sojes

One Shot Nº 23: "¿Quién es mi mayor fan?" [Rubelangel]

Relato por Rubius:

  ¡Ay qué mona es mi hermanita! Mi madre ha decidido irse de compras con el Padrino, y me han dijo que la cuide en mi piso. ¿Por qué? Ni puta idea, pero eso no me quita las ganas de estar con ella, en especial al verla tirándole la cola a Raspberr… ¡¿QUÉ?!

-¡No, no y no! A los animales no se les tira la cola, les duele.- Dije, mientras me acercaba a ella en medio del salón, separando a la gata de ella y tomándola en brazos, a lo que ella empezó a sollozar. ¡No, por favor!

-¡MALO!- Me gritó en toda la cara.- Jugar…- Hizo un pequeño berrinche en mis brazos. ¡Es que es muy mona!

-Vale, mira. Llamaré a Mangel y nos divertiremos con las gatas, ¿vale?- Asintió con la cabeza y aplaudió con las manos alegremente. ¿Quién no puede resistirse a una monada de hermana? La bajé y le entregué mis peluches para que jugara un poco mientras yo llamaba a Mangel. Cogí el móvil y fui a mi cuarto a llamarle, mientras me sentaba en la cama. Esperé unos cuantos timbrazos antes de escuchar su adormilada voz.

-¿Sí? ¿Rubiuh?- Dijo en medio de un bostezo. Qué risa me da.

-¿Durmiendo a estas horas? Se ve que tu insomnio va a peor.- Dije riendo, por lo que al otro lado de la línea escuché un bufido, lo que me hizo reír más.

-¿Qué pasa, tío? ¿Qué quiereh?

-Bueno… Tengo a mi hermana acá y quería ver si gustas venir y jugamos los tres. O…- Una idea se me venía a la mente. No sé cómo resultará todo, pero no pierdo nada intentándolo.

-¿O? Rubiuh… ¿Qué tieneh en mente ya?- Cómo me conoce este hombre.

-Un directo. Ya lo anunciaré. Te espero acá en menos de media hora, prepararé todo.- Y colgué sin escuchar su respuesta. Me sobé las manos entre sí y me levanté enseguida a encender el ordenador, a lo que eso ocurría, fui a ver a mi hermana, que aún jugaba con mi Pikachu y mi Yoshi como si pelearan en un “Super Smash Bros”. ¿Acaso algo puede ser más dulce que ella? No respondáis, sé que yo, gracias público. Volví a coger el móvil y puse un Tweet: “¡WEHAAA! En unos minutos se viene directo sorpresa con invitados especiales. ¡No os lo perdáis!”, y como si de arte de magia tratase, cientos de menciones, RT’s y Favoritos invadieron mis interacciones. ¿Cómo lo hacen tan rápidos? Jamás lo entenderé. Guardé el móvil en mi bolsillo y seguí observando a mi hermana, para luego ver el reloj de pared. ¡Oh! Hora de darle de comer a mi pequeña.

-Hey, ¿tienes hambre? Ven, voy a calentar la comida y ya jugaremos.- Sonrío y se paró del sillón, caminando a mí y tomando mi mano para encaminar a la cocina.

  Mi madre me había traído algo de comida para los dos, pero… ¡A LA MIERDA! Recalenté unos trozos de pizza de la noche anterior. Ya es hora que empiece a comer comida de verdad. Ahh… ¿Qué sería de ella sin un hermano como yo? La pobre estaría perdida en la vida. Llevé los platos a la mesa y ella me ayudó a llevar un refresco, cargándolo con ambas manos. ¡No aguanto su ternura, joder! Tomé la botella y la puse sobre la mesa. Senté a mi hermanita en uno de los asiento, con cojines y fui corriendo a buscar su tacita favorita que deja en mi piso y un vaso para mí y me senté frente a ella. Le corté la pizza en trocitos pequeños para que no se le caiga toda la pizza encima y le serví refresco. Hicimos un salud, como los buenos hermanos que somos.

-¡Salud!

-¡Salud!-  Respondió fuertemente ella, alzando su tacita con ambas manos, que luego choqué suavemente con mi vaso y bebimos un poco.

-Recuerda que esta cena es un secreto entre tú y yo. Mamá no debe enterarse, ¿bien?

