te de hierbas

Ingredientes para Ahuyentar/Desterrar

(link al post - autor: Windvexer, desactivado)

Ingredientes del Hogar

Sal - va a ahuyentar especialmente cualquier espíritu de muere o muerto. Combinalo con agua para hacer una limpieza o exfoliante que debilitara el control de un espíritu en un área, o sobre una persona. Báñate con ½ taza (4oz o 110 grs) de sal para reducir el control de un espíritu sobre ti. 

Vinagre -  No se porque a los espíritus no les gusta, pero no les gusta. Vinagre (blanco, manzana, etc) es un poderoso limpiador. No uses vinagre rojo porque va a manchar. Media taza de vinagre mezclado con tu agua con sal va a aumentar sus efectos. Úsalo para limpiarte a ti mismo o un área. 

Amoniaco -  Para casos muy serios, agrega una cucharada de amoniaco a tu agua de baño. Usa el amoniaco para limpiar un área que creas que un espíritu caprichosamente esta ocupando. No mezcles amoniaco con vinagre, o ningún otro limpiador.

Lejía - No lo agregues al agua de baño. No lo mezcles con otros limpiadores. Especialmente amoniaco. Usa lejía diluida para limpiar un área donde un espíritu parezca tener un fuerte control. Rocía sal sobre el área cuando termines, o enjuaga con agua salada. No es mi trabajo asegurarme que no descolores porciones de tus paredes o alfombras - usa el sentido común! 

Huevos -  Colócalo en un cuarto donde hayas llevado a cabo un ahuyentamiento o un espíritu haya sido percibido. El huevo absorberá las energías maliciosas naturalmente y ayudara a devolver el lugar a un estado normal. Desechalo luego de una semana, o si el huevo empieza a rajarse, o a pudrirse. 

Bolas de naftalina - Por alguna razón, a los espíritus no les gusta la naftalina. Coloca tres en cada esquina de un cuarto que necesite poderosa protección contra espíritus (apreciativamente originado de Draja Mickaharic).

Incienso y Vapor

Si no puedes quemar incienso/sahumerios, trata de hacer un fuerte te de hierbas en cambio. Lleva el humeante te a un área y deja que su aroma se difunda en el aire. Esto utiliza los poderes limpiadores del aire y el agua, a cambio de aire y fuego. Si haces te, puedes agregarle un poco de sal y usarlo como un limpiador, o si le agregas el te a un baño, para limpiarte a ti mismo. Asegúrate de que el te de hierbas no manchara antes de aplicarlo a cualquier superficie absorvente! 

Laurel - un poderoso purificador. Quémalo como incienso, o has como yo y quema las hojas y agítalas como loco.

Gordolobo - encuentro esto en la parte “étnica” donde hago mis compras. Se dice que donde hay gordolobo, no hay mal que pueda vivir. Es bueno para combinarlo con otras hierbas, para aumentar sus efectos. 

Romero -  El aroma de romero es muy agradable para los espíritus, pero también es muy protector. Trata quemarlo luego de que hayas hecho un ahuyentamiento para que todo vuelva a un estado normal. 

Canela -  Otro fuerte protector. Un te de canela huele delicioso y trabajara para expulsar espíritus fuera y lejos de su presencia. Combinalo con clavos de olor para una patada extra. 

Clavo de Olor - Imagina a los clavos de olor como pequeños soldados trabajando para ti. A medida que los quemes, sus espíritus son liberados y se vuelven poderosos guerreros que pelearan bajo tu comando contra espíritus. “Alimenta” los clavos incienso para hacerlo aun mas fuertes. Los clavos de olor son buenos desterradores y purificadores. 

Albahaca -  Prueba combinarlo con romero para un incienso fuerte para exorcismos. La albahaca es una buena balanceada hierba, y trabaja excelente para exorcizar espíritus malignos. Tal y como el gordolobo, “donde hay albahaca, no hay mal que pueda vivir”. 

Menta -  Un buen, muy fuerte te de menta con sal incluida, usado como un exfoliante, limpiara cualquier vibración negativa de lo que sea. 

Ajo -  Como era de esperar, el ajo es una maravillosa planta protectora (no solo contra vampiros). Tomo un baño con algunas cascaras de ajo - aún mejor, quema la piel del ajo para asegurarte que siempre tengas dinero! Asa un poco de ajo y cebollas en tu horno para asegurarte que tu casa huela deliciosa y ahuyente a cualquier espíritu indeseado. 

