Despídete

Gente hermosa, he aquí mi primer one-shot en español. No sé si lo sabían, pero cuando escribo mis historias siempre lo hago en ingles, entonces hacer esto fue un desafío tremendo y no sabía qué esperar. Me sentí un poco ridícula al escribir en español porque fue como escuchar a un dibujo animado hablar (o por lo menos, no fue escucharme a mi misma), pero también sentí que me costó mucho menos encontrar la palabra precisa. Bueno, cosas del primer idioma, supongo!

Este one shot está inspirado en una hermosa canción de un grupo español llamado “Ella Baila Sola”, y la canción (de la cual saqué el título para esta historia) es Despídete. Hace muchos meses que tenía esta idea presente pero no me decidía a hacerla porque no sabía si había gente que hablara español que siguiera el blog y tampoco me sentía confiada de escribir en español (cosa ridícula, yo hablo español!)

Es una historia de Bucky con la… lectora? Reader? Ay, ya no lo sé! No sé cómo funcionan estas cosas en español, pero por si las dudas, (T/N) es “tu nombre”, (T/A) es “tu apellido” y (T/E) es “tu edad”. Y ahora sin más preámbulos, les traigo la historia.


Despídete, es el momento de decir adiós 
Recuerda que los que se quedan no lo pasarán mejor 
Y te das cuenta que es más fácil esperar 
que alargar el camino que más tarde nos va a separar

(T/N) cerró su maleta, la misma que había traído cuando recién se había mudado junto a James. Quiso extender el inminente final lo más que pudo, pero en cuestión de un segundo o dos, ya había llegado al otro extremo del cierre. Suspirando amargamente, bajó la maleta al suelo y se dirigió al baño a sacar los pocos productos de belleza que aún no había terminado de ocupar. Ella también decidió que era un buen momento para deshacerse de los envases vacíos que había dicho que iba a botar o para algún proyecto, pero que finalmente solo sirvieron para juntar polvo.

Luego de llevar la maleta hasta la entrada, se sentó en el escritorio y tomó unas cuantas hojas para intentar escribir una pequeña nota. Sabía bien las palabras que debía usar, puesto que las había ensayado varias veces en su mente. Tenía la imagen mental de escribir esa nota, pero sus manos no podían moverse, mucho menos tomar el lápiz. Gruñendo ante la imposibilidad de escribir, volvió a dejar las hojas y el lápiz dentro del cajón.

“Dios santo, (T/N),” se regañó, “que no puedas siquiera escribir un par de palabras.”

La idea era escribir para no tener que enfrentar la verdad. Si bien era peor para la persona de quien se despedía, para ella resultaba increíblemente sencillo y práctico no decir adiós. Sintió entonces la necesidad de tomarse una taza de té. Mientras más se quedaba en casa, más le dolía irse de ella; era como si las paredes quisieran retenerla lo más posible.

De pronto, se escuchó la llave abriendo la puerta, y entonces (T/N) supo que no había vuelta atrás. Con solo oír ese sonido, las palabras se anudaron en su garganta y su respiración se agitaba. Las despedidas no eran su fuerte y claramente esta no sería la excepción.

“¿(T/N)?” La voz de Bucky llamó desde la entrada. “¿(T/N), estás aquí?”

Ella no pudo contestar, pero el sonido de la tetera a punto de hervir lo condujo hasta la cocina. Bucky llevaba una chaqueta de cuero que ella le había regalado dos navidades atrás, cuando aún no eran nada oficial. Desde ese entonces que era una de sus prendas favoritas y la había usado tanto que el cuero ya estaba un poco desgastado. Él se apoyó en el marco de la puerta, cruzando sus brazos y esbozando una sonrisa hacia una afligida (T/N). La saludó de nuevo, pero al ver que no hubo respuesta de su parte, se acercó más para ver qué ocurría.

“¿Cariño, qué ocurre?” Bucky preguntó, llevando su mano humana hasta la barbilla de (T/N) para hacer que lo mirara. “Mírame, por favor…”

“Nada, estoy bien.” Mintió. Pero fue inútil; en sus bellos ojos se agrupaban las lágrimas, listas para correr libremente por sus mejillas. Alejó su mano, y apagó la estufa, sus ganas de beber algo se habían esfumado y lo único que quería hacer era huir. De momento sólo caminó hasta la sala, con Bucky detrás de ella rascándose la cabeza ante tal actitud.

“Esa es tu maleta…” Observó él, “(T/N), ¿qué significa esto?”

“No es lo que tú piensas,” se apuró a decir, levantando sus temblorosas manos, “Jamie, cariño… por favor siéntate.”

Keep reading

The Pink Dress. Raimundo de Madrazo y Garreta (Spanish, 1841-1920). Oil on panel.

Madrazo was known for his skillful genre scenes, such as this painting. A woman in an extravagant dress is enjoying her reading. The artist further entices the viewer with his beautiful painterly effects seen in the way that he conveys the extraordinary material of the dress, all bathed in light.

the most progressive trans representation in a mainstream show in argentina is from the satire superhero show Nafta Súper i love it, like they call her princess and she has a boyfriend and stuff. shes satirized but not bc shes trans. everyone is satirized in that series. and i just??? im so happy i love her if you understand spanish and want some trans main characters, definitely watch Nafta Súper

ID #69408

Name: Kimberly
Age: 22
Country: Mexico

Hi! My name is Kimberly and i’m from Mexico. I’m married. I love cats, chocolate, music, good books and nature places. Im looking for a pen pal because i like to speak english so i would love to have a girl friend of other country and practice my english, as well! (:

Preferences: Girls, 18+, no racism or homophobic.

concept: I’m able to fluently express myself in a wide range of languages. The eyes of native speakers lighten up when they hear me speak their language, complimenting me on my skills. I have now access to culture and people in a way I never had before.