-¡Sí!- Dijo. Si mi madre se entera, no quiero ni pensar lo que me dirá…

  Comimos bien y guardé la comida de mi hermana en otro lugar para mí en otro momento y fui a dejar los platos al lavavajillas. Agradezco tener uno de esos y no tener que fregar yo mismo, que es una real pereza. Justo al salir de la cocina, tocaron a la puerta. Caminé a esta y abrí, encontrándome con mi mejor amigo.

-He llegao’, y mira que casi no llego, ¿eh? Puto tráfico.- Rió y nos saludamos, para luego entrar y que mi hermana corriera a sus brazos. Una bella escena a decir verdad. Caminamos los tres hasta mi cuarto donde está mi ordenador y comencé a organizar todo, tanto el Hashtag, como el link del directo y todo. Ya listo, comenzamos.

-¡Muy buenas, criaturitas del señor! Acá estamos en un nuevo directo junto a Mangel y mi querida hermana. Saluda pequeña.- La senté en mis piernas, y Mangel se sentó a mi lado con una silla traída del salón. Mi hermana, saludó tiernamente con la mano.

-Y bueno, ¿qué haremoh, Rubiuh?- Me miró Mangel, mirando de reojo a la cámara.

-Pues, tenía pensado un poco de “Preguntas y Respuestas”, con el Hashtag que pondré ahora en Twitter…- Decía esto mientras tecleaba: “#PreguntasRubiusYMangel”.

-¡CORRED TODOH! A veh qué noh preguntan ehta veh’.- Rió Mangel.

-Nada gay, que está mi hermana presente, por favor.- Y como si de una máquina que repite, mi hermana dijo…

-¿Qué es “gay”, hermano?- Mierda.

-Cuando crezcas entenderás, pequeña.- Le acaricié la cabeza para que se callara. Empecé a leer comentarios riendo del momento, e incluso una llamada de Alexby nos interrumpió, lo coloqué en altavoz para que todos escuchen.

-¡DILE, CUÉNTALE LAS COSAS QUE ESCRIBEN SOBRE VOSOTROS!- Junto a una risa burlesca gigante. Hijo de puta.

-¡Que te pireh’, Alexby!- Dijo Mangel antes de colgar y descojonarnos de la risa ambos. ¡Ains! Mi pobre hermanita no se entera de nada. Le besé la cabeza para relajarla y empezamos a leer las preguntas. ¡Habían unas muy graciosas! Pero fuera de lugar frente a una niña pequeña.

-¡Acá! ¿Cuál es el nombre de tu hermana?- Dije.

-Se llama Roberta.- Dijo Mangel, y no evité descojonarme.

-¡No! Me llamo..- Le tapé la boca suavemente.

-No, que se quede en secreto, ¿vale?- Ella asintió con la cabeza.

-Sigamoh, mira que hay muchah máh.- Siguió revisando. Leíamos una tras otra, riéndonos como nunca junto a mi hermana, que también se divertía con algunas tonterías que nos decían que hiciéramos para hacer el tonto, incluso Raspy se unió, sentándose en el regazo de Mangel. Hasta que una pregunta me llamó la atención. La mandó en un screenshot del móvil, porque igual se le hace largo en un tweet.

-Mira Mangel esta, se ve interesante. “¿Quién crees que es tu mayor fan? ¿Mangel, tu hermana o Raspberry? Hachi no cuenta por ser más nueva, jiji”. Pues… Es algo difícil de decir…- En realidad, es una pregunta que jamás me había planteado, ni en broma. “¿Quién es mi mayor fan?” Oh sí nena, suena genial eso. Los miré a los tres, que me observaban expectantes.

-Pueh, por supuehto que soy yo.- Dijo Mangel con aire triunfante e inflando el pecho.

-¡No! Yo.- Dijo mi hermana, haciendo un pequeño berrinche. Que divertidos se ven peleando por quién es mi mayor fan, ains.

-¿Eso creeh pequeña?- Ella, indignada y celosa, se bajó de mis piernas, colocándose a un lado de Mangel y cruzándose de brazos. Este deja a la gata en el suelo y se arrodilla para ponerse a la altura de ella. ¡Qué monadas!

-¡Yo soy su mayor fan!- Le saca la lengua.

