te lo perdono todo todo todo

1 VS 6 CON WILLY - LOS JUEGOS DEL HAMBRE!

-W: No tengo nada!
-V: Ven conmigo, lo tengo todo, todo lo que puedas necesitar.

-V: Buenísima Willy!! Ah,que has muerto?
-W: Me he suicidado con la patata.
-V: Pero tu cuerpo se ha quedado ahí todo bonito. GG Willin!!!

-V: Últimamente estamos intratables macho!!
-W: Hombre!!!
-V: Y estamos juntitos!!! Mira, Mira, dame la mano!!!

-W: Te viene uno!! Huye!! Haz shift!! Pero no dispares chico, que estas en llamas!!!

-V: Discúlpeme señorito!!!
-W: No pasa nada, esa te la perdono. Izquierda, haber si sigue ahí porque con lo que has tardado….
-V: Discúlpeme, esta usted muy tiquismiquis hoy, no?

Me encantan cómo se cuidan y se protegen todo el tiempo!!! Ah, por cierto, la voz de Vegetta ronca me parece muy sexy…ejem…(No me lo tengan en cuenta)

Me usaste y aun Te amo.

Debatí mucho en decidir sí enviaba este mensaje o no pero creo que siempre digo o doy más de lo que las personas merecen. Sé que dirás que pereza esta vieja otra vez jodiendo y no tienes por qué responder a este mensaje pienso que debo decir algo más que un simple “ No quiero volver a saber más de usted” en consecuencia de todo lo que paso. Primero, puedes “estar” tranquilo, te perdono por todo lo que me hiciste, no te odio ni siento rencor hacia ti ni nada de eso porque sería más difícil para mí que para ti el estar odiándote. Segundo, me pareció bien de tu parte haber tenido las agallas para decirme todo, aunque fue un poco tarde pero al menos lo hiciste; quiero pedirte un favor, si quieres cambiar y olvidar todo lo que paso antes y olvidar a la chica de la que te enamoraste y eso, POR FAVOR NO LO HAGAS UTILIZANDO A OTRA CHICA!!, nadie merece ser usado de esa manera, tal vez en mi pudo ser válido para tomarlo como ejemplo de que no debo tomar confianza en alguien demasiado rápido y no creer en nada por muy bonito y normal que suene o se lea, gracias a eso estoy aprendiendo a no ser tan ingenua, si quieres cambiar empieza a hacer algo diferente, que te haga feliz, como tú me dijiste la felicidad no está en una relación, está en tu familia, en tus amigos, en las personas que te rodean, así que busca tu felicidad en otra parte. Tercero, aún es impresionante para mi cómo por algunos meses fingiste que me querías y todo el cuento, ahora me avergüenzo de pensar en que mientras yo te decía cosas que de verdad sentía y que imaginaba que algún día pasarían como conocerte en persona… tú simplemente pensabas “que ilusa” o solo te reías por lo idiota que yo era por no darme cuenta de que todo era una “bonita” mentira. Por último, eres una gran persona Germán, tus errores y malas decisiones no te definen, puedes aprender de todo esto y comenzar de cero, ser alguien ejemplar y superarte a ti mismo, yo sé que lo lograrás, sé que esto es ser masoquista pero sabes que cualquier cosa que necesites, puedes escribir aquí o a WhatsApp. Perdón por no poder haber estado a la altura para conquistarte y conquistar tu corazón, para mí fue un placer compartir un pedacito de mi vida y tiempo contigo. Perdón por la mini biblia pero quería decirlo todo. Cuídate mucho, espero que seas muy feliz, y por último responderé a una pregunta que me hiciste. Sí, aún Te Amo.

Esta es una carta en respuesta a un chico que no hizo las cosas muy bien y ahora se arrepiente de ello.

#CuentameTusHistorias.

Y la verdad es que para que alguien entienda cómo me siento hoy, tendría que contar toda nuestra historia desde el principio. Y el principio de todo fue ese día que nos miramos sin querer (o queriendo) en el medio de tanta gente. Me encontraste. Me miraste, y no pude ni quise dejar de mirarte nunca mas. 
Y pasó el tiempo. Crecimos los dos. Quizá alguno mas que el otro, pero al fin, crecimos. Cambiamos mas de lo que pensábamos, 
Esta es la triste y tonta historia de la nena boba e idiota que creía que porque un chico la había mirado como nunca la habían mirado, significaba que en realidad tenia ganas de verla. Verla de verdad, verla toda a ella. No solamente esa cáscara fácil de entender, sino realmente contemplarla. Contemplarla como una persona mira a otra y se nota en los ojos que no quisiera perderla nunca en su vida. 

Pero pasaron los años. Tres años. 

Y reconozco no solo que ya no te quiero de aquella manera, sino que también reconozco y digo que verdaderamente ya no te necesito ni quiero a mi lado. O por lo menos no como en aquel entonces.

es triste y horrible despertarse un día y darse cuenta que la persona en la que confiabas y creías reconocer hasta con los ojos cerrados, nunca fue lo que dijo. O quizá en realidad siempre fuiste todo eso horrible conmigo, solamente que yo tenia tantas ganas de amarte que pensaba que podía suplantar con con mi amor, todo eso que no sentías por mi. 
Pero si hubieras sido sincero conmigo desde el principio lo habría entendido. Habria entendido que nunca quisiste ni tuviste ganas de darme todo lo que yo necesitaba, y que lo que  yo te daba no era lo que vos buscabas. Te encantaba encantarle al resto, y a mi me hubiera encantado que solo te encante yo. Pero las cosas nunca funcionan como yo quisiera. o por lo menos no fue asi con vos.

