todos mueren

1 Corintios 15:22

22 Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.

*Ve los finales malos de Raito*

Kino… sólo tengo una cosa que decir.
Te metiste con la yandere equivocada.


ESOTS FINALES SON LA IAHDJEHRJPUHAT!
No lloré con ninguno, primera vez :v
En el brute end Raito se suicida y todos mueren menos Yui.
Y en em manservant end Kino mata a Raito, tonce la fuerza va hacia Kino.
Después de eso Yui sostiene el cuerpo muerto de Raito, y en sus pensamientos dice que todo el culpa de Kino, ella no va a perdonarlo.
Cuando el chico jugo vuelve a donde ella estaba, a Yui se le sale lo yandere en masa y mata a Kino. Obtiene su fuerza y destruye absolutamente todo.

Yo sé que el mundo se destruye
los ríos se contaminan
y las risas se lastiman.
yo sé que niños viven en la calle
y todos mueren de hambre.
yo sé que tengo otras cosas
y sé que debo agradecer,
mamá me mira
y me dice qué creer,
si voy al colegio
me dicen que eso está bien,
y en la facultad
me aseguran lo que formé.
yo no quise lo que tengo
no fue mi culpa ser tan afortunada,
jamás merecí el calor de la cama.
yo sé que afuera luchan
y en otras veredas
la guerra no es fría,
muchos sangran
gritan
yo sé que nadie escucha,
y lo sé porque jamás me escucharon a mí,
me detuvieron
me prohibieron ser infeliz
porque lo tengo todo
porque alguien está peor.
yo sé que estamos jodidos
yo sé que hay bandidos
y pocos latidos,
veo la desigualdad
entiendo la maldad.
Yo sé que el mundo está llorando,
pero por un rato
nada más
necesito estar mal
por mi cabeza
por mí
porque sí.
Yo sé que soy infeliz
y sé que no merezco ser feliz,
por eso
dejame
por favor
llorar un rato
sin pedir perdón.

Me sigo acordando cuando escuché por primera vez el tema “Latinoamerica” de Calle 13. Y entre tantas otras cosas me di cuenta que, más allá de manejar tan bien el inglés como el español, me siento latino. Lo soy. Soy tan latino como estos suelos. Y “el que no quiere a su patria, no quiere a su madre”. Entonces aprendí.

Todos se quieren ir. Todos se mueren por largarse de este “pueblo sin piernas pero que camina”. Todos se quieren ir al norte, a la otra punta del continente o bien lejos al este. A las grandes ciudades, a los edificios, a las artes elegantes. Pero yo creo que acá hay más. Creo que todas las culturas son muy llenas, pero por ser de donde soy, nada se compara con la mía. Nada late tan fuerte como esta. Es hermosa. Es tan hermosa. Explotada, golpeada, torturada, cortada, robada, saqueada, violada y desangrada. Pero es hermosa. Somos la América de verdad, no los gringos. América es el nombre de todos unidos, y no somos el patio trasero de los yankees. Somos “mano de obra campesina para tu consumo”. Así nos ve el mundo por ser latinos. Y duele. Así que no te vayas. Quedate. Porque esta es tu casa. Recorrela, amala, VIVILA. Y si te tenés que ir, andá, pero volvé después de un rato para oler el café y el asado. Volvé y enamórate otra vez de esto que dejaste. Volvé porque nadie te va a amar tanto como éstas tierras que pisaste descalzo de chico.

—  Giancarlo Di Nardo

creceresaprendenderadespedirse  asked:

Ese video ha sido impactante. Las noticias no informan de nada de lo que está pasando, todo de lo que me entero es por Tumblr o por alguna web en Internet. Paz en la tele, guerra en las calles de Venezuela. Y eso es triste. Es triste que todas las personas que han muerto no tengan el reconocimiento de lo que fueron: Personas valientes, héroes. Mientras miles de personas mueren todos los días, la gente que se merecía ese final es la que les causa tanto daño. Fuerza Venezuela💜.

Hola, gracias por ver el vídeo y rebloguearlo, el mundo debe enterarse por lo que esta pasando nuestro país, y no dejarse engañar por el “Presidente”. Es realmente triste la situación por la que estamos pasando, todos los días mueren personas y los medios de comunicación del país no informan nada sobre esto, debido al miedo a que les cierren el canal de televisión. Aparte de que algunos de los canales informativos, están siendo manejados por personas del gobierno, que solo muestran lo que les conviene (por así decirlo). 

Te agradezco por el mensaje, son muy significativas tus palabras.


¡Un abrazo inmenso!

