toda mujer

Ayuda a todas las mujeres. Ayuda a aquellas que están pasando por relaciones abusivas, no ridiculicen a las mujeres por su forma de vestirse, respeta las mujeres transexuales, escuchen a las mujeres cuya opinión no es válida por el simple hecho de ser mujer, CREE EN TUS IDEAS Y SIGUE LUCHANDO POR TUS DERECHOS.

Mis padres creen que el feminismo es un movimiento social que busca la prioridad y protección máxima de las mujeres,
que somos unas egoístas en pensar solo en nuestros derechos y beneficios como personas,
creen que lo único por lo que peleamos es que nos dejen expresarnos libremente, sin hacer mucho disturbio y sin molestar tanto a la gente.
Se enojan cuando les digo que soy feminista.
Que me he salido de la jaula de una sociedad con normas hipócritas.
Que tengo unas alas jodidamente hermosas para emprender un vuelo y hacer que el feminismo deje de ser una ilusión de mujeres maltratadas.
De mujeres sumisas.
Y es cuando les digo que no.
Que están completamente equivocados.
El feminismo no es aquel movimiento donde la mujer paga toda la cuenta y no le gusta que sean caballerosos con ellas,
el feminismo no es gritarle a los hombres que somos más inteligentes y mucho más capaces que ellos.
Que son inútiles al no ser igual de sentimentales que nosotras.
No.
Tenemos un concepto equivocado, si pensamos que es todo aquello.
Mientras le digo esto a mi padre, él me dice que no salga muy provocadora a la calle, porque muchos hombres creen que es una insinuación de que queremos algo más que llegar a un lugar predestinado.
Nos enseñan que subir la pierna demasiado alto, provoca lujuria;
que ir con falda a la calle, provoca miradas;
que irme sola a tomar una bebida, incita al placer;
que los niños nos pegan a las niñas de pequeñas, porque les gustamos y quieren llamar nuestra atención;
que los comerciales de limpieza del hogar van dirigidos a las mujeres;
que una posición no correcta, provoca sexo.
Que no.
Que no todos los hombres son iguales;
que no todos me gritan en la calle: Joder, qué piernas tienes.
Que no todos son educados de esa manera.
Que no todos los hombres pueden llorar en público por ser nombrados ‘nenas’.
Que el mayor insulto a un pequeño sea: “Te ganó una niña.”
Que no puedan elegir el color rosa por ser llamados: ‘maricas’.
Que no todos me llevan a un lugar oscuro si me encuentro pasada de copas.
Que si no puedo decir no, no puedo decir sí.
Y no todas las mujeres respetamos por igual.
Muchas de nosotras nos lanzamos insultos, gritándonos perras, zorras y gatas.
Muchas de nosotras tenemos la culpa por seguir en una posición débil.

Pero, ¿qué problema tiene el que quiera caminar por la calle sin sentir un miedo que me cala los huesos?
¿Cuál es mi error al tener que cambiarme de acera porque me da miedo un grupo de hombres al frente?
¿Qué se sentirá poder pasar por una avenida en la noche sin tener que ir corriendo?
¿A qué huele la libertad?
¿A qué sabe la igualdad?

Eso, dímelo tú.
Que yo no lo sé, por ser mujer.

—  Paulina Mora

anonymous asked:

¿Por qué los hombres generalmente son los infieles? No digo que todos. Quiero que un hombre que vea este ask tenga el valor para dar la verdadera razón.

Hay hombres y hombres, como mujeres. Yo por ejemplo en ninguna de mis relaciones le fui infiel ni le sería infiel a la mujer que elijo, porque es obvio que si estoy en una relación es porque todo lo que amo, deseo, quiero, necesito y adoro lo encuentro en esa mujer. Pero a mí si me fue infiel una mujer y no por eso digo que todas las mujeres son infieles, ya que solo esa piba fue una mierda no quiere decir que todas lo serán. No se si habrá un hombre que diga soy infiel en los comentarios, puede que si, ya hay hombres y hombres, pero así como hay hombres infieles hay mujeres. Mi humilde consejo es que si amas a una persona no hay necesidad de ser infiel, ahora si se muere el amor o ya no hay química, es mejor decirlo a estar dañado a la persona que decías amar, o darte un tiempo para pensar las cosas y retomar esa relación, pero nunca dañen al otro, ya que ese otro puede estar amándote de verdad y no merece ser un juego. En fin, ama con locura, disfruta los momentos y que dure lo que tenga que durar, pero nunca lastimes otro ser.

Originally posted by gifhogday

“Me dijeron:
No te pongas ese vestido tan corto.
Y después violaron a una mujer cuando llevaba sus vaqueros favoritos.

Me dijeron:
No te quedes hasta muy tarde.
Después arrancaron la ropa y tocaron los pechos de una chica a plena luz del día en unas fiestas populares.

Me dijeron:
No viajes sola por la noche.
Y después violaron y mataron de día a dos mujeres, cuando descubrían el mundo, acompañadas la una de la otra.

Me dijeron:
No cojas el transporte público por la noche.
Luego manosearon a una chica en el metro, sin que nadie hiciera nada, de camino a la universidad.