Y estuve triste mucho tiempo. Y nunca nadie me habia hecho tanto mal como cuando me dijiste “nunca te quise tanto como te decia” e incluso despues de eso, rota y derrotada, te segui amando. Porque uno no elige cuándo dejar de querer a alguien (ojala pudieramos. Las cosas podrian haber sido mucho mas faciles para mi). Y esto no se trata de que hayas sido un hijo de puta por engañarme, robarme todo el amor que tenia y tirarlo contra el suelo viendo como se rompia, no se trata de como me contabas con quien te acostabas despues de que te ibas de mi casa, ni de todas esas veces que te necesitaba y apagabas el celular para no venir.
Se trata de cómo me senti cuando de verdad te fuiste para siempre ese dia y de como me dejaste sintiendome fragil, indefens, y de cómo yo creia que no valia nada. De cómo arruinaste mi autoestima diciendome que nunca encontraria a alguien mas porque no era suficiente. De como me hiciste creer que el amor era aguantar todas tus cagadas y callarme la boca porque “nadie es perfecto” o porque “estaba borracho”. Se trata de como por mucho tiempo comparaba con vos a cada persona con la que estaba. Se trata de que tuve que agarrar todos mis pedazos rotos y pegarlos con lo que tenia a la mano. Y no me parece tan mal despues de todo, porque soy fuerte. Soy fuerte y pude. Pude hacerlo porque a pesar de que mucho tiempo crei que me moriria sin vos, descubri que no te necesito. 

Y no, no te creas tan importante, aunque este texto se trate de vos, esto no es personal. No solo no te necesito a vos, no necesito a nadie. Es una pena que haya tardado tanto en darme cuenta porque malgaste muchisimas lagrimas en tu nombre. Y no mereciste ni una. 

Pero el otro día soñé con vos. Soñé que te decía todo esto en la cara. Y me desperté sintiendo que una mochila que ni siquiera sabia que cargaba, desaparecía. Ojala pudiera decirte todo esto de verdad cara a cara, porque se sentiría bien, se sentiría bien decirte mirándote a los ojos que te libero (aunque a vos no te importe, y ya te hayas olvidado de mi hace tiempo). Te libero de mi. Te dejo ser. Ya no me doles. Porque en mi interior, hasta hace poco todavía tenia la esperanza de que volvieras diciéndome que te habías dado cuenta que yo era lo que necesitabas. Pero no paso. Obviamente no paso. Pero esta bien. Así tenia que ser. No tenias porqué sentir eso que no sentías. Tu amor era toxico, por lo menos para mi.

Te perdono por haberme usado a tu antojo todo el tiempo que quisiste, y te perdono por haberme hecho tanto mal. Te perdono porque se que estas roto. Irremediablemente roto, y me perdono a mi también por no haber sabido verlo a tiempo, por no haberte podido ayudar y por creer muchas veces que era por mi culpa. Porque si, de verdad muchas veces creí que todo el mal que me hacías me lo merecía por no ser suficiente para vos. pero eso es mi culpa, y no tuya. Entiendo que creías que tus motivos eran validos. Y de verdad te libero (no como cuando peleabamos y te decia “chau, se feliz”, porque no era verdad. no queria que te vayas y no queria que seas feliz sin mi). Pero ahora de verdad te deseo una buena vida, y perdón por no haberte dado lo que querías, pero de verdad era todo lo que tenia. Ya voy a encontrar a alguien a quien no solo le alcance lo que yo tengo para dar, sino que tambien tenga ganas de darme todo su amor solo a mi. 
Y me perdono a mi por haberle dado todo lo que una persona puede humanamente dar, a otra a la que no le importa nada mas que su propio ombligo.

 A pesar de lo malo que somos el uno para el otro, te quiero. Te quiero porque me hacías sentir feliz aun sin saberlo o sin pretenderlo y eso es casi magia. Te quiero porque me hiciste sentir lo que nadie mas y me enseñaste todo lo que se hasta ahora. Gracias por hacer  de mi lo que soy. Gracias por enseñarme y hacer que me golpee, a veces es necesario tocar fondo para entender que estas abajo del agua, quedándote sin respiración. Pero ya asi. Ya pase pagina. Si, pude. Pude hacer lo que creias que no iba  a poder. Ojala algun dia alguien te pueda querer como yo te queria: loca y fielmente. Y ojala, que alguien sepa demostrarme algun dia como se siente el amor de verdad. Mientras tanto, disfruto aprendiendo a quererme como soy, y entendiendo que no tengo que pretender ser nada mas de lo que soy para gustarle a nadie. Con gustarme a mi misma alcanza y sobra para ser feliz la mayoria del tiempo. Y creeme, lo hago. Me quiero y me valoro. Me priorizo y decido qué si y qué no. Y ahora es de verdad.

No puedo olvidar los primeros días juntos, nuestro primer mes, la primera vez que me dijiste te quiero, o el primer beso robado que fue en la mejilla.