No todas las personas que tienen talento quieren ser famosas. No todas las personas que quieren ser famosas tienen talento. No todas las personas que trabajan encerradas en una oficina perciben esclavitud. No todas las personas que viajan son felices. No todas las personas con dinero lo tienen todo. No todos los pobres se sienten pobres. No todas las putas son malas. No todas las chicas son materialistas. No todos los adolescentes están pendejos. No todos los que escuchan música de banda son incultos. No todos los que leen son interesantes. No toda la sociedad está de la chingada. No todo el mundo te odia. No a toda la gente le desagrada que cantes. No todos los que quieren salir contigo te quieren coger. No todas las morras se asustan con los poemas. No todos los que te insisten te van a estar esperando. No todos los cristianos son hipócritas. No todos los sacerdotes son pederastas. No todos los que meditan son espirituales. No todos los que estudian serán alguien en la vida. No todos los que fuman marihuana son intelectuales. No todos los poetas mueren de hambre. No toda la pinche idea que te venden los estereotipos sociales es cierta
—  Poemas para leer en la banca del parque, Quetzal Noah
Un gato está por lo menos tres veces más avanzado que un nihilariano. Los gatos jamás se ocupan de la Nada. Hasta el juego más simple les arroja una lección o les brinda algún placer. Una hormiga está por lo menos cinco veces más adelante que un nihilariano. Son tan audaces, organizadas y trabajadoras que mueren realizando todo lo que la naturaleza les permita hacer en sus pequeños mundos.
LA HORA DE LA MUERTE

Es por la mañana, temprano. Tomás se despierta, soñoliento, dispuesto a comenzar una jornada más. Su trabajo le espera, pero aun así se puede permitir remolonear un cuarto de hora más en la cama desde que toca el despertador. Se levanta, al fin, y va al cuarto de baño que hay al lado de la habitación de su hijo. Observa que la puerta de éste está cerrada. Es extraño, Alejandro lleva dos o tres semanas yendo a andar más o menos regularmente, y suele salir de casa antes de que él se levante. Aun así lo deja pasar: como su hijo no tiene nada que hacer durante el día, puede que hoy se quede durmiendo hasta tarde, como solía hacer antes de salir a andar.

Tomás llega al medio día de su trabajo. Observa que la mesa no está puesta, ni la comida hecha… ¡otra vez más! «Capaz será de estar durmiendo todavía», piensa. Se acerca a su cuarto y le espeta, medio en broma medio en serio: «¡Ya está bien, hombre, esto ya es demasiado!». Alejandro no responde. Su padre, ya alerta, comienza a zarandear su cuerpo, inerte. «Alejandro. ¡Alejandro! ¡¡¡Hijo!!!»

Tardan poco en llegar los servicios sanitarios, para certificarlo. Alejandro, para su padre y los médicos, ha muerto. Es jueves al medio día, las dos y media.

Pilar recibe una llamada. Es su ex marido, Tomás.  «¿Qué quieres?», le dice secamente. Entre sollozos, Tomás le dice: «Es el niño». «¿Ha pasado algo?» Pregunta, totalmente alerta. «Ha muerto», le dice él, y rompe a llorar. Para Pilar, Alejandro murió a las tres menos cuarto del jueves.

María es la hermana de Tomás. No tiene mucho contacto con él, así que recibe su llamada como algo un poco fuera de lo común, más todavía cuando le oye llorar. Alejandro muere a las tres menos diez, a la misma hora que lo hace para Jesús, el hermano de Pilar.

Noni es el otro hermano de Tomás. Lo llama, alterada, María. Alejandro muere para él a las tres menos siete.

Casi toda la familia de Alejandro se entera de su muerte entre el medio día y la tarde. Los más rezagados, los que no tenían el móvil operativo o no estaban en ese momento en su casa lo hacen entre la noche y el día siguiente.

El viernes por la tarde, como siempre, algunos amigos de Alejandro se reúnen en la tienda de cómics. Al no aparecer éste, Diego decide llamarle para ver si hay algún plan para la noche. Lo coge el padre. Alejandro muere para Diego. Muy poco después, muere para los que están en la tienda, e inmediatamente la noticia se propaga viralmente vía wassap entre los que no se encuentran allí: amigos del rol, amigos del heavy, amigos…

A la semana siguiente, el lunes, Antonio Enrique está en su estanco. Algún cliente le da la noticia. María se entera al poco. Alejandro cada vez está más muerto.

