tomar algo

Las características negativas de los signos

Aries:

  • Arrogante.
  • PIENSA QUE LO SABE TODO.
  • Obstinado.
  • Insensible.
  • Desorganizado.
  • Confrontación innecesaria.
  • Siempre están tratando de pelear y ganar.

Tauro:

  • Obstinado.
  • Auto indulgente.
  • Perezoso.
  • Materialista.
  • Posesivo.
  • Recuerda todo lo malo que alguien le ha hecho.
  • Guarda rencores para siempre.

Géminis:

  • Superficial.
  • Falta de capacidad para tomar decisiones.
  • No puede conseguir algo estando solo.
  • Ansiedad.
  • Falta de consistencia.
  • Curioso.
  • Olvida y abandona con facilidad. 

Cáncer:

  • Cambios de humor.
  • Pesimista.
  • Pegajoso.
  • Demasiado emocional.
  • Siempre sospecha.
  • Se rinde con facilidad.
  • Inseguro.

Leo:

  • Voluntarioso.
  • Ególatra.
  • Posesivo.
  • Exigente.
  • Impaciente.
  • Arrogante.
  • Melodramático.

Virgo:

  • Critica demasiado.
  • Exigente.
  • Fastidioso.
  • Autojustificado.
  • Conservador.
  • Juicioso.
  • Pequeño.

Libra:

  • No cumple sus tratos/promesas.
  • Perezoso.
  • Indeciso.
  • Superficial.
  • Desinteresado.
  • Codependiente.
  • Egoísta.

Escorpio:

  • Celoso y posesivo.
  • No confía en nadie.
  • Resentido.
  • Manipulador.
  • Agresivo.
  • Destructivo.
  • Intolerante.

Sagitario:

  • Descuidado.
  • No tiene tacto a la hora de decir algo.
  • Molesto.
  • Inconsistente.
  • Engreído.
  • Discutidor.
  • Irresponsable.

Capricornio:

  • Pesimista.
  • Inflexible.
  • Condescendiente.
  • Arrogante.
  • Insensible.
  • Aprensivo.
  • Presumidos.

Acuario:

  • Tímido. 
  • Impredecible.
  • Desinteresado.
  • Extremista.
  • Caótico.
  • Huye de situaciones que no le gusta o favorece.
  • Rebelde.

Piscis:

  • Idealista.
  • Demasiado sensible.
  • Perezoso.
  • Pesimista.
  • Escapista.
  • Malévolo.
  • Inconsciente.
Te amo... (El Principito)


-“Te amo” – dijo el principito…

-“Yo también te quiero” – dijo la rosa.

-“No es lo mismo” – respondió él…


“Querer es tomar posesión de algo, de alguien. Es buscar en los demás eso que llena las expectativas personales de afecto, de compañía…


Querer es hacer nuestro lo que no nos pertenece, es adueñarnos o desear algo para completarnos, porque en algún punto nos reconocemos carentes.


Querer es esperar, es apegarse a las cosas y a las personas desde nuestras necesidades. Entonces, cuando no tenemos reciprocidad hay sufrimiento. Cuando el “bien” querido no nos corresponde, nos sentimos frustrados y decepcionados.


Si quiero a alguien, tengo expectativas, espero algo. Si la otra persona no me da lo que espero, sufro. El problema es que hay una mayor probabilidad de que la otra persona tenga otras motivaciones, pues todos somos muy diferentes. Cada ser humano es un universo.


Amar es desear lo mejor para el otro, aún cuando tenga motivaciones muy distintas.


Amar es permitir que seas feliz, aún cuando tu camino sea diferente al mío. Es un sentimiento desinteresado que nace en un donarse, es darse por completo desde el corazón. Por esto, el amor nunca será causa de sufrimiento.


Cuando una persona dice que ha sufrido por amor, en realidad ha sufrido por querer, no por amar. Se sufre por apegos. Si realmente se ama, no puede sufrir, pues nada ha esperado del otro.


Cuando amamos nos entregamos sin pedir nada a cambio, por el simple y puro placer de dar.


Pero es cierto también que esta entrega, este darse, desinteresado, solo se da en el conocimiento. Solo podemos amar lo que conocemos, porque amar implica tirarse al vacío, confiar la vida y el alma. Y el alma no se indemniza.


Y conocerse es justamente saber de vos, de tus alegrías, de tu paz, pero también de tus enojos, de tus luchas, de tu error. Porque el amor trasciende el enojo, la lucha, el error y no es solo para momentos de alegría.


Amar es la confianza plena de que pase lo que pase vas a estar, no porque me debas nada, no con posesión egoista, sino estar, en silenciosa compañía.


Amar es saber que no te cambia el tiempo, ni las tempestades, ni mis inviernos.


Amar es darte un lugar en mi corazón para que te quedes como padre, madre, hermano, hijo, amigo y saber que en el tuyo hay un lugar para mí.


Dar amor no agota el amor, por el contrario, lo aumenta. La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar.”


-“Ya entendí” – dijo la rosa.

-” No lo entiendas, vívelo” -dijo el principito.