Mostré una parte de mi que jamás nadie había logrado ver, mis sentimientos, no quería más dolor del que tenía mucho menos odiarte por eso. ¿Pero sábes algo? lo intenté porque realmente creí que jamás lo harías. Lo admito, yo tambien te lastime y creo que yo lo hice más pero aunque lo ocultara te quería como no tenías idea, tal vez no te lo decía pero realmente te quería. Tampoco demostraba importancia a algunas cosas pero si me importaba, yo se que pensabas que no pero todo lo ocultaba. mis sentimientos, las palabras que quería decir, lo que me importaba, las veces que era dura contigo pero ¿sábes que ocurría cuando era dura contigo? me dolía, si, aunque no lo creas, me dolia e incluso lloraba pero tu no sabías eso ¿cierto?

Tambien me hiciste creer que el amor realmente existía y que no era lo que pensaba pero todo fue lo contrario, ¿Y ahora? ahora estoy en mi habitación llorando y recordando todo lo que pasó y que yo fui la causante de todo, porque realmente por mi culpa te fuiste y tu serás feliz mientras que me quedo en mi habitación lamentandome por todo. Ahora siento un enorme vacío y desesperación al llorar.

Aunque ya no estes conmigo yo te perdono, y te tendré un enorme aprecio por todo lo que hiciste por mi y creeme que estaré eternamente agradecida. Gracias por nada 

Yo desastre...

Se que ella estará “siempre” para mí, pero no quiero ser una molestia, pienso que ella ya esta cansada de escuchar lo mucho que odio mi vida, o que no quiero seguir, que estoy triste y que siento que me falta algo. Tal vez soy la peor amiga que puede existir.Me alegra que ella este saliendo de toda la mierda, pero me siento terrible porque carajo conmigo nada esta bien, mi familia es una mierda, y si soy ahora todo este maldito desastre es por ellos, con esos estúpidos comentarios que ya sé, se que estoy gorda, que soy aburrida que soy una metiche, que no se nada, que debería callarme, lo sé, estoy conmigo 24/7 y es difícil, es difícil sabiendo la mierda que soy. Es horrible que me lo recuerden todo el tiempo porque ya lo sé.Se que nunca seré suficiente y que tal vez si lo fuera estarías aquí y no allá tan lejos, se que digo cosas que no, cariño no sabes lo horrible que es para mi saber que tú eres un 100 y yo un -1000. Eres demasiado para mi, no importa lo que hagas, siempre seras muy bueno para mí y fingir contigo es lo más feo del mundo, fingir que no me dueles cuando siempre estoy llorando por ti, aunque te ame, algún día eso será suficiente?Todo es tan duro, las personas son crueles, creen que es una broma, pero eso que parece una broma me esta consumiendo por dentro. Soy un puto desastre que pasa a joder todo lo que toca.Si sigo es porque se lo prometí y jamás me lo perdonaría, así como yo no me perdono por todo el daño que me causo.
Carta a un amor de antaño que aun no he olvidado.

Stgo. Domingo, 19 de Julio del 2015 (3am)

Estimado Tú:

