su bar lo

Por el amor de Dios, qué asco de olor… –Murmuró con asco, en lo que abría una de las ventanas de su bar. Acababan de limpiar los baños y todo el lugar olía a lejía. Menos mal que ese día estaban cerrados, sino se quedaría sin clientes. Tosió varias veces, tratando de recuperar el sentido de su olfato.–

dama?

*los dias siguientes trato de ser mas complaciente con su pareja dandole espacio para lo cual trato de enforcarse en su trabajo cada que mezler tenia que ir a su bar mas eso no lo ponia de mejor humor se desquitaba con sus empleados*