No se porque paso, no se porque fuiste tu, no se porque estoy pensándote, no se si te quiero o me gustas, no se si solo es porque no me tratas como me tratan los demás, no se, no lo se, solo se que quiero hablarte, quiero salir contigo, quiero tomarte de la mano, quiero ir a la playa contigo a ver el atardecer y escuchar el ruido de las olas, quiero ver las estrellas a tu lado mientras estamos acostados sobre la arena, quiero ir al cine, quiero salir a un bosque y ver el cielo y las nubes desparramarse, quiero ir contigo a que nos tatuemos, quiero fumar por primera vez a tu lado, quiero ir a tomar algo de cerveza, quiero ir a bailar por la noche, quiero salir a patinar, quiero correr a tu lado, quiero que nos besemos, quiero siempre estar hablando contigo aunque sea solo por alguna red social, quiero tener fotos contigo que solo nosotros podamos ver, quiero contarle a mis amigas de ti, quiero que le cuentes a la gente y tu familia sobre mi, quiero ver tus series favoritas, quiero aprender todo de ti tus mayores miedos o tus sueños y metas, quiero que confíes en mi, quiero que me des detalles aun así sea una carta y quiero darte detalles, quiero ser tu pensamiento preferido y el primero en las mañanas, quiero que me incluyas en tus planes en un futuro, quiero ayudarte en todos tus problemas, quiero hacerte compañía cuando te sientas mal, quiero ir a tomar un café algún día de frió o de lluvia, quiero que cantemos alguna canción que nos guste a ambos, quiero ir a un lugar y gritar cuanto te quiero, quiero que cocinemos, quiero llorar de felicidad por alguna tontería que pasemos, quiero que me cuentes toda tu niñez y tu vida y yo contarte la mía, quiero hacerte enojar y reírme de ti, quiero quererte de manera sencilla, que me quieras así nomas porque si sin saber el porque, quiero hacer mil locuras hasta lo mas estúpido que se nos ocurra, y tal vez contigo me equivoque y no eres como yo pensé que eras eso lo tengo claro, se que quiero muchas cosas y que a lo mejor pareceré cursi, pero aun hay tiempo de cambiar y estoy dispuesta a darte una oportunidad de pasar los días juntos hasta que se nos acabe el amor.

No se si eres quien pienso en este momento o seras alguien mas, pero a quien corresponda, así es mi manera de describir una relación conmigo.

2

Hace un par de horas hice una publicación escribiendo que no sabía si era correcto hacer esto, sigo pensando lo mismo, pero en el fondo siento que es necesario.

Anoche salí a tomar algo con un chico que va a mi colegio, va a un año mas que yo, tiene 19 años, se llama Daniel. Después de 3hs en un bar, escuchando bandas, tomando cervezas, charlando, decidimos que era hora de irnos, ya era muy tarde. Fuimos a sentarnos a una plaza y nos quedamos un rato. Se le dió por besarme, se calentó y quería tener relaciones sexuales. Yo no quería, me agarró del brazo forzandome y me dijo “dale, no te ortives, vamos”, le dije “¿a donde me estas llevando?” mientras me tironeaba del brazo, reiteró “dale, vamos, vos seguime, no va a pasar nada”. Me subió a un remis, yo intentaba calmarme, y me llevó hasta el medio de la nada, un lugar que era puro campo, no había nada, ni nadie. Me tiró al pasto, se me tiró encima, en la desesperación intenté calmarme pero me forzó a sacarme la ropa, me obligo a darle sexo oral hasta el punto de vomitar, y acto seguido me empezó a penetrar sin lubricación ni nada, y sin preservativo. Estaba llorando a los gritos, me tapó la boca y me dijo “callate, que me calentas mas si lloras”, me dió vuelta y obligó a tener sexo anal, yo suplicandole a los gritos que por favor no lo haga, lo hizo y con todas sus fuerzas, dejándome al punto de sangrar. Sentía que ya no me podía mover, estaba débil, tenía el cuerpo rasguñado, lastimado, y aprovechó esa situación para seguir haciendome lo que quiso. Después de media hora de horror, me dejó tirada y se paró, nuevamente me obligó a darle sexo oral hasta vomitar, y filmó con mi celular como me violaba mientras me decía “te lo dejo de recuerdo”. Terminó, yo estaba tirada llorando, deseaba morirme, y me decía “deja de llorar, si vos te lo buscaste, es tu culpa”.

Después de contar esto de forma explicita, quiero empezar aclarando que no lo hago para hacerme ver, ni mucho menos para recibir mensajes de fuerza, lo hago para descargarme, y mostrar que no hay que quedarse calladx en caso de una violación. Sinceramente me da mucha vergüenza hacer público esto, principalmente porque puede ofender a alguien, o puede ser fuerte, pero es necesario. 

Hoy hice la denuncia con mi vieja, fue un día de llanto, de tramites, revisiones médicas y horas con la psicóloga especialista en género y violencia de género. Estoy bien, pero podría haber sido peor. La única persona que no sabe es mi viejo, y tengo mis razones, personalmente prefiero contárselo mas adelante cuando venga, aunque sabemos que no es lo correcto.

Si fuiste víctima de violación o algún otro abuso como me pasó a mi anoche, y estas leyendo esto, te ruego que por favor no te quedes calladx, es muy importante que hables, que muestres que te pasó, como quedaste, y todas esas cosas que te impiden sacar a la luz el resentimiento de haber sido abusadx. No me da vergüenza mostrar como quedó mi cuerpo, porque no hacerlo también es quedarme callada y ocultar parte de lo que Daniel me hizo. 