No sé bien cómo empezar. Se que no haría esto de no ser necesario, pero ya no puedo postergarlo más, ya fue suficiente de callarme y siempre huir de la verdad.
Después de que nos vimos no pude evitar pensar que ese fue el adiós. Aunque quería aferrarme a como diera lugar a ese “tú” que apareció unos minutos mientras me abrazabas, supe que solo sería eso, solo un instante. Pude haber dicho “te quiero”, pero en su lugar dije “te extrañé” y creo que significó aún más.
Se que solo fueron instantes, pero te sentí tan real, tan distinto, tan como el que siempre fuiste conmigo, tal como en mis recuerdos, que por algunos minutos volví a creer que te quedarías, que ya no volverías a irte, que todo era diferente y querías correr el riesgo de volver a creer en nosotros. Pero no, solo estaba soñando y lo dejaste claro.
No sé qué decirte y, es que, te prometo que quiero dejarte ir y asumir que todo forma parte del pasado, pero solo en parte. Una parte de mi lo que más desea es traerte de vuelta, no rogarte otra vez que vuelvas, sino que te des cuenta de la maravillosa persona que es el niño que yo conocí, que tú me presentaste y luego hiciste desaparecer tras ese muro de apariencias, de una vida normal, realista y rutinaria que construiste para evitarte más daño.
Desearía poder decirte todo lo que sentí, he sentido y siento, frente a frente, pero cada vez que se da la mínima posibilidad huyes de todo, no me dejas hablar, como si no hubiese nada pendiente, como si realmente prefirieras disfrutar ese instante mientras dure, pero sin llegar lo suficientemente lejos como para ser completamente honesto. Y eso duele, es injusto, porque tú puedes seguir en tu farsa haciendo como si nada, pero yo no; necesito decírtelo todo, necesito que lo conversemos y escuchar un “no te quiero de ese modo”, un “jamás volveremos a estar juntos” y un “te perdono” por sobre todo lo anterior. Me da rabia que seas así de egoísta, porque sabes que lo necesito, pero primero estás tú y la prioridad es resguardarte de toda la verdad, porque es más fácil así para ti, lo se.
Estoy triste por ti, por los recuerdos, porque no soy capaz de perdonarme por haber tomado esa decisión que nos llevó a todo esto, porque no puedo evitar sentirme culpable al ver la persona en la que te has convertido, sin todas esas cosas que te hacían simplemente tú. Y se, se que es demasiado egocéntrico creer que todo aquello cambió por mi, pero siento que te hice daño, se que te hice daño y lastimé la parte más hermosa de ti, y lo siento, te juro que nunca quise hacerlo. Lo único que siempre quise fue evitarte algo peor, sentía que no era justo para ti, sentía que podías encontrar a alguien mejor que yo, que no te causara tantos problemas, pero en el fondo de mi corazón deseaba que no prefirieras a nadie más, y no, no fue lo que sucedió.
Quiero perdonarme, necesito perdonarme, no solo por lo que te hice, si no también por lo que me hice a mi, porque he sido la persona más injusta conmigo y no me importó destruirme por completo con tal de protegerte a ti, no me importó que todo esto me iba a suceder irremediablemente, no pensé en nadie más que en ti y aún ahora lo sigo haciendo a ratos. No me he permitido volver a confiar del todo, ni amar a alguien más de lo que te amé a ti, ni dejar que me amen y me den lo que merezco. Aún ahora no dejo de hacerme daño creyendo que te merezco solo a ti, cuando muy en el fondo sé que merezco algo mejor que el que eres ahora. Y es por eso que en algunos instantes también siento rabia contigo, porque puedes ser más honesto, ser más valiente y sincero, puedes volver a tener sueños, ser idealista, preocuparte por esas cosas que a nadie le interesan y luchar por eso, pero prefieres la comodidad, la absurda comodidad que tanto repudiabas.
Ya no se si solo soy un capricho para ti, ni si tú lo eres para mi, porque a ratos sí y a ratos no, pero al menos yo asumo que no lo se y podría decírtelo si me dejaras hablar, si es que no te lo he dicho ya. En cambio tú no eres capaz de decir absolutamente ninguna verdad, nada concreto y directo, tal como es; según tú para evitarme el daño, según yo porque ni siquiera estás seguro, porque no te permites demostrar los reales sentimientos a través de la sinceridad. Estoy enojada porque quiero que lo digas, quiero oírlo, leerlo, sea lo que sea, porque necesito que haya al menos una verdad en la que basar mis decisiones, en vez de suposiciones que me invento con lo poco que se.
A la niña que te amó y que aún ama sus recuerdos todavía le interesa volver a mirarte a los ojos y decirte que te quiere y quiere intentarlo una vez más y, no te mentiré, lucho con ella constantemente para explicarle como son las cosas, pero no puedo mentirme y decirte que no amo a ese con el que estuve hace tantos años; porque era lo que quería para el resto de mi vida; porque me hacía feliz, me llenaba en cada aspecto de mi vida y de mis expectativas; porque aunque habían cosas que no quería para mi, podía convivir con ellas por el solo hecho de ser parte de ti; porque decidí amarte; porque aun siendo tan pequeña dije “quiero que sea él y que no haya más”; porque llegaste a amarme más de lo que nadie me había amado, aunque te tomó tiempo darte cuenta. Yo quería pasar mi vida contigo, porque potenciabas todo lo bueno que había en mi y me impulsabas a hacer todo aquello que me llenaba, pero más allá de eso eras el que me daba calma, y sabía que podía estar bien sola, pero contigo podía estar aún mejor, no sé cómo. Jamás pensé en hijos, ni casamiento (como cuando uno imagina su futuro con alguien más, soñando en voz alta), porque disfrutaba tanto cada segundo de nuestro presente que no necesitaba mirar más allá, todo se daría con el paso del tiempo, se lo dejé a Dios.
Sigo buscando alguien que te traiga de vuelta, ya que tú no quieres, alguien que reúna tus cualidades. Pero hace poco entendí que no se trata de eso, porque la suma de tus virtudes y tus defectos jamás serán tú, porque tú no eras solo eso, porque lo nuestro no era de palabras, ni sueños, ni cosas concretas ni abstractas, era una energía, una idea, una ilusión, una emoción, un estado que me hacía libre, que me hacía volar.
Una parte de mi quiere seguir sus sueños, vivir su vida y dejarte ir, pero la otra parte te extraña y te quiere como nunca ha conseguido volver a querer. Estoy agotada de la lucha constante entre ambas partes, porque se que jamás llegarán a acuerdo, aunque ambas te extrañan y te quieren, pero una quiere perderte y la otra aún lucha por recuperarte.
Ya son cuatro años y un par de meses y se que hay que continuar, pero no sé cómo. No quiero ser la niña caprichosa que no sabe perder, que a ratos siento que soy; pero en el fondo se que no lo soy, no cuando se trata de ti, porque no puedo negar que cuando te miro siento que no ha pasado el tiempo y el corazón me late igual de fuerte y los ojos me brillan hasta bordear el llanto; porque no puedo negar que lloro con cada recuerdo y cada palabra que quisiera decirte; porque no puedo obligarme a engañarme; porque siempre que escribo, inevitablemente, se me viene tu recuerdo a la mente.
Supongo que sería más fácil si supiera la verdad, pero se que no, porque aunque me dijeras que ya no me quieres, yo no quiero dejarte ir, yo no quiero dejar de quererte; por más molesta que esté contigo, por más tristeza que sienta, sé que vuelvo a elegirte.
Pero después pienso y lo se: hay que avanzar, hay que crecer, hay que amarse y dejar atrás lo que nos hunde. Y, aunque se que contigo sería feliz, debo aceptar que, al menos por ahora o tal vez por siempre, no se puede o no me quieres. Mi vida ya no puede seguir girando entorno a recuerdos e ilusiones, porque merezco algo mejor. Sin embargo, quiero que sepas que ya no lucharé contra aquella niña, que ya no aniquilaré lo que siento, ni me obligaré a olvidar tus recuerdos, ya no me forzaré a hacer algo que realmente no quiero. He aprendido a aceptar mi tristeza, mi rabia, mi culpa, mi amor y estoy aprendiendo a quererlos y entenderlos uno a uno y se que con el paso del tiempo ella logrará comprender que nada es tan terrible como parece y que todo tiene su propósito y que si quieres volver lo harás, pero que no puedo vivir esperando que lo hagas, porque es tu decisión, y tus decisiones, tus pensamientos, tus sentimientos y tu vida no pueden determinar la mía.
¿Te extraño? Sí ¿Te quiero? También. Ya no me obligaré a negarlo, ni a olvidarlo, ya no diré “tal vez” ni lo pondré en duda, me digan lo que me digan y pase lo que pase, porque esa es mi verdad. No espero que eso cambie, pero se que como sea ya no volveré a mentirme y trabajaré en perdonarme mientras tanto.
Te perdono, quiero que lo sepas. Te perdono por dañarme, por no elegirme, por no comprenderme, por ser tan egoísta conmigo y con esa parte de ti, por no ser sincero, por tener miedo, por no perdonarme, por no olvidarlo, por decirme que me quieres y luego no saber si es verdad, por marcharte, y por volver o no, dependiendo del día. Te perdono porque eres imperfecto como yo y como todos y porque te quiero y te agradezco por haber formado y formar parte de mi vida, por enseñarme tanto y por empujarme a ser mejor cada día.
Gracias por todo lo que me has hecho y lo que no. Se que era lo que debías hacer.
Por último, lo siento por no haber hablado contigo y tomar en cuenta tu decisión y elegir por ti; lo siento por arrepentirme luego y volver a reabrir heridas que te costó cerrar; lo siento por pensar más en mi tranquilidad que en la tuya y ser egoísta muchas veces; lo siento por cada error y por cada acierto doloroso. Pero, aunque tal vez no sea una gran justificación, sabes que lo hice
porque Te quiero.