-Lo conozco desde antes de que tú llegaras. Gané.- Sonríe ampliamente Mangel. No aguanté las ganas de reír, hasta que mi móvil empieza a sonar. Veo quién es y es mi madre.

-Vosotros quedaros acá, enseguida vuelvo.- Me levanto y salgo de la habitación y contesto.

-Hola hijo, te aviso que ya vamos a buscar a tu hermana, ¿sí? Espero que tengas todo listo.

-Tranquila, todo estará en orden cuando llegues.- Le dije tranquilo.

-Vale. Te queremos cariño.

-Y yo a vosotros.- Y colgó. Miré la hora, ya casi ha pasado una hora desde que empecé el directo y ya está anocheciendo. Cómo pasa el tiempo. Caminé rápido a la cocina y guardé todo en su lugar en la mochila de mi pequeña, para luego volver al directo y ver que aún discutían, y Mangel leía otros Tweets donde también decían quién ganaba. Joder, que lío se armó, pero me encanta. Me senté en mi silla y los miré a ambos.

-¿Y? ¿Quién gana Rubiuh?- Dijo Mangel, mirándome fijamente con sus oscuros y grandes ojos, que de alguna forma siempre encontré llamativos.

-Pues… ¿Empate?- Reí, y en eso Raspberry se sube a mis piernas, me mira y maúlla tiernamente. ¡AY NO, NO PUEDO CON ESTA GATA!

-Lo siento, pero Raspy gana.- Dije mientras la abrazaba suavemente y la besaba. Ambos quedaron sorprendidos, algo que me causó mucha gracia. ¡Estos dos me hacen el día, la tarde y la vida!

-¿Y yo hermano?- Mi hermana me miraba con esa carita de perrito, esa que siempre te ponen los niños pequeños para obtener lo que quieren. No, ¡no! Debo ser fuerte, es una maldita manipuladora… Okey, lo siento. Hice lo que pude.

-¡Y tú también! Las dos podéis ser mis mayores fans.- Abracé a la pequeña, la cual empezó a reír al hacerle un poco de cosquillas en la barriguita.

-¿Y yo Rubiuh?- Mangel imita a mi hermana. También se ve tierno he de admitir, pero no caeré en su juego.

-Lo siento Mangel, no eres lo bastante tierno para que yo caiga en ese truco.- Dije riendo, a lo que Mangel bajó la cabeza.

-Ereh malo Rubiuh…- Hizo un pequeño puchero. Raspy bajó de mi y se fue al salón, a lo que mi hermana la siguió. Le dije que tuviese cuidado.

- Ay mi Mahe, tú siempre serás mi preferido.- Dije, abrazándole por sobre los hombros y levantándole la cara desde su barbilla con mi otra mano. Nos quedamos viendo por un rato, y me dio una pequeña sonrisa de lado, algo que hizo que mi corazón latiera un poco más fuerte. ¿Qué cojones? Pero antes de reaccionar recordé que ya casi llegábamos a la hora de directo.

-¡Bien!- Dije finalmente, mirando la pantalla y cortando el contacto visual de golpe.

-¿Qué sucede?- Me preguntó confundido.

-Ya casi llegamos a la hora de directo. Deberemos de cortar ya. ¡Uff! Cómo vuela el tiempo. Muchas gracias a todos por estar acá…- Nos despedimos entre los dos y corté. Me recosté en mi lugar y reí un poco.

-¿Qué sucede?- Me miró nuevamente.

-Qué manera de reír hoy con vosotros… Iré a ver a mi hermana y vuelvo.- Me levanté, y escuché cómo él también lo hacía, pero antes de yo salir tomó de mi muñeca, le tiró hacia atrás y me colocó contra la pared, acorralándome con su cuerpo, poniendo sus manos a los lados de mi cabeza y viéndome fijamente. Ora vez me sentía algo inquieto internamente. ¿Qué me sucede? No es normal que me comporte de esta forma con… Él.

-Así que no soy considerao’ tu mayoh fan, ¿eh?- Me dijo con voz baja.

-S-Sabes que esa cara tuya no servía de nada contra ellas.- Dije a mi favor, corriendo un poco mi cara, nervioso.

-¿A no? Entonceh… ¿Qué debo haceh pah’ seh tu favorito?- Sentía cómo aún clavaba sus ojos en mí, acercándose poco a poco. ¿Qué le pasa? Ya no estamos en directo para armar salseo.