Piedras y otros objetos 

Cualquier piedra que sea naturalmente negra, como el ónix, azabache y la turmalina negra, se dice que son protectoras contra espíritus. Piedras con gran contenido en hierro, como la hematita, también es muy protectora - especialmente contra los Fae/Sidhe y los muertos, o los espíritus de los muertos. Purifica estas piedras regularmente y llevalas contigo para estar protegido contra espíritus.

También pueden ser usadas para crear “paredes” alrededor de un lugar. Pon una piedra en cada esquina de un cuarto, y lleva un incienso o humeante te por cada esquina. Imagina un poderosa pared es creada entre estas piedras que purifica todo dentro de ellas, y bloquea lo que sea de entrar. 

Usando un hielo, has un talisman en forma de X con dos clavos. Usa esto como un amuleto protector. Limpia y cargalo con alguna de las hierbas mencionadas arriba.

Piedras con orificios (naturales) se dice que son una gran protección. Lleva uno contigo, o cuelga uno en un are donde las energías necesiten ser purificadas. 

youtube

No quiero que pienses en lo que queda de mí
después de tantos huracanes
y vuelvas a buscarme.

Quiero que me veas por la calle
y no puedas evitar mirarme,
quiero que te enfades con el mundo
y elimines mi número
y quiero que te odies
cuando veas que te lo sabes de memoria.

Quiero que cuando escuches a Estopa, Melendi y Extremoduro
no puedas evitar acordarte de mis faldas,
que cada vez que pases por esa plaza
sonrías al acordarte de como te besaba.

Quiero que limpies el pintalabios que dejé
durante tantas noches en aquella pared
y que no sirva de nada
porque detrás de esa puerta tatuámos nuestros nombres.

Quiero que te olvides de ellas durante diez segundos
al meterlas en tu portal,
que cuando no encuentren sus bragas
te acuerdes de lo mucho que te gustaba esconder las mías.

Quiero que te duela la cabeza
y que te acuerdes de mis hierbas,
y que cuando te fumes un peta
te acuerdes de lo que te dije aquella vez
en un banco del centro.
Que yo ya no me acuerdo
y se que fue lo mejor que te he dicho nunca.

Quiero que la próxima vez que te pongas el pendiente
sonrías al pensar cómo te lo regalé
y que te acuerdes de todas las historias
que me montaba para quedarme en Barcelona
contigo unas cuantas horas más.
Que cada vez que mires el reloj
recuerdes la locura de esa caja que acabó en la papelera.

Quiero que tengas cojones finalmente
de aprender a tocar la guitarra,
que no hagas caso de las niñatas que dicen
que estas mas guapo sin barba,
y que te acuerdes siempre de que estoy enamorada
de aquel tatuaje de un ancla que en tu puta vida te harás.

Que te acuerdes de mi risa cuando te equivoques de autobús,
que te toques el pelo cada vez que leas una de mis cartas,
que me dediques sin querer tu próximo gol,
si es que vuelves a pisar un campo de futbol.
Que me huelas un día por la calle y te congeles.
Que te cagues en dios cuando te des cuenta de que en tus camisas,
cielo,
están mis caderas.

Que la próxima vez que llores
te acuerdes de como me abrazabas
pidiendo la ayuda a gritos que nadie mas sabia darte.

Que te cruces con ellos y sientas la necesidad de llamarme
para que te ayude
por ultima vez
a volver a ser nuestro chico.

Que bailes alguna canción guarra
pensando en como me quedaban aquellos pantalones
y que te rías pensando en mis ojos
cuando escuches la palabra striptease.

Que me sonrías una madrugada en un after y no sea yo,
que te metas en tu ascensor
y te acuerdes de esos besos en los bolsillos.
Que mirando la luna te acuerdes
de lo pesada que me ponía cuando bebíamos ron-cola.
Que las x te recuerden mas a besos que a tatuajes
y que un día la cama se te quede grande
porque has oído mi nombre en la barra de algún bar cutre.

Y que entonces, sonrías.
Y que vuelvas, sí.
Pero porque lo necesitas.

PD: Los huracanes nunca han dejado de pasar por aquí, así que espero que llegues a tiempo.