hinchazón por los golpes que le es imposible hablar. Escuché que su padre dijo que tiene que ser ingresado pues tiene la mandíbula ropa en varias partes.

Aquel día es sin duda el peor para ambos, y sus familias están tan en contra, es tan complicado después de haberse tratado de lo mas bien.

Nuestros amigos no quieren meterse en ésto, quisiera que  no pasara pero pasa.

La sesión acabó y aún nadie puede ver a Samuel, el asunto se mantiene en total discreción, mas aún tengo un permiso del abogado que lleva el caso.

Salí tan de prisa al centro de sanación mental, todo era tan blanco,  como si quisieran que los recuerdos se te marchasen, como si quisieran dejarte en un trance permanente.

Era espeluznante, llegué para tan solo observarlo por una ventanilla diminuta, su camisa de fuerza y su mirada perdida en aquella habitación acolchonada.

-Samuel… Samuel… -Susurre. Realmente tenía tan poco tiempo ya que nadie lo ha visto, en las noticias aún no se ha informado por decisión mutua de ambas familias.

No respondía, era difícil respirar al ver a mi amigo en tal situación, el tiempo se acabaría.

Tomé una foto y me marché con el guardia y mi abogado.

No podía creer como ésto pasaba, ni siquiera el porque Willy había traicionado a Samuel, las cosas que le dijo.

Recuerdo las palabras de Samuel que con tristeza lloraría y le diría.

-Arreglaremos ésto chiqui… -Con lagrimas y sonriendo a la vez Samuel queriendo tomar las manos de Willy.

Sin embargo Willy no sentía ni un indicio de culpa, era como si lo hubiese gozado.

Willy no se dejaba tocar, no lloraba ni reía. En tal persona había tanto resentimiento, sin saber el porque le escupió a Samuel.

Cayendo, sin poder siquiera manifestar una idea clara de todo lo que ocurría Willy seguiría diciendo cómo fue que aceptó serle infiel, las situaciones, el porque lo hizo.

Samuel estaba tan humillado, sin fuerza, en el piso, sin saber como levantarse de ello.

En ése momento me di cuenta que la persona a quien amas es aquella la que tiene el poder de destrozarte el alma y quebrarte las alas, de  tal forma en la que Willy lo hacia.

No podía creer tanta mierda, quise intervenir, pero Willy me empujo para seguir con la humillación hasta que se agacho a la altura de Samuel y le gritó.

-DEFIÉNDETE DE LA ÚNICA FORMA QUE PUEDES, CON LA RABIA. GOLPEAME!

Lo hizo, Tomé a Samuel para que dejase a Willy.

La seguridad llegó y se lo llevó, fue tan horrible pero que doy gracias que no llegó a las noticias.

Hable con la prima de Samuel pues ninguno de sus padres puede mencionar palabra.

Le dije lo que estoy haciendo y ella quedó en verme en la noche ya que no está en la ciudad.

Las horas pasaban tan lentas, y supuse que los días serán peor.


Narra Laura (Prima de Samuel) /Cap 2

Llegué a Madrid luego de la llamada de mis tíos, debía llegar  a una sola persona y ésa era Frank.

Todo era tan confuso pese a haber hablado con Samuel hace un par de días y escucharlo tan feliz al decirme que estaba con su novio y ahora esta en un centro de rehabilitación mental.

Vi a a Frank tan angustiado mientras hablaba con el abogado.

-Frank por favor dime como va Samuel? -Pregunté ansiosa al verlo frente a mi.

El abogado me daría las indicaciones y todo parecía indicar que la familia de Willy no ha levantado cargos por petición del mismo agredido, las cosas estaban tan mezcladas a la par que ambos quedaron con secuelas.

Entre a la sala donde nos dijeron que Samuel estaría por una tiempo en el centro de rehabilitación pese a que no reacciona, mis tíos se demoran en llegar pues a mi tía la noticia no le fue sencilla y le afecto el corazón.

Tres días han pasado, mi tío está con Samuel, quien no responde a ninguna palabra.

Frank es quien se la pasa en todas partes dando noticia tras otra, Willy no está en posición de responder pues los golpes que recibió por Samuel fueron tal que le fracturó la mandíbula, quebró algunos dientes y demás.

Era incluso mas extraño porque vimos al padre de Willy en el centro, él está preocupado pues sabe que fue su hijo quién provocó todo y no muestra indicio de culpa.