Yo no lo merecía, nadie merece esto.
Me siento vacía, siento que perdí algo, mejor dicho, que me sacó algo, siento que todo me da igual y que ya nada me importa. Lo único que siento y que se, es que esto es un proceso largo, y hoy tengo que ser mas fuerte, que la vida sigue y que hoy mas que nunca tengo que luchar junto con otras personas para que esto no siga pasando. Tengo bien clarito que llorando me puedo descargar, pero también hay que reaccionar. Sé que no estoy sola, amigxs y compañerxs me llamaron y escribieron durante todo el día, lloraban y lloraban mientras contaba lo que me pasó, lloraban de impotencia y tristeza al igual que yo, y me pone bien saber que tengo el apoyo de muchas personas, y eso es lo que me motiva a seguir viva y superar este hecho horroroso.

Aunque mi subconsciente busque el amor.
Yo huiré de eso. Y es posible que alguna de las veces en las que me mires y te brillen los ojos, piense que tal vez eres tú.
He buscado al amor de mi vida en millones de miradas desconocidas.
Y si estás leyendo esto es porque todavía no lo he encontrado.
Yo no creo que el amor sea algo para probar con cualquier físico.
Creo que se encuentra en la purpurina de las miradas, que necesitan lo que a ti te sobra.
Si algo he aprendido, es que el amor es aquel que sobrevive a la muerte de las mariposas.
De hecho hay un estudio que dice que el “preamor” dura una media de uno y dos años.
A lo que queda, se le llama Amor. Si no, pasas a ser otra colección de la lista de caprichos que tuviste y se pasaron de moda.Pero creo que todavía no estoy preparada para apostar por esas mariposas. Por eso no quiero compromisos.
Así que no te enamores de mi. De verdad. No lo hagas.
No lo hagas porque aunque me muero de ganas de que lo sientas, y me
hagas sentir aunque solo fuera por una puta vez algo normal.. tarde o
temprano lo acabaré haciendo.No podré darte todo el tiempo que mereces.
Algún día querrás ir a tomar algo y yo estaré demasiado ocupada.
De repente empezarás a querer hacer una rutina conmigo y te diré que estoy liada, que lo siento que tal vez la semana que viene.
Tarde o temprano me darás a elegir. Y tendré que decirte adiós.
Aunque la verdad sea que me muero de ganas de que alguien comprenda estas líneas y
me de lo que necesito.
Lo siento, aprendí a amar así.
Por eso decidí protegerme en una ocupación constante.
Porque si no inviertes tiempo en algo que te pueda romper, no te romperá nunca.
Quizás eso le pasó al que me enseñó a hacerlo.
Soy nocturna. No las que se emborrachan y salen todas las noches.
Pero si de las que se entretienen mirando la luna y se inspiran de madrugada.Dudo que tengas ganas de un polvo a las 3 de la mañana.
Así que, lo siento. Por eso no te enamores de mi.
No cometas el mismo error que yo hice. De verdad. Es una putada.
No quiero que te enamores. Pero quiero compartir mi tiempo contigo.
No quiero que seas mío ni yo ser tuya.No quiero que haya un nosotros, ni ningún tipo de vínculo que pueda hacernos llorar a largo o corto plazo.
Ahórrate demostrarme que eres el putoamo o que soy una más de tu lista.
No quiero saberlo, ¿pero sabes que si quiero?
Quiero magia.
Quiero que me vuelvas loca.
Que me lleves a diez mil kilómetros surcando carreteras perdidas.
Que suene Daughtry porque es lo que tiene que sonar.
Y como buen traficante de adrenalina quiero que seas mi droga.
Que me escondas el alma en el estómago y la saques de paseo en cada suspiro.
Quiero hacerte especial y serlo para ti también.
Porque no soy de ir de cama en cama y de boca en boca.
Que no. No somos menos importantes. No es menos importante nuestra química, por no ser el amor de nuestra vida.
Prometo escucharte, abrazarte, mirarte suave y follarte.Solo te pido que no me hagas daño.
No me muerdas el corazón y no intentes de mi enamorarte.
Pero sobretodo… Sobre todas las cosas.
Quiero ser la loca, de la que te acuerdes cuando tus nietos te pregunten:
Abuelo, crees en la magia?
Y si. Tal vez me hagan falta los domingos en compañía.
Pero me sirve con que seas un enamorado de la vida.
Quiero un loco. Un loco que me de caña. Que me inspire. Que me vuelva más loca o menos cuerda.Pero cielo, no te empeñes en enamorarme porque esta niña ya no cree en el amor.
Aunque si quieres, puedes probar y demostrarme que no eres el capullo que creo que eres.Y así, tal vez pierda.
Y con suerte tú… acabes ganando.
—  Cori Garcia 
No te enamores de mí.