-tú sabes quien-

El día antes de dejarme me querías, decías. Yo te he perdonado todo, de verdad; todo menos esto. Porque ahora, cada vez que alguien me dice ‘Te quiero’, yo me pregunto cuándo se irá. Esto no te lo perdono, porque yo no era así, porque yo no tenía miedo. El terror de ser abandonada propio cuando parece que todo vaya bien no, no te lo perdono.
— 

Susanna Casciani

Al hombre que me rompió el corazón:

Voy a robarte unos pocos minutos para dedicarte esta carta, que es necesariamente larga pero lamentablemente corta.

No voy a echarte la culpa de cómo mataste a “nosotros”, pero sí voy a ser brutalmente honesta y es lo que me propongo en estas líneas que ojalá te tomes.

Desearía que me olvides, que olvides mi curvas, que olvides mi mirada al despertar. Desearía que mi recuerdo en tu cabeza se apagara completamente, oprimido por el peso de recuerdos mejores. Desearía que nuestra conexión tan fuerte se cortara, para siempre.

Desearía que pasen muchas cosas que jamás pasarán. Porque cuando te unes de una fuerte manera emocional a alguien, aunque sea de un sólo lado, no puedes dejarlo ir así tan fácil, como si nunca hubiese existido. Y así me uní a tu cuerpo. Me até cuando se suponía que debía volar a tu lado. Cuando se suponía que debías agarrarme la mano y volar junto a mí.

Es triste, ¿sabes? La forma en que empiezan y terminan las cosas. Somos una incógnita en el universo todavía por descrubir, y lo permaneceremos así hasta que alguno encuentre la solución. A veces creo que somos la ecuación irresoluble.

Voy a perdonarte por todo (porque así se aprende a soltar); pero no voy a perdonarte, jamás, el no haberte arriesgado. El haber tenido miedo de sufrir, de sentirte solo. No puedo perdonarte por no querer intentarlo, por no darnos una oportunidad.  Por hablar tanto del amor cuando no crees en él.

Te perdono por todo excepto por eso.

Este es el tipo de momento en el que necesito un cable invisible, una conexión más allá de la básica comprensión humana para conectar mis ojos con los tuyos y te puedas ver de la manera en que yo te veo.  Lo entenderías todo.

No me arrepiento de nada, de ningún sentimiento sentido. Y te voy a seguir queriendo hasta el cielo. Infinitamente, porque el cielo no existe, sólo es una ilusión óptica, creo que ya te lo había dicho. 

Es por eso que deseo con todas las fuerzas poder olvidarte, porque fuiste lo mejor que tuve.

— 

sinceramente ya no tuya, 

paloma 

𝕌𝕟𝕒 𝕔𝕒𝕣𝕥𝕒 𝕒 𝕞𝕚 𝕡𝕒𝕡á: 𝕖𝕤𝕖 𝕙𝕠𝕞𝕓𝕣𝕖 𝕢𝕦𝕖 𝕞𝕖 𝕔𝕣𝕖ó 𝕡𝕖𝕣𝕠 𝕟𝕠 𝕞𝕖 𝕢𝕦𝕚𝕤𝕠.