Han pasado dos semanas de lo ocurrido, ambas familias se reunieron sin saber porque tanta violencia, era definitivo que esto era un final.

Samuel y Willy han acabado todo vínculo, su relación no iba a poder ser nunca mas.



Narra el padre de Willy/ Cap3

Nunca apoye a mi hijo, es verdad. No me engañaré o lo haré con el mundo.
Un día cómo cualquier otro llegué a casa y vi a la familia reunida, de pronto una risa que jamás escuché se presentó.
-Papá, al fin llegaste. -Dijo Caro.
En la sala la comida estaba siendo servida y mi hijo era quién más sonreía junto a él, Samuel.
-Señor, buenas noches. -Recuerdo su nervios.
He de haber puesto cara de pocos amigos. 

A partir de aquel momento ellos tuvieron permiso para estar en mi sala, salir con mi niña y por supuesto el estar con mi hijo.
Cómo dije no estuve de acuerdo.
Las consecuencias son nefastas, mi hijo está tan mal y no puedo defendedlo. Ni siquiera se que decir a ésa familia.
Llegué donde el padre de Samuel, él agradeció el que mi familia no levantemos cargos.
Me disculpé pensando que él tenía idea de el porqué?, no la tenía.
Observé a Samuel tan distante, perdido en su mundo a las preguntas que ignoraba por parte de los médicos.
Ellos decían que no es nada sano el que ni siquiera muestre tristeza, rabia, agresión. 

Aquello era una mala señal.
Hablé mas tiempo con el padre de Samuel notando la rabia de ver a su hijo quién siempre tiene alegría  y ahora está tan destruido.
Lo tomé del hombro percatándome de su impotencia.



Salí de tal lugar notando que Willy no tiene idea de la destrucción que ha hecho a ambas familias.



Narra Carol. /Cap 4

Papá se marchó tan molesto, la impotencia de no poder hacer nada. 

Hemos esperado una cirugía tras otra, nada parece que estará bien.

Mamá se la pasa viendo por a ventanilla de cuidados intensivos, Willy no parece sentirse culpable y sé que es imposible saberlo.

La policía ha insistido con levantar cargos, ni papá o mamá sabría como responder a ello. Todo ha ocurrido tan rápido.
La prima de Samuel me escribe constantemente diciéndome por lo que pasa Samuel, no se que responder y tampoco le diré a mamá.
Ella dice que Frank está ayudando a Samuel, éso me sorprendió al principió pues él es el mejor amigo de mi hermano y no se encontraba en su momento.
Pero luego me enteré que fué mi hermano quién provocó de forma directa ésto y supuse que si no fuera porqué tengo la misma sangre abandonaría a Willy y consolaría a Samuel.
El ir y venir del colegio ya era una barbaridad, nadie había en casa y creo que pasará por mucho tiempo pues mamá me dijo que no podía quedarme mas en el hospital y perder clases.
Podría destruir, gritar, perderme y nadie lo notaria, nadie.

Era martes, llovía fuerte y decidí faltar a clases y encontrarme con la prima de Samuel.
Sería en el piso de Frank mientras éste visita al abogado.
Pasé y sentí el aroma a chica, el piso de Frank se sentía cómodo con ella ahí.

Frank no es que la haya pasado bien desde que terminó con su novia, el refugio de él siempre fue Samuel y mi hermano.

-Carol pasa. -Dijo ella.
-Gracias. -Respondí y entré.

Tenia puesto un delantal mono, una coleta. El aroma de la comida y los cuadros de Frank que adornaban la sala.

Ella tiene el mismo aire de Samuel, parece calmada hasta que te sorprende con un fuerte abrazo.
Asentí y pase.

Ella dijo que teníamos tiempo pues Frank recién se había marchado, se demoraría por lo visto.

Empezaríamos a romper. La tensión de lo ocurrido al ir a la mesa, no es que tuviese hambre pero comería pues no soy grosera.