Aunque mi subconsciente busque el amor.
Yo huiré de eso. Y es posible que alguna de las veces en las que me mires y te brille los ojos, piense que tal vez sos vos.
He buscado al amor de mi vida en millones de miradas desconocidas.
Y si estas leyendo esto es porque todavía no lo encontré.
Yo no creo que el amor sea algo para probar con cualquier físico. 
Si algo aprendí, es que el amor es aquel que sobrevive a la muerte de las mariposas. 
De hecho hay un estudio que dice que el “preamor” dura una media de uno y dos años.
A lo que queda, se le llama amor. Si no, pasas a ser otra colección de la lista de caprichos que tuviste y se pasaron de moda.
Pero creo que todavía no estoy preparada para apostar por esas mariposas. Por eso no quiero compromisos.
Asique, no te enamores de mi. De verdad, no lo hagas.
No lo hagas porque aunque me muero de ganas de que lo sientas, y me hagas sentir aunque sea una puta vez algo normal… tarde o temprano acabará.
No voy a poder darte todo el tiempo que te mereces.
Algún día vas a querer ir a tomar algo y yo voy a estar demasiado ocupada.
De repente empezarás a querer hacer una rutina conmigo y te voy a decir que estoy con muchos quilombos, me disculparé y te diré que tal vez la semana próxima.
Tarde o temprano me darás a elegir. Y tendré que despedirme.
Aunque la verdad es que muero de ganas de que comprendas estas líneas y me des lo que necesito.
Perdón, pero aprendí a amar así.
Por eso decidí protegerme en una ocupación constante.
Porque si no invertis tiempo en algo que te pueda romper, no te romperá nunca.
Soy nocturna. No de las que se emborrachan y salen todos los fines de semana.
Pero sí de las que se entretienen mirando la luna y se inspiran de madrugada.
Dudo que tengas ganas de un polvo a las 3 de la mañana.
Asique, perdón. Por eso no te enamores de mi.
No cometas el mismo error que yo hice. De verdad. Es una mierda.
No quiero que te enamores. Pero quiero compartir mi tiempo con vos.
No quiero que seas mía ni yo ser tuya.
No quiero que haya un nosotras, ni ningún tipo de vínculo que pueda hacernos llorar a largo o corto plazo.
Ahórrate demostrarme que sos una pro o que soy una más de tu lista.
No quiero saberlo ¿Pero sabes que quiero?
Quiero MAGIA.
Quiero que me vuelvas loca.
Que me lleves diez mil kilómetros surcando rutas pérdidas. 
Y como buena traficante de adrenalina quiero que seas mi droga.
Quiero hacerte especial y serlo para vos también.
Porque no soy de ir de cama en cama y de boca en boca
Que no.
Prometo escucharte, abrazarte, guiarte, mirarte suavemente y garcharte. 
Solo te pido que no me hagas daño.
No muerdas mi corazón y no intentes enamorarte de mi.
Pero sobretodo… sobre todas las malditas cosas.
Quiero ser la loca de la que te puedas acordar en un futuro.
Y sí. Capaz me hagas falta los domingos.
Pero me sirve con que seas una enamorada de la vida.
Así. Rebelde. Simple. Sencilla. Revolucionaria.
Quiero una loca. Una loca que me inspire.
Que me vuelva menos cuerda.
Pero cariño, no te empeñes en enamorarme porque yo ya no creo en el amor.
Aunque si queres, si realmente tenes ganas, podes probar y demostrarme que no sos una rompecorazones como creo que sos.
Y así, tal vez pierda.
Y con suerte vos… termines ganando.

Te lo hubiese dado todo, de haber tenido algo más que esta tormenta. Recuerdo que también era domingo, estaba aburrido, me pregunté por qué no me habías llamado para tomar algo. A veces queriendo a alguien lo único que haces es declararte una guerra a ti mismo. Y yo no estaba para batallas. Yo no tenía más arma que las ganas, y no siempre estas pueden vencer la distancia de por medio.
Quería que me sacases a la calle, que nos lloviese en otras ciudades, que cogiésemos trenes y nos sentásemos muy juntos. Quería que nos regalásemos el mundo entero, como si fuésemos a amarnos mejor follándonos en más sitios. Era domingo, yo miraba por la ventana, a través del cristal la ciudad parecía estar muy lejos.
Tengo la sensación de que si dejo de querer todo eso, ya no seré nada. Que me caeré al suelo, me barrerán un día y que de lo que te quise ya no hablará nadie. Es tan triste ser sólo el proyecto de una vida distinta… ¿En algún momento vendrás, me cogerás de la mano, dirás que llegamos tarde y saldremos sin cerrar la puerta? Y
luego despertaremos en Finlandia, hará mucho frío, miraremos por la ventana, a través del cristal nuestro reflejo llenará los vacíos: los de adentro y los de afuera; los de más allá del horizonte, incluso.
—  Sergio Carrión | Finlandia.
Libro: En un mundo de grises.

Aunque mi subconsciente busque el amor. Yo huiré de eso. Y es posible que alguna de las veces en las que me mires y te brillen los ojos, piense que tal vez eres tú. He buscado al amor de mi vida en millones de miradas desconocidas. Y si estás escuchando esto es porque todavía no lo he encontrado. Yo no creo que el amor sea algo para probar con cualquier físico. Creo que se encuentra en la purpurina de las miradas, que necesitan lo que a ti te sobra. Si algo he aprendido, es que el amor es aquel que sobrevive a la muerte de las mariposas. De hecho hay un estudio que dice que el “ preamor” dura una media de uno y dos años. A lo que queda, se le llama Amor. Si no, pasas a ser otra colección de la lista de caprichos que tuviste y se pasaron de moda.