Los vecinos del bloque de pisos donde se crió Alejandro se enteran de su muerte porque su madre habla con uno de ellos al cruzárselo. Ellos se lo van contando paulatinamente a sus hijos, los amigos de infancia de Alejandro que ya no viven allí. Algunos se enteran al momento, otros a los días, para alguno pasan meses…

La madre de Pablo se entera pasados tres días de la noticia. Se lo cuenta a su hijo al momento. De ahí salta mediante redes sociales a los amigos heavys que se juntaban con él en su adolescencia: Iván, Isa, Rafa, el Aguililla, el Caba, Antonio el Radikal…

Rafa se lo cuenta a Raquel, que se entera el lunes estando en Japón. Inmediatamente se enteran Aroa, Isa, y su amigo Fran.

Al cabo de los días va muriendo por Don Benito, y al cabo de los meses va muriendo por Fuenlabrada. Su amigo el Polaco se entera a los dos años. Entonces, muere un poco más.

………………………………

Quizá la muerte solo suceda para los vivos en el momento en el que son conscientes de ella, o quizá solo suceda para el protagonista de la misma. La mayoría piensa que hay un después objetivo común para todos los que mueren, o la nada. Quizá la muerte es un suceso absolutamente particular para quien la vivencia. Hay quien cree en la posibilidad de la comunicación entre vivos y muertos, y hay quien tiene una nebulosa de conceptos y posibilidades sin decantarse por ninguna hasta que los hechos hablen por sí mismos. Así, la muerte sorprende más, o quizá como más sorprenda es brindándonos con aquello que nunca hubiésemos imaginado. Solo podemos estar seguros de la muerte de los demás en el sentido del grotesco cadáver inerte que queda de lo que antes estuviera animado y dotado de cierta inteligencia. Quizá también de alma, para los que gustan de este término. Quizá lo que nos duela de la muerte de nuestros seres queridos sea la muerte propia, y lloremos por nosotros mismos, no por los demás. O quizá sea verdad que se echa a alguien de menos sinceramente, con todo el dolor de nuestro corazón.

Cuento corto original de Alejandro Sánchez Manzaneque.

¿Quién muere cuando muere una piba asesinada?
Mientras tu vieja mira a Tinelli y yo tuitéo indignado, una piba se vuelve abono.
Una piba se vuelve abono y hace crecer las raíces del patriarcado, del sistema macho que la mató.
Una piba que fue tratada, abusada y asesinada como si fuese un pedazo de mierda.
Una piba que con su carne niña hace crecer las flores hermosas de los espejitos sociales, de las mentiras que nos venden y compramos.
Y la piba está muerta y yo hago protesta 2.0 de indignado de muro.
¿Por qué la matan? ¿Por un short? ¿Por un embarazo? ¿Porque coge? ¿Porque no coge?
NO.
La matan porque pueden. Porque el sistema los cubre. Porque nosotrxs lo cubrimos.
El piso que camino está hecho de pibas muertas. Por cada piba que es trending topic hay miles que murieron en el silencio de su casa, porque a ellas no las mata el enemigo, las mata su novio, padre, hermano. Las matamos nosotros. Nosotros que les enseñamos que ese era su final premeditado. Nuestro silencio y sus bifes las “educan”.
Yo tengo una verga. Sirve para mear, coger y reproducirme si así lo decidiera. Esta pija no es un certificado de impunidad ante todo lo que yo quiera hacer. Soy varón por mi fisiología pero jamás seré un ‘Hombre’, jamás esa construcción social que me pide ser violento, macho, guapo, pulenta, agresivo, dominante, insensible y asesino. Asesino de pibas. Asesino de mí mismo, porque mi “ser hombre” mata todo lo que alguna vez pude ser, ese pibe sensible, con dudas y valores, todo eso muere en otra bolsa de consorcio.
El sistema patriarcal mata todo lo que no es hombre. Mata la trava. Mata al puto. Mata a la puta. Mata a todo lo que decide por sí mismo. Misma. Mismx. El patriarcado mata.
Al patriarcado no lo forman los machos violentos y piropeadores solamente. Lo hace mi mamá que es un amor pero todavía separa rosa para nena y celeste para nene. Lo hace tu jefe que no te deja hacer tareas de hombre. Lo hace ella al mirar a la que por la calle se viste como quiere y le dice puta. Al patriarcado lo hacemos todos, todas y todxs. Y más lo hacemos cuando no hacemos nada, no hacer, callar, ceder, es validar y permitir. No hacer es hacer mucho.
Entonces, ¿Quién muere cuando muere una piba asesinada?
Nos morimos todos. Mueren sus cuerpos, muere nuestra vida, muere la libertad de ser.
Esta es mi indignación de muro de red social. Por eso el 3/6 a las 17hs marco al Congreso para pedir muy fuerte Ni una menos.
—  Lucas Fauno