Ella decía que Samuel no responde a nadie, que ya han ido sus familiares y nada. Está estancado en aquel trance.
-Crees que puedo ir a verlo? -Su expresión cambiaría a mi pregunta.
El silencio.
Ella se puso de pie y recogió la vajilla.
-Mis tíos, ellos no quieren que nadie visite a Samuel. Han firmado un papel para sacarlo del país.
No creía nada, tan mal acabaría la historia de mi hermano y su novio?
-QUE! NO! -Grité tan fuerte.
-No puedes Carol. El canal de mi primo quedará hasta ése punto, nadie sabrá nada hasta que Samuel lo diga. Ojalá que pase algún día.
No pude mencionar mas, salí corriendo, confundida queriendo llegar a un sitio que me permita pensar.
-Hermano que has hecho… -Dije al marcar el número de Frank.
No respondía..


Narra el padre de Samuel/ Cap 5

Tuve que pedir que anestesiaran a Samuel, quisiera que todo esto que está pasando sea una maldita pesadilla, deseo que mi hijo escape de éste infierno.

Aún no hay una buena noticia, ya nada queda.

No quiere comer.

No dice palabra.

No sonreía peor muestra signos de tristeza, es como si el sol se escapase en su rostro, Frank sigue con nosotros pese a que le dije que no era necesario y lo que está perdiendo por estar aquí.

-Tranquilo señor, seguramente Samuel haría lo mismo por un amigo. -Dijo él al vernos en aquel vuelo.

Samuel tenía que viajar con una enfermera que cuida de él, ella nos decía que en cualquier momento él despertará y todo mejorará.

..

Casi un año después.

Samuel sigue así, nada parece que ha mejorado.Su peso no se mantiene. todo parece que empeorará en cualquier momento.

Frank sigue con Samuel, es él quien se ha encargado de ayudarlo. De hablarle de la vida que tenía sin mencionar a Willy.

El médico dice que no lo hagamos,  si queremos que reaccioné aquel no es para nada el mejor método.

Caminaba lentamente por un parque recordando cuando Samuel era pequeño, cuando prometía a su madre que no dejaría que hablase con extraños. Prometí muchas cosas que ahora castigan a mi hijo.

-SAMUEL DESPERTÓ! -Dijo Frank.

-QUE!? -Respondí a la vez que corría al hospital.

Era lo mas perturbador que le podía pasar a mi hijo, él estaba viviendo la continuación de aquella pelea, no sabía que el tiempo había pasado, desconociendo el lugar sólo gritaba por lo que le pasaba.

Lo anestesiaron…

Era un calvario observar como él perdía voluntad y callaba rápidamente hasta perder el conocimiento.

-Descuide, dormirá por unas horas. -Dijo el médico.

Aquello no me tranquilizaba, quería a mi hijo como era antes, eso sería complicado dijo Frank al ya estar informado de lo que vendrá.

Informamos a la familia, por supuesto llamé al padre de Willy quien me dice que su hijo está pasando por tratamiento, terapia para poder hablar como antes, después de que Samuel rompiese su mandíbula  en varias partes.

No sé si aquel hombre siente algo por lo que pasa mi hijo pero yo no siento nada por el suyo, es mas si estuviese frente de mí seguramente terminase la pelea que mi hijo dejó inconclusa.

Las horas pasarían  de prisa al ver a mi hijo reaccionar, él ya no quería dormir y advirtió que golpearía al siguiente que lo inyectará y anestesiara.

Reí.

Tomé su mano y le dije que haré lo posible e imposible para que nadie vuelva a lastimarlo.

Él hacía demasiadas preguntas que no puedo responder, las cosas no iban bien al verse atado a la cama. Samuel siempre ha sido impaciente y verse de tal forma lo enloquecía y las preguntas de quien fue su novio seguirían.

Salí por orden de los médicos quienes harían pruebas.

-PAPÁ! …. -Gritó al verme que me marchaba de la habitación.

-SUÉLTENME! WILLY! -Se movía impaciente queriendo quitarse  los artefactos que lo ataban.

No podían soltarlo, dije explicitamente que él era un tipo con un temperamento doble, pues por una parte es muy risueño, buena persona pero al cabrearse no le importa nada. Recordé las veces que la lió en la escuela, colegio y cuando anduvo metiéndose con tipos, vaya ésa vez que lo encontré teniendo relaciones en el piso, joder.

-Lo peor ya lo pasamos. -Dijo Frank al apoyarse en mis hombros y dar palmadas en la espalda.

-Vamos por un café. -Respondí.

Frank tenía razón, prefería ver  a mi hijo mandando a la mierda a todos que en aquel trance.


Narra Samuel/ CAP 6


Maldecía a Willy, si alguna vez lo quise me arrepiento. 