Pero creo que todavía no estoy preparada para apostar por esas mariposas. Por eso no quiero compromisos. Así que no te enamores de mi. De verdad. No lo hagas. No lo hagas porque aunque me muero de ganas de que lo sientas, y me hagas sentir aunque solo fuera por una puta vez algo normal.. tarde o temprano lo acabaré haciendo.

No podré darte todo el tiempo que mereces. Algún día querrás ir a tomar algo y yo estaré demasiado ocupada. De repente empezarás a querer hacer una rutina conmigo y te diré que estoy liada, que lo siento que tal vez la semana que viene. Tarde o temprano me darás a elegir. Y tendré que decirte adiós. Aunque la verdad sea que me muero de ganas de que alguien comprenda estas líneas y me de lo que necesito. Lo siento, aprendí a amar así. Por eso decidí protegerme en una ocupación constante. Porque si no inviertes tiempo en algo que te pueda romper, no te romperá nunca. Quizás eso le pasó al que me enseñó a hacerlo. Soy nocturna. No las que se emborrachan y salen todas las noches. Pero si de las que se entretienen mirando la luna y se inspiran de madrugada.

Dudo que tengas ganas de un polvo a las 3 de la mañana. Así que, lo siento. Por eso no te enamores de mi. No cometas el mismo error que yo hice. De verdad. Es una putada. No quiero que te enamores. Pero quiero compartir mi tiempo contigo. No quiero que seas mío ni yo ser tuya.

No quiero que haya un nosotros, ni ningún tipo de vínculo que pueda hacernos llorar a largo o corto plazo. Ahórrate demostrarme que eres el putoamo o que soy una más de tu lista. No quiero saberlo, ¿pero sabes que si quiero? Quiero MAGIA. Quiero que me vuelvas loca. Que me lleves a diez mil kilómetros surcando carreteras perdidas. Que suene Daughtry porque es lo que tiene que sonar. Y como buen traficante de adrenalina quiero que seas mi droga. Que me escondas el alma en el estómago y la saques de paseo en cada suspiro. Quiero hacerte especial y serlo para ti también. Porque no soy de ir de cama en cama y de boca en boca. Que no. No somos menos importantes. No es menos importante nuestra química, por no ser el amor de nuestra vida. Prometo escucharte, abrazarte, mirarte suave y follarte.

Solo te pido que no me hagas daño. No me muerdas el corazón y no intentes de mi enamorarte. Pero sobretodo… Sobre todas las cosas. Quiero ser la loca, de la que te acuerdes cuando tus nietos te pregunten: Abuelo, crees en la magia? Y si. Tal vez me hagan falta los domingos en compañía. Pero me sirve con que seas un enamorado de la vida. Quiero un loco. Un loco que me de caña. Que me inspire. Que me vuelva más loca o menos cuerda.

Pero cielo, no te empeñes en enamorarme porque esta niña ya no cree en el amor. Aunque si quieres, puedes probar y demostrarme que no eres el capullo que creo que eres.

Y así, tal vez pierda.

Y con suerte tú… acabes ganando.

—  Cori Garcia

talking-with-the-demons  asked:

Di tu mejor historia de amor Amo tu blog!!!!!!!!!!!!!!

La conocí en la sala de estar de un hospital… La vi mal y le pregunté: ¿Se va a morir o ya está muerta?
Me dio una mirada indiferente y se largó (lógico).

En la madrugada de esa mismo día nos volvemos a encontrar y le digo: Ven conmigo, puedes confiar en mi. No seré tan cretino, pero no prometo nada.

Caminamos un montón y terminamos en la cafetería del lugar, no le gustaba la cocacola así que le brindé un capuchino.
Nos sentamos a uno de los lugares más cerca del ventanal.

Me habló sobre su situación (entre otras cosas básicas) y le dije que no importaba que le pasase a esa persona pero que por ella diría que lo sentía y que espero se mejore.

Sonrió, primera vez que veía lo hacía.

Volvimos a la sala de estar y nos despedimos, me dio un beso en la cachete (debí apreciarlo más de lo que hice).

En la mañana tenía cosas que hacer y debí irme. Cuando volví pasé desde que llegué hasta que no pude más en la madrugada…

Pasé donde la enfermera que tenía el turno de la noche, le explique mi situación de espera y me dijo que el paciente por quien ella estaba ahí había muerto (su madre) y claramente se habían retirado. Insistí porque me diese algún número que hubiesen registrado y por que insistí no me lo dieron…

Dos días después yo estando en la sala de estar llega un señor…

- ¿De casualidad eres Adán?
- Sí señor.
- Por suerte te encuentro. Mira (me pasa una sobre y en el principió decía el nombre de la chica).
- ¿Es su padre?
- Lo er… Sí, lo soy.

La carta era un despido y las últimas líneas escritas por la chica. Se había suicidado…

En ciertas partes me agradecía por mi sinceridad en un momento tan duro para ella… Por brindarle su último café… Por provocarle risas (que aunque no la viera sonreír, ella lo hacía… reía). Y por haberle hecho escuchar a la banda Television (fue su favorita).

Al final….

Ps: Espero te portes bien… Y si no quieres que te castre no vuelvas a invitar a ninguna chica de ninguna sala de estar a tomar un café o algo, ya me tiene a mi. Ok.no, paranoica Jajajaja. Pero no me gentes 7-7
Gracia por todo.