-Bien Mangel, buen chiste. Ya acabó el directo, puedes parar ya con esto, ¿sí?

-¿Acaso creeh que eh una broma, Rubiuh?- Su aliento acarició mi mejilla. Mi cuerpo se movió sólo y giré la cabeza, haciendo que nuestras narices chocaran y entrelazaran respiraciones. Nuestros ojos volvieron a conectarse y yo temblé de los nervios. ¿Por qué me comportaba así ahora? ¿Por qué con él? ¿Qué me dice él, por qué se comporta así conmigo? No creo que al fin y al cabo me esté gastando una broma, no es capaz de llegar tan lejos… ¿O sí?

-Mangel, enserio… ¿Qué te pasa?- Dije algo temeroso de lo que podía responder, pero… ¿Tenía más miedo de que dijera que algo pasaba o de que nada pasaba? Ya ni sé…

-¿Qué me pasa? Pueh que ehtoy harto de ehcondeh muchah cosah, y máh cuando se trata de ti Rubiuh.- Me miraba algo triste y molesto. ¿Será mi culpa? No comprendo nada.

-¿De qué hablas?

-De ehto.- Tomó delicadamente mi cara y juntó nuestros labios en un abrir y cerrar de ojos. Empezó a besarme lentamente, él tomando un poco del control. Esperen… ¿Qué? ¿M-Me está besando? ¿De verdad está pasando? Pero… No me desagrada. Cierro de a poco mis ojos inconscientemente, siguiendo el dulce y tierno beso de él. De alguna forma, no me siento incómodo, ni siento asco. Nada de eso, me siento bien, reconfortante, como si esto lo desease desde hace ya tiempo. ¿Y si es eso, sólo que no me había dado cuenta? No sé, mejor no pienso y disfruto este momento. Lo abrazo por el cuello y él por mi cintura sin despegar nuestros labios ni un milímetros. Todo iba bien hasta que el puto timbre suena. ¿Quién ser…? ¡MI MADRE!

-M-Mangel…- Me separo de él, notando al fin que mis mejillas estaban sonrojadas. Mierda. Me mira, él también está algo ruborizado, pero al verme se ríe un poco. Cabrón.

-¿Sí, tomate?- Me las pagará.

-Debo ir a abrir. Es mi madre…- Dije algo apenado y salí de la habitación. Miré a mi hermana, que estaba recostada en el sillón, abrazando a mi Creeper, dormida. ¡Enserio! ¿Nadie me cree cuando digo que es una monada? Mangel llegó a mi lado.

-Ve a tomahla. Yo abriré la puehta.- Dijo y fue a ello. Caminé despacio para no despertarla y la tomé entre mis brazos. Es una lindura al dormir. Escuché a mi madre y al Padrino saludar a Mangel y entrar a la casa.

-Hola hijo. ¿Ya duerme?- Dijo mi madre, dándome un beso en la mejilla.

-Sí.- Sonreí.

-¿Estás bien Rubén? Te ves algo colorado.- Dijo el Padrino. Traté de mantener la calma.

-S-Sí, estoy bien. Sólo que tengo algo de calor, eso.- Reí nerviosamente.

-Espero que sea vedad hijo. ¿La mochila de tu hermana?- Dijo mi madre, mirando por todos lados, mientras el Padrino la tomaba en brazos.

-En la cocina, iré por ella.- Caminé, la tomé y me devolví. Mi pequeña ya estaba despertando un poco.

-Hermano…- Alzó sus brazos hacia mí. Me acerqué a ella y la abracé, dándole un beso en la frente.

-Cuídate, ¿sí? Puedes llevarte al Creeper, pero me lo devuelves, ¿vale?- Asintió y le revolví el cabello. Hizo lo mismo de los brazos con Mangel y él la abrazó fuertemente.

-Ya noh veremoh pequeña.- Él sabe tratar a los pequeños. Es tan mono él. Nos despedimos de mis padres y ellos se marcharon. Me senté de golpe en el sillón y Mangel me acompañó.

-Es una monada.- Dije de la nada.

-No máh que tú, Rubiuh.- Sentí mis mejillas arder, y a la vez su mano recorrer mi barbilla, para girarme hacia él y volver a besarme. Le seguí enseguida el juego. Ahora nadie nos debería molestar. O eso pensé hasta que mi móvil empezó a sonar. ¡PUTA VIDA! Lo cogí y contesté.