Te odio, jamás tendrás calma.
Las cosas pasaron en minutos que para él fue mas de un año.
Papá no me dice nada, los médicos sólo dan señas entre uno y otro, les entiendo la mayoría de sus términos por lo que niego aquellos resultados, no estoy loco.

-Papá! Papá!

-Grité con todas mis fuerzas pero éste solo ignoraba mis gestos de cabreo.


No se cuanto pasó entre los exámenes pero finalmente alguien podría darme las respuestas que tanto quiero, Frank está junto a mi.


Sus expresiones eran confusas, sentí que tomó fuerte mi mano.


-Estas hecho mierda, (riendo) yo te ayudaré… -Él observó a los médicos y salió con ellos haciendo un gesto de “Ya vuelvo”

Éso me tranquilizó, deje de forcejear y esperaría a Frank, sé que él no me dirá mentiras.


Cinco minutos.


Luego diez.


Finalmente quince en total.


Frank entró, no me quitarían las agarraderas tan sólo su abrazo.

-Te ayudaré en todo.
-Dime la verdad.
-Pregúntame.
-El cabrón de Willy. Que me hizo, porqué estoy aquí!?, Donde está él!?
-Él, pues él…
-Habla Frank!
-Él te dejó, las cosas se dieron tan horribles que le rompiste la cara, él está en recuperación. Su familia no levantó cargos pues él no lo permitió.
-Sé que lo golpeé pero porqué me dejó!?
Frank no quería seguir respondiendo, la impaciencia fué tal que quise destrozar la camilla por falta de respuestas, él me tomó de la mano.
-Willy te dejó por otro tipo, él vendió su canal y se entregó al dueño de una cadena de empresas. Samuel por favor debes prometer que ya no seguirás lastimándote.
No sabía que decir, la impotencia e incredibilidad hacia Frank, no podía.

Dejé de forcejear.
Dejé de pensar.

-Ninguno  de nuestros amigos saben lo ocurrido, para ellos su desaparición ha sido un misterio. Seguramente Willy aparecerá en el momento que esté recuperado y dirá parte de la verdad.

-No puede haber parte sin mencionarme, él no podrá hablar sin mencionarme Frank. Él pagará por lo que me ha hecho.
Frank se agachó y tomó mis manos para que me tranquilizara, éso no pasará.


Narra Willy. /Cap 7


Ya tengo en mi poder todos los documentos que necesitaré.

Andrés me ayudó a redactar, renuncio y entrego todo ello que alguna vez tuve junto a Samuel.

Nuestros canales.

Libros.

Agendas.

Series.

Contratos.

Bienes.

La vida, los recuerdos que ya no serán mas.

Lo firme todo, ya nada quedará que me ate a él.

Papá no decía nada, mamá seguramente se opondría. Quizá por ello que no está junto a mí, seguramente ella pelearía por una reconciliación pero al ser yo quién lo cede todo no hay nada mas por lo cuál hablar.

Debía ir a recuperación, terapia, asuntos legales. Andrés me ayudará a que todo mejore, él me ama.

Según lo pactado mejoraré dentro de poco pese a que nadie esperaba que fuese así, el dinero servirá luego y no tendré el remordimiento de nadie pues ya pagué por mis culpas.

-Levanta la barbilla. -Dijo la traumatologa junto a la fisioterapeuta,

Hice caso, llevo mas de tres semanas en un tratamiento riguroso, seguido de ejercicios en casa, junto a Andrés.

-Luego quiero que firmes unos papeles que quedaron en la oficina ayer. -Dijo Andrés.

Quisiera sonreír pero me es imposible, aún la terapia no logra aquel paso.

Salí luego de dos horas de terapia, debía ponerme unos aparatos parecidos a un cuello ortopédico y demás. Todo dolía, pero pasará.

Narra Frank. /Cap 8


Samuel saldría hoy, por decisión de sus padres él se quedará en Estados Unidos, aún deberá ir a terapia. Aún no está bien.

Todos fuimos al piso que alquilé, al principio fue provisional por que tengo un familiar que ya no lo ocupa y luego de mas de un año pasó  a ser mi casa.

Sus  padres entraron, reconociendo el lugar pues se marcharían en la tarde del día siguiente.

-Vamos Samuel, todo estará bien ahora. -Dije.

Las cosas eran tan dolorosas, yo lo sabía sin que dijese palabra alguna.