“Muchas veces me pregunté porqué me habías abandonado, porqué no quisiste tomar el papel de mi padre, porqué tuve que crecer diciendo la trillada frase: “No tengo papá”. Y aunque no he encontrado respuestas a todas mis preguntas, he aprendido que la venganza y el rencor sólo me dañan a mí. Por eso he decidido escribirte esta carta”.
Papá: No sé cual es tu nombre. No quiero saberlo, ya no me sirve para nada. Tal vez estás leyendo esto pensando que voy a decirte que fuiste un padre horrible y que deberías estar avergonzado por la manera en que te alejaste de mí, pero no. Este no es el caso. Lo que quiero decirte es… Te perdono.
Te perdono por no haber estado allí, porque eso me hizo una persona más fuerte, valiente, perseverante e independiente. Te perdono porque en realidad no me hiciste falta en ningún momento. Cuando era pequeña y en la escuela hacían la celebración del día del padre, mi abuelo siempre estuvo allí. Si me preguntaban: “¿Dónde está tu papá?”, siempre contesté que no tenía, pero que la vida me había dado una segunda mejor opción. Él ya había sido padre, así que me enseñó absolutamente todo lo que debía saber.
Él nunca me habló mal de ti —a decir verdad, nunca me habló de ti porque nunca fuiste parte de nuestras vidas—. De él aprendí que debo ser agradecida por lo que tengo. Me enseñó a no rendirme y a no sufrir por nada ni por nadie, y a no creer que por el hecho de no tener padre, era menos o debía ser tratada de manera diferente.
Te perdono por empujarme lejos, porque eso me hizo encontrar nuevas armas para estar cerca. Mi abuela me enseñó a respetar y ser digna de confianza. Ella me enseñó a siempre serle fiel a lo que siento y a las personas que me rodean, porque mentir es lo peor que se le puede hacer a alguien. Ella nunca permitió que yo le faltara al respeto a los demás, y cuando lo llegué a hacer, me enseñó lo que en verdad era un castigo. Ella nunca tuvo miedo de castigarme.
Te perdono por no ser un padre porque gracias a eso mi mamá pudo tomar tu lugar. Ella tomó tu lugar desde el momento en que nací. Sacó adelante a dos hijos, consiguió un trabajo y siempre fue capaz de proveer para nosotros. A veces, no pudo darnos exactamente lo que quería darnos, pero yo siempre estaré eternamente agradecida por todo lo que hizo por nosotros. Ella fue a cada evento escolar, cada presentación y tiene fotos de todo los actos en lo que participé. Siempre ha estado ahí para todo y está orgullosa de mí por todos los recuerdos que he creado. Ella me ha demostrado lo que es el amor, y no te hemos necesitado.
Te perdono por todas estas cosas, porque yo sé que gracias a ello soy una mejor persona. Fui a mi primer día de escuela primaria sin ti, me gradué de la secundaria sin ti, voy a la mitad de mi carrera universitaria sin ti. He llegado a un acuerdo con lo que soy y con quién quiero ser. Ahora sé el tipo de padre que quiero para mis hijos.
No tenerte no ha definido mi éxito, al contrario, me motivó a buscarlo y a salir adelante. Y no para demostrártelo a ti, sino para demostrármelo a mí misma. Cuando miro a mi alrededor, tengo a mi familia que ha crecido con el tiempo, y las personas que han entrado y salido de mi vida han llenado el vacío que dejaste.
Te perdono porque el dolor que sentí por tu abandono me ha hecho invencible, porque he aprendido que si bien el amor de un padre es importante, el amor es incondicional y no importa de dónde venga. Tu ausencia me enseñó que el odio no me lleva a ningún lado. He aprendido a perdonar. He aprendido a perdonarte.
Así que recuerda, tú no arruinaste mi vida cuando te fuiste. Mi mundo siguió adelante sin ti. Mi vida no ha sido mala porque no hayas estado en ella, al contrario, he sido una mujer feliz. Así que tú continúa con tu vida. No te atormentes por haberme abandonado.
Realmente espero que hayas encontrado la felicidad, así como yo lo hice. Y te perdono por ser el hombre que me creó, pero no me quiso.”
Atentamente,
Tu hija.

Te perdono por todo. Por aquel primer beso que me sacudió hasta el alma. Por hacerme volar cuando llegaste y dejarme caer cuando te fuiste. Por haberme partido el corazón y haberte librado de mi sin mi consentimiento. Por si lees esto y te arrepientes y decides volver. Por si alguna vez me necesitas, por si aún me amas, ya lo sabes… Te perdono por todo.