-¿Sí?

-Así que le diste de comer comer pizza, ¿no?

-P-Puedo explicarlo mamá…

-Tendremos una larga charla tú y yo, jovencito.- Mierda.

————————————————————————————————————————————————————

¡¡¡Holaaaaaaaaaa!!! He vuelto *CONFETTI*(?) ¿Me extrañaron? Yo, a decir verdad, sí. Los extrañé mucho QwQ<3

Bueno, hago oficial mi vuelta con este One Shot (Ya subido a Wattpad!) y que deseo que lo lean y les guste ^^ (Aunque… Si llegan hasta acá ya lo habrán leído .w. Soy retrasada…)

¡BIENVENIDOS LOS NUEVOS Y SALUDOS A LOS VIEJOS! Los amo mucho mis salsitas de Soja(?)

Un beso, y que hayan disfrutado del escrito<3

Žetva soje vrši se kombajnom koji biljku soje reže u visini zemlje, a sam kobmajn čisti zrno soje od ljuske i stabiljke. Sprema se u spremnik, te se istovaruje putem puža u prikolicu. Soja služi za ishranu ljudi i životinja, te se u posljednje vrijeme sve  više koristi.

Kakve veze ima veganstvo s gladi u svijetu?

..prema podacima UN-a, svaki sedmi čovjek na svijetu ne zna hoće li imati dovoljno hrane da preživi dan…dok se, s jedne strane, stanovnici razvijenih zemalja prejedaju namirnicama životinjskoga podrijetla i boluju od pretilosti i srčanih bolesti, s druge strane, više od 900 milijuna ljudi u svijetu gladuje, a 2 milijarde su pothranjene jer se žitaricama kojima bi se mogli prehraniti ljudi hrani stoka……….  

… u svijetu ima 3 puta više životinjskih farmi nego što ima ljudi, a sve životinje koje se uzgajaju za meso pojedu više proteina nego što ih proizvode.. samo životinje u SAD-u pojedu onoliko pšenice i soje koliko bi moglo nahraniti 2 milijarde ljudi, što iznosi 1/3 svih ljudi na svijetu…..    

ako bi svijet jeo biljke umjesto da njima hrani životinje na farmama, nitko na svijetu ne bi gladovao …

Soja potječe iz Azije i vodeća je uljna i bjelančevinasta kultura,  zrno se koristi kao izvor jestivih ulja  i bjelančevina,  kako za ishranu ljudi tako i za ishranu stoke, te u razne industrijske svrhe. Sjetva soje započinje oranjem zemlje u jesen, u proljeće se nastavlja sa finom obradom i sjetvom. Početkom jeseni soja se ženje kombajnima. 

Misija, vizija i cilj

 Misija- 1. Povećati obradive površine

            2. Modernizirati proizvodnju

            3. Prerada proizvoda

            4.Plasirati ih na tržište EU-a 

Vizija- postati jedan od najboljih OPG-a,kvalitetiniji, uslužniji i inovativniji.

Cilj - poslovanje OPG-a Anamarija Marković je nastaviti sa radom i proizvodnjom kukuruza, soje, pšenice, ječma i povrtnih kultutra.

Početak početaka

Započinje početkom 20-tog stoljeća, a intenzivnije krajem Drugog Svjetskog rata, gdje Šarec Isomec Stjepan tada u ruralnom području grada Zagreba započinje sa intenzivnijom  poljoprivrednom proizvodnjom. Misao vodilja bila je blizina tržišta Grada Zagreba.

Krajem 20.stoljeća Šarec Josip preuzima gospodarstvo od svoga oca, i tada prvi put se upisuje u registar poljoprivrednih obaveznika, današnji OPG. U idućih tridesetak godina Šarec Josip se bavi poloprivrednom proizvodnjom do svojega umirovljenja nakon čega Anamarija Marković preuzima isti OPG. 

Preuzimanjem OPG-a 2014.godine Anamarija Marković se nastavlja baviti ratarstvom i povrtlarstvom kojom prilikom se bazira na proizvodnju kukuruza, pšenice, soje, ječma i povrtlarstva gdje prednjači proizvodnja graha