Sin embargo sonreía a todo, él quería demostrar que estaba todo bien. Que no hay razón para que sus padres se preocupasen.

-Vamos papá, mamá. Dije que todo estará bien. Frank está aquí. -El abrazo era sincero, no había algo falso el tal gesto.

Se marcharon luego de dejar las maletas en el cuarto.

Desde que estoy en tal país me ha tocado aprender a cocinar, a hacer  de ropa, compras, pagar las deudas. Todo ha sido un lío que se está resolviendo poco a poco.

Según los médicos no hay que presionar  a Samuel, quedé de manera pacifica en acompañarlo a terapias.

Él ha quedado con sus padres en seguir con sus estudios, ello que prometió en Youtube. Éso que se refiere a la medicina. 

Su madre se contento y su padre quería saber si diría algo a las tantas personas que aún se preguntan por él.

Sin embargo Samuel ya había planeado un mensaje para sus suscriptores, la despedida pues nada mas diría.

Yo no estaba excepto  a las preguntas de que pasó con Samuel, tampoco le había dicho a Samuel que Willy ya había dado un comunicado pasado por un señor quién agradeció el apoyo por todos estos años, sin mas se despidió y dijo que el canal quedará hasta el último vídeo de un MOD a medias.

Quién sería capaz de decirle que sus negocios ya están saldados. Que sus padres ya saben todo, pero no saben como decirlo.

Mas aún sé que Samuel ya sabe del vídeo de Willy.

Se nota su fastidio, también se percibe su asco por tal persona.

-Frank podrías venir? -Accedí al ver que ya eran casi media noche.

-Dime? 

Se notaba su  pena, el frasco de pastillas que le fue recetado en el velador y un vaso de agua junto a las mismas.

-Podrías dormir conmigo?

-No.

Al principio pensé que era una broma, pero su cara no era de ser una.

-Ya no quiero tomar esas pastillas. No quiero ser dependiente de algo así. Cuando las tomo duermo y ya no puedo despertar,  no sé si tengo sueños. No puedo recordar nada, ya no soy feliz en esos estados.

-Que dices! Pero si ya no estas en trance.

-Cuando duermo lo estoy.

No sabía que decir, él se sentó mirando con desesperación las pastillas.

Tomó una.

-NO LA TOMES! -Se la quité y la puse de nuevo en el frasco.

-Antes yo no era así, jamas se me ha hecho tan difícil dormir.

-Dame un momento.

Salí,  fui a mi habitación. Tomé la toalla y marché a la ducha.

No podía creer lo que haría.

Ya estaba en la habitación de Samuel, él ya tiene los papeles a donde iremos el día de mañana,  averiguar por unos cursos de ingles, de medicina y por la lista de compras que haremos.

Me acosté en la cama.

-Quieres que encienda la Tv? -Dijo al verme sorprendido. Supongo que no creería que finalmente aceptaría.

-Claro. 

Hace demasiado frío, él se recostó en mis piernas y veríamos cualquier programa.

Era mas extraño de lo que pensé, sin embargo ésto no es como si fuese la primera vez pues cuando vivió en los Ángeles y en Barcelona con Willy hacíamos ésto de ver películas y de quedarnos acostados así. Pero ya no esta Willy, me siento como si estuviese haciendo algo mal.

No dije nada, sentía a Samuel feliz y era lo que importaba, sus ojos se empezaron a  cerrar lentamente hasta que se durmió.

Era tenue la luz que pasaba por las cortinas, era frío el aire que se desliza sobre las sabanas. Al abrir lentamente los ojos y sentir lo adormilado del cuerpo, me percaté que lo cálido era algo agradable.

Voltee, Samuel me tiene agarrado en posición fetal, recordé todo  y el porqué estoy en tal situación.

Quise voltear, los brazos de Samuel me tienen tan fuerte, pese a que Samuel ha perdido bastante peso sus músculos se han marcado mas, éste no ha parado de desquitar su rabia con ejercicio.

-Samuel… -Susurre previniendo ser brusco.

Eran las siete con siete de la mañana, poco mas de seis horas de sueño. 

Sería equivoca le idea de despertarlo, pero debía hacerlo.

Él despertó,  sin embargo el sorprendido sólo era yo.  Me senté.

-Gracias Frank. 

Samuel se puso de pie y me dio un beso corto.