Att: *Nombre de la chica*


No es mi mejor historia de amor, pero es la que más significado tiene para mi.

me gusta conocer las ciudades caminando (así se puede disfrutar ver a las personas en lo suyo y la arquitectura de los sitios), también encontrar buenos lugares para comer o tomar algo. Visitar sitios históricos, pero también los que no son muy conocidos y pueden ser una agradable sorpresa. Hay que perderse un poco, siempre, y buscar algunos eventos o fiestas que estén en el momento, eso es interesante

-Arte libre de azucar.

Ela chegou em casa e encontrou tudo vazio. Não fora assalto, nem nada, pois os móveis ainda estavam ali no mesmo lugar. Conferiu o X-box, graças a Deus ainda em cima da estante de televisão. O irmão ainda gritava porque alguém havia pegado um sabonete especial para tomar banho ou algo assim, ela não ouviu direito. Havia mais alguém em casa? Ninguém? Ninguém para escutar? Recebeu de volta ecos, porque tudo estava vazio, sua vida, seu coração, desde que ele havia ido embora da vida dela, porém não dela o vazio que ele deixou estava lá, e a saudade fazia ela lembrar todos os dias que ausência dele agora era permanente e não passageira.
—  Heroipoeta acompanhado de Almalizei
Cómo olvidar a tu ex – Los 7 pasos que debes seguir:

¿Cómo olvidar a mi ex definitivamente y seguir con mi vida? No cabe duda que cuando una relación no funciona y se termina, duele de una manera que ninguna herida física se asemeja.

Al igual que tú, yo también sufrí mucho en esta etapa. Cuando me sucedió estaba tan molesta conmigo misma. Me sentía una tonta. Me sentía torturada emocionalmente. Lloraba en el trabajo y no podía evitar recordarlo cada vez que escucha alguna canción.

Quería estar sola por un tiempo, pero más que nada, quería seguir adelante y olvidar a mi ex novio lo más pronto posible.  Pero estaba en mi mente en cada instante. Habían demasiados recuerdos y pensé que me volvería loca tratando de evitar pensar en él.

Fue entonces cuando me di cuenta que no era suficiente con el solo hecho de querer olvidarlo. Tenía que hacer algo al respecto. Afortunadamente tuve éxito, y me gustaría compartir contigo lo que hice y que estoy segura te ayudará a ti también.

1. Acepta lo que pasó pero no insistas en eso

Es normal que te sientas molesta y herida después de la ruptura, sobretodo si hubo infidelidad de por medio. Pero permanecer molesta sólo hace que te sientas presionada y hagas tu mundo más pequeño.

Tienes que aceptar que la relación ha terminado. La aceptación es el primer paso para seguir adelante y olvidar a tu ex.

Una vez que has aceptado que todo terminó, no insistas en eso. No pienses demasiado ni lo sobreanalices. No insistas con el “Que tal si…” o “Que habría pasado si…”. Es infructuoso, créeme, yo lo hice y sólo te hace sentir peor.

Una buena manera de olvidar a tu ex es escribiendo tus sentimientos en un papel o diario. No tienes que ser la mejor escritora. Sólo imagina que a medida que escribes, los malos sentimientos y pensamientos están dejando tu cuerpo y se quedan en el papel.

2. Sal a la calle y mantente en actividad

Entiendo perfectamente que quieras estar sola. Así es como yo me sentí en algún momento. Creo que todo el mundo merece un tiempo a solas consigo mismo. Sin embargo, no es bueno que permanezcas mucho tiempo así.

¡Sal! Disfruta el aire libre. Socializa con tus amigos. Visita a tus familiares. Esto te dará menos tiempo para pensar en tu ex y lograr olvidarlo poco a poco.

El ejercicio, la luz solar y el aire fresco en su conjunto te ayudarán a estar más saludable y hará que tu cuerpo se sienta bien. Y muy pronto, tu corazón se sentirá mejor.

Recuerda que tu vida no ha terminado por no estar con tu ex, simplemente se ha ido.

3. Crea nuevos recuerdos

Si quieres olvidar a tu ex para siempre tienes que crear nuevos recuerdos. Si alguna vez visitaron lugares juntos en el pasado, tienes que ir a un nuevo lugar adonde nunca habías estado antes. O mejor aún, ir a algún lugar en el que fuiste con tu ex, pero esta vez acompañada de tus seres queridos y amigos.

Come alimentos que nunca habías probado antes. Prueba un deporte distinto. Haz algo que nunca pensaste que harías. Crea nuevos recuerdos y de esta forma tendrás más éxito en olvidar a tu ex definitivamente.

4. Mejórate a ti misma

Estás soltera y este es el mejor momento para que te centres en ti misma. Ahora el dinero y el tiempo es todo tuyo. No te sientas culpable por gastarlo.

  • Ve a un spa y déjate mimar.
  • Compra un nuevo conjunto de ropa.
  • Hazte un cambio de look.
  • Inscríbete en algún curso y aprende algo nuevo.
  • Disfruta de actividades que valgan la pena como el yoga, la natación, etc.

A medida que te mejores, podrás reconstruir la confianza en ti misma, la misma que se vio empañada cuando terminaste con tu ex.

Cuando tienes confianza en ti misma te sientes mejor y te ves más atractiva.