Quedamos en juntarnos a las 19. Somos chilenos, se sabe que eso es entre 19:30 y 20. Con lo poco que te conozco sé que estás en tu casa pensando lo mismo, así que me queda tiempo para fumarme un cigarro. Se puso a llover allá afuera, y acá adentro también así que tomé mi chaqueta y salí. Caminaba despacito porque cuando llueve es necesario pisar con cuidado para no caerse. Llegando a la calle Estado pensé en lo mucho que me gusta salir cuando llueve, en lo mucho que me gusta esta ciudad hija de puta cuando llueve y es de noche, todo toma esos matices dorados y te perdono todo ciudad malparida. Te perdono que te haya fundado un hijo de puta, te perdono el rodeo, te perdono los patrones de fundo que se pasean como Pedro por su casa y más encima los weones les celebran eso. Te perdono los cuicos y los que finjen que lo son. Te banco toda ciudad del desastre, sólo porque es de noche, y llueve, y todo es sincero, y la sinceridad es lo más hermoso que existe. Pensaba en cómo lo habré hecho para que aceptaras salir conmigo si no me pescabai ni en bajada y yo acá que llevo tiempo teniéndote unas ganas, mijita rica. Mijita rica, y no sólo por tu cuerpo que no muerdo ni beso, ni fotografío, ni toco, ni siento al lado mío en una tarde lluviosa acostados con un café humeante en el velador. Podríamos estar hablando de cualquier cosa: de libros, ciencia, evolución, astronomía, historia. ¿En qué estaríamos si hubiera ganado la Unión Soviética? Qué va a ser de nuestros hijos cuando les cuenten la historia de un Che quimérico y quieran ir a la Cuba de la revolución pero se encuentren con un país más, lleno de boutiques y McDonalds y minas que se creen la raja y no miran a nadie, y para variar tienen a un montón de weones babosos detrás de ellas haciendo famosa a un montón de gente weona.
Igual varios conocidos me molestaban porque nos veían harto juntos, y decían que la hiciera, si era claro que por tus publicaciones en mi muro me tenías ganas igual. Así que me la jugué.
Te vi y tú ya me esperabas ahí sentada afuera del mall por Cuevas con esa chaqueta negra que te había comentado que me gusta y que huele a esas pastillas de menta que usas para ocultar el olor a cigarro. Nos saludamos, pregunté si llevabas tiempo esperando, dijiste que sí y no me aguanté más. Te chanté el beso. Me preguntaste que qué onda, y lo único que se me ocurrió fue:
Puta, perdón por la demora.

He encendido mil cosas y hoy mantuve el cerillo más tiempo del que debía y quemé mis dedos.
Más tarde, aguardé en el tráfico para virar a la izquierda cuando un coche me pidió que lo dejara pasar y se metió enfrente. El semáforo cambió a rojo mientras él giraba y tuve que quedarme ahí en la fila otra ronda maldiciendo.
Mientras esperaba la luz verde, vi el anuncio espectacular de una pasta de dientes que parecía curar la tristeza del mundo. Yo la uso. Me miré en el espejo retrovisor e imaginen mi sorpresa, no, no estaba sonriendo.
El cielo azul estaba adornado con unas cuantas nubes blancas. Pero una no tenía forma, así que no era perfecto.
Llegué a casa, encendí la luz de la sala. Se fundió el foco.
Siempre hay algo que arruina todo.
Sólo espero que en lo nuestro no seas tú. Porque te apago un cerillo en los dedos, te choco el carro, embarro la pasta de dientes en todo tu lavabo, hago que te llueva encima y te rompo todos los focos si me agarras de tan mal humor como hoy.
Difícilmente olvido y, sinceramente, no perdono.
—  Le conté a un pajarito, Denise Márquez
Te perdono y lo único que te deseo es felicidad , que tengas una hermosa vida y logres todo lo que siempre te has propuesto , que no te cierres al amor y que algún día , logres amar a alguien , de la misma forma en la que yo te ame , con todo el corazón , aprende de todo lo que me hiciste y no le vuelvas a hacer eso a nadie y sobre todo , siempre lucha por los que amas , siempre ,no importa que , no dejes que las personas que amas , se vayan de tu lado , sólo lucha.
Parte 2.

SUMARIO

  1. Sobre Modest!
  2. Tienen un contrato y no pueden romperlo.
  3. Todo es por dinero.
  4. No les importa su bienestar.
  5. Modest! TIENE acceso a sus cuentas de Twitter.
  6. Modest! PUEDE controlar aspectos de sus vidas incluídas sus relaciones.

                            5. Modest! TIENE acceso a sus cuentas de Twitter

                     Creo que es correcto que empiece esto volviendo con Rebecca y todos los sucesos de julio, 2012. Debo decir que fue una época horrible. 

                      Todo empezó con el tweet de Rebecca diciendo como Modest! le había forzado demasiado

                       Entonces

(TRADUCCIÓN FOTO: “¡¡La misma gente que me ha machacado tanto que me desmayé y tuve que decir que no más!! ¡¡Necesito ver a mis hijos y tenéis que darme tiempo libre, miserables!!” Louis responde: “El éxito es imposible sin un trabajo duro y correcto”) 

                       Tengo que decir que fui la primera persona en decir ‘qué haces hijo de puta’. Estaba muy decepcionada, pero solo me costó cinco minutos averiguarlo.

                        Louis tiene hermanas pequeñas y las quiere mucho. De todos los chicos, Louis sería el primero en apoyar a Rebecca sobre lo de no ver a sus hijos. Louis puede ser muy grosero a veces, lo admito, es una parte de él pero NUNCA LE DIRÍA algo así a una madre luchando para ver a sus hijos. Él de todos ellos, sabe como se siente al echar de menos a alguien tan pequeño. Me dan ganas de llorar. No es algo que Louis haría y discutiré con todo el mundo por esto.

                         Gracias a Dios rebecca contesta

(TRADUCCIÓN FOTO: @Louis_Tomlinson te perdono. Yo solía estar muy asustada y pensaba que tenían que hacer cualquier cosa que me decían, también. Espero que estés bien)

                        Desde ese momento supe que Modest! estaba detrás de todo y nunca sentí tanto odio hacia ellos como lo hice ese día. 