No supe que decir al verlo marcharse feliz al baño.



                                                                                              Continuará..





/Trataré de escribir de la misma forma que lo hice ahora, Gracias a quién siga el Fanfic z4/

Soy el tipo de persona que aprecia los pequeños detalles de la vida. Un día lluvioso, una noche fría, un abrazo inesperado, un mensaje de “Buenos días”, un buen chocolate caliente, una sonrisa de vuelta, un atardecer, un beso, reír con la familia recordando momentos vergonzosos, tener el lado frío de la almohada, una buena charla de madrugada, comer el último pedazo de algún platillo, volver a ver a alguien, tomar la mano de alguien especial, una batalla de miradas, un lindo sueño, volver a hablar con un viejo conocido, despertar y saber que puedes seguir durmiendo, tener la casa sola, escuchar mi canción favorita, leer un buen libro, observar las luces de la ciudad de noche, tararear una melodía, ver la felicidad de mí mascota cuando llego a casa, ver la naturaleza o hasta saber que todo ira bien. Ese tipo de detalles pasan desapercibidos pero me hacen feliz.

-Alex G.

Aquellos niños, mis héroes.

La mirada sincera de una niña autista,
El abrazo de un niño con síndrome de down,
La sonrisa de un niño en silla de ruedas,
La esperanza en los ojos de un niño con parálisis cerebral,
Que una niña con síndrome de west me tome de la mano,
Bailar con una niña con lisoencefalia…

No mencionó sus enfermedades para exponerlos, sino para mostrar al mundo que a pesar de ello, siguen siendo niños que les gusta jugar, les gusta bailar, les gusta… vivir.
No cambiaría por nada esos momentos donde vi la pureza de un niño, su lucha interior, sus ganas de vivir.
Ellos me han dado una lección de vida que me durara para siempre: no te rindas, que vivir, para unos es un regalo y para otros una lucha diaria.
Ellos me ven como un héroe, sin saber que yo los veo como mis héroes.

Te atreves a decir la verdad? -Wigetta

Narra Frank.

Recuerdo las ocasiones cuando iba a ver a mi amigo a los Ángeles, vaya la época en la que era feliz.

Sus risas tontas, la forma en la que nadie lo reconocía y podía besar a su pareja, supongo que  fue un error el que regresaran a España, pero ya no era decisión de ellos.

Después, mucho tiempo de su rompimiento decidieron darse una segunda oportunidad, vaya que éso fue extraño y satisfactorio, ellos eran jodidamente feliz y éso bastaba.

Pero…

Pero…

(El tipo movía su pluma, la intriga  del psicólogo fue tal que bajaría su agenda y preguntaría con la curiosidad a tope)

-Entonces que, Frank? 

Seguí hablando, debía ayudar a ambos.

-Samuel golpeo a Willy, no podía contener la rabia de Samuel. Y Willy no se defendía, él fue quién le decía a Samuel que siguiera…

 Debía decir toda la verdad, fue Willy quien arruinó la relación pese a que todos se fueron con Samuel y no pensaron en meterlo preso, sin embargo ésta vez no defenderé a Willy.

Ésta vez opté por invertir todos los recursos que están a mi disposición para ayudarlo a salir de ésta situación.

-Entonces usted es testigo que fue el señor William quién provocó la pelea?

-Sí. Quisiera que Willy pudiese hablar y él mismo responda.

Samuel esta ahora en un centro de enfermos mentales, pues pese a ser un agresor, ahora su saluda mental se esfumo. Él está en trance y Willy tiene la cara con tanta hinchazón por los golpes que le es imposible hablar.

Aquel día es sin duda el peor para ambos, y sus familias están tan en contra, es tan complicado después de haberse tratado de lo mas bien.

Nuestros amigos no quieren meterse en ésto, quisiera que ésto no pasara pero pasa.

La sesión acabó y aún nadie puede ver a Samuel, el asunto se mantiene en total discreción, mas aún tengo un permiso del abogado que lleva el caso.

Salí tan de prisa a el centro de sanación mental, todo era tan blanco,  como si quisieran que los recuerdos se te marchasen, como si quisieran dejarte en un trance permanente.

Era espeluznante, llegué para tan solo observarlo por una ventanilla diminuta, su camisa de fuerza y su mirada perdida en aquella habitación acolchonada.