5. Evita el contacto con tu ex lo máximo posible

Es posible que tu ex aun pueda ponerse en contacto contigo. O también que tú tengas la tentación de llamarlo. Si esto sucede, se te hará más difícil olvidar a tu ex. Una buena idea es cambiar tu número y/o bloquear el de tu ex.

Elimínalo y bloquéalo de todas tus cuentas en las redes sociales (facebook, twitter, whatsapp, etc.). Borra todos los mensajes antiguos y correos electrónicos para no volver a leerlos alguna vez. Crea una nueva dirección de correo para que esto sea aun más eficaz.

La necesidad de contactar a tu ex se desvanecerá poco a poco hasta que ya no lo recuerdes en absoluto.

6. Elimina todo lo que te recuerde a tu ex

Limpia tu habitación y tira todas las cosas asociadas a tu ex, como álbumes de fotos, regalos que te dio, cartas, tarjetas de cumpleaños, etc. Si es posible, redecora tu dormitorio.

Estas no son cosas fáciles de hacer, pero debes seguir adelante. Eliminar todo los recuerdos de tu relación anterior te ayudará a olvidar a tu ex más rápido y para siempre. Ponte a prueba para ser fuerte y te sorprenderás de lo fácil que puede llegar a ser.

7. Estar dispuesta a amar otra vez

A pesar de que tu relación pasada no funcionó, no debes dejar de amar de nuevo. No cierres la puerta de tu corazón a un posible nuevo amor, más audaz y grande que el anterior. Sonríe y ten esperanzas.

Hay alguien que es adecuado para ti, alguien que estará agradecido de tenerte, alguien que te va a atesorar y respetar más que nadie.

Vas a encontrar un nuevo amor que te hará crecer más madura. Y quién sabe, la siguiente persona podría ser incluso con quien decidas pasar el resto de tu vida.

Este ha sido mi consejo. Ahora es el momento de tomar acción y hacer algo por tomar las riendas de tu vida. Si yo fui capaz de hacerlo, tú también puedes.

Un amor de verano

Calor, la brisa del mar, gritos y risas, pero sobretodo arena, mucha arena. El día a día de Guillermo se basaba en eso, debido a su amor por los animales marinos había decidido tomar clases de socorrista el año anterior y este año decidió pasar el verano completo en la playa, por un lado para que su madre no dijese que aquellas clases fueron tirar el dinero pero por otro lado para conocer gente nueva, era verdad que a Guillermo le costaba abrirse a la gente pero desde hace dos semanas que había comenzado a vigilar las playas de Alicante había conocido a muchas personas, principalmente estableció vínculo con una chica que hacía patrulla por las noches, su nombre era María; era bajita, de cabello castaño y corto, sus ojos eran cafés claro y era de piel blanca, era mona a decir verdad.

-disculpe señor mi pelota se fue flotando y mi mami no me deja ir por ella porque dice que me pueden comer los tiburones, ¿podría ir por ella?

-claro, ¿cuál es tu nombre?

-Carlos.

-bien, Carlos volveré en un instante con tu pelota, ¿vale?

A Guillermo no le molestaba que la mayoría de las veces tuviese que jugar con niños pequeños o ir a por sus juguetes al mar, era mejor que tener una vida en sus manos pues en dos ocasiones había tenido que salvar a jóvenes de ahogarse y eso le daba temor.
Regreso a la orilla en segundos pues la pelota no se alejó demasiado, era sencillo su trabajo.

-¡muchas gracias señor!

-no es nada Carlos, anda vuelve con tu madre.

El pequeño asintió y corrió en dirección de una mujer.

Guillermo volvió a su silla, desde esta veía a todos los niños y niñas corriendo por ahí, a chicas tomando el sol, a chicos jugando al fútbol, a parejas mayores caminando por ahí, amaba este ambiente.

-¡ayuda!-escucho Guillermo-¡mi primo se está ahogando!

Busco de donde provenía la voz, un niño de unos ocho años estaba llorando por su primo, Guillermo corrió hacia él, era su deber.

-¿qué pasa pequeño?

-mi primo estaba jugando conmigo, en el mar-su voz temblaba-y fue demasiado lejos y comenzó a ahogarse pero no pude hacer nada y no ha vuelto.

Guillermo corrió hacia el mar, logró ver unos brazos saliendo del agua y nado hacia estos, ni siquiera observó a quien salvaba pero seguramente sería alguien mayor pues era un cuerpo pesado el que llevaba en su espalda, tardó un poco en regresar a la orilla pero en esta dejo al joven en la arena, seguro sería dos años mayor que él, tenía una barba incipiente, y cabellos oscuro.

-¡Samuel! ¡Por qué no abre los ojos!-el menor seguía aterrado.

-tengo que sacarle el agua de los pulmones pequeño.

Comenzó a presionar con fuerza el pecho del joven, segundos después comenzó a escupir agua y despertó.

-¡Samuel!

Grito el menor antes de sentarse en el abdomen del chico y abrazarlo.

-¿que pasa Alex?-susurró el tal Samuel-¿no vamos a seguir jugando?

El mayor estaba consciente de lo que había sucedido mas no quería preocupar al pequeño.

-¡no! Mejor juguemos en la arena Samuel.

-será mejor que lo escuches, ¿qué hacías tan lejos tío? Te pudo haber pasado algo.