Me dijeron:
Pídele a algún amigo que te acompañe a casa.
Y luego señalaron y llamaron calientapollas a una chica cuando lo hizo.

Me dijeron:
No sonrías a extraños.
Y luego gritaron borde, puta y quiéntecreesqueeres a una mujer por pasar de largo.

Me dijeron:
No bebas mucho.
Y después pusieron droga a una chica en su bebida.

Me dijeron:
Ten siempre el teléfono a mano.
Y luego una mujer recibió en ese mismo teléfono un vídeo de todas las cosas que le habían hecho la noche anterior.

Me dijeron:
No te vayas con desconocidos.
Y luego una mujer fue violada por un amigo. Una pareja. O un familiar.

Me dijeron:
Denuncia.
Y después le preguntaron qué llevaba puesto, cuánto bebió y por qué se fue con él.

Me dijeron. Me dijeron. Me dijeron.
Ten cuidado, ten cuidado, ten cuidado.
Lo tuve. Lo tengo. Lo tendré.
Hice todo lo que me dijeron.
Ahora explícame qué es lo que hice mal.

Estoy de acuerdo: no todos los hombres sois así.
Pero entiéndelo tú.
A todas las mujeres nos pasa. A todas nosotras.
A mi madre. A mí. A mi hija. A mi amiga. Y a mi compañera de trabajo.
A tu madre. A tu mujer. A tu hija.
A todas las mujeres.
¿Lo empiezas a entender?

No me digas a mí lo que tengo que hacer.
Díselo a ellos.
Enséñales consentimiento.
Enséñales que NO significa NO.
Enséñales respeto.
Enséñales que las mujeres no somos un juguete, ni un objeto, ni una propiedad.
Enséñales a ser responsables.
Enséñales a no violar.

A veces me pregunto si nos odiáis.
A veces me pregunto por qué nos odiáis.
De forma lógica. De forma emocional. Diciendo. Preguntando. Rogando.
Lo hemos intentado todo.

Ya no sé qué más decirte.
Ya no sé cómo explicarlo.
Ya no sé cómo pedirlo.
Qué coño queda por hacer.
No queda nada.
Excepto dolor.
Y rabia.”

Vitika Roy

#VivasNosQueremos

¿Necesitas más motivos? #ParoInternacionalDeMujeres

Falso

Estoy cansada de que en todos lados se encarguen de mostrarnos un mundo falso.

Modelos con pieles perfectas y proporciones corporales irreales. Hombres con caras simétricas. Casas hermosas. Mascotas que hacen cosas increíbles. Sonrisas de dientes blancos y parejos, amores verdaderos y familias que se aman para toda la vida. Mujeres que aparentan ser felices con ropa y joyas pero la verdad es que no pueden dormir sin una pastilla.

Puras malditas apariencias. Que nos enseñan a negar lo que somos, a esconder los detalles que no puedan agradar, a usar filtros.

A usar vestidos y trajes impecables aunque las personas en sí sean un asco.

A firmar contratos y leyes bajo secreto engañando a la población.

A vender como algo bueno, una cosa que puede ser dañina.

Esa es la verdadera contaminación. Es la publicidad y la cultura de lo falso e inalcanzable.

Quiero desconectar mi cerebro de toda esa mierda y conocer el mundo real.

No me sonrías por la calle, si es para burlarte de mí después con tus amigos.
Ni siquiera te atrevas a desvestirme con la mirada, porque sé que eso es lo que haces con todas las mujeres que pasan.
Que estoy harta de que no pueda caminar sola sin sentir un puto miedo de que se me acerquen y me respiren con su olor fétido, me digan de cosas, y que yo no puedo responder nada porque las mujeres se ven mejor calladas.
Que si sales con ropa apretada, justa, escotada, te tachan de puta, y esa es su excusa para violarte.
No me gusta esta sociedad machista en la que las niñas solo visten de rosa y los niños de azul, que las niñas se ven mal hablando con groserías, pero los niños no, que las niñas no se pueden follar al que se le de la gana, pero los niños sí.
Que maldita sociedad estereotipada que no nos deja ser como queremos ser, como nacimos, sin que nos cambien; y, que desde el Génesis nos han denigrado como simples objetos sexuales que no sirven para nada más que cocinar y tener hijos.
Pues yo digo que no.
Que ya basta.
Que todas digamos ALTO.
Que el feminismo no busca ser más que un hombre, solamente ser iguales: que yo también me puedo abrir la puerta del coche, y también puedo cruzar la calle sola, que las mujeres puedan dar a su bebé alimento en donde sea, porque simplemente es natural, que no somos el sexo débil, sentimentales, sensibles, sumisas.
El feminismo también busca que los hombres se sientan bien llorando enfrente de quién sea, que los hombres puedan expresarse sin sentirse humillados, que los hombres puedan usar una playera rosa, si es lo que desean.
No pido respeto porque tienes madre, hermanas, hijas, tías, abuelas, amigas, sobrinas, desconocidas, primas.
Pido respeto porque sea o no mujer, primero soy persona.
—  Paulina Mora