tacones

Estaba hermosa. Realmente lo estaba. Mi niña de ojos tristes. Se había puesto el mejor de los vestidos. Uno largo y sencillo color azul. Igual de azul como el mar y el oceano. Un vestido que brillaba como brillan las estrellas, de forma muy sutil. Dudó en ponerse esos tacones que tanto le gustaban, pero optó por colocarse sus bambas de siempre. No quería perder su esencia. Y no lo hizo. Un poco rimel. Un poco de labial. Unos toques de perfume con olor a coco. Música suave. Y se puso a bailar. Sola. Encerrada en su torre, la princesa deslumbraba como nunca antes. Sus parpados comenzaban a pesar. Iba hasta arriba de pastillas. Mucho alcohol. Y aún medio dormida, seguía bailando. Un poco de pinceladas en su delicada piel con la ayuda de una cuchilla. Y la sabanas de su cama dejaron de ser blancas. Por fin, todos sus demonios consiguieron salir de su interior, a través de sus muñecas. La princesa dejo su corona para convertise en ángel y comenzar a volar.
—  L.D.L.
instagram

Loubies heels repost via @stilettocouturebella Spikey Louboutin @louboutinworld #christianlouboutin #louboutinworld #redsoles #luxuryshoes #tacchialti #tacones #hauttalons

Made with Instagram