-¿y tú eres?

-Guillermo, soy el socorrista de esta playa.

-oh vale, gracias por salvarme Guillermo, tienes razón Alex mejor juguemos aquí, ¿que te parece si vamos con tus padres a comer algo?

Alex asintió y corrió hacia una pareja mayor, Samuel le regaló una sonrisa a Guillermo antes de correr detrás del menor.
Guillermo no paro de pensar en ese joven, Samuel tenía una sonrisa preciosa y una mirada igual de magnífica, lastima que no lo volvería a ver, o al menos eso pensaba.

-¡eh Guillermo!-como no reconocer aquella voz, su compañía de este verano-tío estas empanadisimo, ¿qué pasa?

Guillermo medito sobre contarle a maria, si era su amiga pero no todos entendían sus preferencias.

-he visto al chico más apuesto del universo hoy y seguramente jamás lo volveré a ver-Guillermo no pensó en sus palabras y se sonrojó al ver lo que había dicho.

-¿y por qué no lo buscas cuando se acabe tu turno?

-¿pero qué dices?-Guillermo suspiro pero una sonrisa se dibujó en su rostro, le alegraba que su amiga le apoyase-¿cómo lo encuentro entre tanta gente que viene? Además si lo veo, ¿que hago? Le digo hola soy Guillermo el que evitó que murieras ahogado, ¿quieres ir a tomar algo?

-sí, ¿por qué no?

-tú estás loca mujer.

-estoy hablando en serio Guillermo, ¿por qué no buscarse un amor de verano?

-a ver, suponiendo que lo encuentro y acepta a salir a tomar algo, ¿que hago si no le gustan los tíos?

-¿y si dejas de ser tan negativo y lo intentas por dios?

Guillermo suspiro, María tenía razón, debía intentarlo.

-o lo haces tú o preguntaré a los que están aquí quien se ahogo esta tarde y lo buscare.

-no te atreverías.

-¿quieres ver que si?

-joder, vale iré a buscarlo cuando se acabe mi turno, pero si no salen bien las cosas tú serás la culpable.

-si no salen bien las cosas te llevaré en nuestro día libre a ahogar las penas ¿trato hecho?

-trató hecho.

María se sentó en la silla que estaba al lado de la silla de Guillermo, charlaron mientras se acercaba la hora del término de turno de Guillermo.

-bien, son las seis, tienes que irte a buscar a ese tal Samuel.

-deséame suerte.

-que la fuerza este contigo Guillermo.

Guillermo río ante el comentario de star wars que dijo la chica, cuando se conocieron ella no paro de gritar de emoción al descubrir que a él también le gustaban aquellas películas.
Guillermo se dirigió a la cabaña en la que se quedaría este verano a cambiar sus ropas, decidió por unas bermudas negras y una camiseta blanca, calzo sus zapatillas favoritas y salió de ahí, camino un rato por los típicos lugares a donde iban los tíos de su edad y termino en los juegos de niños, para su sorpresa lo encontró ahí empujando en los columpios a su primo, en ese instante Guillermo se acobardó y se dio la vuelta para marcharse.

-¿en que demonios pensabas Guillermo? Solo le diré a María que no lo encontré y ya-dijo Guillermo para sí mismo.

Este se sentó en una banca un tanto alejada de aquel parque y suspiro, su verano estaba siendo una maravilla pero por cobarde se le jodería y no podría borrar a aquel chico.

-¿puedo sentarme?

-como quieras.

Guillermo se giró para ver el que se sentó a su lado, para su sorpresa era el chico de esa mañana: Samuel.

-creí haberte visto en el parque y quería agradecerte de buena manera por haberme salvado, quería impresionar a mi primo, soy como su héroe, ¿sabes? Pero termine en ridiculo.

-oh no has quedado en ridiculo, le pudo suceder a cualquiera, además es lindo tu esto, no todos los tíos de 20 años juegan con su primo en los columpios en lugar de ir a un bar o algo similar.

-tengo 19 en realidad aunque tienes razón, gracias.

Guillermo sonrío, Samuel le devolvió la sonrisa.

-estaba pensando si te gustaría ir a tomar algo por ahí.

Guillermo se sonrojó totalmente.

-¿y tu primo?

-se ha ido ya con sus padres y tengo la noche libre y por lo que veo tu turno de socorrista ha acabado y si no es así probablemente esa playa sea un caos.

-no no, mi turno acabo y si, me encantaría ir a tomar algo.

Ambos se pusieron de pie y se dirigieron al café más cercano, no pararon de hablar, lo pasaron muy bien pues fue una noche llena de risas, y un par de besos.

-igual y no nos volveremos a ver en la vida pero me encantaría pasar este verano a tu lado Guillermo.

-solo si prometes no ahogarte de nuevo.

-lo prometo-respondió riendo.

-entonces acepto, quiero que seas mi amor de verano.







Algo corto pero dejó el resto a la imaginación…

Escuche la de “summer love ” de one direction y se me ha ocurrido escribir algo así, llevo escribiéndolo desde hace horas pues borre muchas cosas que no me terminaban de gustar pero creo que así ha quedado bien.

No publiqué: “¿qué es el amor?” Porque viaje a un pueblo de Jalisco llamado Tequila y no tuve nada de tiempo libre.
Que tengan una gran semana!