-Samuel… Samuel… -Susurre. Realmente tenía tan poco tiempo ya que nadie lo ha visto, en las noticias aún no se ha informado por decisión mutua de ambas familias.

No respondía, era difícil respirar al ver a mi amigo en tal situación, el tiempo se acabaría.

Tomé una foto y me marché con el guardia y mi abogado.

No podía creer como ésto pasaba, ni siquiera el porque Willy había traicionado a Samuel, las cosas que le dijo.

Recuerdo las palabras de Samuel que con tristeza lloraría y le diría.

-Arreglaremos ésto chiqui… -Con lagrimas y sonriendo a la vez Samuel queriendo tomar las manos de Willy.

Sin embargo Willy no sentía ni un indicio de culpa, era como si lo hubiese gozado.

Willy no se dejaba tocar, no lloraba ni reía. En tal persona había tanto resentimiento, sin saber el porque le escupió a Samuel.

Cayendo, sin poder siquiera manifestar una idea clara de todo lo que ocurría Willy seguiría diciendo cómo fue que aceptó serle infiel, las situaciones el porque lo hizo.

Samuel estaba tan humillado, sin fuerza en el piso, sin saber como levantarse de ello.

En ése momento me di cuenta que la persona a quien amas en la única que tiene el poder para destruir tu alma, quebrarte de tal forma en la que Willy hacia.

No podía creer tanta mierda, quise intervenir pero Willy me empujo para seguir con la humillación hasta que se agacho a la altura de Samuel y le gritó.

-DEFIÉNDETE DE LA ÚNICA FORMA QUE PUEDES, CON LA RABIA. GOLPEAME!

Lo hizo, Tomé a Samuel para que dejase a Willy.

La seguridad llegó y se lo llevó, fue tan horrible pero que doy gracias que no llegó a las noticias.

Hable con la prima de Samuel pues ninguno de sus padres puede mencionar palabra.

Le dije lo que estoy haciendo y ella quedó en verme en la noche ya que no está en la ciudad.

Las horas pasaban tan lentas, y supuse que los días serán peor.

………..

………….

Necesito una imagen para la historia y no encuentro ninguna buena -.-

z4

Supongo que después de todo, hay despedidas que son necesarias. Y que el tiempo que nos tomamos para asumirlas es el umbral que nos separa de esa otra parte de la vida. Hoy amamos, así con fuerza, pero es bastante difícil que mañana volvamos a hacerlo con la misma intensidad. Hoy soñamos con tomar la mano de ese alguien, pero quizá otro día sólo pensaremos en lo genial que sería recorrer solos el camino. Nunca quisimos cambiar las cosas, sólo nace el deseo de hacerlo. Quién saber por qué. He intentado averiguar eso, créanme, pero sucede. Sucede y es inevitable. Que con el tiempo aparecen razones irrefutables para irnos. Quiero pensar que le sucede a todo el mundo. Quiero creer que ella no se fue a propósito. Que pudo haber pasado lo mismo conmigo. Quiero que esto no duela tanto, así que trato de entenderla. Quizá, lo peor de enamorarte sea que nunca llegues a ser suficiente para alguien. Quizá no fui para ella o ella encontró a alguien mejor (no es tan difícil después de todo, además está en su derecho). De repente cometí un error sin darme cuenta. De repente la herí o adquirí alguna mala costumbre que no calzaba con su perspectiva de «hombre ideal» y decidió irse, pero sin decírmelo, claro. Siempre ha sido así y eso era una de las cosas que me atraían de ella. Su independencia, su libertad; yo jamás hubiese querido limitarla, sólo ganarme un espacio en sus planes. Pero, si quiero ser sincero, es bastante triste y doloroso porque yo, si bien guardaba un ápice de inquietud, en el fondo siempre esperé que se quedara. Escribo esto desde mi lado más sincero (y a mí me cuesta serlo), pero sé, por enésima vez, que lees esto. Si lo haces, ten en cuenta que te quiero. Libre, linda. Te quiero. Preciosa, independiente. Te quiero. A la defensiva y muy tierna. Sin rencores y con un nudo de resignación en la garganta. Te quiero, bonita. Así, en tiempo presente, aunque poco valga y aunque eso haya dejado de importarte hace tiempo.

Porque nunca fuiste mía,
nunca te tuve,
pero estuviste conmigo y luego te fuiste.

Y eso, querida,
también es perderte.
—  Dashten Geriott