(TRADUCCIÓN FOTO: “Nuestro éxito depende de dos cosas, trabajo muy duro ¡pero sobre todo vosotros! ¡Por eso os lo debemos todo!” “Estamos viviendo algo con lo que muchos sueñan. Os queremos. ¡Vosotros nos habéis puesto aquí! No penséis que está olvidado”)

                        Perdió muchos seguidores ese día.

                        No sé quien twitteó eso ^^ pero estoy segura de que él/ellos estaban intentando arreglar el daño que habían hecho.

(TRADUCCIÓN FOTO: “@Louis_Tomlinson pobre de ti, tus managers arruinan tu imagen” Y Louis responde: “Nada más lejos de la realidad”)

                          Vale, mirad el tiempo que pasó desde la mención hasta la respuesta de Louis. 

                           ¿De verdad creéis que Louis bajaría hasta encontrar las menciones de hace dos horas para encontrar este y responder? ¡UNA MIERDA! ¿Tenéis idea de la cantidad de menciones que Louis recibe cada segundo? ¡MUCHAS! Es prácticamente imposible que vea un tweet de hace 5 minutos, imaginaros uno de hace dos horas. 

                          Es tan ridículo que me hace gracia. 

                          Lo siento, sé que es viejo pero no sería un buen post si no pusiera el tweet del ‘bullshit’ (porquería)

(TRADUCCIÓN FOTO: “Llevo meses leyendo teorías conspiradoras ridículas. Me cabrea que tenga que leerlas diariamente. Gracias a Dios por la gente agradable que hay aquí” “gente como tu refleja de mala forma a nuestra increíble fan base. malgasta tu tiempo en otro sitio” “¿Cómo es esto? Larry es la mayor porquería que he oído nunca. Soy felíz, ¿por qué no lo puedes aceptar?”)

                          Sí, fue un día horrible para estar en Twitter. 

                          Hay muchos análisis así que lo voy a acortar

                          “¿Sabéis la mayor prueba para mí de que Louis no estaba detrás de esos tweets? Han pasado casi 48 horas y todavía no ha habido ninguna disculpa. Si cualquier otro famoso se hubiera pasado tanto por twitter, sus managers le habrían hecho poner una disculpa formal en las siguientes 24 horas. Niall tuvo que disculparse por decir “lluvia de coños” y no fue con mala intención. ¿Cuánto tardaron en hacer que Zayn volviera a Twitter y se disculpara cuando se desactivó la cuenta?”

                           Que Dios te bendiga ^^

                           ¿Os acordáis de lo mal que fueron las cosas después de esto? La gente no paraba de decir que conocían a gente que se había cortado después de eso, y otra chica que estuvo a punto de suicidarse porque era lesbiana y parecía que a su ídolo le repugnaba la idea de ser homosexual. Os repito, a Modest! no le importa.

                           Ahora me gustaría empezar una sesión llamada ‘las cagadas de Modest!’

                          Aquí hay una que me hace mucha gracia porque ni si quiera se esfuerzan por hacer las cosas bien.

Un momento

(TRADUCCIÓN FOTO: ¿Qué pasa chicos? ¡Me acabo de levantar! ¡He dormido muy bien! ¡Me siento bien! ¡Esta tarde estudio!) 

Esto fue el mismo día. ¡Supongo que Niall ha aprendido no solo a caminar durmiendo sino a escribir durmiendo! Enséñame como lo haces, tío.

Nada extraño. Los dos están escribiendo impecablemente sobre lo mismo. Solo una coincidencia. 

¿Y os acordáis  de 2013 cuando Eleanor y Louis y Harry y @ONEDIRECTION Y MODEST bloquearon a una chica que le twitteó a Eleanor? ¿Y Zayn quien no estuvo online durante dos semanas, también bloqueó a una chica que estaba hablando sobre Ziam? 

No olvidemos la cagada más grande de la historia. 

(TRADUCCIÓN FOTO: “¡NIALL Y HARRY HAN SIDO VISTOS! Están con Louis, Zayn y Paul saludando a las fans desde la ventana”)

después

un momento, ¿perdona?

(TRADUCCIÓN FOTO: “’@/Louis_Tomlinson: VOTAR A JAMES! #xfactor’ ESPERA, ¿QUÉ? ¿Cuándo has twitteado esto? ¡ESTÁS SALUDANDO A LAS FANS AHORA MISMO!” “ LOUIS ACABA DE TWITTEAR….. pero está saludando a las fans desde la ventana ahora mismo, ni si quiera está viendo The X Factor. Lo siento, pero no creo que fuera él” “Ahí tenéis la prueba de que Louis no es el único que se mete en su cuenta. ¡Ese no era él! ¡Está bailando en la ventana del hotel ahora mismo!”)

Ni si quiera se esfuerzan. 

¿Os acordáis cuando…?

(TRADUCCIÓN FOTO: En la cuenta de LITTLE MIX: “¿Quién está preparado para las noticias de Bring Me To 1D? Prepararos para recibir noticias diarias de 1D de todo el mundo! 1DHQ x”) 

Creo que esa fue la mayor cagada de la historia

(TRADUCCIÓN DE LA FOTO: @DaniellePeazer lo sé, ¡soy una reclusa’ ¿Vas a estar en Manchester pronto? ¡Mándame un mensaje con las fechas y lo pasaremos bien!)

¿Y os acordáis cuando “Eleanor” twitteó desde la cuenta de Louis y dijo que él se la había dejado abierta sin querer pero él estaba como a unas 988765542283827374 millas?