te ocupo

—Estoy preocupado.

—¿Preocupado? Qué tontería.

—¿Por qué?

—"Pre" significa «antes de», así que yo no me “pre-ocupo”; yo me “ocupo”.

—No te entiendo, Ami.

—No vivas imaginando problemas que no han ocurrido ni que van a suceder; disfruta del presente, la vida hay que aprovecharla, elige siempre poner en tu mente lo agradable en lugar de lo desagradable. Cuando aparezca un problema real, entonces simplemente “ocúpate” de el, pero no te “pre-ocupes” cuando todo está bien.

—  Ami, el niño de las estrellas.
Enrique Barrios.

Déjame dormir a tu lado esta noche, prometo no quitarte las cobijas ni quejarme de tus ronquidos, te aseguro que solo ocupo el lugar que me des en la cama; déjame dormir a tu lado esta noche quiero cuidar de ti, alejar las pesadillas y velar tu serenidad, contemplar el sube y baja de tu cuerpo al respirar. Déjame dormir contigo esta noche, prometo no molestar, abrazarte para que no te de frío y despertarte cuando el sol comience a salir. Sólo déjame dormir contigo esta noche y prometo que no pedirte más, es tu elección aceptarme o rechazar mi calor. Déjame dormir contigo esta noche porque tengo miedo de la soledad.

Te entiendo, te juro que lo entiendo. Pero no es la primera vez, se que en este momento de tu vida no estas bien, que ocupas de mi apoyo, que yo te ocupo a ti. Entiendo perfectamente que eres emocionalmente inestable. Pero créeme que a pesar de todo esto tu puedes, tu puedes cambiar. Yo soy una persona como cualquier otra, sí, soy tu amiga pero créeme que nada de lo que te pasé justifica tu manera de tratarme así; tan de la mierda, tan poca cosa, te he dado demasiado atención tanto te he valorado, tanto te he apoyado que empiezo a despreocuparme por mi misma, yo no soy la misma de antes e igual te ocupo anda no seas tan egoísta y muéstrame que tu también me comprendes.

-Carta. 

Que sepas que te quiero

¿Ya te dije que te quiero más de lo que ocupo, que te vivo más de lo que habito, y que te sueño más de lo que duermo? Quiero que sepas que te quiero. Que te quiero más de lo que me cabe, que te quiero desde este instante para adentro. Que te quiero como si equivocarse fuera gratis y no hubiera que dejar el alma en cada intento. Que te quiero con todo y tus caprichos, el vaivén de tus desdenes, y el desastre que ocasionas cada vez que me devuelves la sonrisa.

Que te quiero, te quiero mucho. Te quiero como si nunca antes lo hubiera hecho, e hiciera falta siempre comenzar de nuevo.

"Una escapadita"- Wigetta Lemmon Parte 1.

—Willy… Mhh…— Gemía mientras sostenía mi miembro y daba un pequeño masaje en este. De solo pensar como Guillermo era el que realizaba esta acción, me volvía loco. Trataba de no gemir tan fuerte, pero era imposible con todo el silencio que invadía la habitación junto con la excitación que tenía. Pero tenía que esperar, solo una noche, una noche y tendría a Guillermo como hace semanas.

No teníamos sexo muy seguido, ni mucho menos experimentábamos cosas nuevas, no porque no quisiéramos, si no que siempre terminábamos agotados, pero esta vez, tendríamos todo el fin de semana para nosotros solos, solo el y yo, haciendo lo que se nos diera la maldita gana. —Joder…— Mencione mientras cada vez aumentaba la velocidad de mi mano. Me tendría que conformar esta noche con mi mano.

Cada vez la excitación era mas, necesitaba estar dentro de Guillermo urgentemente, así que decidí levantarme e ir a su habitación, llevándome con la sorpresa de encontrarme a mi hermoso novio masturbandose y gimiendo silenciosamente.

—Samuel… Te ne-cesito.— no ocupo decir otra palabra como para ir a su lado y besar sus labios apasionadamente, facilitando esta acción por sus labios entrecerrados.

De inmediato al sentir su mano en mi pecho, me retire, observando su bello y delicado rostro, tomando un tono rojizo. Bajo su mirada a mi miembro y sus labios y los míos se unieron, mientras sentía su mano en mi miembro masturbandolo.

Todavía tenía su playera, así que decidí cortar el beso con el pretexto de la falta de aire…

—¡Vegetta!— Abrí de inmediato mis ojos al oír su voz. Todo había sido un maldito sueño, un maldito sueño sexual. —Tío… Llevo media hora tratando de despertarte y nada…— Mire sus pequeños ojos rasgados y tome su mano, provocando que mirara como nuestros dedos se entrelazaban. —Vege-Vegetta… ¿Que soñaste?.— Sentí como la sangre me hervía, ¿que tal si estuve gimiendo y gritando su nombre?.

—¿Por que lo dices, chiqui?…— Con su mirada señalo mi erección. Su carita de niño inocente provoco que todos mis nervios se esfumaran. —Adivina.— Me levante y lo mire directamente a los ojos, tomándolo de su mejilla. —Bua chaval, ya extraño estar contigo, solo lo estoy en los sueños.— poco a poco mi erección fue desapareciendo, por culpa de la ternura de chico que estaba frente a mi. —¿Y si mejor me das un besito?.— Mencione mientras me acercaba lentamente a sus labios, dandole un pico.

—Deberías de soportar solo hasta la noche ¿no lo crees?.— Soltó su típica carcajada silenciosa y me devolvió un pico. —Anda, que ya es tarde tío, tienes que ducharte.—

—Tu también tienes que ducharte, chiqui, ¿nos duchamos juntos?.— Tomo mi mano levantandome de la cama y susurro en mi oído “No tenemos tiempo.” Sintiendo sus labios sobre mi cuello como una despedida, caminando hasta su habitación.

instagram

Fuera caretas o pretendes que te mienta? Alv 😳😳 ocupo un bote urgente!

Made with Instagram