Un increíble libro de amor

Si yo fuera un dinosaurio y tú un jet, hay una gran posibilidad de que nunca nos hubiésemos conocido. Si yo fuera un río y tú el cielo; si yo estuviera muy abajo y tú muy alto; o si yo fuese una manzana y tú un helado. Si tú fueras un miércoles y yo un lunes; o tú primavera y yo el otoño, quizá nunca nos hubiéramos correspondido. Pero no somos todas esas cosas. Tú eres tú, y yo soy yo. Y estaremos juntos, tan juntos como podamos. Y sabes, estoy radiante, con una sonrisa en mi rostro, cuando me pregunto qué magia harás de este lugar, de esta ciudad, de este mundo; tú transformas todo a tu alrededor. Ese espíritu dentro tuyo es realmente asombroso. Y cuando estoy a tu lado, salto y brinco tán orgulloso, que apenas puedo contener el golpeteo de mi corazón. ¡Te amo! Te amo de tantas maneras, por miles de años, por billones de días. Te amo tanto que lo gritaría desde las montañas y bailaría como un tonto en las fuentes heladas de la ciudad. ¡Te amo! Lo pintaría en las paredes con colores tan fuertes, que brillarían en la oscuridad diciendo “te amo” toda la noche. Caminaría bajo la lluvia, saltaría de un avión; pon el mundo en mi espalda, aún así le correré a un tren y derrotaré ejércitos enteros defendiendo tu nombre. Pero sabes, eso no es todo sobre este amor. A veces es un susurro, cuando sientes que podrías gritar; o sólo estar, cuando los demás se han ido; o sobre soltar, cuando deseas aferrarte. Es sobre vivir la vida con fuerza y emoción, sabiendo que las olas sólo son una parte del océano, y ese océano va a existir por siempre, como el amor que nos une. ¡Te amo! Cuando estoy tomando tu mano. ¡Te amo! Cuando estas haciendo un plan, cuando estas pensando, cuando estás bailando, cuando estás descansando… ¡Te amo! Lo diré de nuevo: te amo. Díselo a todos los extraños, que se lo digan a sus amigos; conviértelo en una canción y todos la cantaremos. ¡Te amo! Tú me haces sentir fuerte, me haces sentir joven, me haces sentir valiente, me haces sentir cosas que estas palabras no pueden expresar. Y si tú fueras el futuro y yo el pasado; si yo fuera muy lento y tú fueras muy rápido; si tú fueras una nube y yo un fantasma; si tú estuvieras lejos y yo cerca, te amaría de todas formas, no importa qué sentido tendría, te amaría cueste lo que cueste, te amaría sin importar nada más, porque tú eres tú y yo soy yo. Juntos por siempre. Tan enamorados como sea posible. 

No era el más perfecto , pero era el chico que yo más amaba , era el más hermoso para mi , era mi mundo , mi sol , mi oscuridad , mi todo. El , el era esa sonrisa tonta que estaba en mi , cada minuto , cada segundo , cada hora , cada día . Pero también era una de esas personas que jamás salen de tu corazón , que jamás llegas a superar del todo , porque dejan una gran huella en tu vida , una de esas personas que dejan recuerdos hermosos en ti , y por más dolor que te hayan causado , siempre recordarás con una sonrisa . Y … posiblemente nuestro destinó no es estar juntos , posiblemente nos encontraremos en unos años o posiblemente estaremos con otras personas , pero sea lo que sea , estaré feliz por el y lo seguiré amando con todo mi corazón todos los días , meses y años que pasen
Esta mañana al salir el sol, lo inesperado toco a mi puerta, al abrir me sonrió a la cara, luego me susurró al oído un «te amo» y se esfumó de inmediato; dejando solo un tenue aroma a felicidad y la sensación de realidad. Y me quede ahí, inerte, sin querer regresar a mis adentros y con miedo de volar a la libertad; entre la frontera de lo que deseo y lo que me paraliza hasta el alma, esperando su regreso, o mi fuga y muerte ante la oscuridad.
—  jorgema (Fuga y muerte)